Ilustración de la anatomía del cuerpo humano y esqueletico del mismo

Movilidad gracias a los órganos del sistema muscular

Movilidad gracias a los órganos del sistema muscular

Última actualización: 11-02-2019. Equipo Nutricioni

Cuando se habla del sistema muscular se refiere al que está compuesto por 650 músculos diferentes que cumplen funciones específicas. Pero una de ellas y quizás una de las más importantes es la movilidad del cuerpo.

Se puede decir que este conjunto de músculos, son los órganos que conforman al sistema muscular. Éstos, se mueven ya sea de manera voluntaria como involuntariamente.

Estos órganos tienen funciones muy importantes. Comencemos por mencionar la de permitirle movilidad al cuerpo en general.

Gracias a los músculos, se pueden realizar movimientos de contracción y flexión. Además, se puede mover el resto del cuerpo según sea la necesidad de la persona.

Por otro lado, le proporcionan protección a los huesos. Cuando una persona sufre una lesión, los músculos son los que impiden fracturas de los huesos.

También, sirven como una caja protectora de todos los demás órganos que están dentro del organismo. Como por ejemplo, el corazón, los riñones, el hígado, pulmones, entre otro.

Le permiten al cuerpo tener la forma física que tiene, lo mantienen en equilibrio y estabilidad. Además, son los encargados de que muchos otros órganos puedan cumplir sus funciones satisfactoriamente.

Los músculos están compuestos por gran cantidad de tejido muscular que mejora el funcionamiento de los mismos.

También tienen fibra que permiten que el músculo no se desplace más de lo debido afectando negativamente.

Estos órganos pueden ser esqueléticos o viscerales y dependiendo la función de cada uno, los movimientos pueden ser voluntarios o involuntarios. Son dirigidos directamente por el sistema nervioso.

Los músculos cumplen funciones específicas que se pueden ver afectadas si éstos sufren de alguna lesión o alguna afección que les imposibilite su trabajo.

Si alguno de ellos llega a sufrir lesiones, de manera inmediata se notará su deficiencia en el cuerpo.

Clasificación de los músculos. Órganos del sistema muscular

Los músculos se clasifican en tres grandes grupos, los voluntarios, involuntarios y cardíacos.

Los músculos voluntarios, también se conocen como esqueléticos. Su nombre de esqueléticos se debe a que están unidos directamente con los huesos.

También se les llama estriados, porque ante el lente de un microscopio, se les observa ciertas estrías. Estos músculos están unidos a tendones que facilitan el movimiento del cuerpo.

La mayor parte de los músculos del cuerpo están formados por este grupo de órganos del sistema muscular.

Sus movimientos son controlados a voluntad de la persona. Están ubicados en las piernas, brazos, pecho y abdomen. Ellos tienen la facilidad de contraerse y flexionarse. Gracias a esto, se puede originar agotamiento en los mismos.

Estos músculos permiten los movimientos cotidianos que realizamos en nuestras vidas. Caminar, correr, alzar los brazos, saltar, andar en bicicleta, todos se realizan gracias a los músculos voluntarios.

Además, son los encargados de que el cuerpo adopte posiciones determinadas. También permite que la persona sea capaz de levantar peso físico.

Este grupo de músculos son los encargados de transmitir calor al resto del cuerpo. Por lo general son trabajados a través de ejercicios físicos que les permiten estar en buen estado y funcionamiento.

Por eso se hacen los más populares de los músculos. Porque son los que todos quieren tonificar para darle buena forma al cuerpo.

Entre estos músculos están los de los glúteos, los pectorales, los abdominales, cuádriceps, bíceps, tríceps, torácicos. Y todos aquellos que se mueven a voluntad del individuo. Todos unidos a los huesos a través de tendones que facilitan sus funciones.

Reciben órdenes y mensajes directamente desde el sistema nervioso para que el esqueleto se mueva con ayuda de estos músculos.

Al igual que cualquier otro órgano del cuerpo, puede sufrir de algunas afecciones que alteran su buen funcionamiento.

Fortalece tus músculos con grandes complementos vitamínicos

bolas de colores asemejan vitaminas y minerales que forman parte de la tabla periodica

Existe una gran opción que está compuesto de muchas vitaminas y minerales que intervienen en la buena salud de los músculos.

Se trata de un producto que proporciona vitalidad y fortaleza muscular, es Articagos, que entre sus componentes tiene vitamina A. Esta se encarga de fortalecer los tendones  y los huesos para facilitar el trabajo de los músculos.

También está compuesto por una gran cantidad de vitamina C, es un antioxidante que se encarga de recuperar células dañadas. Se encarga de disminuir la oxidación de las células evitando daños musculares.

Si eres de los que practicas deportes, Articagos contiene vitamina E, siendo esta una gran aliada para mejorar las condiciones físicas al realizar ejercicios.

Además, trabaja en función de formar colágeno que a su vez protege tejidos blandos cercanos a los músculos.

Por otro lado, es rico en vitamina B1 que le proporciona energía al cuerpo a través de los músculos. Y no solo eso, sino que también es rico en vitamina B2 que elimina la grasa que se acumula alrededor de estos. Esta se complementa con la vitamina B3 que también está en este excelente producto.

La vitamina B6 y B12, se encargan al igual que las dos anteriores de metabolizar las proteínas que son indispensables para la salud muscular. Mientras que queman grasas que no son necesarias.

No solo está compuesto de vitaminas, también tiene entre sus ingredientes algunos minerales. Como por ejemplo el zinc que permite recuperar y fortalecer la masa muscular. Y el magnesio que permite la relajación de los músculos.

Por lo tanto, el consumo de este excelente producto, estimula la buena salud y funcionamiento de los músculos. A su vez, les permite lograr tonicidad ya que trabajan directamente sobre la masa muscular.

Segundo y tercer grupo. Músculos involuntarios y cardíacos

Los músculos involuntarios son los que realizan movimientos sin el consentimiento del individuo, es decir, son involuntarios.

Los dirige directamente el sistema nervioso, se contraen al igual que los músculos voluntarios, pero duran mucho más tiempo contraídos.

Esto se debe a que no se agotan tan rápido como los voluntarios. Sus movimientos son lentos pero algunos de ellos lo hacen mucho más rápido.

Se trata de músculos internos, es decir, son todos los órganos viscerales. Aunque también los hay no viscerales como los vasos sanguíneos. La función de cada uno de ellos dependerá del lugar donde se encuentren.

Arterias en el cuerpo humano, anatomía. Una arteria es un vaso sanguíneo que lleva la sangre del corazón a todas las partes del cuerpo.

Entre estos músculos están las arterias, venas y vasos sanguíneos. Que se encargan de transportar sangre, nutrientes y oxígeno al resto del organismo. De esta manera se fortalece el mismo.

Los riñones separan los nutrientes, el oxígeno y la urea de la orina para desechar las toxinas que no necesita el organismo. Los pulmones, que a su vez, purifican el oxígeno que será transportado a través del organismo.

El hígado que se encarga de producir la bilis, además, almacena gran cantidad de nutrientes, el útero, sistema urinario y muchos otros.

Por último, está el músculo cardíaco, como su nombre lo indica, se refiere al corazón. Se trata del músculo más fuerte que tiene el organismo.

Sin embargo, se puede ver afectado por algunas enfermedades. Las mismas imposibilitan el buen funcionamiento de este músculo vital.

En su proceso de contracción, se encarga de bombear sangre a todo el organismo. Trabaja en conjunto con el sistema circulatorio para dicho bombeo sanguíneo. Realiza una función indispensable para los individuos, les proporciona vida.

Vitaminas y minerales que benefician a los músculos

Los músculos, pueden tener mucha más salud y cumplir con sus funciones cuando se le proporcionan algunas vitaminas que le son indispensables.

Las vitaminas B3 y B6, trabajan en la producción de tejido muscular, facilitando el crecimiento de los mismos. Estas dos vitaminas están en el producto Articagos , este trabaja directamente en estimular el buen trabajo muscular.

La vitamina C es antioxidante, estimula el sistema inmune, colabora en el proceso de metabolismo de los alimentos.

También, permite disminuir dolores musculares. Si se realizan ejercicios, permite desarrollar los músculos que se trabajan en las rutinas deportivas. Esta vitamina, la puedes encontrar en la piña, la naranja, el limón y el kiwi.

Los músculos voluntarios se verán altamente tonificados con el consumo de Omega 3, además, estabiliza las funciones del corazón. Lo puedes encontrar en los pescados como la sardina y el atún.

El magnesio es un mineral que trabaja en el buen funcionamiento de todos los músculos. Lo consigues en frutos secos como almendras, avellanas y nueces, otra fuente rica en magnesio son las espinacas y el cacao.

Los huesos y los músculos se fortalecen con el consumo de calcio. La leche y sus derivados son ricos en este mineral, así como las espinacas y el brócoli.

La vitamina D es indispensable para fortalecer los músculos esqueléticos. Una manera simple de obtenerla es tomando sol a tempranas horas del día.

La vitamina E permite la recuperación de los músculos que estén lastimados. Los frutos secos y el aguacate son ricos en este tipo de vitaminas.

El potasio facilita el proceso de contracción y relajación de los músculos voluntarios o involuntarios. Encuentras gran cantidad de este mineral en los plátanos, calabazas, frutos secos y pescados.

La vitamina A permite que los músculos trabajen de manera correcta facilitando el proceso de contracción y relajación de los mismos. Un excelente alimento rico en esta vitamina es la zanahoria.

Ejercita cada uno de los órganos del sistema muscular

hombre levanta pesas en cuclillas, trabajando los musculos de las piernas, Se pone en cuclillas sobre los hombros. Ilustración 3D

Los músculos deben ser trabajados según su condición y su funcionamiento. La finalidad es mejorar la funcionalidad de los músculos y la calidad de vida de la persona.

El cuello se puede trabajar fácilmente, prueba con girar la cabeza hacia el lado derecho y mantenerla en esa posición 2 minutos. Luego, gira al lado contrario y quédate en esa posición 2 minutos más.

Apoya tus pies en el suelo, inclina tu torso un poco y sostén tu cuerpo sobre uno de tus brazos que a su vez debes apoyar sobre una mesa.

Con el otro brazo que está sin apoyar, realiza movimientos oscilantes. Hacia adelante y hacia atrás, haz lo mismo con el otro brazo. Esto te permite trabajar los músculos de tus hombros.

Los músculos de tus manos también pueden ser trabajados, con estirar y encoger los dedos estarás ayudando mucho a estos músculos.

Los músculos del abdomen pueden ser trabajados recostándote sobre el suelo, en una silla coloca tu parta baja de las piernas.

En esa posición levanta el torso hasta casi tocar con el pecho tus rodillas. Luego bajas de nuevo hasta que tu espalda hasta llegar al suelo y repite.

Si vas a realizar ejercicios más profundos, es importante una rutina de precalentamiento que permita que el cuerpo se adapte a los movimientos. Así, se producirá en ellos menos impacto que les ocasione daños.

También es importante trabajar el corazón, la mejor manera de hacerlo es a través de ejercicios de cardio. Caminar, es la mejor opción para este importante músculo. Puedes realizarlos 20 minutos diarios.

Si quieres intensificar un poco más el ejercicio, puedes trotar o correr, esto fortalece las funciones cardíacas.

Utilizar tu bicicleta casera para dar un paseo diario, se convierte en un gran ejercicio que le alarga la vida al corazón.

Si eres de los que disfrutas del baile, te tenemos una excelente noticia. Este es un gran ejercicio que permite mover muchos de tus músculos poniendo en acción a tu corazón.

Mientras realizas tus ejercicios, puedes consumir Articagos para mejorar el funcionamiento.

Cuidados indispensables para tus diferentes músculos

Es importante el consumo de vitaminas y minerales que fortalecen cada uno de tus músculos. Una manera simple de realizarlo que consumiendo Articagos, es un compuesto que contiene gran cantidad de vitaminas. Estas se encargan del buen funcionamiento de los órganos del sistema muscular. Además, tiene minerales indispensables para fortalecerlos.

  • Evita el sedentarismo, puedes realizar ejercicios sencillos si solo deseas fortalecer las funciones de tus músculos. Pero si deseas obtener una musculatura mucho más tonificada, deberás intensificar la rutina de ejercicios que realizas.
  • Aliméntate de manera correcta. Evita el consumo de grasas saturadas y el abuso en las cantidades de alimentos que ingieres.
  • Hidrata tu cuerpo de manera correcta. Es importante el consumo de 8 vasos de agua diarias para que los músculos tengan buen funcionamiento.
  • Si sientes alguna contracción muscular, puedes probar con un masaje en la zona afectada.
  • Si realizas ejercicios y alguno de los músculos se ve afectado con la presencia de algunos dolores. Coloca compresas de agua tibia y luego de agua caliente. De esta manera, ayudas con la circulación sanguínea y disminuye la inflamación.
  • Realiza movimientos adecuados y lentos para evitar la inflamación o contracción muscular.
  • Utiliza un calzado apropiado que no te afecte los músculos de las piernas y de los pies al caminar.
  • Si algunos de tus órganos del sistema muscular presenta dolores poco normales, consulta con un especialista. Él te indicará qué debes hacer.
  • Una gran opción de realizar ejercicios son las rutinas de estiramiento, estas trabajan todos los músculos del organismo.
  • Es importante adoptar posturas correctas que no ocasionen molestias al cuerpo. De ti depende mantener la mejor posición corporal.
  • Una manera de ayudar a tu corazón a trabajar correctamente es durmiendo de 7 a 8 horas diarias.
  • Disminuye la ansiedad y el estrés, estos factores afectan negativamente el trabajo que realiza el corazón.
  • Elimina el consumo de tabaco y de alcohol, estas sustancias funcionan como agentes inflamables que imposibilitan una buena circulación. Al no existir un buen flujo sanguíneo, el corazón no trabajará correctamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *