Mujer con ropa negra, muestra su hermosa cabellera de perfil

Me deshojo como una margarita. Tengo pérdida de cabello

Me deshojo como una margarita. Tengo pérdida de cabello

Última actualización: 01-11-2018. Equipo Nutricioni

El cabello o el vello corporal son elementos de gran importancia estética tanto para hombres como para mujeres, aunque tienen un ciclo regenerativo al igual que la piel.

Mujer con ropa negra, muestra su hermosa cabellera de perfil

Estos componentes corporales tienen una frecuencia de caída que mucho expertos señalan va de 50 a 100 cabellos diarios. Sin embargo, este debe ser vigilado.

La pérdida excesiva de estos elementos pueden estar dándonos una señal de alerta de algún desequilibrio en nuestro metabolismo.

Por otro lado, estos eventos también pueden estarnos indicando que estamos abusando de los productos químicos que componen los tratamientos de aseo personal.

Como el cabello y el vello corporal se nutren de la misma forma que la piel, es decir, de adentro hacia afuera, nuestra nutrición influirá en la vitalidad de los mismos.

Diferentes fases por la cual pasa el cabello

El conocimiento de los factores que pueden influir en acentuar esta condición es una herramienta importante para controlar o prevenir sus implicaciones.

Mi mejor amigo, el cabello. ¿Qué es y para qué sirve?

Lo que conocemos generalmente como cabello es un grupo de estructuras largas y flexibles que se encuentran fijadas a la piel que reviste la cabeza.

Estas estructuras también se encuentran cubriendo todos el cuerpo con modificaciones en su tamaño.

Estos elementos se encuentran insertados en cavidades de la piel que se denominan folículos pilosos mediante una estructura llamada raíz.

El resto de la estructura que es la parte larga que crece de adentro hacia afuera y que representa la porción más llamativa, se llama tallo.

Aunque parezca una estructura vacía y sin vida, el cabello está constituido por una base de proteínas y necesita de nutrientes para alimentarse y crecer.

Imagen en vista superior de alimentos que contienen vitamina B

La nutrición de esta estructura se da a través de estructura llamadas papilas, conformada por tejido conjuntivo y vasos sanguíneos, que suministran los elementos para su crecimiento.

Como toda estructura, necesita protección y la parte exterior está compuesta por una cutícula que protege a las proteínas internas del medio ambiente.

El cuidado de la cutícula es fundamental, ya que si esta se debilita la condición del cabello se debilita, generando episodios de caída del mismo.

El cabello tiene la función principal de proteger el cuero cabelludo del sol, en el caso del vello corporal, este ayuda a la termoregulación.

Las pestañas y cejas cumplen función protectora contra el sudor y el polvo que puede generarse en el medio ambiente.

Otra de las funciones desconocidas de este elemento es que aumenta la capacidad de captar la luz solar por parte de la piel para la producción de vitamina D.

Así que su cuidado a parte de tener una importancia fisiológica tiene también una importancia estética.

Señales que me indican la pérdida inusual del cabello

Si bien el recambio del cabello es un proceso natural, una pérdida excesiva de este elemento es una señal importante de que algo no está funcionando bien.

Se ha señalado que en el caso del cabello que recubre el cuero cabelludo, la cantidad promedio de cabello es de 100.000 filamentos aproximadamente.

Mujer sonriente acariciando su hermoso cabello

Expertos han señalado que la pérdida normal de cabello abarca la caída de unos 100 cabellos diarios, sin embargo, la pérdida progresiva y constante es cuestión de alerta.

Generalmente cuando la pérdida de cabello anormal inicia, este proceso se da en forma gradual pero una caída excesiva. Puede generar parches desnudos muy incómodos.

Al realizar un cepillado del cabello es normal que algunas hebras se caigan, sin embargo, un desprendimiento masivo es una señal de una posible alopecia.

Un desprendimiento masivo del cabello al momento de asearlo, también puede representar una señal importante a considerar.

Una de las señales más claras de la presencia del inicio de una alopecia es que la pérdida excesiva del cabello se dé a edades tempranas.

La tendencia observada a través del tiempo por los especialistas señala que la pérdida del cabello se hace más común a partir de los 40 años en la mujeres. Por el contrario, en los hombres puede darse entre los 35 y los 60 años.

Si la pérdida consistente de este elemento comienza a edades inferiores, entonces es signo claro que se debe acudir a un especialista.

¿Cuándo se debe acudir al especialista?

El transcurrir del tiempo causa envejecimiento en nuestro cuerpo y este puede extenderse a nuestro cabello, traduciéndose en su caída.

Pero cuidado, en etapas tempranas presentar ciertos síntomas que se encuentran asociados a pérdidas excesivas de este elemento debe evaluarse con un especialista.

Aún cuando las causas de la pérdida del cabello son variadas, de orígenes diferentes, este evento puede darse tanto en hombres como en mujeres.

Joven de edad adulto joven peinandose mostrando la carencia de cabello que tiene

Un patrón irregular de pérdida de cabello y sobre todo a edades tempranas, es uno de los principales síntomas que nos deben llevar a consultar un médico.

La presencia de enrojecimiento o escamaciones en el cuero cabelludo, pueden ser indicadores de lesiones o enfermedades que comprometen la caída del cabello.

Presentar una picazón constante en el cuero cabelludo con debilitamiento de la fibra capilar puede ser indicativo de algún tipo de alergia o lesión, que implica observación.

Tipos de patrón de pérdida del cabello. ¿Qué pueden indicarme?

Como ya se ha señalado anteriormente, la pérdida de cabello no se concentra sólo en la zona del cuero cabelludo, esta puede experimentarse a lo largo de todo el cuerpo.

El sitio más común donde ocurre esta pérdida es la parte superior de la cabeza, tanto en mujeres como en hombres.

Generalmente en los hombres la caída del cabello sigue un patrón que va desde la frente y avanza hacia los laterales, generando lo que se conoce vulgarmente como entradas.

En el caso de las mujeres el patrón de caída se da en zonas superiores formando zonas claras entre el cabello.

Este tipo de lesiones suelen estar asociadas a factores hormonales y/o hereditarios, por lo que el estudio de antecedentes familiares con algún descontrol hormonal es importante.

Otro patrón de pérdida de cabello es aquel que se presenta en forma de círculos o parches atípicos que pueden implicar episodios de estrés o fallas inmunológicas.

El cabello también puede presentar debilitamiento que causa desprendimientos al cepillarlo o con el simple contacto con la mano.

Si este tipo de condición viene acompañado de lesiones como irritación o escamación, puede estar relacionado con infección por algún tipo de organismo.

Si la ausencia de vello corporal se suscita en el cuerpo, pudiera asociarse a una lesión de la piel o alguna reacción secundaria a un tratamiento como la quimioterapia.

Factores que promueven la caída del cabello

Los factores desencadenantes de caída del cabello son numerosos y pueden ser de tipo exógeno o endógeno.

Dentro de los factores exógenos de importancia se pueden señalar los siguientes elementos:

Efectos ambientales: Las partículas que se concentran en el medio ambiente como el smog, pueden entrar a través de los poros de la epidermis generando daños al cabello.

Los rayos UV son enemigos del cabello, causan resequedad del cuero cabelludo y fragilidad del cabello por daños al folìculo piloso que pueden ser irreversibles.

Infecciones del cuero cabelludo: Existen microorganismos que pueden desarrollarse en los tejidos muertos del cabello o la piel.

Estos microorganismos se alimentan de estos tejidos muertos y las sustancias de desecho que expulsan causan reacciones alérgicas en el tejido.

Productos químicos: El uso excesivo de productos de aseo o cosméticos pueden causar irritación del cuero cabelludo y facilitar la entrada de organismos patógenos.

En el caso del champú, el ph es un factor incidente en la caída del cabello, ya que al tener un ph muy fuerte, pueden ocasionar daño en la cutícula y debilitarlo.

Los tintes también pueden dañar la cutícula del cabello por su alto contenido de amoníaco, el cual causa modificaciones en la estructura de la proteína del cabello.

Consumo de medicamentos: Existe una gran variedad de medicamentos que pueden favorecer la caída del cabello por algún efecto metabólico adverso.

Tratamientos para el cáncer, algunos antiinflamatorios como por ejemplo el naproxeno, pastillas anticonceptivas, antidepresivos, entre otros pueden causar pérdida del cabello.

¿Internamente qué genera la caída del cabello?

Nuestro cuerpo muchas veces sufre alteraciones importantes del metabolismo ya sea por factores externos o factores naturales típicos del crecimiento.

Dentro de los factores endógenos que pueden activar la caída del cabello podemos señalar:

Envejecimiento: A medida que crecemos, las estructuras corporales, incluyendo la piel y el cabello, pierden su vitalidad y su fuerza, por lo que tienen a debilitarse y caerse.

Estrés: Un factor casi inevitable, por lo cambiante del ambiente y que puede incidir en el debilitamiento de la fibra capilar por generación de daño celular en la piel, donde se fija esta estructura.

hombre joven sosteniendo un peine y una bola de cabello con cara de sorprendido

Un nivel elevado de estrés puede producir falta de oxigenación celular, alteración hormonal y como consecuencia obstáculos para la buena nutrición de la fibra capilar.

Mala nutrición: El cabello al poseer estructuras que necesitan nutrirse de microelementos y proteínas como es el caso de la raíz, se verá influido por una mala alimentación. La deficiencia de estos elementos pueden traer alteraciones estructurales que lo debilitan y favorecen el envejecimiento del cabello.

Caprese ensalada italiana o mediterránea. La albahaca de la mozzarella del tomate deja las aceitunas negras y el aceite de oliva en la tabla de madera.

Desequilibrio hormonal y factores genéticos: Estos dos elementos se encuentran estrechamente relacionados y son los principales causantes de la caída del cabello.

Una de las pérdidas de cabello más conocidas es producida por el desbalance de hormonas como el estrógeno y la testosterona.

Este tipo de alteración hormonal generalmente viene dado por un factor genético, es decir, quien lo presenta, generalmente cuenta con un familiar que lo haya sufrido.

Se ha señalada en algunos estudios que los folículos capilares cuentan con células receptoras de estas hormonas y altas concentraciones de las mismas afectan el crecimiento capilar.

Un punto importante es que numerosos estudios han encontrado una relación muy estrecha entre la presencia de alopecia y el síndrome metabólico.

¿Puedo prevenir la caída del cabello con infusiones naturales?

Aún cuando presentar eventos de caída del cabello es una situación muy incómoda e incluso traumante, existen elementos naturales que pueden prevenirla o aminorarla.

En nuestro medio ambiente tenemos muchas herramientas que por desconocimiento ignoramos como pueden contribuir  a combatir este problema.

Hay elementos naturales que pueden incorporarse al cabello por medio de su aplicación en el cuero cabelludo, en forma de infusiones.

Por ejemplo, aplicar el agua de las semillas de la Alholva tiene gran efectividad contra la calvicie, por su contenido de estrógenos que promueven el crecimiento del cabello.

El extracto de la cebolla tiene propiedades regenerativas, antiinflamatorias y antibacterianas. Además ayuda a mejorar la circulación en el cuero cabelludo.

La flor de la Cayena es frecuentemente usada para combatir la caída del cabello y darle brillo, por su alto contenido de hierro, fósforo, vitamina C, B1 y queratina.

Imagen de flor de cayena

Las hojas de la guayaba en infusión aplicada al cabello le confiere fortaleza a los folículos capilares. Además, estimula su renovación y crecimiento.

Aplicar extracto de hojas de tapara o cataplasmas hechas con la pulpa de su fruto sirven como antibacterial para el cuero cabelludo y promueve el crecimiento.

El sumo de la remolacha fortalece la salud capilar y frena la caída del folículo piloso por su alto contenido proteico y de vitaminas del grupo B.

Mi cabello también se alimenta. ¿Qué debo darle?

El cabello se desarrolla desde adentro hacia afuera y esto depende de la nutrición y buen estado de las células del tejido donde se inserta la raíz.

La condición y fortaleza de la fibra capilar va a depender del régimen dietético que llevemos, situación similar a una planta y la tierra. Si la tierra posee un gran contenido de elementos nutritivos, su crecimiento será mayor y será más saludable.

Una dieta con un contenido equilibrado de aminoácidos esenciales, vitaminas y proteínas es factor clave para darle fortaleza y brillo al cabello. 

Mujer joven sostiene una taza blanca de ceramica, mientras come le caen más vegetales

El consumo de frutos secos como nueces y maní, aporta concentraciones importantes de ácidos grasos esenciales omega 3 y 6, vitamina B6, proteínas y  aminoácidos.

Incluir vegetales de colores como la zanahoria, remolacha, tomate y pimentón, aumentan la tasa de crecimiento del cabello, por su aporte de Licopeno.

Imagen de remolacha en diferentes presentaciones

Ingerir carne blanca, más específicamente de pescado, aporta grandes contenidos de ácidos grasos del grupo omega 3 que aportan brillo y suavidad al cabello.

Los huevos, particularmente la clara, son una fuente importante de proteínas y aminoácidos como: serina, lisina y arginina que frenan la caída del cabello.

Frutas como el kiwi, la naranja y la manzana son fuente potencial de vitamina A, B y C, ácido fólico que le dan fortaleza y brillo a la hebra del cabello.

La guayaba y los granos son una fuente importante de hierro, que estimula la producción de glóbulos rojos y por ende mejora la oxigenación del tejido que nutre el cabello y el vello corporal.

Todos estos alimentos deben ser tomados en cuenta en un régimen dietético para contribuir al fortalecimiento y mantenimiento del cabello.

¿Cómo puedo reforzar la protección de mi cabello?

Muchas veces a raíz de nuestro ritmo de vida y la falta de información acerca de la importancia de una buena nutrición, nuestro cabello puede sufrir consecuencias.

No todos tenemos el hábito de acudir a un nutricionista que nos oriente efectivamente para la ingesta de elementos adecuados para fortalecer el crecimiento del cabello.

mujer joven tomando su cabello color castaño radeante y brilloso

Otro factor limitante es que nuestro ritmo de vida muchas veces nos obliga a cocinar comidas rápidas por ahorrar tiempo y generalmente son pobres nutricionalmente.

Por otro lado, la incorporación de los elementos nutricionales son algo lentos metabólicamente hablando y la pérdida de cabello necesita soluciones rápidas.

En vista de todos estos factores, muchos especialistas se han visto en la necesidad de apoyar estos eventos recomendando la ingesta de suplementos naturales.

Estos suplementos naturales contienen elementos esenciales como el ácido fólico, biotina y cobre, promotores del crecimiento del cabello como es el caso de Anti Canas.

Otra ventaja de Anti Canas es que contiene fitoquímicos como la clorofila, extracto de cola de caballo y saw palmeto, elementos que previenen la caída del cabello.

Una innovación incorporada en los suplementos nutricionales, como por ejemplo de Anti Canas, es la catalasa, enzima que degrada el peróxido de hidrógeno, previniendo el estrés oxidativo.

El empleo de estos suplementos es un base importante para la prevención de la calvicie, sin embargo, es importante consultar a un especialista para su aprobación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *