Retrato de una mujer con una nueva piel lisa después de tratamiento, en fondo amarillo

Limpieza facial profunda casera para un cutis saludable

Limpieza facial profunda casera para un cutis saludable

Última actualización: 10-01-2019. Equipo Nutricioni

La limpieza facial profunda casera es un proceso mediante el cual el cosmetólogo utiliza una metodología dependiendo del tipo de piel que tenga la persona.

En ese proceso se realiza la renovación de la epidermis; es decir, se eliminan las células muertas y por otra parte, se extraen los comedones obteniendo una piel completamente renovada.

La limpieza facial es importante realizarla diariamente, tanto de día como de noche.

Retrato de una mujer con una nueva piel lisa después de tratamiento, en fondo amarillo

En la limpieza se eliminan los restos de suciedad, sudor y sebo que se acumulan durante el día.  

Luego que el cosmetólogo identifique el tipo de piel, que puede ser seca, oleosa, mixta, normal, sensible y vulnerable a los brotes de acné, procede al planteamiento del tratamiento adecuado

Para tratar cada uno de los problemas estéticos es necesario aplicar las técnicas adecuadas que van en función del tipo de situación a tratar.

El proceso de una limpieza facial profunda se inicia desmaquillando los ojos y los labios usando un desmaquillador para ambas áreas. Luego con la leche limpiadora se sigue el proceso sobre el rostro.

Posteriormente se sigue con la fase de exfoliación usando ingredientes naturales que permitan la renovación epidérmica. Para eso se debe seleccionar el exfoliante que mejor se adapte al tipo de piel.    

Finalmente, se debe aplicar un tónico para facilitar la extracción de los puntos negros o granos, una vez realizada la extracción, se procede a aplicar la mascarilla elaborada con productos naturales.

La mascarilla se debe dejar un tiempo considerable para aplicar nuevamente un tónico junto con una crema. El uso de un tónico tiene por finalidad restaurar el PH de la piel.  

De esta manera la limpieza facial profunda permite recuperar la salud de la piel facial. Es muy importante realizarla puesto que, diariamente, la piel que cubre el rostro acumula desechos producidos por el organismo.

Efectos sobre la piel del proceso de limpieza

Como es bien sabido el proceso de limpieza facial consta de las siguientes fases: desmaquillado, exfoliación, extracción, mascarilla, tonificación, hidratación.

  • Desmaquillado: tiene la finalidad de eliminar la presencia de maquillaje, de sebo y de polvo. Es recomendable realizar el desmaquillado a través de pequeños masajes con la finalidad de mejorar la circulación sanguínea, por otra parte tiene la ventaja de aportar elasticidad a la piel.

  • Exfoliación: permite eliminar las células muertas de las capas que se encuentran en la superficie de la epidermis y permite mejorar la circulación disminuyendo la presencia de las células muertas. Además, regenera las células para fortalecer la piel y aportarle elasticidad.  

  • Extracción: consiste en eliminar impurezas, como las células muertas y el sebo, que no han sido eliminadas de la superficie de la piel y se han quedado oxidadas. Su eliminación es importante puesto que podría dar lugar a la formación de lesiones.

  • Mascarilla se puede preparar con ingredientes naturales. La mascarilla forma una capa alisadora que genera hiperemia.

En los casos que la mascarilla se aplique con una temperatura elevada aumenta la temperatura local y la sudoración. Esto implica que la secreción sebácea puede ser fácilmente fundida y arrastrada, los orificios pilosebáceos se destapan y se desprenden los puntos negros.

La acción de la mascarilla puede ser absorbente e hidratante.

  • La tonificación tiene por finalidad aportar el pH a la piel luego del proceso de limpieza. En la tonificación se pueden usar ingredientes que tengan propiedades antisépticas, calmantes o astringentes.

  • La hidratación tiene acción emoliente, protege a la piel de elementos externos como el polvo y los cambios de temperatura.  

Los ingredientes contenidos en Piel Perfecta,  como aloe vera y ácido alfa lipoico, ayudan a proteger y curar la piel en combinación con la vitamina E, otro de los componentes de este suplemento.      

Elementos que se recomiendan para la limpieza profunda

Los elementos más comunes que se usan en una limpieza profunda facial son boles, esponjas, toallas de papel, algodón y espátulas.

Además, se puede usar un vestuario de protección como guantes, toallas, batas y felpa.

  • Boles: se vierte en ellos el agua que se necesita para el lavado de las esponjas, se recomienda que el agua sea tibia.

  • Esponjas: se utilizan para retirar los productos que se aplican en la higiene facial profunda, se recomienda que sean desechables a fin de mantener la correcta higiene.
  • Toallas de papel: se utilizan para el secado de la piel luego de retirar el producto debido a que la misma queda húmeda, también se utilizan para extraer los puntos negros y células muertas que no hayan sido retiradas en la fase de exfoliación.

  • Algodón: es necesario para el desmaquillado de los ojos y de los labios, para aplicar una cierta cantidad de desmaquillante.

  • Espátulas: se usan para seleccionar una cantidad específica de producto directamente del envase con la finalidad que no se contamine. Por otra parte se pueden usar para preparar las mascarillas naturales.  
  • Guantes: es importante su uso durante la realización de la higiene facial y sobre todo en la fase de extracción, en caso de que la piel tenga cuadros infecciosos como el acné. Las toallas son utilizadas para el secado de las manos húmedas.

Manos de mujer que está preparando cosméticos caseros. Cuidados de la piel.

El uso de las batas es necesario porque evitan que las prendas de vestir, de la persona que se va a realizar la limpieza, se manchen.  La felpa se usa para ayudar a retirar el cabello que se encuentra en el rostro, evitando que se vaya a ensuciar.

Emulsiones para la limpieza facial

Las emulsiones limpiadoras tienen la finalidad de limpiar la piel y tienen sus fases de aplicación: oleosa, acuosa y emulgente.

Para la fase oleosa se aplican leches limpiadoras que contienen grasas con alta capacidad de hidratación y que pueden ser de origen animal, vegetal y algunas veces de origen mineral.

Los aceites vegetales más usados para estas emulsiones son los aceites de germen de trigo y de ricino.

En la fase acuosa  las emulsiones limpiadoras están formadas por geles y lociones y se denominan lociones limpiadoras. Para esta fase se utilizan emulsiones con ingredientes compuestos por el 60% de agua, humectantes como glicerina y manitol y los extractos vegetales como el del aloe vera.

Los nutrientes de las hojas de aloe vera se pueden encontrar en Piel Perfecta que contiene minerales como el calcio, el magnesio, el zinc, el hierro, el potasio y el sodio.

Generalmente los geles limpiadores son recomendados para la piel grasaLas lociones limpiadoras se caracterizan por ser de naturaleza acuosa y oleosa.

En la fase emulgente suelen emplearse los tensioactivos que tienen la propiedad de minimizar la tensión superficial entre los líquidos y los sólidos. Además, son usados los detergentes no iónicos puesto que producen menos irritación en la piel.  

Si la piel es seca se le agregan sustancias ácidas a las emulsiones y en los casos  que la piel sea grasa se debe aumentar la fase acuosa y reducir la fase oleosa.

Para las pieles sensibles se deben añadir a las emulsiones sustancias que no sean irritantes.    

Generalmente, para la piel madura se emplea el colágeno y el ácido hialurónico, ambos ingredientes se encuentran en Piel Perfecta que, además presenta sustancias nutritivas que le aportan hidratación a la piel.

Tónicos y mascarillas para la limpieza facial profunda

Los tónicos son aquellos cosméticos que se usan en el proceso de la limpieza profunda de la piel.

Su uso es importante porque permite devolverle el pH al rostro que se altera en la fase de la limpieza y calman la irritación que se produce en la piel sensible, aportando emoliencia a la piel.

Los tónicos se aplican dependiendo del tipo de piel.

  • Para todo tipo de piel se utilizan aquellos que tienen bajo contenido de alcohol y con sustancias con poca grasa. El más común  es el té verde que ayuda a eliminar las impurezas y a cerrar los poros.

  • Para utilizarlo por vía oral y como suplemento, el té verde se puede encontrar como uno de los componentes de Piel Perfecta.
  • Para la piel seca los tónicos no deben contener alcohol, deben tener un alto contenido de glicerina y de sustancias emolientes.

  • En la piel sensible el contenido de alcohol del tónico debe ser bajo y tener una cantidad alta de glicerina.

  • Si la piel es grasa el tónico debe tener alto contenido de alcohol, astringentes metálicos y orgánicos.  

Las mascarillas se caracterizan por ser de apariencia pastosa, tienen capacidad tensora y son fáciles de retirar. Se clasifican de acuerdo a dos criterios: a la temperatura y a su composición.

  • De acuerdo a la temperatura las mascarillas pueden ser frías, calientes  y autotérmicas.

  • De acuerdo a su composición existen mascarillas en forma de crema, alginatos, terrosas y mascarillas de yeso, gel y parafina.

Las cremas son aquellas emulsiones de fase acuosa que tienen incorporadas sustancias absorbentes

Estas cremas se pueden elaborar con ingredientes naturales como las hojas de aloe vera, el colágeno, el ácido hialurónico y el ácido alfalipoico.

Los alginatos son aquellas mascarillas coloidales que se preparan con agua en el instante de su uso.     

Exfoliantes más usados para la limpieza facial profunda

Los exfoliantes se clasifican bajo dos criterios: por el modo de acción y por el grado de profundidad en la que actúan.

De acuerdo al modo de acción pueden ser superficiales, medios y profundos.

  • Exfoliantes superficiales tienen su acción sobre la capa del estrato córneo.

  • Exfoliantes medios actúan sobre el propio estrato córneo.

  • Exfoliantes profundos llegan hasta el estrato basal.

Con base al modo de acción se clasifican en exfoliantes físicos, químicos, biológicos y en cosméticos para la hidratación.

Los exfoliantes físicos para ser aplicados en el rostro tienen que ser de consistencia suave, pueden ser de arrastre y de tipo gommage.

  • Los exfoliantes de arrastre se caracterizan por sus partículas abrasivas. Generalmente, se aplican con un cepillo y se mezclan en un gel o en una emulsión.

  • Los exfoliantes de tipo gommage consisten en gomas que se aplican sobre el rostro para dejarlas secar y luego se retiran. Las células muertas se adhieren a las pequeñas gomas.

Los exfoliantes químicos más usados son el ácido hialurónico y el ácido alfalipoico.

  • El ácido hialurónico es un excelente hidratante de la piel, le aporta un aspecto más saludable y la rejuvenece.

  • El ácido alfalipoico es un antioxidante por lo que reduce el daño que ocasionan los radicales libres y da lugar a la producción de colágeno. Estos dos ácidos forman parte de los ingredientes de Piel Perfecta.

Los exfoliantes biológicos son aquellos que se caracterizan por su modo de acción suave.

Están formados por las enzimas vegetales, las más comunes son las hojas de aloe vera y de té verde, la cúrcuma y los granos de café verde.

  • El aloe vera se puede usar con azúcar, sal y avena para preparar los exfoliantes.

  • El exfoliante de las hojas de té verde actúa como antioxidante y previene el envejecimiento prematuro.

Conozca los cosméticos hidratantes, vitaminas y minerales

La hidratación se realiza a través de la oclusión de las grasas, estas grasas pueden ser naturales o sintéticas.

Las grasas naturales pueden tener origen animal, vegetal y mineral. La grasa sintética no se absorbe tanto como la grasa natural puesto que llega hasta la capa córnea.

Las grasas naturales penetran la capa más profunda de la piel principalmente las de origen animal. Mientras que las grasas de origen vegetal penetran hasta la capa intermedia.

Los factores que influyen en la penetración de los cosméticos hidratantes son sus componentes, el tipo de piel y el modo de aplicación.

Las formas en que se pueden aplicar son a través de masajes, oclusión y calor.

Las vitaminas A, C, E y B-3 se encuentran en los ingredientes naturales que se usan en la preparación de productos para una limpieza profunda facial. Los minerales son el calcio, magnesio, manganeso, zinc, hierro, potasio y sodio.

La vitamina A cumple una función importante en la salud del rostro.

Se caracteriza por tener propiedades antioxidantes que sirven para proteger a la piel de los agentes libres, activa el colágeno revirtiendo el daño en las células  y logrando que la piel no se envejezca de una manera prematura.

Esta vitamina hace que los tejidos se regeneren y se reparen manteniendo la piel suave, sana y firme.  

El complejo B en especial la niacinamida o Vitamina B-3 protege la barrera de la piel, regenera las células y mejora la circulación sanguínea.

La vitamina C tiene la función de mejorar la apariencia de la dermis y combate los problemas de la piel opaca.

La vitamina E protege a la piel de la exposición de los rayos solares, reduce las imperfecciones como los granos y puntos negros.

Manipular, preparar, aplicar y conservar los cosméticos

Existen factores que afectan la conservación de los cosméticos usados para la limpieza facial profunda, entre ellos los factores físicos, químicos y biológicos.

Entre los factores físicos se encuentran la temperatura y las radiaciones.

  • El aumento de la temperatura puede alterar la composición de los cosméticos, esto se debe a que las condiciones de solubilidad se alteran y aumenta la evaporación de los componentes que son volátiles.

  • Los agentes conservantes como los antioxidantes y antimicrobianos se desactivan y  el proceso de descomposición de los ingredientes se acelera, dando lugar a la aparición de los microorganismos.

  • Las bajas temperaturas podrían generar la congelación de los ingredientes.

  • Se deben usar envases opacos para protegerlos de la luz y de las radiaciones.

  • Los ingredientes naturales usados para la limpieza facial profunda deben ser preparados en la cantidad necesaria ya que al transcurrir un tiempo prolongado puede ocasionar un deterioro de la mezcla.  

  • La fuerza de la gravedad influye en la mezcla de ingredientes puesto que genera la sedimentación sobre todo en las emulsiones.

Los factores químicos que alteran los cosméticos están formados por los cambios en el pH ante la presencia de microorganismos y la exposición con la atmósfera.

  • Las reacciones electrolíticas debido a la acumulación de las cargas eléctricas podrían neutralizar la emulsión puesto que sus ingredientes terminan deshaciéndose.

  • El oxígeno presente en el aire produce el cambio de color y enranciamiento de los ingredientes.  

  • Los factores biológicos que más alteran los cosméticos están formados por el crecimiento y desarrollo de los microorganismos. Esto podría tener consecuencias en la salud de la piel.

  • Es importante el uso de los conservantes para que los cosméticos se puedan mantener en buen estado.

  • Además, es necesario garantizar que los envases estén bien cerrados. Los conservantes pueden ser antioxidantes, fungicidas y bactericidas.  




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *