glóbulos rojos en vena

Los glóbulos rojos: cómo funcionan y de qué se alimentan

Los glóbulos rojos: cómo funcionan y de qué se alimentan

Última actualización: 04-02-2019. Equipo Nutricioni

Los glóbulos rojos son células redondas de color rojo que se encargan de transportar el oxígeno al cuerpo.

De la alimentación adecuada que tengamos dependerá que se realice correctamente la producción de estas células y se cumplan sus funciones.

Científico con bata y guantes que sostiene el tubo de ensayo con la muestra de sangre en la tabla en laboratorio

De todas las células del cuerpo humano las más numerosas son los glóbulos rojos. En un adulto se pueden producir de 4 a 5 billones de glóbulos rojos por hora.

Los valores normales de glóbulos rojos por milímetro cúbico de sangre en  las mujeres son 4.500.000, mientras que en los hombres son 5.000.000. Cuando los valores son menores en el individuo es señal de algún tipo de problema.

En su mayoría se forman en la médula ósea y son creados por una célula madre. Sin embargo, se estima que en adultos también los glóbulos rojos son producidos por la médula roja que se encuentra en los huesos largos del fémur.

También los huesos planos del cráneo producen glóbulos rojos en adultos, así como las vértebras, costillas y esternón.

Estas células tardan entre 30 y 45 segundos en recorrer el circuito completo del cuerpo humano. Comienzan en los pulmones donde reciben el oxígeno en el momento de la inhalación del aire.

Después se dirigen al corazón que bombea la sangre y dispersa el oxígeno por todo el cuerpo. En el viaje pasarán por las venas hasta llegar nuevamente a los pulmones donde liberan el dióxido de carbono en el momento de la exhalación.

Cuando se trasladan por grandes arterias y pequeños capilares, deben comprimirse o estirarse para liberar su carga de oxígeno. Viven alrededor de 120 días y cuando fenecen son extraídos a través del bazo y colocados fuera de circulación.

Los glóbulos rojos tienen forma de disco y deben su color a una proteína denominada hemoglobina, que es la responsable directa  de la transportación del oxígeno.

Sin la  cantidad adecuada de hemoglobina no se puede lograr un eficiente suministro de oxígeno, ya que la cantidad transportada disminuye. Es cuando se producen padecimientos como la anemia,  pues el oxígeno que reciben los tejidos es menor al requerido.

¿Cómo funciona la médula ósea?

En la médula ósea se producen los glóbulos rojos, la mayor parte de los glóbulos blancos y las plaquetas. La médula ósea es el tejido blanco  de carácter graso que  se encuentra dentro de los huesos.

Los glóbulos rojos también son denominados eritrocitos, mientras que los blancos son leucocitos. Otros 2 tipos de glóbulos blancos se producen en los ganglios linfáticos, en el bazo y el timo.

Los glóbulos rojos se originan de una célula madre o célula progenitora que se divide para dar paso a las células inmaduras, estas a su vez también se dividen hasta madurar y convertirse en eritrocitos.

La rapidez con las que se reproducen las células sanguíneas depende de las necesidades del organismo. Los glóbulos rojos tienen un tiempo de duración estimado de 120 días, luego deben ser reemplazados por nuevos eritrocitos.

Hay trastornos que pueden surgir producto de una producción inadecuada de glóbulos rojos. Cuando disminuyen en número los eritrocitos  o baja el contenido de oxígeno en los tejidos del organismo, los riñones estimulan la médula ósea para producir más células.

La actuación de los riñones libera una hormona llamada eritropoyetina, que promueve en la médula la producción de glóbulos rojos adicionales, los cuales apoyarán la tarea de transportar mayor cantidad de oxígeno.

Situaciones de producción adicional también suceden con otras células sanguíneas, como por ejemplo los glóbulos blancos, que son liberados en mayor cantidad cuando se presenta una infección, o las plaquetas,  que se incrementan como reacción ante un sangrado.

Funciones de la hemoglobina

La hemoglobina es una proteína de la sangre que está dentro de los glóbulos blancos y  se pigmenta, en principio, de rojo escarlata, que es el color de la sangre arterial, cuando interacciona con el oxígeno.

Como se encarga de transportar el oxígeno a los tejidos desde los órganos respiratorios, cuando pierde este contenido y se ocupa del dióxido de carbono se torna rojo oscuro característico de la sangre venosa.

La función más importante es su condición de vehículo para llevar el oxígeno de los pulmones al corazón y los tejidos del cuerpo, para luego recoger el dióxido de carbono y expulsar en el proceso de expiración.

Al contar con la carga de oxígeno forma un compuesto químico llamado oxihemoglobina.  El compuesto cambia al entrar en contacto con el dióxido de carbono y se convierte en carbohemoglobina.

Este proceso es constante en la hemoglobina y se produce en forma continua con la inspiración de oxígeno y la expiración de dióxido de carbono, volviéndose a cargar hasta que se cumple el lapso de duración del glóbulo rojo que puede cumplir esta tarea por 120 días.

Para saber si es suficiente el nivel de funcionamiento de la hemoglobina en la sangre se pueden practicar exámenes de laboratorio y conocer los valores que deben existir en el cuerpo humano de acuerdo con la edad y el sexo.

Un hombre promedio de edad adulta debe tener como valor normal  de 14 a 18 gramos de hemoglobina mientras que los valores  para la mujer adulta promedio es de 12 a 16.

Los valores de hemoglobina alta se pueden encontrar en personas que vivan a gran altura o fumadores. Otras razones para tener alta hemoglobina son el padecimiento de enfermedades pulmonares y afecciones de la médula ósea.

La disminución de la hemoglobina está normalmente asociada al padecimiento de anemias, debido generalmente a la falta de consumo de alimentos convenientes y oportunos en la dieta.

El hierro y los glóbulos rojos

El hierro es un mineral esencial para la salud. Se encarga de  fortalecer la hemoglobina dentro de los glóbulos rojos y ayuda en varias funciones del cuerpo, sobre todo en la oxigenación de los tejidos.

Tener la cantidad adecuada de hierro en el cuerpo es fundamental.  Contar con menos contenido de este mineral representa anemia por falta de hierro y disponer de mayor valor significa la posibilidad cierta de acelerar numerosas enfermedades.

Ni más ni menos hierro debe tener el cuerpo humano, porque representa un arma de doble filo. La revisión periódica de este valor  mineral es importante en los chequeos anuales de salud.

Los niveles ideales de hierro en hombres adultos y las mujeres que no menstrúan son de 40 a 60 nanogramos por mililitro de sangre. La previsión es que no tenga menos de 20 ni más de 80. En casos de mujeres embarazadas o con menstruación estas cifras varían.

El hierro, además de ayudar a formar la hemoglobina, apoya en el crecimiento y la diferenciación celular. Es importante para el mantenimiento de la función cerebral, la función endocrina y el metabolismo.

Este mineral está ligado a la producción de energía  y la función inmunológica.  Su condición de componente clave para las enzimas y las proteínas permite que se cumplan la reacción de oxidación celular y las células efectúen su ciclo de vida útil a plenitud.

El exceso de hierro puede ser un problema más común de lo que muchos pensamos, sin embargo, no es tan difícil deshacerse de este mineral cuando sobrepasa los niveles. Con hacer donaciones de sangre al menos 2 veces al año se contribuye a controlar la situación.

También debe cerciorarse de reducir el consumo de carbohidratos y aumentar la ingesta de grasas saludables. Es necesario evitar el consumo del alcohol porque aumenta la absorción de hierro en el cuerpo.

La anemia o falta de glóbulos rojos

Los signos de que el cuerpo comienza a padecer de anemia, se presentan a partir de que los tejidos dejan de recibir la cantidad de oxígeno que requieren para su normal funcionamiento.

Cuando no hay suficientes glóbulos rojos que transportan el oxígeno requerido por el cuerpo, este empieza a enfrentar una serie de dificultades. Las causas de la anemia son numerosas pero se clasifican en 3 grandes elementos:

Pérdida de sangre o hemorragias producto de lesiones o cirugías. También por trastornos del tracto digestivos o hemorragias internas debido a tumores. Puede presentarse sangre a través de la orina o en abundantes menstruaciones.

La producción insuficiente de glóbulos rojos es otra razón para tener deficiencias en el cuerpo y esto se presenta por la ausencia de los nutrientes  necesarios para promover la creación de los eritrocitos.

El cuerpo necesita del hierro, la vitamina B, ácido fólico, cobre, vitamina  C y riboflavina para crear suficientes glóbulos rojos. Las fórmulas naturales como MaxiTraining ofrecen excelentes combinaciones de estos nutrientes que fortalecen la hemoglobina.

La  destrucción anormal y abrupta de los  glóbulos rojos provoca la disminución de sus niveles en el cuerpo. Esto ocurre cuando los eritrocitos que deben cumplir su ciclo de funcionamiento en al menos 120 días mueren antes sin que exista un ritmo de reproducción adecuada.

Se trata de una anemia hemolítica y debe ser debidamente tratada para descubrir cuáles son las causas de destrucción prematura de los glóbulos rojos. La alimentación es importante en estos procesos.

En cuanto a la deficiencia de hierro las enfermedades que se pueden presentar a partir de la anemia son: fatiga, fibromialgia, hipotiroidismo, depresión o ansiedad, enfermedades neurodegenerativas, Parkinson, cambios mentales y pérdida de memoria.

Muchos de los trastornos que causan anemia, en específico el cáncer,  se presentan mayormente en personas de edad adulta. Los signos de la anemia son iguales en todas las personas, tengan la edad que tengan.

Sin embargo, en adultos, la placidez puede aparecer con mayor rapidez y los casos tienden a complicarse por su mayor predisposición a la depresión, confusión o agitación.

Toda anemia puede provocar que la vida de las personas mayores sea más corta, por eso es necesario identificar y diagnosticar a tiempo para proceder con inmediatez a su tratamiento.

Alimentación y glóbulos rojos

Ante la ausencia de hierro o la posibilidad de sufrir anemia por falta de este mineral se deben tomar previsiones importantes en la dieta diaria. Existen grupos de alimentos que aportan hierro y otros que facilitan la absorción del citado mineral.

Los alimentos que favorecen la producción de hemoglobina en nuestro cuerpo son las carnes magras de ternera, pollo, pavo o cerdo. También los moluscos tales como almejas y mejillones.

En materia de legumbres, las lentejas  y los frijoles aumentan la producción de hemoglobina, así como las verduras de hojas verdes tales como espinacas, brócolis y acelgas entre otras.

Fundamental el aporte de para la producción de glóbulos rojos que hacen los huevos, frutos secos y cereales integrales, así como los pescados azules tales como el salmón y las sardinas.

Los alimentos ricos en vitamina B12 promueven el aumento de los glóbulos rojos porque estimulan y fortalecen la médula ósea. Entre estos se encuentran la leche y sus productos derivados como el queso y el yogurt, preferiblemente desnatados.

La ingesta de productos lácteos debe hacerse siempre en las mañanas y evitar su consumo a mediodía y en la noche, pues el calcio puede afectar la buena absorción del hierro.

Alimentos como la soja, las setas y champiñones, la levadura de cerveza y el germen de trigo, ricos en vitamina B12, rinden grandes aportes al organismo en el fortalecimiento de los eritrocitos.

El diseño de complejos naturales como MaxiTraining ha permitido combinar adecuadamente setas y vitaminas como la B12 para beneficiar el organismo contra anemias y otras deficiencias nutricionales.

Las frutas cítricas como la naranja, toronja, limón, fresas y kiwi ofrecen importantes niveles de ácido fólico y vitaminas B para el aumento de los glóbulos rojos. El aguacate y los espárragos están ampliamente recomendados en esta tarea de proveer nutrientes del más amplio orden.

Si vas a consumir pan, ocúpate que estén fortificados con semillas o frutos secos que rindan aportes nutricionales adicionales.

Algunas recomendaciones especiales

En el apoyo de la producción de glóbulos rojos llevar una dieta adecuada implica  también incorporar algunas bebidas, así como sopas que contribuyan con este objetivo.

Son recomendadas las sopas de cebolla y lentejas con la incorporación de ajos que ayuden en la circulación sanguínea para el transporte del oxígeno.

Los licuados y batidos para comenzar el día son muy oportunos, con especial recomendación en los licuados de peras o manzanas así como remolacha o jugos de toronja y naranja.

Algunas combinaciones licuadas de uvas oscuras y perejil tienen propiedades impresionantes, así como las acelgas, los berros, almendras, avena y leche de soja.

Los duraznos, zanahoria y membrillos, apio  mangos en distintas bebidas son importante de consumir.

Cuando se busca aumentar la hemoglobina es preferible evitar algunas bebidas como el té verde, el poleo, los refrescos, el tomillo, el chocolate entre otros.

Otros productos que limitan las opciones de incrementar los glóbulos rojos son los dulces industrializados. Estos últimos obstaculizan la absorción correcta de nutrientes y minerales como el hierro.

Los glóbulos rojos y la respiración

La respiración es la llave que nos abre las puertas de la vida. El ser humano no puede vivir sin alimentos y sin agua por más de unos días, pero sin aire en unos minutos perece. De allí la importancia inicial de la respiración.

En este artículo vamos un poco más allá al entender que la respiración es compleja, fantástica y  vital para el cumplimiento de las funciones del organismo y de ella depende la tarea que desarrollan los glóbulos rojos.

Cuando inhalamos el aire, ingresa a los pulmones y es recogido por los alvéolos pulmonares,  pasando a los  vasos sanguíneos capilares, donde los glóbulos rojos a través de la hemoglobina captan el oxígeno y lo transportan al cuerpo.

En cada movimiento respiratorio un pulmón puede llegar a conducir un promedio de hasta 500 cm3 de aire, en aproximadamente 20 veces por minuto. Esta dinámica ofrece un enfoque claro de lo fundamental que es respirar bien, para que el cuerpo esté sano.

Si logramos valorar la importancia de la respiración, estaremos ofreciendo mayores opciones al cuerpo de contar con suficientes glóbulos rojos que trabajen no solo en la transportación del oxígeno, sino en la expulsión del  anhídrido carbónico y otros gases fuera del cuerpo.

Mientras respiramos, las costillas se amplían, el diafragma baja y los pulmones aumentan. Al expirar, la caja torácica se relaja, se comprimen los pulmones.  Respirar bien significa utilizar al máximo los millones de alvéolos pulmonares.

 La respiración es un recurso a veces desestimado, pero cuando se descubren sus bondades es posible entrar al campo de la armonía entre el cuerpo,  mente  y energía personal.

Con un sencillo entrenamiento es posible optimizar el uso de este recurso vital y lograr el control del estrés y mejorar las funciones del organismo. Recuerde que respirar bien significa oxigenar mejor los tejidos del cuerpo a través de la hemoglobina.

El mejoramiento del fluido sanguíneo también es posible gracias a una adecuada respiración, por lo que aprender a usar toda su capacidad pulmonar puede ser la respuesta para la mejorar su salud integral.

Respirar bien para tener muchos beneficios

Existen prácticas anti-respiratorias que a veces realizamos hasta inconscientemente. Respirar por la boca  es una de ellas, lo adecuado es respirar por la nariz para que se cumpla correctamente el proceso de acondicionamiento del aire que entra por las fosas nasales.

Otra práctica inadecuada es el tabaquismo, que impide la correcta oxigenación de la hemoglobina formando la carboxihemoglobina, que por supuesto no beneficia los tejidos.

La utilización parcial de toda la capacidad respiratoria también causa problemas, diversos pues anula las posibilidades de una buena oxigenación en el cuerpo.

Si advertimos estas prácticas y cambiamos estas realidades es posible lograr los numerosos beneficios que traen consigo una buena respiración. Entre ellos se menciona la relajación integral  que estimula el sistema nervioso y aminora el ritmo cardiaco.

La respiración adecuada promueve un mejor funcionamiento cerebral, pues la oxigenación profunda de los tejidos beneficia los centros y conductores nerviosos equilibrando el rendimiento del cerebro.

Al lograr una respiración amplia usando la capacidad completa de los pulmones, estos se tornan más elásticos y conducen prontamente el aire optimizando las posibilidades de fortalecer el organismo.

La respiración fortalece el sistema nervioso como hemos dicho y ayuda en casos de ansiedad, depresión y estrés. Permite que la mente esté relajada y se enfoque más en asuntos productivos, mejorando el rendimiento intelectual.

También funciona a la hora de comenzar un plan de adelgazamiento, pues permitirá estar en calma y controlando la ansiedad que produce la ingesta de comidas en periodos de dietas.

La respiración profunda mejora la inflamación abdominal porque  estimula intestinos  y riñones que eliminan mejor las toxinas al estar relajados. La piel también se beneficia porque con una oxigenación adicional puede desintoxicarse y relajarse mejor.

Uno de los órganos que aprovecha mejor la respiración profunda es el corazón, pues no tiene que trabajar extra para oxigenar los tejidos.  La estimulación del oxígeno adicional en la circulación sanguínea hace más fácil el trabajo de este magnífico músculo.

En líneas generales, el estómago, hígado, intestinos y páncreas se verán beneficiados con una profunda respiración, habida cuenta que los movimientos del diafragma masajean estos órganos blandos provocando que estén relajados y funcionen mejor.

Procurar siempre una mejor calidad de vida

Alimentos que contienen alto contenido de hierro, sobre mesa de madera blanca

En cada decisión que adoptamos de prepararnos con el objetivo de vivir mejor, concientizamos nuestro deseo de tener una larga vida de calidad.

Los aportes que en este sentido hacen la buena alimentación, la adecuada hidratación y la profunda espiración son fundamentales.

MaxiTraining ayuda al cuerpo humano  en su necesidad de alcanzar una salud integral. La composición de esta propuesta moderna incluye combinaciones nutricionales de alto valor.

MaxiTraining  promueve una mejor absorción de nutrientes que sin duda van a contribuir con el mejor funcionamiento del organismo, entre ellas el aporte para un mejor rendimiento físico y mental.

A la par de estas recomendaciones sugerimos disfrutar de ambientes sanos, donde se pueda caminar y hacer ejercicios físicos y de respiración,  que brinden alternativas adicionales al cuerpo para garantizar su oxigenación y depuración.

Vivir cada día en forma máxima y con disposición de éxito es también parte de un buen plan de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *