Corriente sanguínea humana, Flujo sanguíneo humano - tablero didáctico de anatomía del sistema sanguíneo de la circulación humana sistema sanguíneo, cardiovascular, vascular y venoso

Mejora tu circulación consumiendo medicamentos naturales

Mejora tu circulación consumiendo medicamentos naturales

Última actualización: 12-01-2019. Equipo Nutricioni

Ilustración que muestra la circulación sanguínea.

La circulación sanguínea es la que se encarga de transportar oxígeno y nutrientes al organismo en su totalidad.

Luego, es devuelto en forma de dióxido de carbono hacia los pulmones para luego ser expulsada por medio del proceso de la respiración.

Existe gran cantidad de personas que tienen una mala circulación sanguínea. Las razones son diversas y las alternativas para mejorarlas son muchas.

Una de las opciones para mejorar la circulación sanguínea es con el consumo de Extralib Hombre.

Las venas se van haciendo más pequeñas hasta que se convierten en pequeños vasos capilares.

Por la nariz entra el oxigeno que va cumpliendo un proceso de purificación al igual que los nutrientes.

Estos nutrientes y oxígeno se transportan hacia todas las células del organismo por medio de esos vasos capilares.

Una vez que llegan a las células, son purificados, y de allí pasa a cada uno de los órganos que se encargan de eliminar sus residuos.

En este caso lo eliminan los riñones y el hígado. Luego esta sangre ya purificada pasa a los pulmones donde es nuevamente oxigenada.

Una vez oxigenada, pasa al corazón y de esta manera se repite el ciclo de esta circulación.

Explicado todo lo anterior, se puede decir que el sistema circulatorio tiene la función de transportar tanto alimentos como oxígeno a las células y eliminar los desechos que se detectan en la sangre.

Un órgano muy importante que permite que la circulación sanguínea se realice es el corazón.

La sangre de las arterias es expulsada por el lado izquierdo del corazón. Una vez que ha pasado por varios órganos, se devuelve al corazón por el lado derecho.

Al estar en esta parte del corazón, se expulsa hacia los pulmones y la sangre es oxigenada para repetir el mismo ciclo. Con esta pequeña explicación se entiende logra entender el proceso del flujo sanguíneo del organismo.

¿Cómo puedo saber que tengo mala circulación sanguínea?

La mala circulación sanguínea puede producir algunos síntomas fáciles de detectar.

Uno de los síntomas más evidentes es que los pies comienzan a mostrarse hinchados. Al estar hinchados se presenta cierto picor en esa área.

Los pies y las manos comienzan a notarse fríos, esto es debido a que el flujo de la sangre proporciona calor al cuerpo.

Por lo tanto, al no fluir de manera correcta, se comienzan a enfriar algunas extremidades del cuerpo.

Las piernas comienzan a presentar tanto dolor como un cansancio extremo. Este malestar se hace presente sin hacer siquiera esfuerzos físicos. Esto es porque la sangre no fluye con la misma rapidez de antes.

La piel comienza a notarse seca y poco hidratada.

Se comienza a presentar entumecimiento en varias partes del cuerpo. También se siente hormigueo muy especialmente en las piernas y pies.

La sangre transporta partículas de grasas que pueden producir algunos tapones en las venas. Este tipo de obstrucción imposibilita el paso de la sangre produciendo entumecimiento en algunas áreas del cuerpo.

Un síntoma muy notorio y que sin duda alguna dará una gran señal de la mala circulación es la presencia de várices en las piernas.

Esto se produce por un exceso de acumulación de sangre en algunas venas. Esto produce que una vena se pronuncie más de lo normal.

Existe una manifestación de la mala circulación que se llama arañas vasculares. Se trata de un grupo de vasos capilares que se reflejan en la superficie de la piel. Tiene la forma de la tela de araña y su color es entre rojo y morado.

La piel no logra tener la suficiente oxigenación que le proporciona la sangre. Por dicha razón, la piel suele presentarse de color azul.

Cuando el sistema inmune está bajo, si existe mala circulación y existe alguna herida, ésta por lo general cicatrizan muy lentamente.

Se pueden observar en muchas oportunidades la presencia de ulceraciones en las piernas y en los pies. Esto es debido a que la acumulación de sangre a veces es muy elevada y hace que la piel se abra.

Consecuencias de no tratar la circulación a tiempo

Si la circulación sanguínea no es tratada a tiempo o correctamente puede traer graves consecuencias para la salud de la persona que padece del problema.

Comencemos por mencionar que se dará entrada a los problemas cardiovasculares. Estos problemas pueden terminar con un ataque al corazón. Cuando la circulación sanguínea no fluye correctamente, se forman los  trombos.

Los trombos son una especie de tapón que se forma en las venas o arterias imposibilitando el paso de la sangre. Si la sangre no circula correctamente, el corazón no recibirá el alimento que necesita para continuar su ritmo.

Cuando el corazón no recibe la suficiente oxigenación de la sangre, termina con graves problemas que incluye los infartos.

Existe otro problema que se complica cuando hay mala circulación y además la persona padece de diabetes.

Cuando no existe una buena circulación, la sangre no fluye correctamente. De esta manera se imposibilita el proceso de cicatrización de la piel.

Si la piel no cicatriza correctamente y la persona padece de diabetes, la úlcera producida se puede  convertir en una gangrena.

Cuando la gangrena avanza puede lograr que el miembro afectado se infecte. Por lo general la enfermedad avanza y se debe eliminar el miembro afectado.

Los problemas circulatorios también pueden producir derrames cerebrales por la misma razón que los problemas del corazón.

Si la sangre no fluye con normalidad, el cerebro no recibe la oxigenación. Esto imposibilita que cumpla su actividad normal produciendo derrames cerebrales.

También puede traer como consecuencia problemas con la presión arterial. Produciendo hipertensión, tratándose de una enfermedad donde los niveles normales de la presión se elevan. De esta manera trae muchas otras consecuencias para la salud.

El hígado y el corazón también se ven afectados ya que deben trabajar más de lo que normalmente trabajan para eliminar los residuos de la sangre.

Por otro, este problema tiende a disminuir el apetito y el deseo sexual ya que la sangre no llega a los vasos capilares de los genitales. Este problema se puede corregir con el consumo de Extralib Hombre.

Medicinas naturales que te pueden ayudar a controlarla

En definitiva la naturaleza tiene gran parte de la solución a todos los problemas de la salud.

En este caso, la circulación no se escapa de tener soluciones en la naturaleza.

Hablemos de una infusión de jengibre. La raíz del jengibre es antiinflamatoria y anticoagulante.

Por lo tanto, el consumo de dicha raíz ayudará a disminuir los tapones que se forman en las venas. De esta manera la sangre puede fluir sin problema.

La planta conocida como cola de caballo, una infusión de esta planta ayudará a eliminar la  retención de líquidos en el cuerpo. Es diurético y disminuye la inflamación.

Hierba de romero, encima de una costal de tela blanco.

El romero ayuda a eliminar trombos que se forman en las venas y en las arterias. También ayuda a eliminar toxinas  contenidas en la sangre.

Una infusión de esta planta sería perfecta para mejorar la circulación.

La circulación sanguínea está directamente relacionada con el corazón, por lo tanto, una manera de protegerlo es con el consumo de ajos.

Este alimento unido a la vitamina C de la naranja en un jugo. Como lo lees, un jugo de ambos ingredientes mejorará la circulación inmediatamente.

Las dificultades de la circulación se mejoran con el consumo de un buen jugo de melón con uvas verdes. Estos ingredientes son ricos en antioxidantes que eliminan la formación de grasa en las arterias.

Una planta que permite controlar el estrés y a su vez mejora la circulación. Se trata de las flores del tilo o tila, se puede consumir en una infusión.

La cúrcuma es una planta que es antioxidante, antiinflamatoria y además reduce la grasa de la sangre. Así que su consumo ayuda a mejorar la circulación.

Las nueces son vasodilatadoras, además son ricas en Omega 3 que favorecen la circulación sanguínea.

Vitaminas y minerales indispensables para mantenerla

Entre muchas medicinas que pueden ayudar en la buena circulación, es indispensable el consumo de algunas vitaminas y minerales que la favorecen.

Muchas veces la ausencia de estas vitaminas y minerales son la causa de que la circulación no fluya de manera armoniosa afectando la salud.

En muchas oportunidades, tanto las vitaminas como los minerales son obtenidos a través de una alimentación sana y balanceada.

Los vasos capilares son fortalecidos con el consumo de vitamina B, de esta manera la sangre fluye con mayor facilidad.

Además, permite eliminar la aparición de trombos en las arterias.

Los coágulos de sangre se disminuyen con el consumo de la vitamina C, además es un antioxidante que eliminan toxinas de la sangre.

La vitamina E, es un antioxidante que permite que las venas se pongan más anchas para que la sangre circule con mayor facilidad.

La vitamina K, permite que la sangre tenga el espesor correcto para evitar que sea muy líquida o muy espesa.

El ácido fólico, trabaja en la disminución de problemas del corazón  producidos por la mala circulación.

La vitamina A es indispensable en el cuidado de las paredes de las arterias y las venas. Por lo tanto, su consumo favorece la buena circulación.

El selenio disminuye los ataques al corazón y reduce la hipertensión arterial.

El magnesio permite que se absorba el calcio, a su vez esto previene los problemas del corazón.

La vitamina B6 ayuda a disminuir la dureza de las venas permitiendo la flexibilidad para el paso de la sangre.

El potasio es un mineral que permite que la sangre fluya correctamente ayudándola a eliminar los residuos que producen trombos en las venas.

Alimentación para mejorar la circulación sanguínea

La vitamina C es un excelente antioxidante, esto la convierte en una vitamina que interviene en la producción de colágeno y elastina.

Estas sustancias protegen las paredes capilares, por lo tanto mejoran la circulación. Puedes consumirla en frutas como el limón, la naranja, las fresas, el mango y otros.

El omega 3 es una sustancia que permite que la sangre sea mucho más fluida. Los pescados azules como la sardina, el atún y la trucha son ricos en Omega 3. Además, también los frutos secos como almendras, nueces y avellanas tienen un alto contenido de Omega 3.

La alicina es una sustancia que previene la obstrucción de las arterias. Un alimento rico en alicina es la cebolla, por lo tanto, su consumo es muy favorable.

Es importante disminuir la cantidad de líquidos que se retienen cuando se sufre de mala circulación. Alimentos como el aguacate y la remolacha son excelentes diuréticos.

Las semillas de auyama o calabaza son excelentes para lograr que la sangre sea menos espesa. Así que esto la convierte en una gran amiga para consumir.

El tomate contiene antioxidantes que permiten estimular la circulación de la sangre previniendo así problemas del corazón.

La berenjena es rica en antioxidantes que además ayuda a mejorar la circulación de la sangre en todo el organismo.

La patilla funciona como vasodilatador, lo que significa que su consumo favorece el flujo de la sangre así como el consumo de Extralib Hombre.

La canela elimina los trombos y los coágulos que se forman en la sangre. La puedes consumir en infusiones o simplemente entre tus comidas.

La manzana es una fruta que ayuda a prevenir los problemas del corazón, elimina el colesterol y ayuda con el flujo sanguíneo.

Unas semillas que son milagrosas gracias a su alto contenido de Omega 3, son las semillas de linaza. Su consumo favorece grandemente la circulación.

Otros antioxidantes que colaboran con la buena circulación son las espinacas, acelgas y brócoli.

Ejercicios que te ayudan a que circule correctamente

El sedentarismo es un gran causante de que la sangre no circule con la fluidez indispensable para una buena salud.

Por lo tanto, realizar alguna rutina de ejercicios diarios sería una gran ayuda para mejorar el problema.

  • Estando sentado, no dejes tus pies estáticos. Aprovecha de moverlos de un lado a otro. Estira tus piernas así te encuentres sentado. Este simple ejercicio ayudará a que la sangre de las piernas circule mucho mejor.
  • Estando de pie, ponte apoyado sobre tus puntillas unos segundos, luego apoya tu peso sobre tus talones otros segundos. Alterna estos movimientos y la circulación de tus piernas será mucho mejor.
  • Camina por lo menos un minuto de puntillas. Esto favorece la circulación de las piernas y los pies.
  • Cuando estés acostado también puedes ejercitar tu circulación. Eleva tus pies hacia el cielo para que la circulación no solo vaya hacia abajo.
  • Los ejercicios aeróbicos como bailar y saltar la cuerda favorece mucho la circulación previniendo problemas del corazón.
  • Montan la bicicleta es sin duda alguna una excelente alternativa que también protege tu corazón y cerebro.
  • La natación es un ejercicio rítmico donde se pone en funcionamiento la circulación en todo el cuerpo.
  • Darle movimiento a la cabeza con pequeños giros del cuello ayuda a que la sangre oxigenada pase hacia el cerebro.
  • Los brazos trata de llevarlos lo más alto hacia arriba, como si deseas tocar el cielo con tus manos. Luego bajas las manos como apuntando al suelo. Esto te ayudará con la circulación de los brazos.
  • Los ejercicios de estiramiento son perfectos para ayudarte a vencer ese problema de la mala circulación sanguínea.

Aprende a evitar y a controlar la mala circulación

Cuando una persona tiene mala circulación sanguínea es importante aplicar algunas alternativas para mejorar la situación.

  • La realización de algunos ejercicios físicos de manera constante. Realizar algunas rutinas de ejercicios es una excelente alternativa para mejorar la circulación.
  • Se debe evitar pasar mucho tiempo ya sea de pie o sentado, es importante alternar estas posiciones para ayudar a fluir mejor la sangre.
  • El consumo de Extralib Hombre es una excelente alternativa que permitirá un mejor flujo sanguíneo ayudando a evitar la mala circulación.
  • Cuando hay mala circulación también existe retención de líquidos. Por lo tanto, evitar el consumo de sal evitará el exceso de la retención de líquidos en el cuerpo.
  • Mantén una dieta baja en grasa. La alimentación influye mucho en la mala o buena circulación sanguínea. Recuerda que las personas somos lo que comemos.
  • Hay que disminuir el estrés. Cuando una persona está sometida a niveles altos de estrés, su sistema circulatorio se ve afectado. Por lo tanto, el estrés es un enemigo para una buena circulación sanguínea.
  • Si el problema de mala circulación se está presentando en las piernas o pies, puedes realizar masajes que permitan que la sangre fluya con facilidad.
  • Debes eliminar el uso de calzado y ropa muy ajustada para evitar que la sangre no fluya con facilidad.
  • Puedes darte baños en una bañera con agua tibia y sales marinas o vinagre de manzana que motivan la circulación sanguínea.
  • También puedes elevar las piernas más arriba del resto del cuerpo. Esto se logra acostado boca arriba y se deben subir las piernas para estimular la circulación.
  • Hidrata tu cuerpo, la sangre fluye mucho mejor cuando el organismo está bien hidratado.
  • Caminar es el mejor ejercicio que ayuda a tener una buena circulación sanguínea. Así que no tienes excusas, pon a trabajar tu cuerpo y camina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *