Mujer joven realizandose un tratamiento en el cabello

Mascarillas naturales para un cabello maltratado

Mascarillas naturales para un cabello maltratado

Última actualización: 29-01-2019. Equipo Nutricioni

El cabello es una parte externa  del cuerpo, de cuya apariencia física depende, en buena parte el lucimiento de una persona. De él se puede decir que depende de las vitaminas, minerales y otros compuestos bioquímicos que podrían ser aportados, incluso, por una mascarilla.

Mujer adulta aplicandose tratamiento en el cabello

Entre estos compuestos se encuentran el colágeno, la elastina y la queratina, que se pueden obtener de la alimentación o de los suplementos vitamínicos que restituyen la vida del cabello.

 En este sentido, la carencia de uno de ellos da lugar a tener un cabello desprolijo, que luce opaco, sin brillo, quebradizo... en poquísimas palabras: sin vida.

Las mascarillas de origen natural dependen del tipo de cabello para el cual se usarán. Es importante conocer lo que cada una de ellas realiza, porque no funcionan igual en un cabello seco que en uno normal o graso.

El cuidado del cuero cabelludo junto con el cabello, empieza por la escogencia de un buen champú. Uno de hierbas naturales, como el aloe vera, o de avena y miel, por ejemplo, revitalizarán y mantendrán sano y lozano este conjunto superficial del cuerpo.

De la misma forma, colocar una vez por semana algún tipo de mascarilla que reponga los nutrientes que se pierden con la humedad, el sol y la edad, tendrá un efecto que resaltarán en el cabello sano y saludable.

Uno de los beneficios que dan las mascarillas es la hidratación. Un cabello bien hidratado absorbe los nutrientes que le proporcionan vida, sedosidad y brillo.

Por otra parte, un agente que maltrata la melena son los tintes, amén si el cabello es de tipo rizado, se torna quebradizo y débil ante las sustancias químicas que se le añaden.

Cabellos de muchos tipos

Para identificar el tipo de cabello, se debe clasificar por las sustancias químicas que le componen, como la queratina que le proporciona la textura, el colágeno la elasticidad y la  melanina que le proporciona el color.

Así, se puede catalogar de esta manera:

  • Liso: su textura es blanda, muy dócil, fácil de manejar, por lo general las hebras son delgadas.

  • Ondulado: tiene forma encorvada o en forma de ondas, desde la raíz diseminados en toda la cabeza.

  • Rizado: forma un conjunto de anillos o rulos que pueden ser de textura fina o gruesa.

  • Grueso: como lo indica la palabra tiene textura gruesa, por la alta cantidad de queratina que produce.

Por otro lado, el cabello se clasifica según la cantidad de melanina que contenga:  el cabello claro y rubio, contiene un tipo de melanina llamada, feomelamina, es de color rojo y se encuentra en cantidades menores en todo otro tipo de cabello.

El cabello de tonos oscuros está compuesto de una melanina llamada eumelanina; está contenida en todos los tipos de cabellos en cantidades menores.

El cabello rojo está compuesto de feomelanina en altas cantidades; este color de cabello es hereditario.

Por su parte, el cabello gris y blanquecino se debe a que la melanina se va perdiendo con los años; aparece a partir de los 30 años, aproximadamente.

Para mantener la melanina suficiente en el cabello, se puede complementar con  Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas, que estimula la producción de melanina y protege la piel del cuero cabelludo.

Un laboratorio químico en la cabeza

Muchas sustancias químicas se unen para formar la melena que ostenta el ser humano. De ellas y su equilibrio depende la salud y belleza, así como la cantidad, de cabellos.

  • Melanina: Es una sustancia bioquímica presente en el cabello que, como pigmento,  proporciona el color. Funciona como  fotoprotector ya que lo protege de los rayos del sol.

La melanina, además de dar color al pelo, cumple con esa función colorante también con la piel. De ella depende que las personas sean blancas, rubias, negras, morenas, etc.

La falta de melanina en el cabello da lugar a cabellos de aspecto áspero y maltratado, con falta de color y brillo.

  • La queratina, por otra parte, da el aspecto dócil y manejable al cabello, le proporciona brillo y favorece el crecimiento del mismo. La queratina es una proteína insoluble, producida por aminoácidos, cuya deficiencia ocasiona debilidad en el cabello.

Para promover la queratina en el cabello es esencial tomar alimentos ricos en vitaminas C y E aunque otra manera de obtener estas vitaminas es a través de los suplementos como  Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas.

Los alimentos que estimulan la producción de queratina son todos los que contienen vitamina C como el limón, brócoli, acelgas, naranjas o kiwi.

Así mismo, se debe llevar una dieta rica en biotina o vitamina B7, que induce a la producción de queratina. Entre los alimentos que contienen biotina están la carne, pollo, pescado e hígado de res.

  • El colágeno es la proteína rica en fibras que da la textura flexible y la elasticidad al cabello, evitando que éste se quiebre y se caiga.

La falta de colágeno debilita el cabello además de que minimiza la producción de queratina. El colágeno también se ve favorecido por el consumo de vitamina C, aunque ésta funciona para casi todo el cuerpo, sobre todo para el soporte inmune.

Además de las frutas cítricas como el limón, la naranja y las fresas, Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas también contiene vitamina C, por lo que su ingesta le proporciona al cabello la suficiente para la adecuada producción de colágeno.

Objetivo: Lucir un cabello hermoso

El cabello maltratado es ocasionado por factores como los tintes, el agua con cloro, el sol y la deficiencia vitamínica en el organismo, entre otros.

La alimentación equilibrada y sana reportan la mayor cantidad de nutrientes naturales que refuerzan el cabello y otras faneras, por lo que comer adecuadamente es la primera opción de belleza.

Otra forma es la aplicación de mascarillas que hidratan y devuelve al cabello la vida y el brillo perdido por el abuso. En el mercado hay gran variedad de mascarillas que contienen las proteínas como queratina, colágeno y algunas vitaminas.

Pero una forma menos costosa y natural son las mascarillas elaboradas en casa. Éstas se pueden fabricar con los recursos que se encuentran en la alacena y sin mucho esfuerzo.

Una mascarilla muy eficaz para el cabello maltratado es la que se hace a base de sábila o aloe vera; esta planta contiene altas dosis de vitamina C que coadyuvan la producción de queratina y colágeno del cabello.

Por su parte la mascarilla de aceite de almendras funciona como hidratante natural y repara las puntas abiertas ocasionadas por la resequedad del cabello.

Imagen en primer plano de aguacate - aceite

La que nunca falla es la mascarilla de aguacate. Con un contenido alto en aceites esenciales, este vegetal restablece el brillo del cabello así como también la hidratación, alejando la resequedad y nutriendo poderosamente.

Continúa la lista la mascarilla de aceite de coco que contiene emolientes que restablecen y dan vida y cuerpo al cabello; su uso es milenario en la cosmética.

Con solo tomar un poco de aceite de coco y extenderlo en todo el cabello, dejándolo durante unas 2 horas y lavando luego el cabello con un champú a base de productos naturales, se restablece en muy pocas semanas la vida del cabello maltratado.

El maltrato cede con vitaminas

La vitamina C, o ácido ascórbico es un micronutriente que participa en más de 300 procesos bioquímicos del organismo, dentro de los cuales está, ya se dijo, el mantenimiento y salud del cabello.

Una dificultad de la vitamina C es que no se acumula en el cuerpo, hay que consumirla a diario a través de la alimentación.

De igual forma se puede obtener con  Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas, suplemento alimenticios con un contenido alto en vitamina C.

Esta vitamina es esencial para la biosíntesis del colágeno y actúa como cofactor para producir colágeno hidrolizado.

Tiene acción protectora frente a los radicales libres, protege el cabello de los rayos ultravioletas del sol.

La vitamina E, por su lado, junto al selenio es una dupla necesaria para el cabello maltratado, pues repara los daños de los folículos evitando la corrosión del tejido.

Es un acondicionador profundo del cabello, lo hidrata desde la raíz hasta las puntas, favorece su crecimiento y previene las canas prematuras.

Una mascarilla maravillosa para el cabello se hace mezclando una cápsula de vitamina E con aceite de oliva. Este compuesto rejuvenece e hidrata las hebras del cabello, aportando sedosidad y brillo.

El zinc, al igual que el selenio, aporta grandes beneficios para la salud del cabello, previene su  caída y, además, propicia la duración del colágeno en el mismo.

Cuando se advierta un déficit de zinc, se debe recuperar con una alimentación sana y rica en éste, ya que su escasez da lugar a tener el cabello seco y maltratado.

En el mismo orden de ideas, el ácido hialuronico proporciona al cabello brillo, prolonga la vida del cabello, favorece su crecimiento, mejorando la vida de los folículos, además de proporcionarle hidratación y nutrición.

El ácido hialurónico combate la resequedad y los daños producidos por el sol, una mascarilla que lo contenga es excelente después de haber estado en la playa o expuesto al sol.

El cabello sobre la hierba

Las hierbas son de uso ancestral. Los hierbateros eran los médicos populares, los curanderos a quienes se debía acudir obligadamente, pues sus remedios eran, en la mayor parte de los casos, efectivos y sin complicaciones.

Todavía la ciencia acude a las plantas, extrae sus principios y sabiduría implícita para elaborar los productos que llegan a las manos de los consumidores para diversas causas.

Pero, también éstas pueden seguir funcionando sin tener que establecerse en una pastilla. La botica casera puede funcionar perfectamente para sanar el cabello, la piel y mucho más del cuerpo.

Un ejemplo de planta muy usada es la Centella asiática o guto kola, por su alto contenido de vitaminas C y E que estimulan la producción de colágeno, queratina y melanina.

Esta hierba se consigue en extracto consumiendo los suplementos vitamínicos como Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas, que mejoran y revitalizan el cabello.

El amla o grosella contiene, también, altas dosis de vitaminas C, cumple con la función de fortalecer y evitar la caída del cabello, y es recomendada en los procesos de enfermedades autoinmunes, para apoyar las defensas.

De la misma manera, el goji berry es un potente  antioxidante que influye en el crecimiento del cabello, evita los daños causados por los radicales libres de los alimentos y del sol.

El extracto del agua de oliva posee propiedades antioxidante por su alto contenido en vitaminas E, aporta nutrición al organismo y apoya al sistema inmune.

Por su parte, el extracto de la semilla de uva es considerado una sustancia importante contra el envejecimiento prematuro, evita las canas o deterioro del cabello por la acción de los radicales libres.

Aunque no son hierbas, las almendras proporcionan  muchos beneficios para el cabello. Se pueden usar tanto tópicamente como consumirlas como alimento.

Consumir vegetales como la acelga es una alternativa muy saludable para mantener la salud del cabello. Este vegetal aporta nutrientes como vitamina C, E y biotina que favorecen la salud del cabello.

La espinaca es, por su lado, rica en antioxidante, muy eficaz para desintoxicar el organismo porque contiene, además de vitamina C y E, hierro y vitaminas del complejo B que apoyan al sistema inmune y favorecen la salud del cabello.

¿Cuáles son las causas del maltrato?

La causa más frecuente de tener el cabello maltratado es por la falta de nutrientes, ya sea por una dieta pobre en vitaminas o por la calidad de la misma.

La solución es obvia: mejorar la calidad de los alimentos que se consumen, incluyendo aquellos que pueden intensificar la producción de colágeno y otras proteínas, y evitando los que empobrecen la nutrición, como la comida chatarra.

Recurrir sistemáticamente a tintes, desrices y otras prácticas que dañan el cabello desde la raíz, es otra causa inminente de maltrato, y no sólo de éste sino de pérdida del mismo.

El uso de champúes no apropiados para el tipo de cabello y químicos como la queratina sintética son responsable del daño de la capa superficial del cuero cabelludo.

Su uso cotidiano reseca y debilita las hebras del cabello, haciéndolo cada vez más frágil y quebradizo.

En otro extremo están los daños ambientales, como la exposición solar y el sometimiento a calor o viento intenso. Esta práctica desfavorece la vida y salud del cabello, así como la sal del agua de mar o el cloro de la piscina, que hacen un daño terrible al cabello.

Otra causa que dificulta el crecimiento y la salud del cabello es la mala absorción de los nutrientes, esto origina pérdida y caída del cabello.

La poca higiene, no lavar el cabello durante dos semanas o más, ocasiona que se acumulen células muertas más de lo normal, produciendo enfermedades en el cuero cabelludo como la caspa.

De la misma manera, las prácticas como fumar, el sedentarismo y la poca ingesta de agua son otras causas que dan origen al cabello maltratado.

El estrés, los estados depresivos y de ansiedad son factores que ocasionan daños al cabello y al organismo en general.

En las mujeres, la menopausia en algunos casos, puede producir caídas del cabellos y canas prematuras, debido al cambio hormonal que se genera.

Los trastornos alimenticios como la bulimia y la anorexia están ligados a las caída del cabello, ya que la ingesta de vitaminas y minerales es muy baja o nula. Para combatir este trastorno se debe acudir al médico, necesariamente.

El planchado y secado son dos prácticas actuales muy usadas que maltratan el cabello y que ocasionan debilitamientos de la puntas, éstas se abren y obtienen un aspecto seco o quemado.

Algunas recomendaciones

En primer lugar, se debe llevar una alimentación rica en nutrientes, balanceada y suficiente que provea las vitaminas y minerales necesarios para la producción proteica.

Es perentorio, por otra parte, recurrir al uso del champú adecuado, así como también el uso de las mascarillas de origen natural, preferiblemente.

Evitar en lo posible, los tratamientos químicos que maltratan el cabello y, en su lugar, recurrir a tratamientos caseros como la mascarillas de aceites esenciales de coco, almendra y oliva, por ejemplo.

Evitar lo más que se pueda el uso de tintes, desrices o queratina sintética  que causan daños importante a las hebras cabello.

Es recomendable protegerse el pelo del sol con sombreros y sombrillas; al bañarse en la playa y piscina lo más recomendable es hacerlo con gorro protector para evitar los daños de la sal y del cloro.

Así mismo, la hidratación es muy importante, tanto para el cabello directamente como para el organismo; se deben tomar a lo sumo dos litros de agua diariamente.

Mantener una higiene adecuada para establecer la salud del cuero cabelludo, lavarlo mínimo una vez a la semana e hidratarlo con un acondicionador de acuerdo al tipo de cabello que se tenga, es perentorio.

Se aconseja, así mismo, masajear el cuero cabelludo para activar la grasa contenida en el mismo; esta práctica es muy saludable porque evita la resequedad del cabello.

El uso de peines y cepillos debe ser diariamente o mínimo 2 veces al día, para evitar que el pelo se enrede si el cabello es largo y mejorar la circulación del cuero cabelludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *