Metabolismo y nutrición en perfecta sincronización

Metabolismo y nutrición en perfecta sincronización

Última actualización: 05-01-2019. Equipo Nutricioni

Para lograr una buena alimentación es necesario considerar la nutrición y el metabolismo, porque son la base para una vida sana. Es así que gracias a los nutrientes de los alimentos, el organismo puede funcionar adecuadamente.

De igual manera, para conservar la salud se debe contar con un adecuado metabolismo. Siendo que las enfermedades son el producto de desequilibrios metabólicos.

De allí que cuando el metabolismo es normal, significa que la mayoría de las células realizan sus funciones adecuadamente y de forma armónica. Es allí cuando se dice que se goza de un buen estado de salud biológica.

Sin embargo, cuando el metabolismo es perturbado o modificado es cuando hay enfermedad o se tiene riesgo de contraerla.  De lo cual se determina que las enfermedades contienen un componente metabólico que puede ser modificado por la nutrición.

Es por ello que para mantener un adecuado funcionamiento del metabolismo es crucial tener una buena nutrición. Pues es gracias al metabolismo que se transforman los nutrientes de las comidas en diferentes formas de energía.

Por lo tanto, mediante el metabolismo el organismo puede funcionar adecuadamente para de esta manera garantizar la vida.

Sin embargo, se debe evitar confundir digestión con metabolismo. De allí que la digestión es el proceso físico que sufren los alimentos desde que entran en la boca hasta que son expulsados.

Mientras que el metabolismo es la manera en que se asimilan los nutrientes por el organismo, dependiendo de las calorías que sean consumidas por el cuerpo.

De allí que el metabolismo es la velocidad en la que el cuerpo quema las calorías que ingiere.

Dicha velocidad va a depender de la edad, sexo, altura, peso, la genética y la forma de alimentación.

Pero también influye el estilo de vida, las horas de descanso, el tipo de trabajo, así como la actividad física realizada a diario al igual que la hidratación.

El metabolismo puede ser lento, rápido o acelerado

La manera en que el cuerpo procesa los nutrientes puede variar en cuanto a su velocidad. Esto viene dado por el metabolismo, es por ello que se habla en términos de lento o rápido dependiendo de cómo el cuerpo consume calorías.

De igual manera, el metabolismo determina la forma en que se gana o pierde peso. De allí que un metabolismo lento quema lentamente las calorías acumulándola y transformándola en grasas.

Es así que un metabolismo lento, aun cuando realiza actividad física, quema poca grasa. Por lo que se termina almacenando gran cantidad de esa grasa en el cuerpo generando obesidad o sobrepeso.

Mientras que cuando el metabolismo es rápido, se puede quemar o consumir más calorías al día. Es así que se quemen calorías, incluso cuando no se realiza ninguna actividad, a esto se le conoce como metabolismo basal.

Es así que un metabolismo rápido o acelerado, consume muy rápido las calorías que se obtienen de los alimentos, logrando quemar más calorías que las que se ingieren.

Por lo tanto, cuando se tiene un metabolismo rápido o acelerado, se sigue quemando más calorías de las que se ingieren, aún cuando se esté en reposo o durmiendo.

Por otro lado, el cuerpo requiere de las calorías para poder funcionar, es así que requiere más calorías para conservar los músculos que la grasa. Es por ello, que al tener un buen tono muscular se tendrá un metabolismo más rápido.

Sin embargo, tener un metabolismo rápido o lento depende en gran parte de la herencia genética. También, influye en esto el sexo y la edad, pues luego de los 40 años el metabolismo tiende a ser más lento.

No obstante, al poner en práctica algunos hábitos saludables se puede modificar el proceso metabólico. Es así que al mejorar los horarios de las comidas, aumentar las actividades diarias y tener una adecuada nutrición favorecerá el metabolismo.

De igual manera, consumir Pirigrás ayuda a mejorar el proceso metabólico y a la salud en general,  gracias a sus extraordinarios componentes de origen natural.

Para nutrir y metabolizar al cuerpo hay que acostumbrar

Por lo general los problemas metabólicos se deben a desajustes en las rutinas diarias para la alimentación y la realización de las demás actividades. Es así que para lograr optimizar el metabolismo se requieren tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

Siempre hay que desayunar. El desayuno es necesario porque el cuerpo ha estado sin alimento durante muchas horas durante la noche. Es así que requiera de energía para afrontar las actividades diarias, para lo cual lo ideal es no pasar más de tres o cuatro horas sin comer.

Siendo el desayuno una de las comidas principales del día, con lo que se le brindan al cuerpo los nutrientes que requiere para realizar las funciones vitales.

Consumir de 5 comidas diarias. Para con ello estabilizar los niveles de insulina. Además, con ello se mantienen un metabolismo acelerado que recibe suficiente energía para funcionar.

Es que al saltarse las comidas el metabolismo se hace lento y con ello se termina engordando.

Lo ideal es planificar las tres comidas principales y dos meriendas, sin embargo, deben ser porciones pequeñas para no exceder la cantidad de alimentos.

De igual manera, se debe evitar picar entre las comidas, y realizar dichas comidas a la misma hora todos los días.

Asimismo incluir alimentos de todos los grupos alimenticios durante las comidas del día para lograr una nutrición saludable.

Cenar temprano. Lo ideal es comer al menos tres horas antes de irse a dormir. Preferiblemente en esta última comida del día se deben evitar los carbohidratos.

Escoger las proteínas adecuadamente. Aún cuando las proteínas son buenas y necesarias para conseguir los nutrientes que requiere el cuerpo para funcionar. Es necesario evitar aquellas que contienen mayor cantidad de grasa.

Por lo cual lo ideal es optar a diario por alguna de estas: pollo, conejo, pavo, pescado, huevos o legumbres. Y dejar para las ocasiones especiales: el cordero, cerdo o pato.

La selección es clave, para lograr una buena nutrición

Mantener un buen metabolismo requiere de ciertos ajustes en la forma en que se seleccionan los alimentos. Es por ello que hay que saber la forma en la que se van a ingerir, de allí que se tengan en cuenta las siguientes recomendaciones:

Tomar dos litros de agua al día. El agua sirve para limpiar e hidratar el organismo, al mismo tiempo ayuda a mantener una sensación de saciedad. Es así que el agua es un gran aliado para evitar comer de más.

Para ello hay que consumir agua durante el día, siendo lo ideal que se empiece desde muy temprano.

Seleccionar buenos carbohidratos. Lejos de los que algunos opinen en que los carbohidratos contribuyen al aumento de peso, estos alimentos son necesarios. Por cuanto es de los carbohidratos que se obtiene la energía.

Además son la única fuente de energía que utiliza el cerebro, de allí que son necesarios para lograr concentración y evitar la ansiedad.

Sin embargo, hay que preferir los más saludables como los cereales integrales, frutas, papas, arroz y pan integral.

Evitando aquellos más refinados y poco saludables como el azúcar, los dulces, pasteles, entre otros.

Combinar bien alimentos. Es así que no importa cuántas calorías tengan los alimentos, lo importante es cómo se combinan y los metaboliza el cuerpo.

Es así que lo ideal es mezclar proteínas con carbohidratos, evitando mezclar grasas con carbohidratos.

Comer tres raciones de lácteos al día. Favorece la necesaria ingesta de calcio y vitamina D, siendo necesario consumir de dos a tres raciones al día.

Se deben preferir aquellos que son semidesnatadas o semidescremados porque los completamente desnatados o descremados no contienen vitamina D. De igual forma se debe evitar consumir quesos curados porque contienen mucha grasa.

Lo importante para mantener el metabolismo activo es asegurarse de conseguir una buena nutrición. Es por ello que se deben evitar a toda costa las dietas bajas en calorías.

Siendo lo más recomendable consumir Pirigrás, además de alimentos ricos en vitaminas y minerales para que así se logre una saludable nutrición.

Baja de peso acelerando el metabolismo

La mejor manera de lograr un peso ideal es acelerando el metabolismo, para lo cual se deben seguir las siguientes recomendaciones:

Desarrollar músculos. El cuerpo utiliza mayor cantidad de calorías para mantener los músculos que la grasa.

Es así, que al mantener un buen tono muscular el metabolismo se hará más rápido.

Comer picante. Diferentes estudios han determinado que el chile o ají picante ayuda a quemar grasas. De igual manera, la cayena o pimientos rojos picantes contienen un elemento llamado capsaicina que les da ese picor.

Además, este componente ayuda a disminuir la cantidad de grasa corporal, lo que ayuda a adelgazar.

Optimizar el balance hormonal. El metabolismo se mantiene gracias al trabajo de varias hormonas. Es así que si funcionan de manera adecuada se pueden padecer enfermedades como el hipotiroidismo, que generan aumento de peso.

Además las hormonas del crecimiento o la testosterona son las encargadas de llevarle energía al cuerpo y construir músculos. A tal punto que cuando sus niveles se ven afectados se genera una sensación de cansancio.

Consumir canela. Estudios han demostrado, que consumir una cucharadita al día de canela disminuye en un 30% los niveles de azúcar y colesterol en la sangre.

Beber café negro. Aunque no parezca, el café es bueno para prevenir la diabetes y algunos tipos de cáncer. Además, la cafeína aumenta los niveles de adrenalina siendo un poderoso estimulante.

El café tiene la particularidad de acelerar el metabolismo de forma natural, ayudando a quemar las grasas. Lo ideal es consumirlo sin leche, con poca azúcar para así obtener mejores resultados.

Consumir Pirigrás. Ya que posee una excelente combinación de productos naturales ideales para acelerar el metabolismo y con ello a facilitar la pérdida de peso.

Para el metabolismo acelerar, buena nutrición hay que alcanzar

Es por ello que se deben consumir alimentos que aporten nutrientes que puedan ser aprovechados por el organismo, como por ejemplo:

Pescado blanco. Es ideal para acelerar el metabolismo, porque se digiere con facilidad.  

Pollo. Es una excelente fuente de proteínas. , ayuda a quemar calorías al generar aumento en el proceso de digestión. Lo ideal es consumirlo asado para evitar sumar calorías innecesarias.

Verduras de hojas verdes. Estas ayudan a quemar la energía que no se necesita, además son ricas en betacarotenos y otros nutrientes.

Son ideales para incluir en la dieta diaria, entre las cuales puedes elegir brócoli, lechuga y espinaca.

Huevo. Las claras de huevo son ricas en proteínas, haciendo de este alimento un magnifico aliado para eliminar las grasas del organismo.

Toronja o pomelo. Es rica en vitaminas, entre ellas la C que se encarga de eliminar toxinas del cuerpo y puede limpiar el hígado. Es excelente para mantener al organismo libre de impurezas.

Té verde. Es ideal para ayudar a metabolizar las grasas. Además mejora la digestión facilitando el proceso de absorción de los nutrientes.

Batidos de proteínas. Elaborados con frutas y alimentos con alto contenido de proteínas como las almendras, leche, yogurt, soya, entre otros.

Se pueden consumir con regularidad a fin de sustituir y enriquecer las meriendas diarias.

Manzana verde. Comer una manzana verde a diario, especialmente en la tarde, ayuda a acelerar el metabolismo, generando que el cuerpo queme más calorías.

Frutos rojos. Estos contienen gran cantidad de fibra que favorece a una sensación de llenura y saciedad, además aportan poca cantidad de calorías. Es así que comer frambuesas, fresas y moras ayuda a consumir buena cantidad de fibra.

Esta fibra funciona como una esponja para absorber y mover las grasas rápidamente por el sistema digestivo, evitando así que se quede en el organismo.

Además de tener en cuenta estos alimentos, se debe procurar mantener una dieta balanceada, al igual que una apropiada rutina de ejercicios.

Asimismo, tomar Pirigrás es ideal para ayudar a acelerar el metabolismo y a perder peso con gran facilidad.

Mueve el cuerpo para quemar calorías

Para mantener un buen estado de salud es necesario realizar alguna actividad física. Es así que existen diversas alternativas para poner en movimiento el cuerpo y con ello acelerar el metabolismo.

Sin embargo, no todos los tipos de ejercicios son adecuados para todos es por ello que se debe encontrar el que mejor se adapte a los requerimientos particulares.

De allí que a continuación se presenten diversas alternativas para realizar ejercicios que ayuden a acelerar el metabolismo:

Ejercicio aeróbico. Se debe practicar al menos unos 10 a 20 minutos diarios, aprovechando las actividades diarias.

Al ir al trabajo, a comprar pan o pasear el perro, se puede procurar caminar, correr o andar en bicicleta. Este tipo de ejercicios son ideales para la salud cardiovascular.

Ejercicios con peso. Sea en la casa o en el gimnasio incorpora rutinas con pesas, que ayuden a la formación de músculos necesarios para quemar más grasas.

Vigilar la intensidad y los intervalos: ya que al correr a diario por una hora, no se logra perder de peso, se debe intentar otra alternativa.

Para ello se puede poner en práctica realizar jornadas donde se corra más rápido en menor tiempo, realizando series que involucren mayor intensidad.

Es así que mientras se genere mayor cantidad de sudor se estará aumentando la cantidad de calorías quemadas.

Ejercitar el cuerpo al menos 10 minutos al día. Realizar ejercicios funcionales, bien hechos que involucren a la mayor cantidad de músculos posibles a diario.

Combinar y realizar ejercicios como planchas, abdominales, zancadas, sentadillas, entre otros pondrán en marcha el metabolismo.

Realizar descansos activos. Procurar moverse mientras se trabaja en la computadora, viendo la televisión u otras actividades que generan horas de inactividad.

Se puede utilizar una máquina para pedalear, sentarse en una pelota de entrenamiento o realizar pequeñas caminatas cada 20 minutos.

También, se puede preferir usar las escaleras antes que el ascensor, lo ideal es generar cada día mayor actividad y menos momentos de inactividad.

Hombre y mujer joven realizando ejercicios de estiramientoEjercitar con alegría para quemar las calorías

Realizar ejercicios es la mejor manera de activar el organismo para acelerar el metabolismo y quemar calorías.

Sin embargo, para obtener mejores resultados se debe procurar hacerlos de manera que sean divertidos evitando con ello sentirse aburrido y poco motivado.

Se pueden tener en cuenta las siguientes sugerencias para optimizar las rutinas de ejercicios:

Optar por la diversión. Realizar actividades que motiven hará que se rinda más y así se active el metabolismo, procurando elegir ejercicios que generen diversión.

De igual manera, se pueden practicar alternativas como nadar, bailar, entre otras que generan actividad y diversión

Escuchar música. Elegir música que motive para realizar el entrenamiento ayudará a quemar más calorías.

Algunos ritmos estimulan a correr más rápido o a realizar las series de ejercicios con mayor vigor. Es así que se debe seleccionar dichas melodías de acuerdo al gusto particular, es decir aquella que ayude a rendir más.

Ser constante. Esta es la clave para conseguir quemar calorías, no es suficiente con realizar ejercicios los fines de semana. Es necesario mantener el entrenamiento todos los días.

Descansar. Para lograr un máximo rendimiento es necesario el descanso diario, por ello hay que dormir al menos 7 a 8 horas. Además, se pueden colocar las piernas en alto luego de una jornada de entrenamiento intenso.

También el tomar un largo y relajante baño, realizar un masaje, ir al sauna, entre otras actividades que ayuden a que el cuerpo pueda descansar.

De igual manera, se puede realizar meditación o yoga para lograr conseguir descanso de mente y cuerpo, mejorando el rendimiento.

Cocinar y comer bien para entrenar. Para lograr quemar adecuadamente las calorías se debe tener una dieta adecuada.

Es por ello, que se debe aprender a cocinar a fin de elegir los mejores ingredientes, así como controlar la manera en que se cocinan.

De esta manera se pueden comer alimentos sanos que sean agradables al paladar.

Asimismo, tener una buena nutrición contribuye a que el metabolismo funcione adecuadamente garantizando un óptimo estado de salud y bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *