alimentos ricos en proteinas, minerales, y vitaminas, Selección de alimentos limpios y saludables: pescado, frutas, vegetales, semillas, superalimentos, cereales, vegetales de hoja sobre fondo gris de concreto

Lista de proteínas o moléculas formadas por aminoácidos

Lista de proteínas o moléculas formadas por aminoácidos

Última actualización: 13-06-2019. Equipo Nutricioni

Existe una lista de proteínas que les clasifica a cada una de ellas según sus características particulares. Cocer a estas en lo particular resulta ser un acto muy conveniente a fin de comprender en detalles la manera en que contribuyen en las complejas funciones del organismo.

Sin embargo, en términos generales bien se puede afirmarse que las proteínas son definidas por la ciencia como un tipo de moléculas conformadas por aminoácidos. Los mismos se hallan constituidos por los denominados enlaces peptídicos, presentes en el cuerpo físico de los humanos, entre otros.

Su presencia en el organismo humano es tal, que constituyen en sí cerca del 50 % del peso seco correspondiente a los tejidos. En cuanto al peso corporal en general de las personas, esto significa el 20 % del mismo, además que destacan porque no existe ningún proceso biológico en el mismo que les excluya.

En cuanto a su composición tenemos que tales moléculas están constituidas por carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno. Por otra parte también vale la pena destacar que el orden y la disposición de los aminoácidos que le componen están determinados por el código genético presente en cada persona.

Las funciones de la misma van dirigidas a una diversidad de aspectos, entre las cuales destaca su aporte al crecimiento físico de los individuos. Así también fungen como  catalizadores biológicos para acelerar diferentes reacciones químicas, e incluso contribuyen con el sistema inmune de los sujetos.

Entre sus propiedades podemos referir, de forma resumida, que cuenta la estabilidad, como la más importante de ellas. Asimismo están presentes la solubilidad y la amortiguación de pH, o la denominada capacidad electrolítica, todas de gran importancia para el organismo.

En el presente artículo procedemos a abordar en mayor detalles un asunto tan destacable como lo es este para nuestra salud.

alimentos ricos en proteinas, minerales, y vitaminas, Selección de alimentos limpios y saludables: pescado, frutas, vegetales, semillas, superalimentos, cereales, vegetales de hoja sobre fondo gris de concreto

Clasificación e importancia

Varios son los elementos considerados por la ciencia en función de lograr una correcta clasificación de las proteínas. Sin embargo, la más usual es la que se realiza en función de su estructura química, lo que implica separación de proteínas simples, albúminas y globulinas, las proteínas conjugadas, y las derivadas.

Proteínas simples: Se trata de las proteínas que se caracterizan por solo producir   aminoácidos al ser hidrolizados. Entre ellas cuentan las albúminas, las globulinas, las gluteninas, las prolaminas, los albuminoides, las histonas, y los portaminas, todos con sus respectivas importancias para el organismo.

Albúminas o globulinas: Se trata de un grupo de proteínas presentes en la sangre. En el sistema inmunitario son producidas por medio del hígado, órganos en el cual juegan estas un papel muy determinante en la coagulación de la sangre y la defensa del organismo contra infecciones.

Glutelinas y prolaninas: Las gluteninas se encuentran principalmente en  los cereales. Mientras que las prolaninas son proteínas vegetales con  un notable contenido de prolina, a la cual ingerimos por medio de cereales como el trigo, la cebada y la avena, entre otros.

Proteínas conjugadas: Se trata de moléculas con una parte proteica y otra que no lo es, y se clasifican en fosfo proteínas, glucoproteínas, lipoproteínas, nucleoproteínas y cromoproteínas. Estas presentan en su forma física una apariencia de tipo globular, que les caracteriza entre las demás.

Proteínas derivadas: Son aquellas que el organismo obtiene como derivado, justamente, de su complejo trabajo de hidrólisis.

En cuanto a la importancia de las proteínas ello tiene una diversidad de puntos que abordar, sin embargo, en términos generales, el concreto pasamos abordar algunos de ellos.

Así tenemos que su ingesta fundamentalmente se da por medio de la alimentación, aportan energía, reparan tejidos del cuerpo, oxigenan al organismo y además favorecen el buen funcionamiento del sistema inmunológico, entre otros.

Papel de la dieta para aportar proteínas

La relevancia de las proteínas en el organismo humano es de incuestionable validez, tal como, lo afirma la ciencia. Esto ha sido demostrado de diferentes maneras por medio de los estudios pertinentes sobre la materia que terminan por respaldar tal versión de los hechos.

Estas son fundamentales para la buena salud humana, y el bienestar de los individuos en general. Sin embargo, es de especial significación en cuanto a los niños y adolescentes en general se refiere, ya que juegan un papel estelar en cuanto al proceso de desarrollo de los mismos.

Para el caso de la mujeres embarazadas también juegan un papel más que especial, debido a que son empleadas por el organismo para dar forma al nuevo ser que toma vida dentro de ella. En este complejo proceso se requieren de la renovación constante de células, y las proteínas coadyuvan en ello.

En términos prácticos, al respecto de la ingesta de proteínas debemos mencionar al factor alimentación. Es por esta vía mediante la cual son ingresadas las mismas al organismo, y por ello es tan importante cuidar la forma en que satisfacemos nuestras necesidades alimenticias a diario.

Hoy en día existe una gran variedad de fórmulas desarrolladas  por parte de expertos nutricionistas para lograr una correcta alimentación. Estas se encuentran a disposición de todos en general, por medios tan difundidos, por ejemplo, como la internet, entre otros.

Igualmente, para los casos de dudas al respecto bien podemos asistir directamente a la ayuda de un experto en la materia. Este se encontrará en capacidad de recomendarnos los pasos a seguir para satisfacer de manera adecuada todas nuestras necesidades nutricionales.

En el proceso también podemos valernos de algunos complementos alimenticios para lograr suplir cualquier necesidad al respecto. Hoy en día existen una amplia variedad de presentaciones de complementos alimenticios que mucho pueden contribuir en este sentido.

Desayuno Proteico

Las proteínas según su origen

Varios son los elementos tomados en consideración para lograr agrupar o clasificar las proteínas de una manera determinada. En este caso nos referiremos a su clasificación en función del origen de las mismas, es decir, las condiciones particulares de obtención.

Bajo este mismo orden de ideas debe ser referido que dichas proteínas se obtienen por dos vías básicas, que son la animal, y la vegetal.

Proteínas animales: Tal como su nombre lo indica, estas proceden especialmente del reino animal. Y en cuanto al ser humano, las obtiene precisamente mediante la ingesta de carnes derivadas de animales, y de los huevos, entre otros.

Las mismas son un tipo de proteínas consideradas de mayor valor biológico que el de las denominadas de origen vegetal. Ellas conservan mejor disposición de aminoácidos considerados esenciales, es decir, los que el organismo no puede producir, por lo cual resulta indispensable obtenerles por medio de la dieta.

Proteínas vegetales: Igual que en el punto anterior, estas son las proteínas que provienen en este caso de los vegetales. Entre sus portadores podemos citar las legumbres, el trigo y sus derivados, los frutos secos, muy especialmente la soja, entre otros, y también son de gran importancia para el organismo.

Este tipo de proteínas se caracteriza por presentar algunas muy notables ventajas como su bajo contenido de grasas. Igualmente cuentan con una gran capacidad para combatir y reducir los niveles de colesterol en la sangre, y para prevenir enfermedades de tipo cardiovasculares.

Ingerirle resulta un asunto notable para el organismo, pero lo ideal es que el asunto sea equilibrado junto a las proteínas de tipo animal. Algunas personas solo se alimentan de proteínas vegetales, y el tema es objeto de debates, pues algunos sostienen que es viable para la salud, mientras que otros lo cuestionan.

En todo caso, lo importante es darle al organismo cuántos nutrientes se requieren realmente, y de tomar medidas drásticas como no ingerir algunas de ellas, debemos buscar asesoría experta. De esta manera sin dudas podremos dar con una forma complementaria de obtener dichos nutrientes.

Proteínas según su función

De acuerdo a la función de las proteínas para nuestro organismo, estas pueden ser clasificadas de la manera que presentaremos a continuación.

Hormonales: Son segregadas por las denominadas glándulas endocrinas, transportadas por las sangre. Las hormonas fungen como mensajeros de tipo químicos llevando información de unas células a otras, de allí la importancia de las mismas para el organismo.

Enzimáticas o catalizadoras: Son estas las proteínas caracterizadas por acelerar los procesos metabólicos manifiestos en las células. Esto incluye al hígado en sus funciones, así como la digestión y convirtiendo el glucógeno en glucosa, entre otros.

Estructurales: Se trata de componentes necesarios para el organismo, tales como el colágeno, la queratina y hasta la elastina, muy importantes para los el mantenimiento y formación de los distintos tejidos del cuerpo.

Defensivas: Son las que desempeñan un papel destacado en la labor inmunitaria del organismo. Los anticuerpos derivados del asunto toman vida en los glóbulos blancos de la sangre para atacar a agentes patógenos en el cuerpo que puedan amenazar su salud.

Almacenamiento: Estas se encargan de guardar iones minerales, tales como el potasio, o incluso el hierro. En el caso del hierro esto de de suma significación para evitar que el organismo se contamine con ello.

Transporte: Dicho tipo de proteínas cumplen una gran labor desde el punto de vista de transportar minerales a lo interno de nuestro organismo a las células. Tal es el caso de la hemoglobina, que transporta oxígeno de los tejidos pulmonares al resto del cuerpo, de una manera bastante compleja.

Receptores: Son los que estando fuera a de las células controlan las sustancias que entran en estas. Ejemplo de ello lo tenemos en las neuronas GABAérgicas, que contienen varios receptores proteicos en sus respectivas membranas.

Contráctiles: Estas también son llamadas frecuentemente  proteínas motoras. Son las encargadas de regular la fuerza y la velocidad con la que trabaja el corazón, por lo que resulta de una especial importancia en cuanto a las funciones vitales orgánicas.

Según su conformación

Cuando nos referimos a la conformación de las proteínas hacemos alusión a la capacidad  de estas, por su orientación tridimensional, en virtud de la libertad de la que disponen para girar. En tal sentido destacan dos grupos de proteínas muy particulares vinculadas a esta clasificación.

Proteínas fibrosas: Estas son unas proteínas que se caracterizan por estar formadas de cadenas denominadas polipeptídicas que se alinean de manera paralela. Ejemplo concreto de ellas lo vemos en dos sustancias conocidas con los nombres de colágeno y queratina.

Estas proteínas, incluso, destacan por su alta capacidad para resistirse al corte, además de que son insolubles en el agua y las soluciones salinas. Son este tipo  de proteínas elementos básicos de las denominadas estructuras del tejido conjuntivo correspondiente a los animales superiores.

Entre dichas proteínas vale la pena destacar a las sustancias conocidas como colágeno, así como la elastina, la actina, la miosina, y finalmente la fibroína. Cada una de ellas, por supuesto, juega un papel específico en el organismo de los seres vivos que le poseen, y en su conjunto logran un trabajo complejo.

Proteínas globulares: Son estas las proteínas que se denominados como polipeptídicas, las cuales logran enrollarse sobre sí mismas. Esto provoca que surja la figura de una macro estructura, pero bajo una forma precisa de tipo esférica, muy notable.

Dichas proteínas destacan, entre otras cosas, por poseer capacidad de solubilidad en agua. Por tal motivo los aminoácidos en contacto con el exterior son llamados polares, y los orientados hacia el interior son los que poseen cadenas apolares hidrófobas.

En general, este tipo de proteínas son las denominadas transportadoras, tales como el caso de las albúminas. Pero en este grupo también destacan las globulinas y las histonas.

Según su composición

Igualmente la composición de las proteínas juega un papel determinante en cuanto a su clasificación se refiere. En esta realidad tenemos que las proteínas pueden ser separadas como holoproteínas o proteínas simples, también cuentan las heteroproteínas o proteínas conjugadas.

Holoproteínas o proteínas simples: Son aquellas proteínas que en sus características destacan por estar constituidas, fundamentalmente, por aminoácidos.

Heteroproteínas o proteínas conjugadas: Son proteínas que se destacan generalmente por estar compuestas por un tipo no aminoácido, y en función de ello se puede clasificar de maneras distintas, glucoproteínas, lipoproteínas, nucleoproteínas, metaloproteínas, y hemoproteínas o cromoproteínas.

Glucoproteínas: Estas destacan por poseer en su composición una estructura con azúcares.

Lipoproteínas: La mismas se caracterizan, entre otras cosas, por poseer una estructura de lípidos.

Nucleoproteínas: Son el tipo de proteínas que, entre otras cosas, destacan por poseer un inicio  de ácido nucleico. Como ejemplo de ello podemos referir los cromosomas, y los ribosomas.

Metaloproteínas: Son los que destacan por poseer en sus moléculas uno o más iones metálicos. Como ejemplo de ello podemos citar algunas de las enzimas.

Hemoproteínas o cromoproteínas: Estas conservan en su estructura un grupo denominado hemo, por ejemplo de ello tenemos la hemoglobina.

Como puede apreciarse, estas sustancias son muy complejas y de una indiscutible importancia para el organismo. Las mismas desempeñan un sin fin de funciones,  y por tal razón conservan características muy particulares que les llevan a ser diferenciadas entre sí.

Es por ello que nuestra dieta debe garantizar el suministro de suficientes alimentos con estos nutrientes. Pues son imprescindibles para el buen funcionamiento del organismo, que les emplea en diversas áreas, cada una de especial importancia para nuestra salud y bienestar.

En caso contrario sin dudas notaremos deficiencias en nuestras distintas funciones físicas y orgánicas.                                                       

Un poco más sobre la función de las proteínas

El consumo de proteínas, en su carácter de nutrientes, resalta por aportar las condiciones necesarias para una diversidad de funciones del organismo. Como se dijo antes, son estas de variada naturaleza y conservan diferentes propiedades inherentes al funcionamiento orgánico del cuerpo.

Sin embargo, destacan las mismas por realizar un notable aporte en cuanto al suministro de energía, y además, participan en el desarrollo de los diferentes tejidos del cuerpo y los músculos. Pero es necesario mencionar algunos aspectos más de interés que valen la pena considerar siempre, tal como veremos:

  • Tienen una notable participación en la construcción y reparación tanto de huesos como de músculos, de piel y uñas, entre otros.
  • Básicamente también debemos resaltar el papel que desempeñan en la defensa del organismo. Pues los anticuerpos encargados de la defensa del organismo ante agentes patógenos como las bacterias son proteínas.
  • Asimismo debemos tener en cuenta que las enzimas, como parte de los compuestos necesarios para las reacciones fisiológicas del organismo también son proteínas.
  • Uno de los aspectos de interés al respecto lo constituye el mantenimiento del equilibrio del pH interno en el organismo.
  • La contracción muscular depende en buena medida de su participación en el organismo.
  • Las proteínas destacan igualmente por su capacidad para incidir en el correcto funcionamiento correspondiente al sistema nervioso.
  • Destacan estas por aportar energía al organismo a fin de realizar sus distintas funciones.
  • Cumplen importantes funciones de transportación, tales como la hemoglobina y la mioglobina, que se encargan de llevar oxígeno a la sangre.

Para que una persona cuente con una ingesta adecuada y equilibrada de proteínas, es necesario que realice un acto de alimentación balanceada. En ese sentido debe estar compuesta la misma de frutas, vegetales, y carnes para lograr aportarle al organismo cuántos nutrientes sean necesarios.

                                                                                       

La ciencia  a nuestra disposición        

Como pudo apreciarse en el desarrollo del presente artículo, ingerir proteínas en las justas dimensiones de nuestras necesidades resulta ser un acto imprescindible para la salud. Para ello resulta oportuno el empleo de un potente formulado que puede proveer estas sustancias de manera completaría, tal como lo es Creador de Músculo.

Se trata éste de un importante formulado que cuenta con una serie de sustancias muy favorables para el organismo. Entre ellas cuentan una buena carga de proteínas, pero además también podemos mencionar una serie notable de aminoácidos de interés para el organismo en sus diversas funciones.

Creador de Músculo fue justamente diseñado con el fin de complementar las dietas alimenticias de las personas, para cuando estas muestran algún tipo de deficiencia. Y en ese sentido el mismo también cuenta con vitaminas, minerales y extractos de sustancias que mucho logra brindan beneficios de manera integral al organismo.

Es importante destacar al respecto que Creador de Músculo fue diseñado por un notable grupo de expertos en materia de salud y nutrición. Esto justo con el fin de convertirlo en un potente aliado  para el mantenimiento de nuestra salud en el mejor de los estados posibles a partir de elemento nutricional.

Sabiendo en consecuencia la importancia que revisten las proteínas en nuestras vidas, lo mejor es realizar una alimentación acorde a obtener estos imprescindibles nutrientes. Así también cuentan en el proceso el complementar nuestra alimentación con este destacado complejo denominado Creador de Músculo.

Realizadas estas acciones de manera coordinada, el bienestar de nuestro organismo ha de preservarse en el tiempo.

Se trata de realizar las acciones adecuadas para lograr el suministro de cuantos nutrientes amerita nuestro cuerpo para su buen funcionamiento, y de esta manera poder minimiza los riesgos de quebrantos de salud en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *