¿Menopausia?: conoce los mejores tratamientos

¿Menopausia?: conoce los mejores tratamientos

Última actualización: 04-09-2018. Equipo Nutricioni

Ya alcanzó los cuarenta y cinco y tiene ataques de calor, insomnio, mareos y ausencias del período menstrual… ¡no se preocupe, no está embarazada!. Estos pueden ser los síntomas de un proceso natural en las mujeres. Seguramente ha escuchado sobre este tema, pero ¿sabe en qué consiste la menopausia, o cuáles son los mejores tratamientos?.

Entonces este artículo es para usted.

A medida que avanzamos en edad es inevitable que se vayan haciendo evidentes los efectos de un proceso que comienza dentro de nuestro organismo.

El envejecimiento es progresivo y viene acompañado de una serie de enfermedades y “achaques” de los que es difícil escapar. Pero ¡ánimo! no tiene por qué ser así con la menopausia.

Hay muchas maneras de aliviar los síntomas a través de tratamientos médicos o alternativos para que lleve su vida con calma.

Pero antes es necesario que entiendas los procesos a los que se enfrenta su organismo y cómo identificar los síntomas.

De esta manera y con ayuda de su médico podrá determinar cuál es el adecuado para usted. No se automedique, le ayudamos a informarse.

Puede preguntar al médico por suplementos de calidad que ayudan a suavizar tales síntomas. Como por ejemplo, Apoyo de las Mujeres, que además de mantener en equilibrio las hormonas disminuye tus dolencias.

¿Qué le viene a la mente cuando escucha la palabra menopausia?.

Esta no es más que un cambio que el cuerpo experimenta como parte del envejecimiento del sistema reproductivo de la mujer.

En este proceso el organismo genera menos cantidad de hormonas femeninas llamadas progesterona y estrógenos. Por otro lado, los ovarios disminuyen la secreción de óvulos.

Esta transición de la etapa reproductiva a la no reproductiva de la mujer se le conoce como Síndrome climatérico y una vez que finaliza ya no es posible engendrar, pues su período fértil ha terminado.

Señales que envía la menopausia ¿cómo identificarlas?

Son muchas las señales a las que debe estar alerta al acercarse a la edad madura. Pero ¡no se alarme!, no es la primera ni la última que experimentará cambios de esta índole.

La característica más fácil de reconocer es cuando el período menstrual (expulsión de sangre desde la vagina) comienza a ser irregular, el flujo cambia y finalmente cesa.

También empiezan a experimentarse sofocos o ataques de calor aunque nadie esté sudando, deficiencia del sueño debido a sudoración nocturna y aceleración de los latidos del corazón.

Los vértigos, mareos y cambios en la temperatura corporal no se quedan atrás, disminuye la libido, se le reseca la piel y tiene dificultades para concentrarse. Incluso los dolores de cabeza pueden volverse frecuentes e intensos.

Otro de los síntomas notorios son los cambios en el metabolismo.

Si empieza a perder masa ósea, muscular y a pesar de tener una alimentación adecuada aumentan sus niveles de grasa en el cuerpo tómelo en cuenta. Quizá ahora se ensanche su cintura, pero no se preocupe, no es mal de morir.

Los cambios no sólo afectan en sentido físico o metabólico, también lo hacen a nivel emocional.

De ahí que su temperamento sufra cambios durante esta etapa. Quizás pueda sentir miedo e irritada con facilidad, o que el estrés se acumula con rapidez.

Por otro lado, los cambios hormonales producidos por la disminución del estrógeno y/o testosterona en la etapa de la menopausia pueden afectar de manera negativa el deseo sexual.

Esto ocasiona una merma significativa en la búsqueda de actividad sexual. Si últimamente siente constantes cambios en el estado de ánimo, esto se debe a que la menopausia influye en su humor y deprimirla.

Puede experimentar cambios en su motivación para hacer las cosas e incluso tener altas y bajas en su apetito.

Después de lo antes dicho, es necesario destacar que muchos de estos síntomas pueden parecerse a los de otras patologías.

Un buen diagnóstico es fundamental para obtener el mejor tratamiento y aliviar los síntomas. En el siguiente subtema hablaremos de eso.

¿Embarazo, trastorno hormonal o menopausia?: evaluación y diagnóstico

Si tiene doce o más meses sin menstruar se puede diagnosticar la menopausia. Por lo general, ocurre entre los 45 y 50 años.

Sin embargo, hay ciertos factores que pueden influir en que una mujer deje de presentar su período menstrual antes de esta edad.

Pero no se confíe, ya que esta ausencia puede deberse a un embarazo inesperado y no a una menopausia prematura.

Además de realizarse un análisis de sangre para descartar un embarazo en primera instancia, también se requiere de otros exámenes médicos.

Por lo general para determinar la concentración de las hormonas femeninas como la FSH y el estradiol (responsable de regular el período menstrual), las cuales sufren cambios durante el climaterio.  

Si la ausencia del período menstrual se presenta con una marcada diferencia en la edad en la que debería presentarse otro de los factores a considerar son las variaciones de peso.

En estos casos es necesario investigar al respecto, como por ejemplo, los motivos de la pérdida o aumento y desde cuándo comenzó este proceso.

Incluso indagar sobre la historia ginecológica de su familia puede ser muy útil para descartar trastornos hormonales o enfermedades con perfil genético.

Una de las hormonas que produce síntomas parecidos a los de la menopausia es la TSH. Cuando esta  tiene poca actividad (hipotiroidismo) fácilmente pudiera confundirse con la menopausia.

Por otro lado, si usted acude al médico por presentar palpitaciones, un examen cardiovascular determinará el estado de su corazón. Si este se encuentra en condiciones normales, puede ser un indicio de que los síntomas se deben al inicio de la menopausia.

Un estudio de la masa ósea también es determinante para checar el estado de los huesos y evitar los problemas de osteoporosis que tienen lugar durante esta etapa.

En resumen, el médico tratante debe tomar en cuenta varios aspectos antes de realizar el diagnóstico y determinar el mejor tratamiento. La edad, último período menstrual, las variaciones en el peso, trastornos hormonales, condición cardiovascular y el estado de los huesos son algunos de ellos. ¿Qué tratamientos hay disponibles? Se los presentamos.

Los mejores tratamientos para mujeres con menopausia

Quizás ha leído o escuchado la frase: “No se automedique, consulte a su médico”. Y estas palabras son 100% ciertas.

Usted podrá saber lo que siente pero el médico sabe por qué.

Claro está, antes de recetar cualquier medicamento es necesario evaluar ciertos aspectos que pueden influir en el tipo de tratamiento que requiere.  

El médico debe conocer la sintomatología específica que usted presenta, su historia clínica y determinar en qué etapa de la menopausia se encuentra.

Si bien es cierto que los síntomas no desaparecerán por completo, la finalidad de estos fármacos es aliviar esos signos y manejar o evitar los trastornos que se presentan en esta etapa.

Una ayuda oportuna es el suplemento Apoyo de las Mujeres por favorecer el equilibrio hormonal femenino antes y durante la menopausia.

Los tratamientos más eficaces se citan a continuación:

Antidepresivos (dosis menores). Pueden ser útiles para disminuir los sofocos. Si por razones de salud debe tomar antidepresivos para controlar trastornos del estado de ánimo o no puede tomar estrógenos, esta es una buena opción.

Estrógeno vaginal. Se puede administrar estrógeno por medio de una crema y lo absorben los tejidos vaginales para aliviar la sequedad vaginal.

Medicamentos para regular la tensión arterial. Las pastillas o parches que se utilizan para controlar la presión arterial pueden aliviar en cierta medida los ataques de calor.

Medicamentos para prevenir las convulsiones. Son indicados para quienes no pueden tomar estrógenos y contribuye a la reducción de los sofocos nocturnos.

Medicamentos para para tratar la osteoporosis. Los médicos pueden sugerir estos medicamentos por su contribución a la masa ósea. Reduciendo la disminución de masa ósea disminuye también el riesgo de fracturas.

Tratamiento hormonal sustitutivo. Este tratamiento a base de estrógenos sustituye a las que el cuerpo ya no produce y alivia los ataques de calor o sofocos.

Además evitará que pierdas masa ósea. Es posible que también necesites progesterona si aún tienes útero.

Evalúa  cada año con tu médico los riesgos y beneficios antes de tomar cualquier decisión. La administración inadecuada de estos medicamentos trae consecuencias negativas sobre el organismo.

Por ejemplo, un uso prolongado de los mismos ocasiona riesgos de padecer enfermedades del corazón e incluso cáncer de mama.

Top 10 de las recomendaciones para la menopausia

Aunque hay tratamientos que pueden ayudarle a minimizar los efectos de la menopausia, usted puede contribuir con ellos para llevar una vida más tranquila en etapa de su vida. ¿De qué manera? Siga estas sencillas pero eficaces recomendaciones:

Active su vida social. Evite aislarse y caer en los estados de ánimo depresivos. Estar sola porque eres viuda, divorciada o porque tus hijos ya se fueron de casa no le afectará tanto.

Consuma una dieta equilibrada y saludable. Las verduras, los lácteos y las frutas deben ser parte de su menú principal. Incremente el consumo de carnes blancas y disminuya el consumo de grasas.

Cuide su higiene íntima. La falta de secreciones y el adelgazamiento de los tejidos puede producir sequedad vaginal. Alivie los síntomas y evite infecciones utilizando estrógenos de uso tópico, cremas o lubricantes.

Deje los hábitos tóxicos. El fumar tabaco o el consumo de alcohol aumenta el riesgo de que padezca enfermedades del corazón u osteoporosis. ¡Elimínelos!

Duerma lo suficiente. La falta de sueño puede generar cambios de humor y estrés. Vigile la cantidad y la calidad de su sueño.

Ejercítese con regularidad. El ejercicio favorece sus sistemas, muscular, circulatorio y óseo. Además contribuye a que mantenga su peso y queme calorías.

También le permite mantener la elasticidad de sus músculos y coordinar la movilidad de su cuerpo. Por si fuera poco, mejora sus niveles de colesterol, reduce la hipertensión y evita la pérdida de masa ósea y muscular.

Fortalezca el suelo pélvico. Los ejercicios pueden prevenir problemas de incontinencia urinaria. La fisioterapia orientada puede ayudarle a corregir la debilidad de los músculos de la pelvis.

Mantenga a raya los sofocos. Es imprescindible que tome agua fría. Utilice ropa liviana, mantenga un ventilador de mano y mantenga su habitación fresca.

Ponga en marcha nuevos proyectos. Aceptar esta nueva etapa de su vida le proporcionará libertad.

Reduzca el consumo de café. Para evitar la irritabilidad o hiperactividad que produce el exceso de cafeína. Además que puede afectar su sueño y generar insomnio.

 Ventajas de su llegada

No todo es malo cuando hablamos de menopausia, no se centre en los aspectos negativos. Los puntos positivos existen, quizá sólo necesita cambiar de enfoque. En esta sección le ayudaremos encontrar razones para estar satisfecha.

¡Adiós riesgo de embarazo!. Una vez que te han diagnosticado la menopausia ya no es necesario que te preocupes por un posible embarazo no deseado. Ahora puedes disfrutar del sexo sin angustias.

Aún así, no dejes de lado los preservativos, ellos te protegerán de infecciones y enfermedades.

¡No más toallas, ni tampones!. Olvídate de estar buscando las mejores marcas o la mayor comodidad y seguridad por más tiempo ¡eso ya no será problema!.

Además le darás un alivio a tu cartera cada mes porque los antojos nocturnos ya no se apoderarán de ti.

Y lo mejor de todo, ya no se manchará tu ropa por accidentes en esos días.

Seamos sinceras, por mucho que nos protejamos, todas hemos experimentado esos malos ratos.

Se terminaron las hormonas chifladas. Tu cuerpo vuelve a ser tuyo sin tener que lidiar con los altibajos que provoca el ciclo menstrual.

No tendrás que pasar de un estado de ánimo a otro como si te presionaran un botón.

La montaña rusa de emociones se detendrá y ya no tendrás que planificar tu vida dependiendo de cómo te sientes.

Disfruta de esta etapa al máximo y no desaproveches ninguna oportunidad de experimentar cosas nuevas.

Sin embargo, mientras tanto se recomienda colaborar con tu organismo proveyendo suplementos que regulen las hormonas y alivian los síntomas como Apoyo de las Mujeres.

Disfruta de la privacidad. Desde que tuvo hijos no supo lo que era estar tranquila o sola por un momento porque tenía siempre detrás a sus curiosos niños. Pero ellos crecieron y ya no están con usted.

No se entristezca por eso, alégrese de que formaron una feliz familia como usted lo hizo. Disfrute de sus momentos a solas con su pareja y planifiquen juntos nuevas metas.

Pero si está sola, ¡mejor aún! lea libros, prepare nuevas comidas, viaje a un lugar que no conozca, o hágase un cambio de look. ¡Verá que la soledad no es tan mala como parece!.

Otros aspectos a considerar

Estudios médicos realizados han demostrado que las mujeres con estilos de vida saludable presentan una menopausia tardía.

Pero lo contrario también es cierto, suelen presentarse factores que influyen en que mujeres sin hábitos saludables presenten un adelanto de la menopausia. Algunos de ellos son:

El sedentarismo. Según la Organización Mundial de la Salud para el año 2.002 esta era una de las causas principales de muerte e incapacidad.

A diferencia de quienes realizan actividad física con regularidad reciben muchos beneficios a la salud. Esto se debe a que se protegen de muchas enfermedades, incluidas la menopausia temprana.

El tabaquismo. Se asocia a efectos antiestrogénicos con repercusiones significativas. De hecho, la mayor incidencia de la menopausia prematura es el tabaquismo.

Está demostrado que las mujeres fumadoras suelen tener la menopausia al menos 3 años antes que las que no fuman.

Incluso se exponen a riesgos de adquirir enfermedades cardíacas, cáncer, osteoporosis, entre otras.

Intervenciones quirúrgicas. Muchas mujeres que entran en esta etapa en edad temprana puede deberse a cirugías donde se extrae el útero (histerectomía).

También ocurre cuando se extirpa uno o ambos ovarios, o porque por desórdenes genéticos falla alguno de los ovarios.

Incluso el daño causado por: quimioterapias, el uso de medicamentos anticonceptivos o malos hábitos alimenticios se suman a los factores que influyen en una menopausia precoz.

Por tales razones es importante estar conscientes de que la menopausia tiene sus etapas.

Cuando percibamos ciertos cambios en nuestro cuerpo debemos acudir a un especialista que determine en cuál de ellas nos encontramos, las cuales pueden ser:

  • La premenopausia es el período reproductivo que antecede a la menopausia.
  • La perimenopausia es el tiempo en que se presentan cambios biológicos, clínicos y endocrinológicos debido a la aproximación de la menopausia, hasta 1 año después de ella.
  • La postmenopausia comprende el período de tiempo que transcurre desde el último período menstrual, por razones naturales o por menopausia inducida (por intervención quirúrgica).

No olvides consultar con el médico si te recomienda usar suplementos naturales. Aquí te recomendamos Apoyo de las Mujeres por ser efectivo aliviando las dolencias femeninas por ser un poderoso regulador hormonal.

Contar con un amplio conocimiento acerca del tema la ayudará a afrontar estos procesos naturales de su organismo.

Y más que limitarse será una oportunidad de avanzar y crecer a nivel personal.

¡Escriba su nuevo capítulo con entusiasmo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *