Lo beneficioso de los ejercicios de cardio en tu vida

Lo beneficioso de los ejercicios de cardio en tu vida

Última actualización: 18-02-2019. Equipo Nutricioni

ajercicios aerobicos mujeres en el gym, Aeróbic cardio entrenamiento mujer en bicicleta elíptica bicicleta en el gimnasio

Los ejercicios de cardio, mejor conocidos como ejercicios aeróbicos trabajan específicamente con la respiración de cada individuo, estimulando a la persona a esforzarse para realizar el movimiento.

Por ser una base de movimientos físicos, la respiración es quien toma la batuta para soportar la constante ejercitación del cuerpo.

Los ejercicios cardiovasculares, pueden incluir varios tipos de actividad física pero se debe practicar en niveles moderados, su intensidad debe ser óptima para cualquier tipo de organismo.

Mientras que el período de tiempo puede ser extenso o un poco más alargado que otro tipo de ejercicio, esta actividad física logra mantener una frecuencia cardíaca más elevada.

Los ejercicios cardiovasculares utilizan a su favor el oxígeno para quemar las grasas y el azúcar, dándole mucha más energía a los músculos y eliminando de ellos los tejidos adiposos.

Los ejercicios de cardio o aeróbicos más comunes que alguna vez debes haber practicado, son la caminata, el trote, bailar, montar bicicleta entre otros. Su ejecución otorga al cuerpo un índice de mayor resistencia a la actividad física y a todos los movimientos corporales.

A lo largo de la ejecución de algún ejercicio de cardio, el cuerpo utiliza una gran cantidad de oxígeno que será su mayor combustible para transportar energía a las células del cuerpo. Quien se encarga de esta función es el Adenosín Trifosfato o mejor conocido como ATP, es una sustancia transportadora.

Según los estudios que ha realizado la Organización Mundial de la Salud, cada adulto debe practicar al menos 150 minutos a la semana de ejercicios aeróbico moderado. La persona que ejecute una rutina completa de esta actividad física tiene un gran porcentaje de posibilidades de disfrutar una buena salud durante un largo tiempo.

Cabe destacar que toda actividad física para que pueda dar excelentes resultados, se le debe agregar un buen plan de alimentación, de lo contrario no se estaría haciendo nada.

Y no es solo para bajar de peso que se consigue  comiendo lo justo y necesario, es también para obtener todos los nutrientes de los alimentos, sin tener que forzar al cuerpo a que trabaje en exceso.

El pulso en los ejercicios cardiovasculares

La ejecución de los ejercicios cardiovasculares influye directamente en el tránsito sanguíneo y en la potencialización de todos los músculos, por medio del oxígeno que transporta.

El pulso es un indicador firme de cómo está trabajando el corazón con respecto a la actividad física a la cual se esté sometiendo el individuo.

Mientras más baja sea la cantidad de pulsaciones por minuto, el cuerpo estará mejor adaptado a la práctica del ejercicio físico.

Cuando se ejecuta una rutina de ejercicios cardiovasculares es muy importante medir las pulsaciones cardíacas antes y después de la actividad física.

El número de pulsaciones que debe poseer un adulto sano es de 60 a 90 por minuto. En comparación a un deportista bien entrenado, cuyas pulsaciones estarán entre 40 y 60 por minuto, pues el ritmo de su corazón ha aumentado su eficiencia.

Aunque no lo creas, si el número de pulsaciones por minuto cada día es un poco más reducido es una señal que el cuerpo se esta adaptando al ejercicio físico.

Si logras medir tu pulso y se encuentra elevado, procura realizar una serie de movimientos acordes para no sobrecargar a tu corazón y exponerlo a que trabaje forzado, esto puede traerte complicaciones.

Luego de realizar la actividad física, puedes tomar las pulsaciones. Unas pulsaciones altas indicarán el esfuerzo al cual has sometido al organismo durante el ejercicio, por eso se recomienda comenzar con ejercicios de baja intensidad e ir aumentando el nivel, sin forzar al corazón a trabajar de más.

La manera correcta de tomar las pulsaciones cardíacas, es tomar el dedo índice y medio en las zonas del cuerpo, con gran volumen de flujo sanguíneo.

Los lugares más fáciles de conseguir son en el cuello y la muñeca, con precaución presiona en el lugar y comienza a sentir  las pulsaciones. En ese momento que hayas localizado el flujo sanguíneo fuerte, debes contar cada latido que se produce durante 30 segundos, el número que te dé como resultado debe ser multiplicado por dos.

¿El cardio sirve para bajar de peso?

Sí, realizar ejercicios de cardio trae como beneficio una pérdida de peso en el cuerpo. Esto debido a que ayuda a quemar calorías de grasa. Se necesitan quemar 9 calorías para eliminar un gramo de grasa, en el momento que se haya eliminado el peso disminuirá, pero progresivamente.

El realizar algún tipo de ejercicio de cardio, bien sea caminar, montar bicicleta o correr quema de 140 a 185 calorías en tan sólo 30 minutos de continuidad. El 60 por ciento de esas calorías es proveniente de la grasa y no de los alimentos.

Es decir que durante un ejercicio aeróbico se logran quemar de 70 a 111 calorías razas de grasa. Sí por cada 9 calorías que se queman, se elimina un gramo de grasa, el ejercicio de cardio quema aproximadamente  de 7 a 12 calorías de grasa en 30 minutos.

Una gran diferencia en número es cuando la actividad física lleva la frecuencia cardíaca máxima del individuo. En ese momento se puede decir con plenitud que más del 30 por ciento de las calorías que allí se eliminan proviene de la grasa.

Correr durante 30 minutos quema unas 200 calorías, es decir unas 103 son sólo porcentaje en grasa y su equivalente en gramos es de 12. Este resultado sólo con una jornada de un mismo ejercicio de cardio.

Lo que nunca se toma en cuenta es que los ejercicios de cardio, tienen un efecto tardío en lo que respecta a perder peso. Debido a que estos no son muy exigentes con el rendimiento de quien lo esté ejecutando.

Sí deseas someterte a una pérdida de peso o disminución de las medidas con resultados fulminantes, es recomendable cambiar la rutina de tus ejercicios.

El ejercicio de cardio, consiste en transportar mayor cantidad de oxígeno a la sangre y a los músculos, sí es una realidad que ayuda a disminuir unos cuantos kilos, pero no con facilidad.

¿Qué hacer cuando el cansancio te gana?

Muchas veces el cansancio suele adueñarse de nuestro cuerpo, lo que impide ejecutar una rutina de ejercicios completa y rompe con los ciclos de nuestros entrenamientos.

Ese cansancio puede ser provocado por la fatiga muscular, que se manifiesta a través de ciertos dolores y molestias en estos tejidos. Esta afección se produce no solo por exponer al cuerpo a una mayor actividad física de la que le corresponde, también es por la falta de oxígeno en los músculos.

Los ejercicios cardiovasculares, son eficaces contra la falta de oxígeno tanto en los músculos como en el tránsito sanguíneo. Razón por la que se va a contrarrestar esa fatiga muscular.

Pero se tiene que tomar en cuenta el ritmo de entrenamiento al cual estamos sometiendo al cuerpo.

Nada hacemos con tomar el tiempo reglamentario de 30 a 45 minutos diarios de ejercicio, si estos no están acorde a lo que podemos realizar.

Los ejercicios cardiovasculares son efectivos al momento de adaptar al cuerpo a cualquier actividad física y trabajan a su propio ritmo.

La respiración será la base para la actividad cardiovascular, mientras más oxígeno limpio entre a los pulmones y se distribuya en la sangre que va directamente a los músculos, la fatiga muscular va a desaparecer en muy poco tiempo.

En ese momento no habrá excusas para seguir avanzando en la creación de una rutina de la actividad física.

Se recomienda comenzar la jornada física, con la base en los ejercicios cardiovasculares o aeróbicos, debido a que trabajan directamente con la respiración y van acondicionando al cuerpo.

Para toda esta clase de ejecución de trabajos físicos, es necesario contar con una buena alimentación que promueva todos los nutrientes e incluso calorías que se deben quemar.

De no ser así, se estaría forzando mucho más al organismo y la fatiga se intensifica un poco más, tanto que podría ser permanente.

MaxiTraining contiene más de 8 componentes entre ellos varios aminoácidos que funcionan como estimuladores en la producción del tejido fibroso, es decir de los músculos.

El sexo es el cardio por excelencia

Amor apasionado. Vista de los pies de una pareja joven que yace en el suelo en la cocina de su casa.

La práctica sexual de una pareja cumple con todas las reglas preestablecidas de una rutina de ejercicios cardiovasculares, e incluso durante su ejecución se logra quemar una mayor cantidad de calorías.

Anteriormente habíamos comentado que en una rutina de 30 minutos de ejercicios de cardio, el individuo podía eliminar alrededor de 200 calorías. ¡Sorpresa! La práctica pre sexo, que se basa en besos y tiernas caricias por unos cuantos minutos logra eliminar 50 calorías.

En una práctica sexual normal se pueden descartar más de 500 calorías, el doble de lo que genera practicar una rutina completa de ejercicios cardiovasculares y en menor tiempo.

El ritmo y la postura que se empleen en medio de esta acción también juega un papel fundamental.

Una de las posturas dentro del sexo que requiere mayor aprendizaje sobre los fundamentos de los ejercicios cardiovasculares, es estando de pie. Esta posición logra agrupar todos los músculos y se basa en la paciencia y respiración para poder tolerar el peso de la pareja. Mientras se ejecuta esta acción se estarían apartando de tu cuerpo alrededor de 600 calorías, mucho más de las que se eliminan en 30 minutos de trote continuo.

El sexo es un ejercicio de intensidad moderada al igual que el cardio, un hombre promedio llega a quemar 4.2 calorías por minuto en la actividad sexual, mientras que la mujer llega a 3.

Estas cifras fueron extraídas durante un estudio de la Universidad de Quebec quién trabajo con hombres y mujeres sedentarios de 18 a 35 años de edad.

La respiración durante el acto sexual, también envía oxígeno rápidamente a los fluidos sanguíneos y a los músculos, lo que contrarresta el padecimiento de la fatiga muscular luego del ejercicio.

A diferencia de una rutina de actividad física, tener sexo no produce molestias ni dolores musculares que están relacionados con el desgaste de los tejidos.

El ritmo y la respiración moderada del acto sexual dan por vencida a la fatiga muscular, mientras quema muchas calorías.

Nutrientes que contribuyen a la oxigenación de la sangre

Los ejercicios cardiovasculares, colaboran con el tránsito de la sangre y que el oxígeno llegue directamente a los músculos para evitar las dolencias.

Pero este funcionamiento no se construye solo con movimientos y respiración, también de debe complementar con la alimentación.

Por medio de una buena alimentación se van a obtener los nutrientes necesarios para ayudar a transportar el oxígeno a todo el cuerpo por los canales donde pase el flujo sanguíneo.

Para que la sangre pueda realizar todas sus funciones debe estar bien dotada de glóbulos rojos. Hay comidas y alimentos específicos que están listo para comenzar la producción de estos organismos rojos.

Los nutrientes necesarios en la producción de glóbulos rojos son: la vitamina B12 y el ácido fólico, el hierro, calcio, y un grupo de antioxidantes como la vitamina C y E.

Esta serie de nutrientes pueden ser hallados en varios alimentos, como las frutas, verduras, y vegetales de tallo verde, entre otros.

Pero para obtener la cantidad exacta de estos, el consumo debe ser constante y en grandes cantidades, además que para algunas personas su sabor no es agradable. Se recomienda entonces buscar la manera de conseguir los mismos nutrientes para apoyar a la rutina de ejercicios.

MaxiTraining Es un complemento de nutrientes específicos, que puedes consumir antes de empezar la ejecución de los ejercicios cardiovasculares.

Con vitamina C, B6 y B12 como principales nutrientes y más de ocho antioxidantes que actúan de maneras diferentes y provechosas en tu cuerpo no es necesario recurrir a tolerar lo que no te gusta.

MaxiTraining es la mejor opción para obtener las vitaminas y nutrientes para tu organismo sin preocupaciones.

En otro ámbito de ideas, se ha logrado estudiar  el funcionamiento de la clorofila como desintoxicante de la sangre. Aunque este es un componente que no es de origen humano, más bien es de las plantas, los alimentos que la contienen son los de hojas verdes.

El brócoli, la espinaca, el berro, perejil son alguno de los alimentos que contienen clorofila, sus componentes son muy parecidos a las del plasma de la sangre y por eso aportan oxigenación.

Hidratación, mientras haces cardio

En el momento que se realiza algún tipo de ejercicio, el cuerpo pierde toxinas, grasas, y en muchas ocasiones líquidos dentro de los cuales están los nutrientes necesarios para su funcionamiento.

Este grupo de líquidos deben ser recuperados en el menor tiempo posible, sea con los mismos líquidos o a través de los alimentos.

La hidratación de los tejidos fibrosos del cuerpo se ingiere a través de líquidos, el mejor y más empleado es el agua como fuente de vida y oxigenación.

Cuando el cuerpo se encuentra deshidratado, el rendimiento físico disminuye y al mismo tiempo es forzado a trabajar de más, esto  trae ciertas complicaciones.

El agua es una gran fuente de oxígeno para todo el organismo, no sólo para los músculos.

Su consumo disminuye considerablemente los dolores musculares producidos por los ejercicios pues facilita el tránsito sanguíneo y la correcta desintoxicación de la sangre.

Cuando se ejecutan los ejercicios cardiovasculares, se recomienda consumir al menos medio litro de agua antes de comenzar la rutina de ejercicios. 2 o 3 horas antes es lo ideal.

Durante el ejercicio, el consumo del vital líquido debe ser pausado sólo si el cuerpo va tolerando ser sometido a esta actividad física.

La cantidad exacta de consumo es de 800 mililitros,es decir, casi un litro completo de agua. Esta proporción se tiene que dividir cada 15 minutos, solo si el cuerpo lo requiere es la recomendación.

Ahora bien, luego de finalizar la rutina de ejercicios cardiovasculares, el cuerpo entrará en un período de recuperación de sustancias, es allí donde no se puede dejar de consumir el agua.

En esta ocasión las cantidades serán un poco más reducidas, pero deben ser igual de progresivas que durante el ejercicio.

Se recomienda que el agua que esté siendo ingerida se encuentre a una temperatura de frío, para que sea mucho más agradable su sabor. Al igual que el agua, MaxiTraining funciona como un regenerador de los electrolitos que se pierden con la ejecución de la práctica física y por la orina.

Sin embargo el consumo de agua no puede paralizarse bajo ninguna circunstancia, esté o no realizando una actividad física.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *