pareja con alzheimer, Un hombre mayor visita a su esposa con enfermedad de Alzheimer en la casa de reposo

No pierdas la memoria: Alzheimer diagnóstico oportuno

No pierdas la memoria: Alzheimer diagnóstico oportuno

Última actualización: 03-06-2019. Equipo Nutricioni

Con el paso del tiempo, las personas dejan de ser las mismas, incluso pierden la memoria. Para evitar el Alzheimer, un diagnóstico oportuno será requerido.

De ser así, se debe conocer mejor su significado, el cual es, una alteración neurodegenerativa primaria que se origina en pacientes con edades a partir de 65 años en adelante y en ocasiones, en pacientes no tan mayores.

Los cambios cerebrales en los pacientes son de nivel microscópico, se concentran principalmente en el tejido y en la pérdida progresiva de la acetilcolina.

Además de la edad, existen otros factores como el sexo, el cual, indica una mayor tasa de mortalidad de casi el doble para los hombres en comparación con las mujeres.

Esta patología fue descubierta en 1906 por el psiquiatra y neurólogo Alois, Alzheimer, al efectuar análisis sobre una paciente llamada Augustine Deter, la cual, padecía una enfermedad degenerativa y demencia progresiva.

Del estudio y seguimiento de su enfermedad se hizo posible al poco tiempo, definir el Alzheimer como una enfermedad neurodegenerativa hasta la actualidad.

El análisis médico detecta Alzheimer cuando las áreas de los lóbulos frontotemporales se atrofian, así como la pérdida de tejido cerebral, lo que provoca hidrocefalia ex vacuo y ovillos neurofibrilares en el citoplasma de las neuronas.

Sin embargo, hay que recordar que se trata de una condición muy compleja y es muy difícil saber quién la desarrollará, por ser de causa desconocida, ya que influyen muchos factores juntos.

Puede tener distintas causas, por ejemplo: la edad, sexo, raza, herencia familiar, factores genéticos y medioambientales.

Puede presentarse según su intensidad en 3 tipos, Alzheimer de estado leve, moderado y grave.

En el primero, el daño pasa desapercibido, la persona olvida pequeñas cosas, en el segundo, el daño se hace evidente, porque resulta dificultoso desempeñar tareas cotidianas.

Y en el último, todas las áreas de la función cognitiva son afectadas, hasta olvidan su propia apariencia.

pareja con alzheimer, Un hombre mayor visita a su esposa con enfermedad de Alzheimer en la casa de reposo

Síntomas que permitirán detectar el Alzheimer en tiempo oportuno

Como se expuso anteriormente, el Alzheimer puede irse observando en 3 distintas fases, con sus distintos niveles de gravedad.

Es por ellos que al principio no se notará tanto, aunque pequeñas pistas de pérdida de memoria son las que darán el primer aviso de alerta.

Existen algunas personas, que para salir de dudas, han decidido esperar tiempo hasta que se note el déficit causado por la degeneración neuronal progresiva y así poderse asegurar de la presencia de la enfermedad y es un grave error.

Porque esto influirá en la vida del paciente, pudiéndose incapacitar en la realización de tareas simples en el hogar.

Además su habilidad de comunicación, lectura, escritura y aprendizaje será dificultosa. Por lo que es mejor, tratar en lo posible, realizar chequeos médicos antes de tiempo.

Síntomas neurológicos, según los niveles de daño:

  • Pérdida de memoria a corto plazo. Por lo general se nota cuando no se dificulta la posibilidad de retener información.

  • Pérdida de memoria a largo plazo. Se presenta cuando el paciente empieza a perder información personal, tales como fecha de nacimiento, estudios o profesión.

  • Alteración en la capacidad de razonamiento. Al no poder recordar muchas cosas, la capacidad de raciocinio y discernimiento disminuyen su efectividad.

  • Afasia. Significa la incomprensión de palabras comunes o la pérdida de vocabulario.

  • Apraxia. Descontrol sobre los músculos propios, en actividades simples como el abotonarse una camisa.

  • Pérdida de la capacidad espacial. La persona presenta desorientación, a pesar de que se trate de lugares ya conocidos.

  • Cambios de carácter. Como confusión, irritabilidad, apatía, falta de iniciativa, decaimiento y espontaneidad.

Como resultado de estos síntomas, se pueden obtener otros, como es el caso de la depresión, que sale a relucir por la incapacidad de comunicación, concentración, pérdida de información familiar y baja autoestima debida a la dependencia e impotencia.

Esto último, causa depresión cuando el paciente no puede hacer nada independientemente y necesita supervisión constante de algún familiar o amigo.

En estos casos, es mejor ubicar actividades que sean posibles de ejecutar para el paciente y adaptarlas a su situación, pero nunca se le debe dejar constantemente en ese estado.

Diagnóstico y pruebas médicas que detectan Alzheimer en el momento adecuado

El diagnóstico principal será aquel suministrado por el propio paciente o sus familiares que detectarán la enfermedad en sus pasos iniciales, cuando aún no haya avanzado lo suficiente como para causar daños más graves o irreparables.

Todo inicia con la dificultad de recordar cosas simples, es en estas señales donde la visita al médico es crucial.

Ellos poseen aparatos novedosos con los cuales poder visualizar las condiciones en las cuales se encuentra el cerebro, haciendo énfasis en el deterioro del tejido y el atrofiamiento de los lóbulos.

Existen varias pruebas para detectar esta singularidad, desde su prevención hasta después del fallecimiento del paciente. La más conocida es:

La exploración física y neurológica. En donde el médico hace un examen físico y muy probablemente, también evalúa la salud neural general mediante estas pruebas:

Reflejos, sentido de la vista y oídos, equilibrio, capacidad para levantarse de la silla y caminar, además de la tonalidad y fuerza muscular.

Los análisis de laboratorio. Son los efectuados mediante un muestreo de sangre, por lo general, es usado para descartar otros síntomas por los cuales se origine la pérdida de memoria como algún déficit en vitaminas.

Los análisis neuropsicológicos y de estado mental. Para el estado mental se pueden efectuar diversas pruebas en conjunto para evaluar la memoria y las otras capacidades intelectuales.

Mientras que con los neurológicos, se permite diferenciar detalles más específicos por encima de la edad o nivel académico del paciente, esto sirve de partida para rastrear la progresión de los síntomas en el futuro.

La diagnosis por imágenes hechas al cerebro. Permiten detectar las causas visibles del Alzheimer en el cerebro, como accidentes cerebro-vasculares, traumatismos o tumores que causan los problemas cognitivos.

Las pruebas de diagnóstico futuro. Según investigaciones, con estas pruebas se mide la evidencia biológica de los procesos de la enfermedad en el cerebro. Lo que favorece al diagnóstico temprano antes de la aparición de los síntomas.

Quédate para observar cómo prevenir y tratar el Alzheimer con métodos variados.

Métodos que sirven de prevención contra el Alzheimer

Algunas de las recomendaciones que dan los expertos es la detección precoz de los primeros síntomas, además de ejercitar la memoria y las habilidades intelectuales.

Mantener una dieta nutritiva y baja en grasas protegerá al deterioro cognitivo, donde la vitamina E puede jugar un papel imprescindible al servir como antioxidante neuronal y del tejido cerebral.

Según varias pruebas, se ha demostrado que mantener una calidad de vida saludable reduce los riesgos de padecer Alzheimer en un 40%.

Vigilar algunos comportamientos no genéticos permite adelantarse al brote de Alzhéimer, por lo tanto te indicamos cuáles son:

Nivel de educación. La lectura, el estudio y la razón ejercitan la memoria, con lo cual se hace más difícil la apreciación de los síntomas.

Salud cardiovascular. Puede causar diferentes afecciones al sistema cognitivo, como diabetes, hipertensión arterial, falta de ejercicio, obesidad o tabaquismo.

Causando que los nutrientes se vean afectados por las toxinas, grasas y azúcares presentes en la sangre, impidiendo que el  cerebro y las neuronas se mantengan saludables.

Traumatismo craneoencefálico. Son aquellas contusiones y golpes fuertes causados por accidentes que pueden afectar la capacidad cognitiva, dejando daños prolongados.

Depresión. Es causada cuando la enfermedad está avanzada y el paciente logra reconocerlo, dándose cuenta de su incapacidad para hacer determinadas cosas. En cuyo caso no se deberá dejar solo ni aislado.

Puede conseguirse un entorno de seguridad y contención a una persona que padezca Alzheimer, para conseguirlo hará falta reducir tareas que demanden memoria estableciendo y fortaleciendo una buena rutina, que consiste en:

  • Mantener llaves, billeteras, celulares y otros objetos importantes en el mismo sitio.
  • Conserva los medicamentos en un lugar seguro, junto a un papel donde se muestre las dosis ingeridas.
  • Asignar los pagos y cobros de cuentas o tarjetas en modo automático.
  • Coloque contactos de mayor importancia en el teléfono.
  • Instale pasamanos en escaleras y baños.
  • Haga un calendario en una pizarra para poder seguir las rutinas y marcar las que estén terminadas.
  • Asegure que el paciente lleve toda su documentación a mano.
  • Coloque fotografías visibles en toda la casa.

Tratamientos médicos actuales para la lucha contra el Alzheimer

Se ha reconocido a esta patología de acción lenta, porque desde que aparecen los primeros indicios o síntomas, hasta que comienza una etapa de gravedad mayor, pueden pasar años.

Dependiendo de los factores antes mencionados, una persona puede tardar entre 5 a 20 años en manifestar esta evolución.

Sin embargo, en la actualidad, existen algunas fórmulas que pueden retrasar la progresión de la enfermedad.

Las más usadas son anticolinesterásicos o inhibidores de la acetilcolinesterasa, además de otros encargados de aumentar la acetilcolina en el cerebro, como tacrina, galantamina, memantina y rivastigmina.

Aunque lamentablemente son efectivos en la primera etapa de la enfermedad, pudiendo incluso, aminorar los efectos negativos en el nivel moderado.

Este método de medicación, puede retrasar el progreso del deterioro cognitivo en medio año aproximadamente, según estudios en pacientes, el 50% se vio favorecido y otro 20% respondió bien, mientras que el 30% restante no mejoró.

Para atacar todas las zonas afectadas, el tratamiento se combina con otro asintomático, que irá atacando los síntomas que se van presentando durante el Alzheimer como insomnio, depresión, agitación, estreñimiento, inmovilidad, etc.

Para aquellos síntomas cuya procedencia es psicótica, se pueden aplicar medicamentos neurolépticos, sólo cuando sean casos extremos, para evitar que otros sistemas neuronales sean afectados.

También, puede ser tratado el Alzheimer mediante la vacuna AN-1792, que está basada en la forma sintética de la proteína beta amiloidea, que elimina las placas del cerebro y evita la aparición de nuevas.

Mantener la disponibilidad en las personas encargadas de dichos pacientes es fundamental, ya que su cuido requerirá de paciencia frente a su estado de irritabilidad y falta de memoria.

Para facilitar el trabajo deberás:

  • Amoldarse a la edad del paciente y no ocultarle nada.
  • Mantener un tono positivo, sin dar órdenes ni exigencias
  • Hablarle de forma relajada y resumidamente sobre las cosas, para que pueda entender mejor.
  • Incentivar la independencia del paciente con tareas que pueda realizar el paciente, puede ayudarlo, pero no le anule sus acciones.

Alimentación sana para una memoria saludable

Aunque no se ha demostrado a ciencia cierta que algún alimento prevenga el Alzheimer, lo que sí es cierto, es que un buen hábito alimenticio que provea los nutrientes que el cerebro y neuronas necesitan reducirán el riesgo de padecerlo.

Salmón, atún y sardinas. Según diversos estudios, estos peces aportan un 10% de oposición al deterioro cognitivo, puesto que contienen ácidos grasos omega 3, la cual es una proteína que mejora la resistencia entre las conexiones neuronales.

Huevos. Son una proteína a tomar en cuenta, ya que proporciona colina, una especie de vitamina B que ayuda a mejorar la memoria del paciente, en condiciones de Alzheimer, existen muchas disyuntivas.

Pero al menos que el médico lo dictamine, siguen siendo de mucha ayuda a las neuronas, puesto que brindan muchos minerales para la elaboración de estas células.

Col y espinacas. Es la mejor manera de obtener ácido fólico de vegetales, ya que los de color verde son quienes lo aportan. A este suplemento se le conoce también como vitamina B9.

La cual provee una mejora de las funciones cognitivas y un alto índice de éxito al prevenir el Alzheimer.

Cúrcuma. Su compuesto activo la curcumina, es capaz de eliminar la inflamación incluso del cerebro y provocar la inhibición de compuestos dañinos en las células nerviosas que intensifican la enfermedad.

Almejas, ostras y mejillones. Contienen un alto grado de vitamina B12, cuando este compuesto llega a  estar bajo se produce pérdida de memoria.

Pero una ración de estos alimentos y te proporcionarán un porcentaje muy excedente del necesitado para el Alzheimer.

Frutas y vegetales. Encontrar en estos rubros la cantidad de polifenoles  flavonoides ideal para combatir los síntomas del Alzheimer, nos da una idea de lo valiosos que son.

Por eso se recomienda tomar un vaso de zumo de vegetales y frutas a diario, según algunas pruebas, arrojan que puede retrasar la aparición de dicha enfermedad.

Uvas, arándanos, moras y nueces. La piel de estos productos violáceos, son contenedores de antioxidantes naturales, donde se encuentra el conocido resveratrol en buenas cantidades.

Hierbas naturales que sirven de apoyo al paciente con Alzheimer

Reconociendo el costo de los tratamientos y fármacos empleados para minimizar el Alzheimer, te brindaremos otras alternativas naturales para tu mejora:

Toronjil (melisa). Es utilizada para brindar la sensación de relajación que la mente necesita, lo que contribuye a la sensación de sosiego y bienestar que necesita el paciente, sobre todo, si presenta un cuadro depresivo.

Según estudios, la aplicación de melisa en enzimas y receptores que ayudan a la molécula de acetilcolina a transmitir señales nerviosas se vieron estimuladas, por lo que su respuesta es positiva en la prevención del Alzheimer.

Ginkgo biloba. Es reconocido mundialmente por la habilidad que tiene de estimular el  flujo sanguíneo y el oxígeno hacia el cerebro.

Se realizaron pruebas en varios pacientes con Alzheimer, a los cuales se les suministraron tabletas de hojas de ginkgo durante seis meses, en los cuales se pudo visualizar mejora en la memoria lógica y reconocimiento de imágenes.

Cabe destacar, que los pacientes se encontraban en las fases iniciales de gravedad.

Ginseng. Se le atribuyen las cualidades necesarias para combatir la diabetes, cáncer, resfriados y gripes, tanto la especie americana como asiática fueron estudiados por sus beneficios en afectados por Alzheimer.

En pruebas hechas en ratones se comprobó que esta planta es capaz de reducir la cantidad de células muertas a causa del Alzheimer.

Salvia. No fue hasta que se le realizaron análisis a esta planta que se descubrió que en comparación con el toronjil, la salvia reprimía la acetilcolinesterasa de una forma parecida a algunos medicamentos para el Alzheimer.

Uña de gato. Es originaria de la selva amazónica, donde los nativos de la zona lo utilizaban para calmar el enrojecimiento, la inflamación en los huesos y articulaciones.

Estudios posteriores, arrojaron su fórmula producía el dilatamiento de los vasos sanguíneos, lo que beneficia a los pacientes con Alzheimer que no cuentan con un buen flujo sanguíneo en sus células cerebrales.

Adicional a estas plantas medicinales, consulte su uso con un médico holístico, trate de mantener la calma para reducir el estrés y e ingiera vitamina E por ser un antioxidante natural de las frutas.

Otro recurso efectivo para no perder la memoria

A veces este tipo de enfermedades degenerativas causan más daño que cualquier otra, ya que al conocerse la baja probabilidad de cura en etapas avanzadas el paciente suele frustrarse, darse por vencido y luego deprimirse.

Sin embargo, recomendamos y motivamos a los enfermos de este padecimiento que no pierdan los ánimos, existen muchas alternativas médicas y farmacológicas que pueden ayudar a hacerle frente al problema.

Es por ese motivo que nace MetaMente, un producto netamente natural con ingredientes tomados de plantas medicinales como el Ginkgo biloba, hierba de San Juan, hoja de Bacopa monnieri y semillas de Vinpocetina.

Todas estas, hierbas que brindan múltiples beneficios a nivel neuronal y cerebral. Pero que están a tu disposición juntas en tan solo una tableta.

Gracias a MetaMente, mejorará la memoria al repararse la sinapsis nerviosa, la circulación del cerebro será más efectiva, estimula la producción de acetilcolina para la buena transmisión de una célula a otra, libera de ansiedad y depresión.

A pesar de todos estos beneficios, es normal querer segundas opiniones, por lo tanto, recomendamos que consulte con su médico de confianza antes ingerir MetaMente como tratamiento diario.

Esto le permitirá reunir más confianza en el producto y no se perderá de tan maravillosas bondades.

MetaMente consta de otros compuestos muy importantes en los diversos campos neuronales relacionados con las habilidades cognitivas.

Como por ejemplo: fosfatidilserina, Vinpocetine, bacopina y acetil-L-carnitina (ALC), previenen la degeneración celular del cerebro, disminuyen la pérdida de memoria, oxigenan y activan el metabolismo cerebral.

Por tales motivos, MetaMente resulta el mejor aliado contra los problemas neurodegenerativos y las deficiencias provocadas por este tipo de enfermedades.

No pierdas el rumbo de tu vida, preserve los mejores recuerdos junto a su familia y seres queridos.

Son estos pensamientos, los que lo impulsarán a salir adelante, sus memorias son un tesoro interminable de momentos que permitieron volverlo la persona que es hoy, esfuércese y trate con todas sus ganas de preservarlos.

Aquellos que se interesan por ti desean que no los olvide, así que pruebe todos los recursos combinados y no se rinda sin antes haber luchado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *