Mujer joven enseña a su hija a cocinar con vegetales

No quiero enfermar pero no sé ¿Cómo aumentar mis defensas?

No quiero enfermar pero no sé ¿Cómo aumentar mis defensas?

Última actualización: 30-11-2018. Equipo Nutricioni

Gozar de buena salud es un privilegio, sin embargo muchas personas dan por hecho que estar sanos es un estado implícito de vivir. Pero la verdad es que debemos poner de nuestra parte para mantener un buen nivel de defensas para no llegar a enfermar; y es allí cuando surge la duda sobre ¿cómo aumentar las defensas?

El cuerpo humano está preparado adecuadamente para afrontar infecciones provocadas por agentes patógenos. Sin embargo, es prudente brindar un respaldo para ayudar en este trabajo de protección; sino se brinda un apoyo adecuado y oportuno al sistema de defensa, este se debilita.Sistema inmune. Anatomía humana. Silueta humana con órganos internos.

No es complicado mantener o aumentar el sistema de defensas, se trata más bien de adquirir y conservar rutinas sanas de vida.

Sin embargo de unos cuantos años hasta el presente han surgido cambios socioculturales, avances científicos y tecnológicos, con la intención de facilitarnos la vida, más bien nos están enfermando.

Y esto se nota principalmente en las grandes ciudades, en donde los compromisos y la necesidad para destacar en una sociedad altamente competitiva, marca el ritmo.

La falta de tiempo debido a extensas jornadas de trabajo, sumado al tiempo muerto que pasamos sumergidos en el tráfico de la ciudad, nos consumen energía.

Son ejemplos de cómo cada día está lleno de actividades que requieren nuestra atención y dedicación, mientras que nos vamos olvidando de nosotros mismos.

Ocuparnos de sentirnos bien no es una cuestión de cómo lucimos externamente, es un proceso que comienza desde el interior involucrando mente, cuerpo y voluntad.

Antes y durante el ataque, hay que mantener altos niveles de defensa

Cuando escuchamos hablar del sistema inmune lo primero que suele venir a nuestra mente es la idea que existe algo en nuestro organismo que nos protege pero que no vemos.

Y no esta muy lejos de ser así, pero solemos obviar el hecho de que a piel es el órgano más grande y que es por lo tanto es la barrera de protección más grande que tenemos.

Pero en este punto vamos a concentrarnos en nuestro sistema inmunológico interior el que no vemos, pero es tan importante como la piel.

Tanto las defensas internas como externas son exactamente igual de importantes y necesarias, trabajan simultáneamente, por lo que hay que ayudarlas a cumplir con con su misión de proteger.

Se dice que la salud viene de adentro, lo que nos haga sentir bien por dentro se verá reflejado por fuera.

Incluir alimentos sanos, una rutina de ejercicios adecuada a la resistencia y capacidad de nuestro cuerpo y tener la voluntad porque sin ella nada se hace, son las herramientas para gozar de buena salud.Representación gráfica de una vida sana, con buena alimentación y ejercicio

Hay que mentalizarse y tomar conciencia que “No ocuparse de la salud a tiempo es preocuparse a destiempo”.

Y para ayudar en el mantenimiento de unas defensas altas, antes y durante de cualquier daño del que podamos ser víctimas, contamos con el apoyo de productos como CelProtek que por sus componentes, es un importante aliado de la salud.

Toma nota y arma tus defensas

Mantener o aumentar  las defensas del cuerpo no es complicado,  presta atención a continuación te daré algunas claves.

Una pequeña muestra de lo que puedes comer y hacer para blindar tus defensas y puedas disfrutar plenamente de cada día con energía y buena actitud:

Ingiere vitamina C de manera natural: de preferencia para que las vitaminas sean más eficientes, lo mejor es comer algún alimento que las contenga: frutas, vegetales, legumbres, etc.Frutas ricas en Vitamina C

Cuida tu flora intestinal. No abuses del consumo de alimentos altamente picantes o ricos en grasas, ingiere dosis moderadas de bebidas alcohólicas, respeta los horarios de comida.

Si el aparato digestivo no funciona adecuadamente podremos tomar vitaminas, comer sanamente, ingerir suplementos, etc. Pero un sistema “averiado” no hace bien su trabajo.

Duerme al menos ocho horas cada día. Tener un sueño reparador es fundamental para poder recuperar las energías perdidas.

Vigila tu peso. Tener exceso de peso altera el funcionamiento de la insulina, que es la hormona que se encarga de proporcionar la energía a las células para q no se debiliten.

5 al día. Come más frutas y verduras, para ser más específicos 5 porciones a lo largo del día contribuyen a mantenerte sano y consume menos alimentos ricos en grasas.

No te olvides del agua. Se deben tomar de 6 a 8 vasos de agua al día, de esta manera se eliminan las toxinas que provocan debilitamiento en el sistema inmune.

Buena actitud. Se optimista, busca lo positivo en las cosas que sucedan a tu alrededor esa es una buena manera de mantener en alto las defensas, la negatividad te enferma.Hombre haciendo gestos en su cara, avisando que está feliz

Conoce las plantas “salva defensas”:

  • Eucalipto: antiséptico ayuda al aparato respiratorio.
  • Llantén: alivia la tos.
  • Uña de gato: estimula la capacidad de destrucción de los glóbulos blancos contra agentes dañinos.
  • Equinácea: antibiótico natural.

Aliado alternativo. Conoce a CelProtek observa su composición y comprobaras que es el mejor aliado que tendrás para mantener unas defensas altas.

Por dentro y por fuera: sistemas de defensa trabajando en conjunto

Nuestro cuerpo posee defensas internas y externas, los cuales protegen áreas específicas y al mismo tiempo  protegen todo.

La piel es la primera barrera de defensa que se encuentran los microorganismos que pretende penetrar y causar daño, el sudor y otras sustancias ayudan en este proceso de protección externo.

De allí la importancia de conocer la manera de cuidar y proteger la piel, Para afirmar ¡Sí, tengo una piel sana!.

La piel es el órgano más grande que poseemos, está en constante contacto con agentes del ambiente perjudiciales, como los rayos UV del sol, polvo, humedad, insectos, etc.

Recién comentamos algunas rutinas de ayuda para mantener y aumentar las defensas del cuerpo desde dentro.

Pero también es bueno que tengas en cuenta como puedes cuidar la piel, para reforzar así todos los datos anteriores:

  • Vestir con telas que le permitan transpirar: algodón, seda, fibra natural.
  • Usar protector solar de un alto factor de protección principalmente en la cara es muy importante.
  • Al usar cosméticos como cremas o perfumes, buscar aquellos que tenga el más bajo nivel de componentes químicos, para así no crear un desequilibrio en el nivel de Ph de la piel (nivel de ácido).
  • Utiliza cremas hidratantes que ayuden a conservar la humedad natural de la piel, para así mantener su flexibilidad y tonicidad.

Se trata de un trabajo en equipo y lo que usemos para cuidar este órgano protector va a ayudar a  combatir al “enemigo”. Sin olvidar que el cuidado viene desde adentro, por lo que con anterioridad te di sencillos datos, pero muy eficaces a la hora de mantener y aumentar las defensas .

Y tengan presente a CelProtek que es una manera de cuidar integralmente el organismo, porque combina elementos altamente curativos.

Si de manera individual cada elementos es beneficioso imaginense lo que son capaces de hacer actuando de manera conjunta en un mismo producto.

Enemigos que nos debilitan

Comenzamos con una pregunta ¿Cómo aumentar mis defensas? Lo que trae implícito el hecho de que entonces existe algo que afecta nuestro sistema de defensa.

El estrés, la mala alimentación, la falta de sueño, el sedentarismo, los malos hábitos como fumar, beber en exceso, normas de higiene inadecuadas.Hombre joven con manos en su frente con sintomas de estrés mientras le pasan diferentes cosas

Esas son solo algunas de las causas, hay que tenerlas presente pero sin enfocarse en lo negativo, hay que actuar en positivo.

Vigila lo que comes y cómo lo comes porque a través de los alimentos se adquiere una combinación de vitaminas, minerales y proteínas, de manera sencilla, económica y agradable, porque comer es un placer.

Practica alguna actividad física, no tiene porque ser un deporte de grandes exigencias. Realizar una caminata a paso ligero cada día de al menos 30 minutos, es un ejemplo.

Tomarse un tiempo para estar con uno mismo, meditar, poner la mente en blanco 5 o 10 minutos relaja el cuerpo y lógicamente la mente, estarás aportando salud.

Aprendiendo como niños

Cada artículo pretende dejar una pizca de conocimiento, compartir un aprendizaje con la única finalidad de aportar contribuir con el bienestar.

Sin embargo recordemos cuando éramos niños, cuáles son las enseñanzas que hasta el día de hoy mantenemos en nuestra memoria y que con facilidad recordamos.

Es más fácil recordar y mantener un aprendizaje que se haya adquirido por una imagen, y si es a través de manera audiovisual aún más.

Por eso con este artículo me gustaría compartir el título de tres películas que tienen mucha relación con el tema que estamos tratando aquí; cada una con un mensaje muy particular que espero valoren.

Cuando dejamos que el piloto automático nos guíe. La primera recomendación se trata de Wall-E (2008). La tierra en un futuro muy lejano deshabitada por la contaminación generada.

Los humanos fueron desalojados y reubicados en una nave espacial donde conviven en una atmósfera de baja gravedad, lo cual les ha traído graves problemas de salud.

Todos los habitantes humanos de esta nave debido a la microgravedad sufren una pérdida severa ósea y han desarrollado una obesidad extrema.

El capitán de la nave deja el control de la esta, al piloto automático y se despreocupa de todas sus funciones y con él toda la tripulación, los cuales demuestran una salud bastante deteriorada.

No dejes tu salud en piloto automático, activate y ocúpate de mantener en alerta tu cuerpo, recuerda que es el único que tienes.  

Si no cuidas a tiempo de tu cuerpo puedes causarle daños irreversibles o que cuando quieras comenzar a cuidarlo te lleve más tiempo la recuperación.

La actitud, emociones y sentimientos te definen

La segunda recomendación “Como agua para chocolate” (1992). Ambientada en la época de la revolución Mexicana.

La hija menor de una familia “Tita” es quien junto con Nacha la cocinera se encarga día tras día de la elaboración de la comida de la familia, heredando así habilidades muy especiales al momento de cocinar.

Todas las emociones, sentimientos y estados de ánimo que tiene Tita son transmitidos en sus preparaciones.Mujer joven enseña a su hija a cocinar con vegetales

Si estaba triste la comida quedaba amarga, si estaba feliz la comida sabía especialmente deliciosa, si estaba enojada hacía enfermar a todo aquel que la comiera, la comida absorbía toda su energía.

¿No se han percatado de la sensibilidad de los alimentos? ellos tienen sus características propias, pero también absorben nuestra energía.

Al cocinarlos o al comerlos según sea nuestro estado de ánimo y el gusto que tengamos al comerlos, nos sentarán mejor o peor en el cuerpo, por eso disfruta de la comida y potencia sus propiedades.

Cuando de salud se trata no te conformes: busca, investiga. Y como tercera recomendación “First do no harm” (1997), que tendría una traducción literal como: “Primero no haga daño”.

En una familia promedio norteamericana, el hijo menor comienza a convulsionar y progresivamente va empeorando. Comienza a recibir tratamientos muy agresivos para el control de la epilepsia, que en lugar de mejorarlo causan el efecto contrario.

Estos tratamientos además llevan a la familia casi la ruina; en medio de la desesperación la madre investiga y descubre un tratamiento alternativo.

Se trata de una dieta que se está aplicando a pacientes epilépticos y que ha dado excelentes resultados, luego de un proceso de desintoxicación de los fármacos el niño comienza una franca recuperación.

Podemos sentirnos muy bien constantemente, pero un día de repente la salud se puede quebrantar sin motivo aparente.

Y buscando una cura a ese mal que nos aqueja, comenzamos tratamientos médicos que no dan los resultados esperados; nunca te quedes con una sola opinión y procura siempre buscar las alternativas curativas menos agresivas.

Que defender tu salud sea la prioridad de cada día

Cuidar de la salud es un acto diario, desde el momento en despertamos hasta cuando llega la hora de dormir y no tiene por qué ser una labor desagradable.

Por el contrario, rutinas sencillas y constantes hacen la diferencia en la conservación de un buen nivel de defensas, ya hemos hablado de ello.

Despierta de buen humor, toma una ducha alternando agua fría y caliente para activar tu circulación.

Toma un desayuno sano que active tu flora intestinal y acompañalo con CelProtek para empezar el día con las defensas bien altas, disfruta y saborea el desayuno es la primera comida después de al menos ocho horas de ayuno.

Antes de salir de casa mírate al espejo y regálate una sonrisa, abraza el optimismo y ve con la convicción de que será un muy buen día, de ser posible camina.Mujer joven mirandose al espejo tocandose la cara con productos para la piel al fondo

Si hay sol usa protector solar, si llueve no olvides tus botas y abrigate bien, siéntete orgulloso de ti y de lo que haces.

Comparte con tus compañeros y mantén a raya a las personas tóxicas, ellas tienen la capacidad de causar enfermedades emocionales.

Procura cada día aprender algo nuevo, plantéate pequeños retos que haga que tu cerebro se ejercite y prémiate por cada objetivo conseguido.

Es un hecho científico que la actitud es la mejor defensa contra cualquier enfermedad, poco servirá cualquier clase de tratamiento, con una actitud pasiva y apática. Es válido que te preguntes ¿Cómo proteger el sistema inmunológico?, pero ten presente el 80% es actitud.

Busca el momento dos o tres veces por semana hasta  que se haga un hábito, desconectar del mundo. Usa la meditación para estar contigo mismo, para hacer higiene mental y no permitir que pensamiento negativos se posen en tu mente, nadie está diciendo que sea fácil pero tampoco es imposible.

Escucha consejo y llegarás a viejo. Refuerza tus buenos hábitos y no los abandones, la energía se contagia tanto la buena como la mala, comparte tu buena energía y regala salud. Siempre se está a tiempo de comenzar algo positivo y tu salud te lo agradecerá.Hombre y mujer joven bailando en mitad de una cocina

El mejor consejo de hoy: ”Deja el estrés a un lado”, es el enemigo número uno del sistema inmune.

La mejor defensa es el ataque, por eso cuando sientas que vas a ser víctima del estrés, da un paso adelante y antepón una buena actitud, costará al principio pero luego será un hábito.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *