Medicamentos para la menopausia: aliados de la madurez femenina

Medicamentos para la menopausia: aliados de la madurez femenina

Última actualización: 13-02-2019. Equipo Nutricioni

Llegado el momento de ese cambio hormonal tan importante en la vida de la mujer, es indiscutible que se necesita contar con medicamentos para la menopausia.

Es una etapa de transición por el cual toda mujer debe pasar, más o menos temprano y que cada una vive de manera diferente, pero a final de cuentas todas pasan por la misma circunstancia.

Lo más común es que a partir de los 45 años de edad, se comience a evidenciar síntomas que anuncien que se ha comenzado el camino a ese trance que forma parte del ser mujer.

La menopausia consiste en la suspensión permanente de la menstruación, esto se debe a que los ovarios dejan de producir hormonas, más específicamente estrógeno y progesterona.

Desde el momento que se comienzan a hacer visible los primeros síntomas, hasta el momento en que definitivamente ya no habrá más periodo menstrual. Cada mujer expresa reacciones determinadas.

Estas reacciones son comunes en la mayoría de las mujeres y algunas lo llevan mejor que otras, pero por lo general requiere la ayuda de algún medicamento que les ayude a sentirse mejor.

Quien mejor se encuentra en capacidad para decidir qué medicamento se de tomar y por qué, es el médico. Sin embargo, existe Apoyo de las Mujeres con componentes 100% naturales que son altamente beneficiosos.

Cada mujer que ya ha pasado por esta circunstancia puede dar testimonio de cómo alguno de los componentes que conforman esta fórmula, ayudan a sentirse mejor.

Porque con seguridad hicieron uso de alguno de ellos de manera separada. Ya que se suelen comercializar individualmente.

Sin embargo, aquí en un sólo producto, se encuentra una combinación de los mejores componentes para mejorar los malestares que este proceso conlleva.

La menopausia es un proceso que requiere no sólo del respaldo de uno o varios medicamentos que controlen los síntomas que se presentan.

La menopausia requiere de un gran apoyo y comprensión de quienes conviven con una mujer que está pasando por esta circunstancias.

Ya que de manera involuntaria su carácter y su humor se ven afectados, debido a toda esa revolución hormonal por la cual está pasando su cuerpo.

Premenopausia: el camino que toda mujer debe transitar

Se debe agradecer que la menopausia no aparezca de la noche a la mañana, porque es un cambio definitivo en la mujer y que requiere ir asimilando paulatinamente.

Antes de la llegada definitiva de la suspensión del ciclo menstrual, se dan varias suspensiones temporales, más o menos largas.

Y se toma ya como definitiva, es decir, que ya se ha llegado a la menopausia cuando por un año seguido no se ha tenido ningún tipo de periodo menstrual.

Mientras que ese momento llega es importante saber cómo convivir con los síntomas premenopáusicos que se presentan. Entre ellos algunos son:

  • Problemas para dormir, debido a la presencia de sudoración excesiva durante la noche y la sensación de calor y sofoco.
  • La vagina comienza a perder la capacidad de lubricación, lo que implica resequedad y por lo tanto molestias al momento de la intimidad.
  • Irritabilidad, cambios de humor drásticos y casi que incontrolables. donde se puede pasar de un estadio normal de calma a una rabia o tristeza sin motivo ni razón que lo justifique.
  • Pérdida de la capacidad de concentración, con facilidad se distraen perdiendo la noción de la actividad que se venían realizando.
  • Comienza una pérdida de cabello fuera de lo normal, pero comienza a aparecer vello facial. Esto se debe a que las hormonas masculinas acentúan su presencia.

Debido a estos síntomas que se presentan se puede observar que no sólo a nivel orgánico se ve afectada la vida de la mujer que está transitando por esta etapa.

Vemos también como quienes le rodean se pueden llegar a sentir afectados por alguno de los síntomas mencionados.

Ser “víctimas” de esos cambios de humor repentino o de esas lagunas mentales que se puedan presentar en medio de una conversación.

Quienes conviven gran parte de su tiempo con una mujer que está pasando por este momento crucial de su vida, deben comprender y tener paciencia ante los hechos.

Entender que son cambios hormonales, que en algún momento cesarán y harán que todo vuelva a la normalidad o al menos a un estado más llevadero para todos.

Ese calor que invade el cuerpo de manera incontrolada

Calores, sofocos, bochornos son algunas de las maneras en que definen ese desequilibrio de la temperatura que surge durante el proceso que conlleva a la menopausia.

La causa de este descontrol de la temperatura corporal se debe a la disminución del nivel de estrógenos, lo cual afecta directamente al hipotálamo.

El hipotálamo es la parte del cerebro que se ocupa de controlar la temperatura corporal entre otras funciones como: sueño y apetito.

Estas alteraciones de temperatura pueden variar en cada mujer, hay quienes los sufren sólo durante 3 años, otras 7 años pero algunas llegan a tenerlos hasta por 14 años.

Se ha demostrado mediante estudios médicos que las mujeres que comienzan a sufrir estos calores a una edad más temprana, su proceso premenopáusico dura mucho más.

Los sofocos o calor son de los síntomas más incómodos de todo este proceso y el que menos se llega a controlar.

Sin embargo, con Apoyo de las Mujeres se puede emplear como ayuda y apoyo en un control natural de las hormonas.

Gracias a que todos sus ingredientes son naturales y han sido empleados independientemente como coadyuvante a calmar este tipo de condiciones.

A consecuencia de estos sofocos es cuando se puede generar un cambio de humor, que suele ser agresivo y tosco.

Si bien no se puede controlar completamente la temperatura corporal, muchas mujeres tratan de controlar su humor.

Sin embargo, quién sabe por lo que una mujer está pasando, debe tener mucha paciencia en este proceso de transición.

La menopausia es un cambio hormonal muy drástico y agresivo que cada mujer vive de manera muy diferente.

Y en el cual requiere de la ayuda no sólo de tratamientos medicinales que le ayuden a sobrellevar esta etapa de su vida.

Necesitan de un tratamiento afectivo que las haga sentir confortables, porque el estado de ánimo y su sensibilidad se vuelve más vulnerable de lo que ellas mismas quisieran y admiten.

Tratar de poner control a algo que no se puede controlar

Los sofocos y sudoraciones nocturnas son de los síntomas más frecuentes y poco agradables, presentes en todo este proceso.

Si bien podemos tratar de mitigarlos mediante el uso de medicamentos y tratamientos alternativos, estos no van a desaparecer hasta que se haya cumplido con todo este proceso.

Pero existen técnicas de las cuales podemos echar mano, de tal manera de hacer más llevaderos estos sofocos, vale la pena intentarlo:

  • Vestir con atuendos ligeros si el clima lo permite,pero si necesita ir abrigada por exigencia del clima, hazlo a modo de capa.

De tal manera que de ser necesario se puedan ir quitando capas hast que se sienta un cierto alivio.

  • Evitar la ingesta de bebidas calientes como café o té, por el contrario agua fresca o el zumo de alguna fruta refrescante.
  • El cigarrillo es altamente perjudicial para la salud y en este caso no es la excepción. De no poder controlar el hábito de fumar, al menos intentar disminuir lo más que se pueda su uso.
  • Si está al alcance colocar una toalla humedecida con agua fresca, sobre las mejillas y cuello.
  • La práctica de algún ejercicio de manera constante y vigilar el peso, evitando así el sobrepeso. Son de gran ayuda al momento de que los sofocos no sean tan intensos.
  • Una recomendación que no puede faltar es el mantener una dieta sana y equilibrada, donde se evite en la medida de lo posible los alimentos altamente condimentados.
  • Existen tratamientos hormonales que se han utilizado para calmar estos síntomas, sin embargo, lo más aconsejable, saludable y menos agresivo es optar por lo natural.
  • Ante cualquier duda o síntoma que se llegue a considerar alarmante y fuera de lo normal, lo mejor es acudir de inmediato al médico. El es el único facultado para fijar pautas más severas.

¿Qué hay más allá de la menopausia?

Parece increíble que aún en estos tiempos, donde existen tantos avances tecnológicos que ponen a disposición de todos, infinidad de información.

En donde existe la manera de adquirir los recursos que se necesitan en un momento determinado y los que no se necesitan también, con una facilidad asombrosa.

Cuesta creer que puedan haber mujeres que piensen que con la menopausia sus vidas se verán reducidas a poco menos que nada.

Afortunadamente no es el caso de la mayoría y cada día son menos. Y aquellas que aún dudan de y temen de que es lo que hay más allá, el mejor consejo es: infórmate y edúcate.

La vida no se acaba, sólo se acaba la capacidad reproductiva, pero eso no es mala noticia. Podrás disfrutar de tu intimidad de manera más relajada y con la sabiduría de la experiencia adquirida con los años.

Para calmar las alteraciones hormonales que son completamente normales en esta etapa de tu vida puedes contar con Apoyo de las Mujeres, formulado exclusivamente para mujeres que están atravesando esta etapa.

La menopausia aunque no lo crean, en su proceso implica  un tema cultural y de actitud. Lo cual influye de manera directa en cómo se viva toda esta etapa de transición.

Mientras que en occidente se libra a diario una lucha por el no envejecer, por atrapar como a de lugar la juventud.

Cirugías, culto al cuerpo forman parte de los rituales practicados para enaltecer la belleza, que según las creencias de américa y europa principalmente se vinculan a la juventud.

En cambio en la cultura oriental, el paso del tiempo se ve con respeto y está estrechamente vinculado a la sabiduría.

Los estándares de belleza son otros y la manera en que las mujeres cuidan de su cuerpo y de su salud las hace tan saludables, que casi no sienten los avatares que implica pasar por el proceso de la menopausia.

Sin embargo la mujer occidental, temerosa por aquello que desconoce sucederá después de haber pasado por el proceso de la menopausia.

Y lo que logra es contribuir a generar un estrés, que lo único que hace es acentuar los síntomas desagradables de este proceso.

Es el miedo a envejecer, es el miedo a ser una mujer “marchita” lo que puede hacer traumático todo este cambio.

Dale la bienvenida a la sabia mujer que llega después de la menopausia

No es un secreto para nadie que las mujeres tienen una madurez mental, corporal y espiritual que le llega antes que a los hombres.

Las mujeres tienen muchas capacidades y grandes virtudes, entre ellas se encuentra aprender rápido a disfrutar de las circunstancias que la vida le presenta. Al menos una gran mayoría sí lo saben.

Atrás quedó aquel papel donde la mujer era relegada por llegar a cierta edad. Ahora después de los cuarenta es cuando muchas saben como tener el control de su vida y sus acciones.

La menopausia es sólo parte del proceso que cada mujer tiene la dicha de vivir, porque si llegastes hasta allí es mucho lo que ya puedes contar de las experiencias vividas.

La menopausia te ayuda a conocerte mejor, a saber cuáles son tus límites y cómo controlar sus emociones.

Esa revolución hormonal por la que pasa tu cuerpo y te hace sentir diferente, le está dando paso a una mujer más valiente y con mayor control sobre sus acciones.

Nadie ha dicho que sea una transición fácil ni rápida, sin embargo es allí donde radica el secreto de la fortaleza que se logra desarrollar.

Gracias a la ciencia a las personas que se han preocupado por hacer este trance más llevadero para las mujeres, se puede contar con Apoyo de las Mujeres como un buen aliado.

Cada etapa por la cual pasa la mujer, biológicamente hablando la fortalece y la hace sentirse mejor consigo misma.

Son muchos el material disponible para documentarse y hacerse una idea de que es lo que sucede, cómo y por qué suceden las cosas.

Pero cada una es un ser único, cada experiencia es individual, cada organismo reacciona de maner diferente ante las mismas circunstancias.

Y aunque se pretenda hacer un manual, donde se establezca un orden en el cual deben ocurrir los hechos.

Lo único cierto es que dado el momento son los hábitos de vida, los que influyen en la manera en que se den los acontecimientos.

Cada mujer sabe que el momento de la menopausia llegará a su vida de manera inevitable, podrán existir paliativos para llevar mejor este proceso, pero su efecto será mayor o menor según cada una.

La actitud psicológica y espiritual con la que logres asumir este cambio hará más o menos traumático todo el proceso.

Alégrate de poder sumar este acontecimiento a tu experiencia de vida. A partir de allí una nueva etapa comienza, la cual puedes vivirla con más desenfado y optimismo.

Consulta a tu médico ginecólogo al menos una vez al año y realiza todas las pruebas de control que son requeridas.

El cuidado de tu salud depende de ti, eres la única responsable de tu bienestar. Con la menopausia no perdistes nada, sólo sumaste, y aquello que crees que te hace falta, sólo es una excusa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *