Nada mejor que la vitamina E para la piel

Nada mejor que la vitamina E para la piel

Última actualización: 22-11-2018. Equipo Nutricioni

La vitamina E se ha reconocido como un poderoso antioxidante que además refuerza el sistema inmune, participa en el desarrollo del sistema nervioso, en la regulación del sistema endocrino, formación de los glóbulos rojos, fortalece el tejido capilar y juega un papel fundamental en la salud de la piel.

Las vitaminas son nutrientes esenciales para el funcionamiento del organismo humano, que influyen y participan en numerosos procesos metabólicos, no por nada su nombre proviene de la palabra en latín vita, que significa vida.

Sin embargo, a pesar de su esencial papel, salvo unas pocas excepciones, el cuerpo no es capaz de producirlas, entonces la pregunta que cabe es ¿cómo es que el organismo consigue las vitaminas necesarias para llevar a cabo todas sus funciones?

Cada persona debe procurar incorporarlas a su sistema, ya sea a través de la alimentación o mediante suplementos como Piel Perfecta que le ayuden a enriquecer su dieta.

Hasta ahora se han descrito 13 vitaminas, y cada una de ellas participa en procesos específicos dentro del organismo humano. Una dieta rica en vitaminas facilita el buen funcionamiento de su metabolismo.

Existen muchas fuentes naturales de vitamina E, unas más ricas que otras, como los aceites vegetales (aceite de oliva o de girasol, por ejemplo), los huevos, la leche, los frutos secos, los cereales, los pescados, la espinaca y las legumbres, sólo por citar algunas.

Sin embargo, la vitamina E como el resto de las vitaminas, se encuentran en muy pequeñas cantidades dentro de estos alimentos, por lo que se requiere de una dieta realmente balanceada y rica, para obtener los niveles de vitamina E recomendados por los especialistas.

Actualmente se considera que la dosis recomendada para adultos puede variar según la edad, entre 15 y 20 miligramo diarios. Conociendo estos datos, se pueden adquirir suplementos para la dieta como Piel Perfecta, que hagan del consumo de vitaminas para la piel y metabolismo, una rutina de vida. Sentirse y verse saludable, depende del propio cuidado.

Para enamorarse de ella  hay que conocerla

La piel no es solo una capa protectora sino que es un tejido con una estructura compleja.

Está conformada por varias capas de diferente composición y grosor (epidermis, dermis e hipodermis) que incluyen glándulas, tejido nervioso, vasos sanguíneos y capilares, después de todo, es el órgano más grande y extenso del cuerpo humano.

Cuando el ser humano crece, la elasticidad de la piel, permite que se adapte paulatinamente a estos cambios, lo mismo ocurre cuando se aumenta o disminuye de peso.Grasa del vientre masculino con estrías, manos de hombre sobre vientre

Sólo cuando las variaciones en peso son muy repentinas o muy grandes, es que aparecen las estrías, que no son más que la ruptura de los tejidos que no son capaces de seguir estirándose.

A través de la piel y de las glándulas sudoríparas, el cuerpo humano regula su temperatura, y también se eliminan sustancia de tóxicas o de desecho. Adicionalmente, la piel aprovecha la radiación solar, para impulsar la producción de vitamina D, que es una de las pocas vitaminas que el organismo puede sintetizar.

El sentido del tacto por su parte advierte de los cambios de temperatura (frío o calor) y por supuesto de cualquier transgresión, siendo el sistema de autoprotección más importante, puesto que el dolor es una alarma ante cualquier daño.

También es innegable que el tacto es fundamental en las relaciones interpersonales.

Por último, es un escudo contra bacterias y microbios que aunque no sean visibles están en todo lo que se ve alrededor, y mientras algunas bacterias son inocuas, otras son causantes de numerosas enfermedades.

Sin caer en cuenta, la piel bloquea el acceso a millones de microorganismos diariamente, pues las bacterias son los seres vivientes más abundantes sobre el planeta. Ahora que se conocen todos estos datos ¿no vale la pena cuidarla?

La vitamina E, trabajadora incansable

Una de las propiedades más conocidas de esta vitamina es su acción antioxidante, pero ¿qué significa exactamente esto?

El oxígeno, elemento imprescindible para la vida, puede también llegar a ser nocivo para las células cuando se encuentra en altas concentraciones, tal como ocurre en los pulmones.

Compuestos como la vitamina E ayudan a proteger el tejido pulmonar y  las células que permiten distribuir el oxígeno a todos los demás órganos y tejidos.

Por lo dicho, la vitamina E es, además, una de las mejores aliadas de la piel. Se debe recordar que la diaria exposición a los rayos solares, afecta la apariencia y las propiedades naturales de la piel, envejeciéndola prematuramente. Cuanto más expuesto se está a sol y a los rayos UVB, más susceptible se está a sus efectos.

Los daños de la exposición prolongada al sol van desde la pérdida de elasticidad en la piel, hasta los cambios en su textura y densidad, manchas y por supuesto, las tan temidas arrugas.

Para la piel, la vitamina E es de suma importancia pues la mantiene sana, elástica y facilita que se conserve hidratada, lo que se traduce en una piel suave y joven.

Por si esto fuera poco, los daños en la piel producidos por la contaminación, heridas y problemas de acné, pueden tratarse también con esta vitamina.

Este asombroso compuesto limpia la piel de impurezas, ayuda en los procesos de cicatrización y permite limitar la presencia del acné.

Estudios sugieren que la aparición del acné puede tener entre sus promotores la deficiencia de vitamina E.

El acné no es más que la obstrucción de los poros a causa de la oxidación de las grasas naturales de la piel, y dadas las cualidades antioxidantes que posee esta vitamina, el tratamiento con la misma es uno de las primeras recomendaciones que hará el dermatólogo de confianza.

No en vano, la mayoría de los productos para la piel, tienen vitamina E entre sus componentes. Es el caso de Piel Perfecta.

La piel manchada también tiene tratamiento

Es común para quienes visitan mucho la playa o usan ropa descubierta,  la aparición de lunares, pecas y otras manchas en la piel, que son producto de la acumulación de un pigmento llamado melanina. Este pigmento es producido naturalmente por el organismo, como una respuesta defensiva que protege a la epidermis de quemaduras y daños a su estructura a causa de los rayos solares.

Se debe tener presente que los rayos UVB en exposiciones prolongadas, dañan progresivamente la estructura celular de la piel, no solo afectando las células epiteliales, sino degradando las fibras de colágeno y alterando la proporción de elastina presente en este tejido.

El colágeno y la elastina son dos proteínas presentes en la piel, de hecho el colágeno es la proteína más abundante del cuerpo humano, y junto a la elastina son las encargadas de mantener la piel saludable y elástica. La elasticidad es sinónimo de juventud.

La vitamina E restaura la piel y ayuda a reconstituir su estructura original, pues además de promover que mantenga su elasticidad, también es un eficaz tratamiento para las manchas solares y las manchas de edad.

El uso continuo de vitamina E, aclara progresivamente la piel, eliminando gradualmente no solo las impurezas sino las acumulaciones excesivas de melanina.

Al usar productos que contienen vitamina E, se fomenta la regeneración de la piel, y se crea una barrera que disminuye el impacto del sol y los rayos UVB, la contaminación ambiental y el paso del tiempo, sobre este delicado tejido.

Agregados como Piel Perfecta pueden ayudar a que la piel esté más sana, que se vea y se sienta así, además de incorporar otras vitaminas y nutrientes esenciales.

Otros tipos de manchas, como las que dejan el acné, también pueden tratarse con vitamina E, que actúa como un regulador de la grasa producida por la piel, y además tiene un efecto aclarante.

Piel saludable sin importar cuántos años tenga

Una de las huellas más visibles del envejecimiento de la piel es la aparición de arrugas.

Estos pliegues o arrugas ocurren por la acumulación de daños y la pérdida de las propiedades originales de la piel.

Con el paso de los años, los contaminantes, el sol, la pérdida de proteínas y la desmejora natural de la capacidad regenerativa de los tejidos, ocasionan que la apariencia y textura de la piel cambien.

Es posible retardar la aparición de estos efectos, siempre y cuando se cuide la alimentación, se practique ejercicio y se utilicen productos adicionales, que complementen las funciones regenerativas naturales del organismo.Mujer mayor con un buen tratamiento en la piel de cara. Se toca el rostro con una de sus anos

Los productos para la piel a base de vitamina E son recomendados a partir de los 26 años, edad promedio en donde comienzan a observarse los primeros cambios en las propiedades químicas y físicas de la epidermis.

La clave para que los productos que se usen sean efectivos es la continuidad.

Realizar tratamientos aleatorios o inconstantes, si bien no son dañinos tampoco aportan una mejoría perdurable, por lo que le se recomienda hacer del cuidado diario una rutina, tal como debe ser una alimentación saludable y la práctica de ejercicio.

La mayoría conoce a alguna persona que a pesar del paso del tiempo, sigue viéndose magnífica, y se puede asegurar que esta persona invierte tiempo en sí misma.

Una piel sana influye en la autoestima y en lo que expresa cada persona de sí misma a quienes le rodean.

Además se debe tener presente, que la piel es una barrera ante las bacterias, gérmenes y contaminantes del mundo exterior, y que juega un papel de suma importancia en la defensa del organismo.

Cuando la piel se estría, está hablando

Por más elástico que sea este tegumento (tejido), existen muchos factores que impiden que la piel no logre adaptarse a los cambios corporales, y es cuando se producen las estrías, como consecuencia de la ruptura del tejido.

Cuando se aumenta de peso bruscamente (ya sea por embarazo o por otras circunstancias), por la menopausia y otros cambios hormonales, por problemas alimenticios, o por falta de ingesta de líquidos en la dieta, son algunos de los factores que pueden propiciar la aparición de estrías.Marcas de estiramiento de la piel, estrías después del parto en abdomen de mujer, en fondo blanco

Si bien las estrías son más un problema de estética que un problema de salud, es importante resaltar que pueden ser reflejo de otros problemas en el metabolismo, por lo que es importante estar alertas a otras señales de algún problema mayor.

Las estrías son tratables y se puede aplacar su apariencia, y prevenir que sigan apareciendo.

Esto se logra nutriendo e hidratando la piel, por lo que la vitamina E sería un tratamiento altamente recomendado. Se debe tener presente que los efectos no son inmediatos, pero sí a mediano plazo si se aplica de forma continua.

Por supuesto las áreas que estén menos afectadas, mostrarán mejoría más rápidamente, logrando una piel más suave y tersa al tacto.

Recuperar las propiedades de la piel si bien puede no ser rápido, es una de las mejores inversiones que puede hacer por la salud y por el aspecto físico.

Si además complementa sus rutinas de cuidado personal, con una alimentación balanceada, y algún suplemento como Piel Perfecta, se tiene por seguro que la calidad de vida mejorará notablemente.

¡A complementarse!

Existe una gran gama de alimentos que pueden proporcionar vitamina E, y aunque sea en pequeñas cantidades, una incorporación continua de esta vitamina puede favorecer mucho la salud y cómo ésta se refleja en la apariencia.

Los frutos secos como avellanas almendras, maní o pistachos, pueden incluirse fácilmente a la dieta, ya sean solos o en recetas de comidas o postres que los contaengan entre sus ingredientes. Estos frutos son una de las mejores fuentes naturales de vitamina E.

Los vegetales verdes como el brócoli, los espárragos, las espinacas o la acelga también son alimentos altamente nutritivos que además de vitamina E proporcionan hierro y otros nutrientes esenciales que no pueden faltar en el menú.Vegetales verdes y blancos

Los aceites vegetales como el de oliva, de soya o de girasol, son también ricos en vitamina E, aunque de preferencia se recomienda el aceite de oliva por ser más saludable.

El aguacate es también un fruto que además de aportar grasas saludables, puede suministrarle vitamina E, siendo un alimento que les gusta a todos.

Por último, los amantes de las aceitunas  tienen buenas noticias, pues al igual que el aceite de oliva, aporta esta preciada vitamina a la mesa.

Si bien no a todos les gustan los vegetales como el brócoli o las aceitunas, es importante llevar una alimentación equilibrada.

Se puede también suplementar o complementar la dieta con productos que ayuden a alcanzar los niveles diarios recomendados, como es el caso de Piel Perfecta, un producto multivitamínico que se asegura de brindar al organismo, todas las herramientas para su buen funcionamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *