¿No sales de una gripe? ¡Dile adiós para siempre!

¿No sales de una gripe? ¡Dile adiós para siempre!

Última actualización: 11-01-2019. Equipo Nutricioni

Pareja enferma coger frío. Hombre y mujer estornudando, tosiendo. La gente contrajo gripe, con secreción nasal.

Comienza con un malestar general, dolor muscular que se va apoderando del cuerpo, atacan dolores de cabeza, hasta que aparece congestión nasal, tos y fiebre.

Estos son los síntomas comunes que aparecen cuando se instala el síndrome gripal en el organismo, pudiendo afectar a menudo a personas sensibles e inmunosuprimidas.

En esta oportunidad, te mostramos todo lo que puedes hacer para que erradiques ese malestar tan fuerte, que muchas veces nos mantiene inactivos por varios días.

Lo más importante es aliviar los síntomas, para lo cual se recomienda tomar mucho líquido, reposo, medidas de higiene en las manos y vías aéreas.

Es probable que tengamos que tomar algún medicamento indicado por el médico, sin embargo con BioCestrés conseguirás la ayuda ideal para proteger el sistema respiratorio.

¿Qué puedo hacer?

La gripe hace que cambie el estado de ánimo en la persona, puede sentir cansancio, estrés e irritabilidad, impidiendo el desarrollo de actividades cotidianas.

En estos casos lo más recomendable es seguir estos consejos, para que pronto recuperes el alivio y bienestar que tanto necesitas:

Tomar mucho líquido y consumir alimentos sanos. Es muy probable que el apetito está disminuido, ya que se pierde un poco el sentido del gusto y el olfato.

Además, si la gripe se asocia con tos e inflamación de garganta, la pérdida de apetito se agudiza aún más. Sin embargo, no debes de dejar de alimentarte.

La recuperación temprana viene dada por la buena alimentación, por eso debes ingerir frutas, jugos, sopas de verduras, y todos los nutrientes que te apetezcan.

El agua es fundamental para mantenerte hidratado, por eso no debes dejar de tomar agua y otros líquidos para mantener el balance hídrico del cuerpo.

Vitamina C. Está científicamente comprobado que el sistema inmunológico se beneficia al incorporar ácido ascórbico en nuestra dieta diaria.

Al ingerir regularmente esta vitamina, suben las defensas del cuerpo, evitando la presencia de virus y disminuyendo la intensidad de las infecciones virales y bacterianas.

Las frutas cítricas, como naranja, mandarina, lechosa, fresas, limón, melón, piña, entre otras son una excelente fuente de vitamina C, que puedes complementar con BioCestrés, para obtener resultados eficaces.

Reposo. Es la palabra mágica para contribuir con la mejora de los síntomas, el descanso es fundamental, debe ser en un sitio confortable, fresco, sin ruido.

Se debe procurar dormir lo suficiente, para recuperar energías, vitalidad y fuerza. Si presentas dolor de cabeza, lo ideal es dormir en habitación oscura y una cama muy cómoda.

¿Cómo se contagia la gripe?

Todos sabemos que la gripe es provocada por el virus de la influenza que afecta el sistema respiratorio.

Por lo general, cuando nos enfermamos a causa de un virus, el organismo crea anticuerpos que luchan en su contra, evitando que vuelvas a contraer la enfermedad que produjo el virus.

Sin embargo, el virus de la influenza, sufre mutaciones o cambios que lo hacen resistente a los anticuerpos o defensas del organismo, por lo cual, la gripe se vuelve a presentar en cualquier momento.

Es decir, que al contraer gripe, creas anticuerpos que te protegen pero de una manera parcial, pudiendo el virus volver atacar nuevamente.

Para evitar gripes frecuentes y los molestos síntomas que acompañan este virus tan contagioso, toma  BioCestrés y tendrás anticuerpos y defensas naturales para siempre.

La forma como se contagia este virus es a través del aire. Cuando una persona con gripe tose o estornuda sin protegerse, afecta a las personas que están a su alrededor.

Igualmente, una persona sana que tenga contacto con objetos que hayan sido tocados por aquella q tenga gripe, fácilmente adquiere o contrae el virus.

Puede que el virus esté instalado en tu cuerpo y no se haya manifestado, por lo que puedes contagiar a otros, incluso un día antes de sentir el primer síntoma.

Por lo general, se producen epidemias en los colegios, sitios de trabajo u otros lugares donde se concentre gran cantidad de personas.

Sin embargo, no todas las personas que tienen contacto con el virus, suelen enfermarse, aunque pueden transmitir la infección, por lo que el control se hace difícil.

En cuanto a la población más vulnerable para el contagio del virus son los niños y los ancianos, también las mujeres embarazadas y aquellas personas con historial de enfermedades respiratorias.

Las abuelas recomiendan

Sopa Con Pollo, aliviar la gripe

Las recomendaciones dadas por las abuelas respecto a la cura de la gripe, han venido de generación en generación. No debemos pasar por alto estos consejos tan sabios.

Alerta al primer síntoma. No se debe permitir que el virus se propague o se fortalezca, por muy leve que parezca el dolor de garganta, cabeza,  mareos o escalofríos, comenzar el tratamiento.

Calentar el cuerpo. El calor favorece la eliminación del virus, independientemente que tengas fiebre, se deben abrigar los pies usando medias para mantener la circulación

Consumir alimentos calientes. Evitar los alimentos fríos, porque pueden complicar los síntomas. El agua debe tomarse a temperatura ambiente y doblar la cantidad que se toma normalmente.

No sonarse la nariz en las manos.  Se debe usar pañuelos limpios, evitar el contacto de las manos con los ojos, para que el virus se propague e infectar otros órganos.

La gripe se contagia muy rápido. Así que evita el contacto con las personas con quienes compartas o convives a diario, si están afectadas con este virus.

Las inhalaciones de vapores de eucalipto. Úsalas con sal marina son muy recomendadas para la descongestión nasal, hacerlas dos veces al dia.

Tomar infusiones calientes de jengibre. Además saúco, malojillo, hojas de limón, son muy efectivos para controlar la gripe y mejorar los síntomas asociados.

Tomar sopa caliente de pollo. A esta le agregas ajo y cebolla, que por sus propiedades antibióticas, contribuyen a restablecer la normalidad de la salud.

Bañarse con agua caliente. Ya que el vapor te ayuda a descongestionar y eliminar mucosidades, además relaja el cuerpo y activa las defensas.

Jugo de naranja. El zumo de esta fruta no debe faltar en el tratamiento para la gripe, por su alto contenido en vitamina C, protege las mucosas y aleja el virus.

La verdad acerca de la vacuna antigripal

Mucho se ha dicho sobre la efectividad o no de la vacuna contra la gripe, sin embargo, estudios científicos han realizado innumerables pruebas para demostrar su acción.

En efecto, una investigación reciente demostró que la vacuna contra el virus de la influenza, reduce de un 40%a un 60 % de contraer la enfermedad.

Sin embargo, funcionan mejor en la protección contra los virus de la influenza  tipo A (H1N1) y B, contrario a la menor protección que brinda contra los virus de la influenza tipo A (H3N2) .

Aunque la efectividad de la vacuna depende de dos factores principales que son las características de la persona a la cual se le aplica, como la edad y el estado de salud.

El otro factor esta determinado por la combinación de los virus que se incluyen en la vacuna, ya que si el virus que circula en el ambiente no coincide con el de la vacuna, el efecto de la misma no será beneficioso.

Las vacunas más utilizadas son la trivalente, que ataca básicamente tres tipos de virus de la influenza, y la tetravalente que protege contra cuatro virus.

Sin embargo, estas vacunas no protegen contra el virus que causa el resfriado común (rinovirus), razón por la cual, en ciertas temporadas como las lluviosas, aumenta el número de personas con gripe y resfriado.

Para protegerte de una manera efectiva, natural y segura, nada mejor que BioCestrés excelente aliado para tu sistema inmunológico.

¿Es lo mismo resfriado y gripe?

Mujer joven con resfriado. Mientras se limpia con una servilleta

Generalmente, la mayoría de las personas no tienen claras las diferencias entre un resfriado y una gripe.

Y es que, realmente sus síntomas son tan semejantes, que tienden a confundirse. Veamos cómo se diferencia una de otra.

Sabías que si tienes gripe, es muy probable que te dé fiebre, por lo general alta, por encima de 38 °C. En el resfriado la fiebre es poco probable.

De la misma manera, el dolor de cabeza es frecuente cuando hay gripe y poco frecuente en el resfriado.

El malestar general y dolores en todo el cuerpo, se dan de fuerte intensidad cuando tenemos gripe, y de manera muy leve cuando estamos resfriados.

La fatiga, debilidad y agotamiento son muy comunes en personas con gripe, notándose incluso hasta 3 semanas después de pasar el virus. El resfriado no causa este síntoma.

En relación con el estornudo y la secreción nasal, se observa más frecuente en personas con resfriado.

La tos resulta muy intensa en las personas con gripe, mientras que disminuye en los resfriados.

La garganta y el pecho se ven afectados por el dolor y la irritación en ambos casos, sin embargo, en la gripe este síntoma es más intenso.

La gripe se puede complicar con enfermedades más fuertes como bronquitis, neumonía, y bronconeumonía. El resfriado no pasará de complicarse con otitis o sinusitis.

Cuidado, una gripe mal curada puede complicar tu salud

La gripe, comúnmente tiene una duración de 3 a 7 días. Pero debemos tener mucho cuidado si al pasar de 2 semanas los síntomas persisten y más aún si la hemos tratado.

Las complicaciones de una gripe, pueden afectar las vías respiratorias superiores como la nariz y la garganta, y las vías respiratorias inferiores como los bronquios y pulmones.

Entre las enfermedades más comunes que pueden generarse por un tratamiento inadecuado o por una complicación de la gripe, tenemos:

Sinusitis. Puede que la gripe se confunda con esta inflamación de los senos paranasales, que causan mucosidad, obstrucción nasal, dolor de cabeza y fiebre.

Por eso, si al cabo de 7 días, continúa el malestar y no ceden los síntomas con el tratamiento, reposo y las indicaciones para el síndrome gripal, se debe acudir al médico.

Neumonía. Ocurre cuando una bacteria o un virus causa infección pulmonar, provocando que los alvéolos de aire se llenan de mucosidad, pus o fluidos.

Esta enfermedad cursa con síntomas muy parecidos a la gripe, los cuales no ceden tan fácilmente, persistiendo la fiebre, el dolor en el pecho y la tos con flema.

Las personas con más riesgo de contraer esta patología, son pacientes que cursen con enfermedades crónicas, inmunodeprimidos, como transplantados, quimioterapia y VIH.

También son susceptibles los adultos mayores de 65 años o más, los niños menores de 2 años, quienes corren mayor riesgo de complicación y muerte a causa de esta enfermedad.

Bronquitis aguda. Es la inflamación de los bronquios, que muchas veces surge a consecuencia virus, resfriados o gripes mal curadas.

Los síntomas son parecidos a la gripe, aunque la tos suele durar varias semanas, que debe tratarse para que no se vuelva crónica.

Otitis. Se inflama el conducto que comunica el oído con la nariz, producto de la mucosidad que se produce por la gripe.

Todo esto hace que se congestione el conducto auditivo, por lo que impide oír correctamente.

¿Cómo aumentar las defensas y alejarme de la gripe?

Si queremos tener nuestro organismo sano, fuerte y resistente contra el virus de la gripe, debemos alimentarnos en forma adecuada para subir esas defensas. Veamos cómo:

1.- Desayunos con mucha energía, debemos incluir alimentos con propiedades antisépticas, probióticas y antibióticas.

Puedes desayunar con un vaso de jugo de naranja natural, una rueda de pan integral con orégano y aceite de girasol y un yogurt.

2.- En el almuerzo, continuar con los alimentos ricos en vitamina C, y que contengan propiedades antibióticas y astringentes.

Un buen almuerzo debe incluir una sopa de pollo o de cebolla, además de vegetales de hojas verdes y frutas cítricas.

3.- En la cena, no debes dejar de consumir tus sopas o cremas de verdura, rueda de pan integral, mucho jugo de remolacha con limón.

4.- Y antes de ir a la cama, nada mejor que una infusión bien calentita de malojillo, limón y jengibre, endulzada con una cucharadita de miel. ¡Despertarás como nuevo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *