Niño de cabeza en el pasto sonriendo y siendo feliz

Mejora tu vida con acciones para ayudar a los demás

Mejora tu vida con acciones para ayudar a los demás

Última actualización: 04-10-2018. Equipo Nutricioni

Cuando ayudas a los demás, no solamente beneficias a otra persona, mejoras tu vida, eres más feliz, al estar mejor tu y otras personas, tu entorno también mejora.

Los seres humanos somos seres sociales, necesitamos compartir con otras personas y por eso vivimos en sociedad. La cooperación y la ayuda entre los grupos de una comunidad es lo que ha permitido la evolución de la sociedad.

Sin embargo, en la actualidad las personas somos muy individualistas, vivimos sumergidos en el trabajo, intentando  triunfar en un mundo de alta competencia. Esto genera muchos miedos, causa estrés, y terminamos viendo a nuestros semejantes como competidores.

Hay personas que se sienten superiores, sus triunfos son gracias a su esfuerzo, y no reconocen que alguien les ayudó, por esto no creen en ayudar  al prójimo.

Siempre alguien a contribuido en nuestros triunfo, nuestros padres al educarnos, nuestro jefe al darnos el empleo, el que creó la computadora que facilita tu trabajo.

Por supuesto que tu esfuerzo es parte fundamental en tus triunfos, pero se humilde y aprende a ver la ayuda que recibes.

Nada más grato que el triunfo compartido, ver a alguien triunfar y sentir que pusimos un granito de arena en ese hermoso castillo que construyó

El ayudar a otros es una cualidad inherente al ser humano, cuando sucede una tragedia, muchas personas colaboran, hacen lo posible por ayudar.

Ayudar nos hace sentir bien, dentro de la calamidad nos sentimos reconfortados. No hace falta esperar una tragedia para ayudar, hay muchas cosas que podemos hacer por las personas cercanas, les aseguro que recibirán más de lo que dan.

Mujer joven ayuda a anciana a realizar sus ejercicios

Formas de lograr ser un mejor ser humano

  • Cultiva el altruismo: El altruismo es una cualidad inherente al ser humano, que consiste en ayudar desinteresadamente a otras personas que lo necesiten.

Es servir desinteresadamente a otro utilizando la empatía, entendiendo su situación y ayudando a mejorarla.

Esta cualidad se manifiesta más en unas personas que en otras, esto tiene que ver con la educación y principios que nos inculcan tanto a nivel familiar como social.

Muchas veces las creencias religiosas nos estimulan desde niños la ayuda a nuestros semejantes, la reconocen como virtud.

Nuestra sociedad en muchas ocasiones nos empuja en sentido contrario, la gran importancia que se da al estatus económico, la posición social nos vuelve egoístas.

Estamos tan enfocados en nosotros mismos, que sentimos que el tiempo no alcanza, nos estresamos, perdemos la empatía,  la compasión pasa a ser debilidad.

  • Cuida tu salud física y mental: Calma tu mente y fortalece tu cuerpo si estas estresado y agotado y no tienes las fuerzas para ayudar a tu prójimo. El ayudar a otros nos aporta grandes beneficios en la vida, tengamos la salud para hacerlo.

Si estás estresado, sufres de ansiedad o estás deprimido una buena dieta podría ayudarte,  ten presente estos alimentos en tu dieta:

  • Hidratos de carbono complejos, como cereales integrales, papas, arroz integral, pasta integral te ayudan a mantener los niveles de glucosa. Las bajas de azúcar en el organismo pueden provocar un bajón de ánimo, no lo permitas.
  • Proteínas: alimentos ricos en proteínas como carne, pescado, legumbres huevos y frutos secos, no sólo son nutritivos son ricos en triptófano. El triptófano es un aminoácido, no sintetizado por el organismo, necesario para producir la serotonina, neurotransmisor que mejora el estado de ánimo.   
  • Vitamina B:  Este complejo vitamínico ayuda al organismo metabolizar los alimentos, protege nuestro sistema nervioso central. Cuando estamos bajo tensión nuestro organismo la gasta con rapidez, y nos sentiremos sin energía. La vitamina B9 (ácido fólico) mejora el insomnio, el cansancio e inapetencia, la Vitamina B1 ayuda a metabolizar los hidratos de carbono que dan energía. Puedes complementar con un suplemento natural, como el NervSoport, que contiene vitamina del grupo B y otros productos naturales que benefician la salud.
  • Magnesio: es un mineral utilizado en la síntesis de la serotonina, puedes encontrarlo en los frutos secos, vegetales verdes, cereales y en el chocolate.

Recuerda que puedes complementar tu alimentación con productos naturales como NervSoport que tienen muchos de los nutrientes requeridos por tu organismo.

El ejercicio físico también ayuda a controlar el estrés. No es necesario que sean fuertes, con una caminata de media hora que incluyas en tu día a día, notarás la diferencia.

Practica la relajación y la meditación, no olvides incluir en tu dieta complementos como NervSoport, que ayuda a combatir el insomnio gracias a sus componentes.

El NervSoport contiene hierbas como la manzanilla, la raíz de Ashwagandha, entre otros, que ayudan a mejorar el sueño.

Hombres y mujer con ropa laboral haciendo ejercicios de relajación

Ayudar a los demás mejora tu vida

Comencemos por revisar cómo nos sentimos hoy con nuestra vida, si sientes que algo le falta a tu vida, te aseguro que el ayudar a otros llenara ese vacío. Cuando ayudas a los demás, sientes satisfacción, mejora tu autoestima, el saber que eres capaz de hacer algo por otra persona genera confianza en ti mismo.

Veamos algunos aspectos que mejoraran con esta práctica:

  • Disminuye los síntomas de depresión: si tienes problemas de depresión, el ayudar a otros mejorará tu estado de ánimo, te ayuda a olvidar tus problemas. Al concentrarte en mejorar la situación de otro tendrás una nueva visión, veras que las situaciones pueden superarse.
  • Mejoras tu círculo social: como se menciona al principio, somos seres sociales, el compartir con otras personas nos da satisfacción, genera felicidad. El ayudar a tus amigos, consolida los vínculos de amistad, el ayudar a desconocidos nos da nuevos amigos.
  • Mejora tu salud: cuando actuamos en favor de otro, desinteresadamente, el cuerpo libera neurotransmisores, como la serotonina que te hará sentir feliz. Esto disminuye los niveles de estrés y ansiedad, que tanto daño le hacen a tu salud.
  • Experimentaras el agradecimiento: cuando ayudas, los haces sin esperar nada a cambio, pero te aseguro que muchas personas te mostraran su agradecimiento. Al experimentarlo aprenderás a ser agradecido y esto te traerá muchas bendiciones.
  • Recibiras mas de lo que das: puedes llamarlo karma, reciprocidad universal, pero realmente todo lo que siembras en esta vida regresa  multiplicado.
  • Aumenta tus conocimientos: cuando te involucras en ayudar a los demás, siempre aprendes algo, a veces te toca investigar para poder resolver la situación. Simplemente al interactuar de manera consciente con otras personas, nos da lecciones, todas las personas tienen algo que enseñarnos.

Acciones que puedes hacer para ayudar a los demás

Ya en este punto debes estar interesado en poner en práctica la ayuda a los demás, seguramente ya lo haces sin estar conciente, pero vamos a expandirlo. A continuación veremos algunas acciones para poner en práctica:

  • Práctica la cordialidad: regalar una sonrisa, dar las gracias, pedir las cosa por favor, ceder un puesto no solamente demuestran buena educación. Cuando tratas con respeto y amabilidad a las personas, les demuestras que las valoras, y tus recibirás sonrisas y agradecimientos de vuelta.
  • Ayuda a los que están en tu entorno, la vida acelerada que llevamos en ocasiones nos impide ver que nuestros amigos y familiares necesitan apoyo. Prestemos atención, preguntemos que necesitan, llamemos a los amigos para saber como estan.
  • Escucha, algo que suena simple pero que muchas veces no practicamos, escuchar no es lo mismo que oír. Cuando escuchas prestas atención, entiendes lo que te dicen, puedes aconsejar , puedes ayudar a resolver la situación. Escuchar a una persona puede simplemente hacerla sentir que es importante, y te aseguro que eso cambiara su dia.
  • Ayuda en las tareas a otros, muchas personas sufren de estrés al ver que tienen cosas pendientes y no logran realizarlas. Puede ser un compañero de trabajo, tu pareja, tus padres, dale una mano ayúdalo a terminar sus tareas, ayudalo a optimizar su desempeño.
  • Consuela y apoya a los afligidos: son muchas las situaciones que afrontamos en la vida, algunas  nos derrumban anímicamente y podemos deprimirnos. Apoyarlos en los quehaceres ayuda, pero podemos ir más allá, cuida su alimentación, tal vez puedas darle algún complemento alimenticio como NervSoport.
  • Ayuda a otro a encontrar la felicidad, muchas personas están confundidas, necesitan una mano amiga, que los guie y los ayude a encontrar su camino. Si te encuentras en esa búsqueda de la felicidad puedes compartir tus experiencias, y guiar a otros, o tal vez puedan recorrer juntos el camino.

Niños corriendo a través de una montaña jugando con su amigo en silla de ruedas

Ayuda a las personas en consonancia a su realidad

Para que tu ayuda realmente impacte y mejore la vida de una persona tienes que tomar en cuenta la realidad de esa persona, escúchala, entiendela.

Necesitas tener empatía, para entender lo que siente la otra persona, y esto está ligado a la realidad que vive esa persona. Por ejemplo, no puedes ayudar a alguien regalándole un libro de cocina para que se alimente mejor, si su problema es que esta desempleado.

Aunque esta persona tiene un problema nutricional, su problema real es el que no tiene recursos para comprar los alimentos.

Es necesario que agudicemos nuestros sentidos, aprendamos a ver, a prestar atención a la realidad que rodea a la persona, observemos detalles.

También aprendamos a escuchar, lo que se escapa a la vista lo entenderemos escuchando con atención. Si desarrollamos estos sentidos será más fácil tener empatía con las personas.

Lo más satisfactorio de ayudar a otros es ver que haya un cambio en su vida, tómalo como un proyecto, ayudalo con entusiasmo y verás cambios gratificantes.

Comunícate asertivamente

El ser asertivo significa poder comunicar nuestras ideas, y defender nuestros derechos, respetando a los demás, permitiendo una conversación productiva.

Cuando te involucras en la situaciones de otras personas para ayudar, si bien es cierto que debes ser empático, no puedes dejar de ser asertivo.

No siempre vas a poder ayudar a todos, a veces es necesario saber decir no cuando alguien requiere nuestra ayuda y no podemos.

Tal vez no tengamos los recursos, o no tenemos la capacidad o no tenemos tiempo, si te comprometes solo causaras mas problemas.

Cuando eres claro y dices que no puedes ayudar, la persona seguirá buscando ayuda hasta solventar su situación y tu no te cargaras de estrés, se realista.

Niño de cabeza en el pasto sonriendo y siendo feliz

Ofrécete como voluntario

Otra forma de ayudar a los demás es trabajar como voluntarios en organizaciones de ayuda a la comunidad. Seguramente en tu comunidad existe alguna organización que presta ayuda a los más necesitados.

Un ancianato, un orfelinato son lugares donde puedes trabajar como voluntario y  mejorar la vida de los más necesitados. si no existe, ¡organiza una! reúnete con los vecinos y comienzan a trabajar por su comunidad.

Comparte tus habilidades

Puedes ayudar a otros compartiendo tus habilidades, revisa en qué te destacas (esto ayudará a tu autoestima), y pon manos a la obra, veamos algunos ejemplos:

  • Si eres bueno con la computadora enseña a los compañero de trabajo a usar este recurso. Podrías organizar un taller donde enseñes a utilizar hojas de cálculo, a hacer presentaciones, a redactar.
  • ¿Tienes el don del habla?, organiza charlas motivacionales, investiga prepara el material y orienta a tus amigos, seguro ayudaras a muchos.
  • Enseña tu arte culinario, es agradable que digan que cocinas sabroso, pero que tal si enseñas a otros, organiza un taller donde aprendan y se diviertan.
  • Ayuda a los niños de tu familia y de tu comunidad, si te gustan los niños y tienes facilidad para relacionarte con ellos, apoya a tus amigos y vecinos. Puedes cuidarlos, enseñarles juegos didácticos, ayudarlos con las labores escolares.
  • ¿Que tal si ayudas a tus compañeros de clase?, si tienes habilidad para las matemáticas o cualquier otra materia, apoya a tus compañeros. Podrias hacer un grupo de estudios y ayudarlos a prepararse.

Todos somos buenos en algo, aprendamos a compartirlo, y será un ganar ganar. Si crees que no eres bueno en nada, te recomiendo que trabajes en tu autoestima, tal vez en este momento tu seas el que necesita ayuda.

Ayudar a otros es tu elección

Como hemos visto el ayudar a otros trae muchos beneficios, pero es una elección personal, no te pueden obligar, no te daria buenos resultados, no te haria mas feliz. Tal vez necesites hacer algunos cambios primero en ti, para poder ayudar a otros.

El ayudar debe ser algo que nos ayude a crecer como ser humano, somos como los árboles, cuando están saludables y tiene buen follaje dan sombra sin perder nada. Tal vez no reciban nada a cambio y solo dan beneficio al que se acerca, pero esto no los daña.

Solo tu sabes cuando estás en condiciones de ayudar, tal vez en este momento sólo puedes comenzar con algo sencillo, como ser amable, sonreír, ceder un asiento.

Estos pequeños gestos harán un cambio en tu vida, te ayudarán a sanar, te motivará a hacer más, a organizarte para disponer de tiempo.

Recuerda que no estás en una competencia. Cada quien ayuda de acuerdo a su posibilidad,te recomiendo que pruebes ayudar a otros y  decidas hasta donde llegar.

Si todos los sere humanos dedicáramos una pequeña porción de nuestro tiempo en ayudar a otros, nuestra mejora como sociedad sería notable. Practica el amor al prójimo, no olvides que todos somos hijos de Dios, tratémonos  como hermanos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *