Los mejores medicamentos para la retención de líquidos

Los mejores medicamentos para la retención de líquidos

Última actualización: 26-11-2018. Equipo Nutricioni

Existen fármacos diuréticos recomendados por la medicina convencional, pero es preferible el consumir diuréticos naturales, los cuales no poseen efectos secundarios.

Si se trata de causas leves, puede iniciar cualquier tratamiento natural, como: alimentos ricos en vitamina B6, los arándanos, las naranjas o complementos nutricionales como Equilibrio Acai e incluso hierbas.

Entre las hierbas más usadas, para la retención de líquidos tenemos:

  • El perejil: Se puede tomar en infusión o agregarlo a jugos verdes. Se le concede la propiedad de eliminar las toxinas en el organismo por su efecto diurético.
  • Cola de caballo: Contiene sales minerales, entre ellos  potasio y magnesio. Desintoxica el organismo, además de ser un suave diurético.
  • Romero: Esta hierba ayuda a mejorar la circulación del organismo, también tiene propiedades antioxidantes, alivia la molestia causada por la hinchazón. Es excelente para la digestión.

Algunos alimentos usados como diuréticos son:

  • Piña: Actúa como excelente diurético, fruta de delicioso sabor, con alto contenido de nutrientes.
    Contiene abundante agua. Favorece la buena circulación de la sangre, además de ayudar a desechar las células muertas.
  • Melón: Por tener mucha cantidad de agua, es diurético, lo que significa que el organismo estará siempre bien hidratado.
  • Arándano: contiene muchos minerales que equilibran el nivel de líquidos en el organismo.
  • Alcachofa: Posee minerales como sodio, potasio, calcio y fósforo; también hidrato de carbono y agua, lo que la hace ser un efectivo diurético.

Existen múltiples fármacos diuréticos, los cuales son usados para disminuir la retención de líquidos. Entre ellos: los llamados diuréticos de asa, tiazídicos, ahorradores de potasio y osmóticos, entre otros.

Estos fármacos deben ingerirse bajo indicación médica, ya que causan efectos secundarios.

Los efectos diuréticos, pueden elevarse o disminuirse si se combinan con otros fármacos, para mejorar su efectividad.

Cuando el paciente tiene edema en cualquier parte del cuerpo, es necesario que se ingiera menos líquido e incentivar la micción para reducir la hinchazón.

Cambios nutricionales para evitar la retención de líquidos

Lo primero que debemos estar seguros es descartar cualquier patología subyacente que pueda estar provocando retención de líquido.

Seguidamente realizar los cambios alimenticios, es una manera efectiva para que estos procesos corporales no sucedan en el futuro.

A continuación describimos ciertas recomendaciones:

  • Debemos ingerir alimentos con poco contenido de sal.
  • Disminuir el consumo de  proteínas que están procesadas, en conservas, ahumados, embutidos, salados o en patés.
  • Disminuir los aperitivos salados como papas fritas, semillas saladas, galletas.
  • No  consumir salsas como mayonesa, mostaza, barbacoa y salsa de tomate, ya que contienen sodio, así mismo ocurre con comidas procesadas como sopas de sobres y condimentos. Si comemos fuera de casa, tratar de consumir alimentos sanos, sin el uso de saborizantes, ya que estos aditivos químicos suelen agregarle mucha cantidad de glutamato monosódico que tiende a favorecer la retención de líquidos.
  • Las frutas y verduras, pueden consumirse de manera normal.  El comer de manera saludable, es una de las opciones  que tenemos para combatir la retención de líquidos, por ello debemos acompañar nuestras comidas con Equilibrio Acai el cual nos ayuda a mantener el equilibrio acuoso, ejerciendo su efecto de  diurético natural. 
  • La vitamina C, excelente bioflavonoide, debe ser suministrada diariamente en varias dosis, acompañado de vitamina E, con el fin de conservar el balance hídrico.

Es recomendable complementos nutricionales como Equilibrio Acai para beneficiar la conservación del potasio.

Los estudios científicos indican que una ingesta alta de potasio junto con magnesio, incentivan la conservación del potasio en las células, aliviando la retención de líquidos.

Recomendaciones para disminuir la retención de líquidos

  • Actualmente las personas tienen la tendencia a usar ropa ajustada, muchas veces sin conocer que este hábito impide la correcta circulación de la sangre. Si estamos en vías de prevenir la retención de líquidos, es necesario usar ropa holgada y si es de algodón mejor. De este modo la piel puede expulsar las toxinas por los poros con toda libertad.
  • Existen infusiones que son diuréticos herbales muy buenos para disminuir la retención de líquidos, entre ellas: se encuentran el té verde y diente de león.
  • La hoja de ortiga posee minerales como hierro, magnesio y potasio, tomarlo en infusión o en cápsulas será gran ayudante.
  • Té de aquilea, rico en flavonoides, es abundante en minerales y vitaminas, excelente diurético natural.
  • Es recomendable incluir en nuestra ingesta alimentos ricos en potasio, como: el plátano, cambur, zanahoria. Este mineral es primordial para el control de la pérdida de los líquidos corpóreos y un ayudante para contrarrestar los excesos de sodio.
  • El colocar las piernas en alto cuando están hinchadas o de manera habitual mantendrá la buena circulación, debemos acostumbrarnos a dormir con las piernas con un poco de elevación, colocando un cojín o almohada.
  • Mantener la salud cardiovascular es imprescindible para tener una buena circulación. Realice ejercicios para lograrlo.
  • El alcohol y el tabaco son enemigos de nuestra salud, ambas sustancias interfieren en  el buen funcionamiento del sistema circulatorio, renal y hepático, partes fundamentales para desechar las toxinas del cuerpo.
  • Una recomendación importante es utilizar medias elásticas, con el fin de mejorar el retorno de la sangre por las venas.

Auxilio! Estoy reteniendo líquidos

Si ya hemos experimentado esta sensación de hinchazón en nuestras extremidades debe corroborarse que en efecto existe retención de fluidos.

Esta afección es muy común actualmente y es un signo que nuestro cuerpo tiene algún desperfecto, se recomienda  incluir la ingesta de suplementos nutricionales como Equilibrio Acai.  

Los suplementos nutricionales son naturales, Equilibrio Acai, erradica la retención de fluidos corporales, su fórmula con Bentonita Clay y Hojas de Sen son utilizados en la actualidad como diuréticos efectivos.

Un aspecto que debe tomarse en cuenta, son las propiedades desintoxicantes, los cuales ejercen sus efectos reparadores desde las células, devolviéndole al organismo los nutrientes que realmente necesita para lograr su equilibrio.

Equilibrio Acai, estimula la función renal y promueve la eliminación de líquidos del organismo, mejorando la circulación.

Tiene muchos componentes naturales con múltiples propiedades para la salud.

Entre ellos:  fruta acaí, cáscara sagrada, senna hojas, black walnut hulls powder, bentonite clay.

Además de ser excelente diurético, también actúa como laxante a nivel del sistema digestivo.

Se recomienda usar este suplemento con mucha confianza, donde en un solo producto de ingesta cómoda, se pueden obtener infinidades de beneficios a la salud.

Curiosidades sobre los líquidos en nuestro cuerpo  

A simple vista pareciera que el ser humano está formado por masa sólida; sin embargo los líquidos, son la parte que más abunda en nuestro cuerpo.

Cabe destacar que ningún sistema de nuestro organismo puede funcionar correctamente sin relacionarse con los líquidos corporales.

Los líquidos corporales, se necesitan para transportar, desintoxicar y en fin, para realizar todas las funciones orgánicas corporales.

El agua recorre todo el cuerpo y envuelve a los órganos; en cada uno de ellos la cantidad de líquido varía según su funcionamiento y requerimientos. Se puede decir que un 83% de los líquidos está en la sangre y otro 10% en los tejidos adiposos.

Los líquidos corporales son tan importantes, que es conveniente que no sólo aprendamos del funcionamiento de los órganos, sino también el comportamiento del medio acuoso donde desarrollan sus funciones.

Es tanto como una pecera, debemos mantener limpio y alimentado a los órganos, ingiriendo los líquidos suficientes y de calidad para que el cuerpo no enferme y muera.

En una persona recién nacida el 75% de su contenido corporal está formado por agua, en los adultos el contenido de agua es de 50 a 60%.

La edad, el sexo y la complexión física, influye en el contenido de agua que poseemos, por ello, las féminas tienen menos líquidos que el hombre.

En el interior de las células está contenido el líquido intracelular y representa dos tercios del agua total.

El líquido extracelular, es un tercio del líquido corpóreo, el mismo se divide a su vez en líquido intersticial y plasmático.

Otras partes del cuerpo que también tienen líquido intersticial, son la linfa, el líquido encefalorraquídeo, y el líquido ocular.

Todo este proceso acuoso cuenta con un sistema de regulación, que debe mantener el equilibrio entre la materia sólida y los líquidos.

Si este sistema rompe su equilibrio en los compartimientos corporales, se produce lo que se conoce como retención de los líquidos o edema.

La retención de líquidos o edema

El edema se cataloga como la acumulación anormal y excesiva del líquido intersticial en los tejidos.

El edema o retención de líquido puede aparecer en cualquier parte del cuerpo;  frecuentemente lo observamos en manos, pies, brazos, tobillos y piernas.

Esta afección se divide en patológica y no patológica, de las cuales se debe estudiar las discrepancias, con el fin de suministrar los medicamentos adecuados y evitar secuelas secundarias por un diagnóstico errado.

Cuando la retención de líquidos es de manera patológica, ésta proviene de afecciones de origen circulatorio, renales, cardíacas o hepáticas y las no patológicas es cuando las venas se dilatan por temperaturas elevadas.

Otro factor que influye directamente, es la mala alimentación y el consumo de algunos minerales en exceso.

Uno de los factores por lo que puede producirse la retención de líquidos es por medicamentos, o el peso del embarazo.

El tener enfermedades preexistentes también aumenta el riesgo de padecer de esta afección.

Lo importante es reconocer hay  una retención de líquidos, por lo tanto si se te hinchan las piernas y tobillos, incrementas tu peso corporal  y disminuyen tus ganas de orinar , acude al médico.

El edema dependiendo de la causa, se puede presentar a cualquier edad.

Un aspecto importante, de la cual no se ha reconocido influencia directa, es con respecto al sobrepeso; sin embargo se ha evidenciado que las personas con unos kilos demás, tienden a acumular los líquidos corporalmente.

¿Por qué aparece la retención de líquidos?

La parte acuosa de nuestro cuerpo contiene oxígeno, vitaminas y nutrientes, que van desde los vasos capilares hacia los tejidos adyacentes, alimentando las células y luego volviendo a los capilares.

Cuando tenemos retención de líquidos, es porque ocurre un cambio en la presión que permite la permeabilidad de la célula.

Si la presión falla los capilares se vuelven permeables, provoca una salida excesiva de líquidos, los cuales no vuelven a los vasos capilares y se comienza a experimentar la hinchazón del tejido.

Entre las causas que provocan esta acumulación de líquidos tenemos:

  • El sedentarismo, lo que conlleva a estar muchas horas parado o sentado, permaneciendo en una posición durante largo tiempo. 
  • Ingerir alimentos muy salados, la sal debe ser controlada en las comidas, ya que su exceso acumula líquidos. 
  • Signos pre-menstruales y cambios en las hormonas, como por ejemplo estar en etapa de ovulación. Estar embarazada pueden ser causantes de retener los líquidos. 
  • Falta de hidratación, el desequilibrio acuoso, sucede cuando ingerimos más líquido del que eliminamos o viceversa. Cuando tenemos edema, es porque se nos dificulta desechar los líquidos de nuestro cuerpo y por ello se sobrecarga el tejido.
  • Los fármacos, algunos fármacos como los antihipertensivos, esteroides, antiinflamatorios y los estrógenos, poseen la propiedad de causar edema como efecto secundario.
  • Las enfermedades cardíacas, hepáticas, renales o tiroideas, hacen que nuestro sistema padezca de retención de líquidos.
  • No realizar ejercicios diariamente, al ejercitarnos diariamente, activaremos nuestra circulación sanguínea y nuestro sistema linfático, lo que conlleva a un mejor drenaje de los líquidos corporales.

Mitos y realidades sobre la retención de líquidos

Existen muchos mitos acerca de la retención de líquidos, a continuación los mencionamos:

La retención de líquidos puede aumentar con la edad. La retención de líquidos puede ocurrir a cualquier edad, dependiendo de la causa que lo origine. Sin embargo, algo hay de razón en este mito, con la edad se aumenta la permeabilidad de los capilares, favoreciendo la retención de líquidos.

La retención de líquidos no es algo normal en el organismo. Completamente falso, ya que el organismo tiene un 70 % de agua, lo que hace que sea habitual retener líquidos.

La retención de líquidos es positiva, porque mantiene el cabello firme y la piel hidratada. Estas afirmaciones, están alejadas de toda validez  científica y son totalmente falsas.

Beber líquidos evita la retención de líquidos. Es falso, ya que ni las bebidas gaseosas, alcohol, café, zumos, entre otros, consiguen eliminar esta.

La retención de líquidos sólo ocurre en las pierna. Falso, la retención de líquidos ocurre en cualquier parte del organismo, abdomen, pulmones, corazón, etc.

Consumir lechuga en las noches aumenta la retención de líquidos. Muchas personas tienen la convicción que si consumen lechuga en las noches esto les favorece la retención de líquidos, sin embargo es falso.

Lo que retiene líquidos, es la sal que le colocan, cuando la usan en ensaladas por ejemplo.

Lo más curioso, es que además la lechuga es un diurético natural, siendo eficaz para aquellos que retienen líquidos.

Realidades  sobre la retención de líquidos:

Algunos medicamentos favorecen la retención de líquidos. Verdadero, ya que aquellos destinados a bajar la presión pueden producir un edema, ejemplo la Amlodipina.

Fumar y los alimentos con sodio favorecen la retención de los líquidos. Cierto, la nicotina influye en la permeabilidad capilar, produciendo retención de líquidos y con la sal, el cuerpo retiene agua para diluir el sodio y aumenta también nuestra presión arterial.

Comments 1

  1. Hola,me parecieron muy bien las recomendaciones de como evitar la retención de liquidos ya que yo soy una de esas personas que se pasa mucho tiempo sentada en la computadora,pero voy a tomar las recomendaciones que publicastes gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *