No permitas que la fatiga muscular te prive del placer sexual

No permitas que la fatiga muscular te prive del placer sexual

Última actualización: 03-01-2019. Equipo Nutricioni

Concepto de hotel, viaje, relaciones y problemas sexuales: hombre molesto sentado en la cama con una mujer en la espalda

Cuando sufre de fatiga muscular, puedes sentir que no tienes fuerzas para realizar ningún esfuerzo, pensar en sexo se puede convertir en una agonía. Ante la expectativa de no tener satisfacción durante la relación sexual, tu cerebro bloquea el deseo sexual.

Si sufres frecuentemente de fatiga muscular, tu libido disminuye, y el sexo irá desapareciendo de tu vida. Tal vez pienses que el sexo no es tan importante, que cuando pase el cansancio retomas tu ritmo y ya, pero no es así de sencillo, tu libido irá disminuyendo.

Comencemos por ver que puede estar causando esa fatiga muscular, para atenderla y ya no sea un impedimento para hacer tus actividades. Aprenderemos qué es la libido y cómo funciona, y qué puedes hacer para restablecerla, y continuar con una vida sexual plena y satisfactoria.

Fatiga muscular

La fatiga produce una sensación de falta de energía, de agotamiento, aun después de dormir, nos sentimos agotados. La fatiga no es lo mismo que la somnolencia, que es la necesidad de ir a dormir. Es falta de energía y de motivación, puede incluir somnolencia y apatía.  

La fatiga muscular es la pérdida de la capacidad del músculo de producir fuerza, esta puede ser total o parcial. Cuando sufrimos de fatiga muscular, el esfuerzo físico se hace difícil, sentimos que no tenemos fuerzas, y difícilmente podemos mantener relaciones sexuales.

Normalmente la fatiga no es causada por una enfermedad grave. Es un síntoma común que debería mejorar con una buena alimentación, descanso y un ambiente libre de estrés, o por lo menos un estrés controlado.

Si después de un mes sigues agotada, busca un médico que te pueda diagnosticar, ya que puede ser causada por una enfermedad que necesitas controlar.

Causas de fatiga muscular

Una de las causas más comunes de la fatiga muscular es el esfuerzo físico, bien porque te estás ejercitando, o hiciste un esfuerzo físico como tener sexo.

El esfuerzo físico causa dolor e inflamación en los músculos, principalmente por el dolor que implica moverse. Si relacionas tus encuentros sexuales con dolor muscular, probablemente no te entusiasme mucho la idea de repetirlo, y tu libido se verá afectada.

A continuación algunas causas de la debilidad muscular:

  • Actividad física intensa o muy prolongada.
  • Deshidratación.
  • Baja de glucógeno.
  • Pérdida de electrolitos.
  • Mala alimentación.
  • Resfriado y otras enfermedades infecciosa.
  • Enfermedades crónicas, como la diabetes, esclerosis múltiple, y distrofia muscular. En estos casos debes acudir al médico para su control.

¿Sabes lo que es la libido?

La libido se define como deseo sexual. Básicamente es una respuesta hormonal que impulsa el deseo y nos motiva a tener relaciones sexuales. Pero realmente es un poco más complicado en las mujeres.

Las mujeres ven afectada su libido con la parte psicológica, que en muchas oportunidades hace que el deseo sexual vaya desapareciendo. La sociedad impone muchas presiones, creencias religiosas, preceptos sociales, que consideran el impulso sexual como una depravación.

Esto ocasiona una gran presión sobre las mujeres quienes ocultan y tratan de dominar sus deseos, para no ser catalogadas como indecentes o pecadoras.

La educación religiosa, la sociedad, la cultura machista hacen que el sexo se convierta en tabú, y nuestro cerebro acepta que lo haces por necesidad y oculta el placer.

La libido en las mujeres fluctúa con los cambios hormonales. Los estrógenos y la progesterona son las hormonas sexuales femeninas. Antes de la ovulación se liberan en mayor cantidad de estrógenos, lo que aumenta el deseo sexual en las mujeres.

La libido en las mujeres se incrementa con la frecuencia sexual y el placer que reciben. Durante el acto sexual se liberan endorfinas, serotonina y dopamina que nos llenan de placer, alimentando nuestro sistema cerebral de recompensa.

El placer que nos da una relación sexual plena, sin temores, sin tabúes, que nos gusta, hará que queramos repetirlo para obtener la recompensa.

Si cuando tienes relaciones aparece tu fatiga muscular, definitivamente estás fuera de práctica y tus músculos lo resienten. Es posible que tengas una libido baja que hace que tus relaciones no tengan la frecuencia adecuada.

Practicar el sexo, con más frecuencia, te ayudará a mejorar tu libido y a fortalecer tus músculos, así que ¡manos a la obra!

Elimina tu fatiga muscular

Imagen en primer plano de pasta con salsa de tomate. Tomates al rededor

Para eliminar tu fatiga muscular lo mejor que puedes hacer es fortalecer tus músculos, así evitaras el dolor y la fatiga. Sigue estos consejos y aumenta tu masa muscular.

Alimentación. Debes mantener una alimentación balanceada, que te llene de energía, los siguiente alimentos te ayudarán:

    • Carnes rojas: Son una fuente de proteína que ayudan al fortalecimiento muscular. Son una excelente fuente de glutamina, aminoácido esencial en los músculos.
    • Carbohidratos complejos: La pasta, el pan, las papas, el arroz, el maíz son excelentes carbohidratos para tu alimentación. Aportan glucosa y facilitan la producción de glucógeno, que alimenta tus músculos.
    • Fibra: Reduce el colesterol y ayuda a mantener los niveles de energía. Está presente en los salvados, como la avena y el salvado de trigo.
    • Frutas: Excelente fuente de glucosa, que te da energía. Incluye cambur, pera y naranja ya que aportan potasio, que disminuyen el cansancio.
    • Hidratación: Los músculos están compuestos principalmente por agua, si te deshidratas tendrás fatiga muscular. Toma dos litros de agua al dia y no olvides hidratarte cuando te ejercites, ya que pierdes fluidos con el sudor.

Ejercítate. Lo mejor para fortalecer tus músculos es practicar ejercicio con regularidad. Puedes comenzar con una caminata de media hora tres veces a la semana, tus músculos se fortalecerán.

Descansa. Cuando te ejercitas, tus músculos se cansan, sufren pequeñas laceraciones y esto produce inflamación. Debes descansar para que el músculo se recupere.

Puedes complementar tu recuperación con LibiActiv Mujer, que disminuye la inflamación y por ende la fatiga. Adicionalmente LibiActiv Mujer te ayuda a recuperar la libido, te llena de energía.

Siguiendo estas simples pautas mejoras tu capacidad física, aumentando tu tono muscular y tu fuerza. Si a pesar de que ya no sientes fatiga tu deseo sexual sigue disminuido, continúa leyendo para averiguar que puede estar pasando.

Factores que disminuyen la libido en las mujeres

La libido puede verse afectada por diferentes factores, como mencionamos al principio el deseo sexual no solo responde a factores fisiológicos. Si bien es cierto que las hormonas tienen un papel preponderante en la respuesta sexual no son las únicas involucradas en el deseo sexual.

Los factores psicológicos afectan nuestra libido más de lo que te imaginas, puedes ser una mujer sana desde el punto de vista físico y apática frente al sexo.

Para comprenderlos mejor vamos a revisar problemas psicológicos y problemas físicos que pueden estar afectando nuestro deseo sexual.

Problemas psicológicos

Los problemas psicológicos afectan muchas áreas de nuestra vida, incluyendo nuestra vida sexual. Entre estos podemos destacar:

  • Estrés. Una vida agitada, llena de preocupaciones, no solamente te agota, pierdes motivación por las cosas placenteras. Un estrés crónico genera tristeza que pueden llevar a la depresión.
  • Experiencias negativas. Experiencias negativas como una pareja abusiva, una violación, un amor que te engaño, afectan tu deseo sexual. Tu mente tratará de protegerse de un nuevo sufrimiento y ese miedo apartara tu deseo sexual. En estos casos lo mejor es buscar ayuda, consulta un terapeuta, que te ayude a superar tus traumas y así logres disfrutar de tu sexualidad.
  • Enfermedades mentales. Enfermedades como la depresión, la bipolaridad, baja autoestima afectan tu vida sexual. Tu energía sexual, tu libido se diluye en un mar de pensamientos y desaparece. En estos casos es necesaria la ayuda médica. Con la medicación adecuada y terapias podrás encontrar tu equilibrio y mejorar tu libido.

Problemas físicos

Nuestro estado físico, nuestra salud en general también puede causar disminuciones en el deseo sexual. Veamos:

Mala alimentación. Una alimentación desbalanceada, causa estragos en nuestro organismo, puede llevarnos a la desnutrición o al sobrepeso. Muchas mujeres se someten a dietas milagrosas, hipocalóricas, que las mantienen sin energía.

Otras por el contrario abusan del placer de comer, llegando al sobrepeso, y teniendo digestiones tan pesadas que terminan con sueño. Los problemas alimenticios pueden ser reflejos de una baja autoestima.

Problemas sexuales. Problemas propios de los órganos sexuales, puede disminuir el deseo de mantener relaciones. La resequedad vaginal, el dolor durante el coito, son algunas de las razones por las que el sexo deja de ser placentero. Acude a tu ginecólogo, él podrá ayudarte a resolver esta situación.

Enfermedades crónicas. Enfermedades como la diabetes, la hipertensión arterial, el cáncer y las enfermedades neurológicas, afectan tu deseo sexual. Es necesario que las mantengas controladas bajo supervisión médica, no solo por tu salud sexual sino por tu calidad de vida.

Medicamentos. Si tomas algún medicamento, como anticonceptivos, anticonvulsivo o medicamentos para la depresión, habla con tu médico. El especialista podrá ayudarte a equilibrar la medicación para que puedas seguir teniendo una vida sexual plena.

Fatiga. El cansancio, el peor mata pasiones que existe, si vives agotada, tienes una vida muy agitada, haz una pausa organízate. Puede ser una situación temporal, los niños de vacaciones, un familiar de visita, pero cuando se prolonga hay que remediarlo.

Cambios hormonales. La mujer sufre de cambios hormonales en diferentes facetas de su vida, como el embarazo, la lactancia, la menopausia. En el caso del embarazo y la lactancia, una vez pasado el periodo se regulan y tu libido regresa.

En el caso de la menopausia se producen cambios definitivos, termina la etapa de reproducción. Pero esto no quiere decir que termina la vida sexual, prueba LibiActiv Mujer, no solo mejora tu libido ayuda a prevenir la osteoporosis.

Beneficios del sexo

Mujer acostado al lado de un hombre, sonriendo.

Ya revisamos lo que puede estar ocasionando una disminución de tu deseo sexual, y ya tienes idea de cómo mejorarla. Pero, ¿sabes los beneficios  que trae el sexo a tu vida?, hablemos un poco sobre esto.

Entre los beneficios del sexo podemos mencionar:

Disminuye el estrés. El sexo nos ayuda a liberar endorfinas que nos dan esa sensacion de alegria y felicidad. También disminuye el cortisol conocida como la hormona del estrés.

Tal vez terminemos un poco cansadas, pero si llegas al orgasmo tu estado de relajación será perfecto. Este efecto antiestrés puedes mantenerlo en el tiempo si tienes sexo frecuente.

Protege tu corazón. Las relaciones sexuales ayudan a tu salud cardiovascular, disminuye la presión arterial, favorece la circulación, es un ejercicio aeróbico. Adicional a esto se liberan las hormonas dehidroepiandrosterona y testosterona que protegen tu musculo cardiaco.

Adelgaza. Las relaciones sexuales son un excelente ejercicio, puedes perder 50 calorías en 10 minutos, y si alcanzas los 20 minutos ¡podrían ser 200!

Mejora tu sistema inmunitario. Las personas que practican sexo con regularidad, tienen niveles más altos de inmunoglobulina. Tienen el sistema inmunológico fortificado.

Analgésico natural. La endorfinas y la oxitocina que se liberan durante el sexo son excelentes para aliviar dolores. Alivian los dolores de espalda, la dismenorrea e incluso dolores de cabeza.

Mejora el sueño. Gracias a las hormonas que se liberan durante las relaciones sexuales, tendrás un sueño más plácido y reparador.

Te mantiene joven. La producción de estrógenos durante el acto sexual, te mantendrán la piel tersa y retardan la aparición de arrugas.

Ya tienes una idea de lo que puede aportar el sexo a tu vida, veamos cómo subir la libido, y seamos más felices y saludables.

Incrementa tu deseo sexual

Para poder recibir los beneficios del sexo, este debe ser placentero, al grado tal que te quieras repetirlo al menos dos veces a la semana. Tener sexo sin que nuestro deseo sexual esté activado, es como comer sin tener hambre, no se disfruta igual.

Habla con tu pareja, mejoren juntos la relación. Y si no tienes pareja, empieza la cacería, dedica tiempo a la búsqueda de esa persona que te complemente. Aunque la masturbación es placentera, no iguala los beneficios y el placer del sexo en pareja.

Revisemos algunos consejos de expertos que nos ayudarán a incrementar la libido.

Los alimentos como aliados

Existen alimentos que tienen poderes afrodisíacos que incrementan nuestros deseos sexuales. Es conveniente conocerlos e incluirlos en nuestra alimentación.

  • Ginkgo biloba. Toma té de Ginkgo biloba tres veces, es un potente antioxidante, mejora tu circulación e incrementa tu libido.
  • Jalea real. La miel, el polen y la jalea real son excelentes afrodisiacos. Una cucharada en las mañanas marcará la diferencia.
  • Maca. El té de maca es un potenciador sexual ya que favorece el control hormonal.
  • Ginseng. Un té caliente de ginseng, no solo te aleja del frío, te llenará de calor todo el cuerpo.  
  • Chocolate oscuro. El chocolate mejora tu ánimo, al liberar endorfinas mejoras tu estado de ánimo e incrementa tu libido.
  • Higo. El higo libera feromonas, lo que te hará mucho más atractiva y deseable, el despertar deseo en tu pareja, incrementa tu deseo.
  • Incluye en tu dieta LibiActiv Mujer. Es un producto diseñado especialmente para devolver el deseo sexual en las mujeres.
  • LibiActiv Mujer contiene polvo de Maca, polvo Berry Saw Palmetto, polvo de raíz de Tongkat Ali. No solo incrementan el deseo sexual, también disminuyen la inflamación, previene la osteoporosis.

Dedica tiempo en planear tu encuentro sexual

Usa tu imaginación, piensa en lo que vas a hacer, en qué te gustaría que te hicieran, como te gustaría hacerlo. Notarás que esto comenzará a incrementar tu deseo. Coordina el tiempo y el espacio,  si tienes niños podriamos coordinar con un familiar o amigo para que los tenga en su casa.

Si puedes recrea el espacio, música, velas, flores o si prefieres espejos, luces en fin lo que sientas que te excita cuando estás imaginando tu encuentro.

No olvides que tu vida sexual debe estar integrada en tu día a día, haz los arreglos necesarios para darle el espacio que mereces, no lo dejes al azar.

En ocasiones tenemos tantas cosas por atender, tantas metas que cumplir que dejamos de un lado nuestras relaciones sexuales.

Mientras más placenteras sean tus relaciones, más alimentaras tu centro de placer en el cerebro, y querrás volver a repetirlo para obtener tu recompensa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *