Examen de densitometría ósea, paciente en realización de exámen y pantalla en consultorio médico

Medicamentos para la osteoporosis: todo lo que debemos saber

Medicamentos para la osteoporosis: todo lo que debemos saber

Última actualización: 04-12-2018. Equipo Nutricioni

La osteoporosis es una enfermedad que afecta a los huesos. En esta se produce una disminución de la densidad de la masa ósea, lo que hace que los huesos se vuelvan frágiles y se quiebren con facilidad. Existen medicamentos para la osteoporosis que ayudan tanto a tratar como a prevenir la pérdida de masa ósea.

Estos medicamentos los consideraremos más adelante en este artículo.

Es importante tomar en cuenta que el término osteoporosis significa literalmente “hueso poroso”.Imagen de diferentes estados de la osteoporosis. Comparación de hueso enfermo y hueso sano sobre un fondo blanco.

Se dice que es una “enfermedad silenciosa” ya que no suele mostrar síntomas hasta que los huesos se van debilitando o deteriorando tanto, que con tan sólo un esfuerzo, caída o golpe produce fracturas.

Por lo regular estas rupturas suelen ser en la cadera, muñecas, costillas o en la vértebra.

La fractura de la cadera se considera la más grave, ya que requiere de operación quirúrgica y supone para el paciente una pérdida de su calidad de vida, ya sea por un espacio de tiempo corto.

En esta información consideraremos los medicamentos más recomendados para tratar la osteoporosis, como por ejemplo los Bifosfonatos.

También veremos las causas de la osteoporosis, su clasificación, algunas de las estadísticas, diagnóstico y cómo se puede prevenir esta enfermedad.

Examinaremos además algunas de las vitaminas y minerales útiles para la osteoporosis como lo son la vitamina D y el Boro.

Te invitamos por ello a que leas este artículo y que te puede ser de mucho provecho si sufres esta enfermedad o si conoces de alguien que la padezca.

Medicamentos más recomendados para tratar la osteoporosis

Bifosfonatos. Son los principales fármacos que se utilizan para prevenir como para tratar la pérdida ósea, la mayoría se ingieren por vía oral.

Los bifosfonatos orales muestran una absorción relativamente baja, por lo que no deben ingerirse alimentos en los 30 minutos próximos a su administración.

Pueden producir efectos secundarios como:

  • Esofagitis.
  • Acidez gástrica.
  • El ácido zoledrónico que se administra una vez al año causa como efecto secundario un cuadro de dolor en las articulaciones y fiebre sin gravedad.
  • Náuseas.
  • Dolor abdominal.

Teriparatida. Constituido por una serie de 34 aminoácidos que corresponden al fragmento activo de la hormona natural. Es por tanto un fármaco formador de un nuevo hueso, indicado por ello en el tratamiento de la osteoporosis.

Utilizada primordialmente en el tratamiento para los pacientes con osteoporosis establecida con informes de fracturas.

Es perjudicial en condiciones como el embarazo, enfermedad de Paget, hiperparatiroidismo y tumores que afectan nuestros huesos.

Calcitonina. El cual es una medicina que disminuye la tasa de pérdida ósea. Este medicamento:

  • Algunas veces es utilizada luego de una fractura ósea ya que disminuye el dolor en los huesos.
  • Es mucho menos eficaz que los bisfosfonatos.

Ranelato de estroncio. Es un medicamento de vía oral. Es efectivo en la prevención de fractura vertebral pero no de la cadera.

Provoca un incremento en el riesgo de una trombosis venosa lo cual es la formación de una masa hemática dentro de una vena durante la vida de la persona. Además de ocasionar reacciones en la piel grave.

Raloxifeno. Reduce sólo el riesgo de fracturas de la columna vertebral.

Además del producto Osteo Vigor que lucha contra la osteoporosis. Por lo que te lo sugerimos.

Causas de la osteoporosis

Una de las posibles causas son las que vemos a continuación:

La genética. Entre el 46% y el 62% de la masa ósea se le atribuye a factores de tipo genético.

Esto quiere decir que si nuestros padres y abuelos han padecido esta enfermedad hay muchas probabilidades de que nosotros la padezcamos de igual modo.Tejido óseo esponjoso afectado por osteoporosis

Edad. La osteoporosis aumenta con la edad. A medida que pasan los años, los huesos van perdiendo su fuerza.

Menopausia. Los cambios hormonales aumentan la predisposición de padecer osteoporosis.

Excesivo consumo de alcohol y café.

Diversas enfermedades. Algunas enfermedades favorecen la pérdida de masa ósea como:

  • La artritis reumatoide.
  • Anorexia nerviosa.
  • Celiaquía.
  • Enfermedades hepáticas.
  • Hipertiroidismo.
  • Dieta pobre en calcio.
  • Fumar.
  • Inactividad física.
  • Bajo peso corporal.
  • Estilo de vida sedentario.

Los huesos se encuentran en un estado de renovación consecuente: Se desarrollan huesos nuevos y se descomponen los viejos.

Cuando se es joven, el desarrollo de los nuevos huesos es más rápido que la degeneración en el cuerpo, motivo por el cual la masa ósea va en aumento.

La mayoría de las personas alcanzan la cumbre de masa ósea poco tiempo después de cumplir los 20 años. Y a medida que el cuerpo de la persona envejece, la reducción de esta pérdida de hueso es más veloz que el desarrollo.

Las posibilidades de que se desarrolle en nosotros esta enfermedad, va a depender mucho de cuánta masa obtuvimos en nuestra mocedad.

Por lo que mientras más alto sea el pico de esa masa ósea, tendremos por ello más masa almacenada y tendremos menos posibilidades de desarrollar esta enfermedad mientras envejecemos.

Clasificación de la osteoporosis

Primaria o involutiva. Se trata del tipo más frecuente de osteoporosis. Este diagnóstico se determina tras evaluar al paciente, no se encuentra la causa que la produce. Estas se dividen en:

OP idiopática juvenil. Esta afecta tanto a niños como a adultos jóvenes de ambos sexos. La OP idiopática juvenil es una alteración rara, inicia generalmente entre los 8 y 14 años de edad.

Expresada por la manifestación brusca de dolor óseo y fracturas con traumatismos mínimos. Este trastorno remite por sí sólo en muchos casos y su rehabilitación ocurre de manera espontánea en un tiempo de 4 o 5 años.

OP idiopática del adulto joven. Observada en varones jóvenes y mujeres premenopáusicas. El comienzo de este trastorno comienza en algunas mujeres embarazadas o poco después del embarazo.

La evolución es variable y a pesar de los episodios de rupturas, no se ocasiona un deterioro continuo en todos los pacientes.

Osteoporosis postmenopáusica. Tipo 1. Ocurre en un subgrupo de mujeres postmenopáusicas de edades comprendidas entre 51 a 75 años, la cual se caracteriza por una pérdida precipitada de hueso esponjoso.

Osteoporosis senil. Tipo 2. Se localiza en algunas mujeres y varones de más de 70 años de edad como consecuencia de la función de los osteoblastos (células del hueso encargadas de sintetizar la matriz ósea).

Osteoporosis secundaria. Es ocasionada por otra afección o por el uso de medicamentos en particular.

Según la pérdida de masa ósea. Dependiendo de los resultados que se obtengan en la densitometría ósea, puede clasificarse en :

  • Normal. Cuando la densidad mineral ósea es mayor a -1 desviación estándar en la escala T.
  • Osteopenia. Cuando la densidad mineral ósea se encuentra entre -1 y -2.5. La osteopenia no se incluye dentro de la osteoporosis y no precisa tratamientos con medicamentos.
  • Osteoporosis. Si la densidad ósea es inferior a -2.5 desviación estándar en escala T.
  • Osteoporosis establecida. Cuando existe osteoporosis y esta ha provocado una fractura.

La escala T hace referencia a la media de densidad ósea de la población saludable del mismo sexo y 20 años de edad.

Estadísticas de la osteoporosis

Las estadísticas muestran que 3 de cada 5 mujeres después de los 45 años padece de osteoporosis. Y de estas, 2 presentan un rompimiento de zonas más delicadas como la cadera, fémur y muñeca después de los 55 años de edad.Manos de mujer con lesión en los huesos de la muñeca, fondo blanco.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año esta enfermedad causa 1,3 millones de fracturas en las vértebras, la cadera y muñecas en todo el mundo.

Según un informe de la OMS, se calcula que la cantidad de fracturas relacionadas con esta enfermedad se duplicará en los próximos cincuenta años. Este cálculo posiblemente se basa en el aumento de la población de edad avanzada.

Las resultados son alarmantes ya que la osteoporosis ocasiona un índice elevado de discapacidad y hasta de mortalidad.

Casi el 25% de las personas de más de 50 años de edad sufren de rupturas de cadera y mueren por complicaciones en un espacio de menos de un año.

Según la Fundación Internacional de la Osteoporosis informa que “cada 30 segundos, un habitante de la Unión Europea sufre una fractura por osteoporosis”.

En Estados Unidos, 10.000.000 de personas sufren esta enfermedad, y 25.000.000 corren el riesgo de desarrollarla.

Además que los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos informan que “una de cada dos mujeres y uno de cada cuatro hombres mayores de 50 años sufrirán una fractura ósea a causa de la osteoporosis”.

En algunos países las fracturas por esta enfermedad en el hombre ya genera más días de hospitalización que el cáncer de próstata.

Diagnóstico de la osteoporosis

Su médico probablemente le ordenará realizarse una densitometría ósea. Este estudio se hace para observar la Densidad Mineral Ósea (DMO).

Este proceso es realizado utilizando la absorciometría por rayos X de energía dual(DXA) o densitometría ósea. El número de rayos X absorbidos por los tejidos y huesos se miden con la máquina DXA y se enlaza con la densidad mineral ósea.Examen de densitometría ósea, paciente en realización de exámen y pantalla en consultorio médico

Para determinar una lesión en los huesos o fracturas por la osteoporosis se pueden realizar los siguientes procedimientos:

  • Rayos X de los huesos. Elaboran imágenes de los huesos dentro de nuestro cuerpo comprendiendo la mano, muñeca, brazo, codo, hombro, pie, tobillos, pierna, rodilla, muslo, cadera, pelvis o columna. Permiten verificar si hay huesos fracturados.
  • Exploración por TAC de la columna. Se realiza para evaluar el alineamiento y las rupturas.

Se puede usar para medir la densidad ósea y determinar si existe la probabilidad de que ocurran fracturas de vértebra. Esta técnica se llama TC cuantitativa.

  • RMN de la columna. Se ejecuta para evaluar fracturas vertebrales,  encontrar evidencias de enfermedades implícitas como el cáncer, y calcular cuán reciente es la fractura.
  • Ecografía cuantitativa del calcáneo. Medida con el aparato (QUS), puede usarse para el estudio general de la osteoporosis.
  • Radiogrametría. Utilizada para medir las dimensiones corticales, generalmente en la mano, justamente en el segundo metacarpiano. Útil para evaluar la DMO en los niños es el método más simple y de menor costo.

No es tan precisa como la DXA y es menos sensible para detectar cambios a través del tiempo.

¿Cómo prevenir la osteoporosis?

Una de las formas en la que podemos prevenir la osteoporosis es realizando ciertos pasos:

  • Ejercicios.
  • No fumar.
  • Personas mayores, realizarse una densitometría cada cierto tiempo.
  • Limitar el café y el alcohol.

Las bases para prevenir la osteoporosis se sientan en la infancia y en la adolescencia. Es en esta etapa donde se alcanza el 90% de la masa ósea total.

Para una estructura ósea fuerte es necesario el calcio, nutriente que se encuentra sobre todo en los huesos. Entre las principales fuentes de calcio se encuentran:

  • La leche y sus derivados (yogurt y el queso).

Bebidas Proteicas

  • Sardinas.
  • Salmón (enlatados) con todo y espinas.
  • Las almendras.
  • La avena.
  • Las semillas de ajonjolí.
  • El tofu.
  • Las verduras de color verde oscuro.

También te ayudará el suplemento Osteo Vigor ya que tiene una combinación de calcio y vitaminas que ayudan a los huesos a fortalecerse.  

Además de hacer ejercicio ya que esto previene la osteoporosis. La actividad física ayuda a aumentar la masa ósea, y en la vejez contribuye a prevenir su pérdida.

Los ejercicios que más se recomiendan son los de carga y de resistencia, es decir, los que te hacen trabajar los músculos en contra de la gravedad, claro está, sin sobrecargar demasiado a nuestros huesos y las articulaciones.

Algunos de los ejercicios de carga que son sencillos son: caminar, subir escalera e incluso bailar.

No cabe duda que la prevención es fundamental para combatir esta enfermedad silenciosa. Esto podría implicar ciertos cambios en nuestra dieta y hábitos diarios en nuestra vida a fin de poder conservar nuestra masa ósea y fortalecer los huesos.

Es importante que reconozcamos que no es nada fácil romper, por ejemplo con el sedentarismo pero vale la pena nuestro esfuerzo ya que “más vale prevenir que lamentar”.

Y entre los muchos beneficios que estos cambios reportan, pudiera ser el librarse de esta enfermedad que afecta a millones de personas de todo el mundo.

Vitaminas y minerales para la osteoporosis

Una de las vitaminas que requiere nuestro organismo para reducir la osteoporosis son las que encontramos a continuación:

  • Vitamina C. Es un auxiliar en el proceso de regeneración de los huesos. La encontramos en pimientos, chiles, coliflor, frutas como naranjas, fresas y papaya.

Pimiento verde, cosecha de pimientos, muchos pimientos crudos.

  • Vitamina D. Aumenta la cantidad de calcio que el cuerpo absorbe de los intestinos y  la podemos encontrar en el hígado, aceite de pescado, leche fortificada con vitamina D y suplementos de vitaminas y minerales.
  • Vitamina K. Estimula la formación ósea y la podemos encontrar en los vegetales de hoja verde, como las espinacas, el repollo, las acelgas, el perejil, entre otros, son excelentes fuentes de vitamina K.

El complejo vitamínico Osteo Vigor te lo recomendamos también porque te ayuda a tener huesos más duraderos y a fortalecerlos.

Algunos de los minerales que reducen la osteoporosis son:

  • Magnesio y potasio. Ayudan a fortalecer, conservar y regenerar hueso. Podemos encontrarlos en las nueces, semillas, frijoles, cereales integrales, plátanos, camotes, etc.
  • Boro. Contribuye a que el cuerpo retenga calcio, que es un componente esencial de los huesos. Se encuentran en las frutas como manzanas, peras y uvas; frutos secos como almendras.
  • Manganeso. Ayuda al cuerpo a formar hueso y a absorber calcio. Lo encontramos en la avena, frutos secos, semillas, entre otros.

El consumir estas vitaminas y alimentos que las contienen nos puede ayudar en gran manera a reducir la osteoporosis y también a evitarla al tener buenos hábitos alimenticios, practicando ejercicio, al caminar o bailar.

Ingiriendo además algún suplemento como Osteo Vigor ya que fortalecerá nuestras articulaciones y los huesos.

Esperamos que este artículo te pueda ayudar tanto a evitar cómo reducir esta enfermedad que afecta a millones de personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *