Los afrodisíacos y su efectividad sobre la libido

Los afrodisíacos y su efectividad sobre la libido

Última actualización: 08-10-2018. Equipo Nutricioni

Sabemos y aceptamos que somos seres sexuales por naturaleza. Y que existen alimentos a los que se les atribuyen propiedades capaces de aumentar el deseo sexual, conocidas como afrodisíacos.

Según la causa de una baja en la libido, ellos pueden ayudar a recuperar la plenitud de la sexualidad.

Nuestra sexualidad está presente en cada aspecto de nuestra vida, pero no siempre estamos dispuestos a manifestarla o a dar rienda suelta a nuestro deseo sexual.

El ritmo de vida que llevamos actualmente, la cantidad de compromisos adquiridos, las obligaciones que debemos cumplir.

La ingesta de productos que no siempre resultan nutritivos, la prioridad que de vez en cuando damos a todo menos a nuestro cuidado.

Son tantos los factores con los que lidiamos a diario, que en ocasiones sentimos una variante en la intensidad de nuestro deseo sexual.

Si se acrecienta, puede parecer excelente, pero no necesariamente nuestra pareja nos podrá llevar el ritmo, aunque siempre queramos que así sea.

Por el contrario si se reduce, corremos el riesgo de que la situación sea constante y se convierta en un delicado problema, que afecta tanto al individuo como a la pareja.

Con explicación o sin ella, de presentarse esas situaciones debemos tomarnos el tiempo para observarlas al detalle y tomar cartas en el asunto.

La manera correcta de referirse a este punto, es hablar de baja o alta libido, entendiéndola como la necesidad o el apetito sexual, según el famoso psiquiatra Sigmund Freud, creador del término.

Cuando se siente de manera muy habitual o repentina una exacerbada libido, se experimenta una hipersexualidad, siendo lo contrario.

La presencia de una libido insuficiente o casi nula, una hipoactividad sexual.

Aunque ambos casos ameritan atención y son temas bastante complejos, nos centraremos en el bajo deseo sexual y cómo podemos aumentarlo.

Afortunadamente, en su sabiduría, la naturaleza nos regala una extraordinaria cantidad de elementos que podemos utilizar como paliativo de esta situación.

Ellos son los afrodisíacos, sustancias con propiedades que favorecen el aumento del deseo sexual.

Históricamente algunas conductas, alimentos y bebidas han acumulado fama de lograr que el sexo sea mucho más satisfactorio. Aunque científicamente las pruebas de ello no son determinantes.

Hombre observa su aparato con una lupa

¿Qué causa una baja libido?

Pero comencemos por el principio, pues para solucionar el problema debemos saber sus causas.

La libido varía bajo la influencia de causas sociales, psicológicas y biológicas.

El contexto familiar, el laboral, religioso o el cultural, ejercen una presión constante que puede llegar a abrumarnos.

Mientras que el estrés, la angustia, la depresión, la vergüenza, el miedo como factores sociales, marcan profundamente el comportamiento del ser humano. Y pueden llegar a inhibir casi por completo el apetito sexual.

La influencia orgánica reseña la participación de las hormonas sexuales masculinas y femeninas, que regulan el apetito sexual de forma particular en cada persona.

También señala a algunos medicamentos que actúan sobre la serotonina y la dopamina (hormonas sexuales) como antidepresivos y anticonceptivos.

Lo cierto es que la carencia de la libido constituye una disfunción sexual, deteriorando la calidad de vida de quien la padece.

Se suele pensar que esta condición suele presentarse con más frecuencia en mujeres y que la disponibilidad de los hombres hacia el coito es mayor.

Sin embargo, no es necesariamente cierto. Ambos tienen la misma capacidad y propensión, así como ambos se ven afectados por los factores ya descritos.

Por lo tanto, conservar en pareja la dinámica sexual es un poco difícil, teniendo que mantener una buena comunicación, excelentes niveles de tolerancia y comprensión.

Hombre joven con cara de preocupación sin poder tener relaciones sexuales

¿Has escuchado que el mayor órgano sexual es el cerebro?

Se presentan dos caras de esta moneda: con el acto sexual se liberan en el cuerpo procesos y sustancias químicas altamente beneficiosos.

Resultando en una agradable sensación de bienestar generalizado, eliminando el estrés y logrando la relajación.

Para tener coito placentero, satisfactorio, se alejan de la mente las preocupaciones, el estrés o todo aquello que perturbe. Concentrándose sólo en sentir y entregar el placer del momento.

Es en este punto donde los afrodisíacos entran al juego previo, aumentando la libido con su función preparatoria del cuerpo y la mente ante el acto sexual.

¡Manos a la obra!

Para nivelar el apetito sexual se pueden efectuar varias acciones, siempre y cuando una baja libido no esté en grado crítico. En cuyo caso lo único recomendable es consultar con el especialista.

Según sea el caso, éste puede recetar medicamentos para revitalizarlo, una vez sospechada o diagnosticada  la causa, ya sea biológica o psicológica.

Si se trata de una condición leve, podemos echar mano a varios “trucos” como por ejemplo, consumir alimentos afrodisiacos, mismos que detallaremos más adelante.

Una copa de vino liberará las inhibiciones, propiciando la relajación al “entrar en ambiente”.

Imagen en primer plano de una bodega de vino. Copa de vino, botella de vino

No debes excederte pues el licor podría adormecerte, o causar una reacción que impida el sexo placentero.

Puede presentarse el momento en el que la autoestima flaquea y no te sientas [email protected], en cuyo caso puedes tomarte el tiempo necesario para embellecerte.

Visita el spa, el salón de belleza, maquíllate o arréglate el cabello, ¡lo que necesites!

El tener sobre peso o no sentirte ágil puede ser un inconveniente.

Seguir una dieta saludable, así como hacer ejercicios permitirá reconciliarte con tu cuerpo y seguramente podrás alcanzar nuevos grados de placer.

Hombre adulto realizando ejercicio en un gimnasio mientras se mira en el espejo

La empatía con la pareja es uno de los mejores afrodisíacos. Compartir momentos agradables, reír juntos, reconocerse en el otro, mantendrá viva la atracción física propiciando más los encuentros sexuales.

Mientras estén enojados, haya algún grado de rencor o animosidad entre ambos, no es nada probable que el deseo sexual se despierte.

Puede que preparar el ambiente, echando mano a todos estos tips, sea idóneo.

Tómate una tarde para embellecerte, prepara una rica comida con algunos ingredientes afrodisíacos, vino, flores, velas, música incitante.

Invita a tu pareja enviándole mensajes insinuantes y pícaros y con certeza el erotismo inundará tu velada.

La cotidianidad y la rutina son enemigos de la sexualidad.

Cada uno puede sugerir un lugar diferente a la cama para el encuentro sexual. ¿Por qué no encontrarse a medio día en vez de esperar hasta la noche? ¡Todo es válido!

Hermosa pareja se abraza mientras pasan tiempo juntos en la cama en casa

El juego previo

Frecuentemente el hombre parece tener un botón que al accionarlo le excita de inmediato, al menos así lo creen muchas mujeres.

Las féminas por el contrario, necesitan un poco más del llamado juego previo: una agradable charla, caricias, detalles, para poder despertar la libido.

Gran cantidad de mujeres acceden a tener coito aun sin sentir muchas ganas, pero si su pareja se lo propone, terminan totalmente entregadas al acto.

Despertar la libido femenina no es tan complicado como se cree. Incluso puede resultar un reto para el hombre, aumentar el interés de la relación entre ellos, y mantener la atracción más allá de lo físico.

A la par, les permitirá conocerse íntimamente. Un preámbulo pausado, sin prisas. Que aumente el deseo de a poco, generará una excitación mayor que, si se forja correctamente, puede generar un coito sumamente apasionado.

A mayor excitación, mejor y mayor orgasmo. Cabe señalar que esta preparación no sólo trata de subir la libido femenina.

Pues mientras sucede, el hombre va observando la respuesta de ella a sus tácticas y va aumentando su autoestima y confianza, sintiéndose galante y orgulloso de su galanteo.

El punto importante es que, con la estimulación positiva, la chica se centrará más en el sexo.

Si los actos previos han sido placenteros, despertará cada vez mayor disposición al erotismo y podrán generarse con mayor frecuencia.

Apuesta por lo que sabes le gusta a tu pareja. Caso contrario, rechazará el acercamiento y le será difícil gozar del sexo.

Si antes la mujer accedía al coito sin mucha disposición, ahora será capaz de tomar la iniciativa o acceder gustosa. Una baja libido seguramente, será la menor de sus preocupaciones.

Mujer joven apunto de tener relaciones sexuales con su chico. Vestida sensualmente

Propiedades de los afrodisíacos

Como señalamos anteriormente, la naturaleza nos surte de una serie de alimentos, sean frutos, flores, raíces o hierbas, con propiedades estimulantes de la libido.

Podemos ingerirlas de manera directa en preparaciones como bebidas, comidas principales, postres o productos medicinales.

En relación a éstos últimos, consideramos que LibiActiv Mujer tiene el compendio ideal para aumentar la libido de forma saludable. Con elementos naturales de comprobada eficacia y sin causar reacciones indeseadas.

Ciertos estudios amparan la efectividad de algunos alimentos como ayudantes del rendimiento sexual, bien sea por el sabor, olor, apariencia o por sus nutrientes.

Algunos  afrodisíacos renuevan el humor propiciando la sensación de bienestar y relajándonos.

Otros optimizan la circulación o activan sustancias químicas que nos predisponen o despiertan la sensualidad.

Otras veces resultan sencillos placebos. Al estar seguros de las cualidades afrodisíacas de una fresa, por ejemplo, creemos que por el sólo hecho de comerla nos predispone a disfrutar más del acto sexual.

Estos alimentos se catalogan basándose en la tarea que producen al consumirlos.

De esta manera encontramos a los que presentan una acción central: su principal característica es la influencia que ejercen sobre las llamadas hormonas sexuales.

La testosterona,  la dopamina o la hormona estimulante de los melanocitos, conocida como MSH.

Existen alimentos con formas similares a los genitales masculinos y femeninos, por las cuales se les asocian a la actividad sexual. Tal es el caso del plátano o las ostras, por ejemplo.

Otros son reconocidos por excitar los sentidos

Es posible aumentar la libido mediante un atrayente olor, un suave roce, una música suave o un excitante sabor. Estimular los sentidos incrementa el apetito sexual.

Los llamados afrodisíacos culturales, son los conocidos desde tiempos remotos por nuestros antecesores. Quienes dieron a conocer sus características y propiedades de generación en generación.

Estos en la mayoría de los casos, ganaron su fama de manera empírica, pues no contienen los nutrientes y propiedades necesarios para aumentar la libido, tal como los de acción central.

Ahora si ¡a comer!

No, no se trata de dar rienda suelta a la gula.

Conocer los ya famosos alimentos afrodisíacos, es primordial para adecuarlos a nuestros propósitos.

Debemos resaltar que éstos no son la solución para una disfunción sexual, pues como ya mencionamos, lo recomendable es buscar la ayuda profesional.

No son la varita mágica que acabe con un verdadero problema, sólo recursos para hacer más accesible el disfrute íntimo de la pareja.

El chocolate es el rey, sin duda alguna. Si se trata de despecho, hasta puede sustituir el sexo. Al menos, eso asegura el argot popular.

Las propiedades que el cacao aporta a nuestro cuerpo son muchas. Tiene sustancias que generan la producción de dopamina, liberan endorfinas, dando vitalidad, energía e incrementando el apetito sexual.

Ilustración de imagen superior de chocolate

Su olor y sabor exaltan los sentidos de manera muy eficaz. Activa las endorfinas, conocidas como las hormonas de la felicidad

A nivel culinario tenemos la canela, muy utilizada en la preparación de exquisitos postres y en la elaboración de cosméticos. Por la exquisitez de su aroma, es uno de los afrodisíacos más populares.

Se dice que estimula la circulación sanguínea, misma que irriga los genitales de ambos sexos, generando una pasión más intensa y placentera.

Imagen en primer plano de polvo de canela

La alta cantidad de nutrientes presentes en las almendras, impulsan la fertilidad femenina e incrementan la energía.

Como la mayoría de los dátiles, sus vitaminas dilatan los vasos sanguíneos promoviendo la excitación y ayudando a la erección del órgano masculino.

La maca es un tubérculo andino muy usado por los incas, dadas sus excelentes propiedades afrodisíacas.

Es uno de los principales componentes de LibiActiv Mujer por su efectividad en las artes amatorias. También  revitaliza, alivia la fatiga y dolores articulares.

Por su agradable forma, color, olor y sabor, las fresas son un estimulante sexual muy popular y accesible.

Son altas en Vitamina C, magnesio y potasio generando el apetito sexual. Las fresas siempre son bienvenidas en la alcoba para generar experiencias inolvidables.

Imagen en primer plano de fresas en vista superior

Estos alimentos llevan la batuta

Si se permite catalogar a una fruta como sexual, esa es el plátano.  

Sumado a esto, el magnesio, la vitamina B, el potasio y la bufotenina que contiene, estabilizan los neurotransmisores cerebrales.

Además producen serotonina, dilatan los vasos sanguíneos facilitando el flujo de sangre hacia los genitales.

Por añadidura, posee un sabor y aroma estimulantes. Aporta una buena dosis de potasio y en su íntima unión con el chocolate, incluirlos en tu velada romántica, garantizará una gran experiencia.

Hay quienes piensan que la forma del aguacate se asemeja a los testículos junto al órgano sexual masculino.

Su influencia en el aumento de la libido está basada en su buena dosis de vitaminas E, B6 y de potasio, los cuales nivelan las hormonas.

Continuando en la onda fálica, se incluye el pepino aunque no sea tan reconocido como afrodisíaco de acción central.

Es muy rico en hierro, potasio, fósforo, calcio y magnesio convirtiéndolo en un potenciador del metabolismo, brinda fuerza y vitalidad.

Ahora bien, el simbolismo vaginal también hace presencia.

Las ostras se asocian a Afrodita, diosa del amor, a quienes este tipo de alimentos deben su nombre.

El zinc es productor de testosterona y ellas lo tienen al por mayor. Del mismo modo mejora la lubricación, incrementando la sensibilidad del clítoris.

Deben ingerirse crudas para tal fin.

A causa de su simbolismo con el poder y la riqueza, las ostras resultan mucho más excitantes para algunas personas.

Los duraznos no son reconocidos como elevadores de la libido per se, pero por su apariencia, entran en la lista de los afrodisíacos por asociación.

Es notorio su uso, por ejemplo, en campañas publicitarias para productos de belleza en las cuales insinúan la sexualidad.

Por añadidura, se encuentran las manzanas rojas y su recordatorio a la mucosa genital, así como las peras y su parecido al cuerpo de mujer.

Suplementos para la libido

Ya cuentas con una buena lista de alimentos afrodisíacos y tienes pie para probar y comprobar la reacción que tu deseo sexual tiene ante cada uno de ellos.

Tratándose sólo de una muestra, te invitamos a seguir investigando sobre muchos otros como la miel, el jengibre, ginseng, vainilla, los higos… uuff, ¡realmente son bastantes!.

No obstante, si consideras ingerir suplementos como una manera más eficaz y segura de aumentar tu apetito sexual, puedes optar por LibiActiv Mujer como uno de los más recomendados.

De hecho, entre sus componentes destacan el polvo de raíz de maca, el panax ginseng y el polvo de raíz de tongkat ali, convirtiéndolo en un poderoso aliado para lograr esas noches de placeres inolvidables.

Puesto que la disfunción sexual puede atacar tanto a hombres como mujeres, incluir la raíz de maca garantiza su efectividad al consumirlo ambos sexos.

Dicha planta ayuda a restaurar el desempeño sexual normal, así como aumenta la energía conduciendo como afrodisíaco, hacia una mayor resistencia física.

Mantiene la estabilidad de las hormonas femeninas y masculinas, mejorando además la fertilidad pues acrecienta el volumen seminal, el conteo de esperma y en las mujeres, el nivel de progesterona previo al embarazo.

Gracias a sus propiedades, disminuye el riesgo de abortos espontáneos y otras posibles calamidades durante el parto.

Por su parte, el panax ginseng reduce la fatiga, combate la eyaculación precoz y la disfunción eréctil. Es un gran estimulante y revitalizante.

Son reconocidas sus acciones en el mejoramiento de la función cognitiva así como de la concentración, contra las enfermedades cardiovasculares, como rejuvenecedor y frente a la depresión.

Con respecto a la raíz de tongkat ali, sus aportes se relacionan a perturbaciones sexuales causadas por el envejecimiento, la andropausia y la menopausia.

Al mismo tiempo se ha comprobado como estimulante de la libido, fortalecedor de la calidad del semen e incitador del aumento muscular. Estos efectos son afines al incremento de la testosterona.

Si bien es cierto que LibiActiv Mujer es el suplemento idóneo para aumentar el apetito sexual, sus cualidades no terminan allí.

Es excelente antiinflamatorio, calma la dolencia articular, fortalece los huesos. Al mismo tiempo ayuda a apaciguar la migraña, sosiega los ataques de asma y la bronquitis crónica.

Los aportes de este suplemento van de la mano con ejercicios y una saludable dieta, como ingredientes principales para vivir a plenitud tu sexualidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *