Vegetales en mesa de madera encima de tabla para cocinar

Limpia tus arterias con remedios naturales para el colesterol

Limpia tus arterias con remedios naturales para el colesterol

Última actualización: 21-01-2019. Equipo Nutricioni

El organismo en su metabolismo tiende a producir sustancias que son necesarias para mantener procesos de regulación y algunas actividades básicas.

El colesterol es un claro ejemplo de este tipo de sustancias, ya que es un elemento importante a nivel de las membranas celulares.

Este elemento es sintetizado en gran parte a nivel del hígado, empleándose en la síntesis de hormonas, vitaminas, como por ejemplo, la vitamina D y ácidos biliares.

Otra fuente que nos permite mantener los niveles de colesterol en el organismo, es por medio de la ingestión de algunos alimentos, por lo que la dieta que se lleve es importante.

Pero como todo en exceso tiende a ser malo, mantener los niveles de este elemento en su rango adecuado, es de gran importancia para la salud.

Elementos genéticos y dietarios, pueden influir en la acumulación a niveles excesivos de este elemento en el organismo.

¿No conoces los síntomas del colesterol? Es hora de mantenerse al día con este tema.

Conocer las repercusiones que implica tener valores elevados de colesterol y combatirlos con remedios naturales, es una manera de apoyar y fortalecer nuestra salud.

¿Qué hace que mis niveles de colesterol se eleven?

Existen varios elementos que pueden generar un aumento en los niveles de este elemento corporal, algunos son modificables y otros no.

Dentro de los elementos modificables, que pueden elevar los niveles del colesterol, podemos nombrar:

Mala alimentación: Mantener la ingesta de alimentos ricos en grasas y carbohidratos. Elementos como grasas saturadas,ácidos grasos trans y colesterol, contribuyen a el aumento de los niveles internos del organismo.

Alimentos como galletas, dulces de panadería, helados, queso amarillo y papas fritas son ejemplos de alimentos ricos en este tipo de grasas.

Sobrepeso: Personas con exceso de peso tienden a presentar una mayor acumulación de colesterol del tipo LDL y de triglicéridos.

Falta de actividad física: El sedentarismo puede contribuir a la acumulación excesiva del colesterol en la sangre.

Dentro de los elementos no modificables que pueden causar aumento del nivel del colesterol en la sangre están:

  • Factores genéticos: La predisposición a la acumulación de altos niveles de colesterol, se incrementa al tener familiares que hayan sufrido de esta alteración.
  • Edad y sexo: A medida que crecemos y posterior a la adolescencia, el cuerpo tiende a producir mayores niveles de colesterol.

La tendencia a la acumulación de este elemento es mayor en los hombres con respecto a las mujeres,  hasta la  edad de 50 años.

Posterior a los 50 años, esta tendencia se hace mayor en las mujeres con respecto a los hombres, lo que se asocia al proceso de menopausia, donde cesa la producción de algunas hormonas.

La dualidad del colesterol que puede enfermarnos

El colesterol tiene dos componentes principales, conocidos más comúnmente como colesterol bueno y colesterol malo.

Esta clasificación viene dada por el mecanismo de acción de estos componentes, los cuales pueden ser beneficiosos o no para el organismo.

El colesterol malo es conocido a nivel médico como LDL o proteína de baja densidad), este puede tener repercusiones negativas por tener un tendencia acumulativa en las paredes de las arterias.

La acumulación de este componente en estos canales de importancia para la circulación del flujo sanguíneo puede ocasionar infartos y accidentes cerebro-vasculares.

Por su parte el colesterol bueno, conocido en la rama médica como HDL o lipoproteínas de alta densidad, se caracteriza por ser beneficioso para el organismo.

Este elemento ejerce el efecto inverso del LDL y ayuda a la remoción de los depósitos arteriales de LDL, el cual es transportado por este elemento al hígado para ser eliminado.

El equilibrio de estos dos componentes es un factor fundamental para mantener una buena condición cardiovascular y menor riesgo cardíaco.

Para mantener monitoreados los valores de colesterol, es clave la realización de un perfil lipídico.

Los valores normales de colesterol total deben estar por debajo de los 200 mg/dl, mientras que los de HDL deben estar entre 40-60 mg/dl y los de LDL deben ser menores a 160 mg/dl.

hombre joven con fuerte dolor de cabeza

Complicaciones que surgen por  altos niveles de colesterol

Descuidar los niveles de colesterol en la sangre puede causar alteraciones en el organismo, que pueden servir como señales de alerta para tomar la determinación de chequearnos.

Dentro de las alteraciones más comunes, producidas por cuadros de hipercolesterolemia se encuentran:

Extremidades inflamadas y adormecidas: Esta condición surge como producto de la acumulación de lìpidos, generando una mala circulación y falta de oxìgeno a los músculos.

Indigestión: El exceso de lìpidos en el torrente sanguíneo, puede causar alteraciones del proceso metabólico, especialmente en el metabolismo de las grasas.

Mareos y dolor de cabeza: La reducción del flujo sanguíneo por taponamiento de las arterias, limita la oxigenación provocando las denominadas cefaleas tensionales, y genera mareos.

Halitosis: La producción excesiva de colesterol por parte del hígado, causa limitación digestiva, genera resequedad en la cavidad bucal y por ende produce malos olores en la misma.

Estreñimiento: La limitación de las funciones digestivas por causa de los altos niveles de colesterol, puede generar disminución de la motilidad intestinal.

Debilidad y fatiga: La disminución de la oxigenación cerebral y del tejido por la reducción del flujo sanguíneo, produce somnolencia.

Limitación visual: Altos niveles de colesterol, puede traer consigo visión borrosa y aparición de formaciones grasas en los ojos, además de posibles irritaciones oculares.

Poca tolerancia a los alimentos: Los altos niveles de colesterol en la sangre, pueden influir en la digestión de los alimentos, especialmente en los que contienen grasas.

Lesiones cutáneas: La dificultad que puede presentar el organismo para mantener regulado los niveles de colesterol, pueden causar urticarias y picazón en la piel, por efecto de la mala circulación.

Sensibilidad excesiva en la región abdominal: Los altos niveles de colesterol en la sangre, tienden a dificultar su metabolismo en el hígado. Esto puede generar  un crecimiento de este órgano que puede generar malestar y sensibilidad en el abdomen.

Dolor en la región pectoral: El hecho de que el colesterol se acumule en las arterias, dificulta el bombeo de la sangre generando más presión en estas estructuras e inflamándolas.

Si no regulo mis niveles de colesterol, ¿a qué me atengo?

La afección principal que causa el colesterol es reducir la circulación sanguínea, disminuyendo la oxigenación de los tejidos y otros órganos de importancia.

Si esta condición no es monitoreada a tiempo, se pueden generar lesiones de importancia en el organismo, generando futuras complicaciones.

Dentro de las alteraciones más importantes que puede producir la hipercolesterolemia, se pueden nombrar:

Angina de pecho: Se caracteriza por un dolor opresivo en la región pectoral, que puede extenderse hasta el abdomen, la región del trapecio e inclusive, la mandíbula.

Esta afección surge de la falta de irrigación del flujo sanguíneo, como producto de la obstrucción arterial.

Si el dolor es constante y regular, se denomina angina estable, si no presenta una secuencia constante y surge sin la realización de un esfuerzo físico, se denomina angina inestable, mientras que si ocurre en reposo, se denomina angina variable.

Estas afecciones suelen ser controladas y mejoradas con reposo y medicación preescrita por un especialista.

Accidentes cerebro-vascular (ACV): La acumulación de moléculas de colesterol en las arterias, pueden generar reducción del flujo sanguíneo al cerebro.

De igual forma, estos bloques de colesterol pueden desprenderse y obstruir canales importantes, limitando el flujo sanguíneo hacia el corazón, produciendo coágulos.

Estos coágulos pueden viajar hasta el cerebro disminuyendo la concentración de oxígeno en este órgano, lo cual puede causar lesiones que en algunos casos son irreversibles.

Infartos: El bloqueo de las vías coronarias que puede ocasionar el desprendimiento de las placas de colesterol, limitan el flujo sanguíneo.

Este bloqueo implica un aumento de la presión en las paredes de este músculo, para tratar de expulsar el flujo sanguíneo a otros órganos, que pueden causar lesiones internas del mismo.

El guardián perfecto para mi corazón

La importancia de mantener equilibrados los niveles de colesterol en el cuerpo debe ser considerada como un aspecto bastante serio.

Existen métodos y elementos variados que nos pueden permitir mantener este componente dentro de sus rangos normales y estos pueden ser de orígen natural o sintético.

Dentro de estos elementos, uno que abarca un lugar importante a la hora de combatir las afecciones generadas por la hipercolesterolemia, son los suplementos naturales.

Mueve Grasa es un ejemplo adecuado de suplemento para combatir esta condición, ya que tiene elementos altamente efectivos para reducir los niveles de colesterol.

Este suplemento cuenta con la presencia de vitaminas con altas propiedades antioxidantes, como los son la vitamina C y la B6.

La influencia de la vitamina C en la reducción de colesterol malo por su acción oxidativa en la grasas permite prevenir afecciones como la arteroesclerosis y ACV. Por otro lado, limita la formación de placas de colesterol, reduciendo el riesgo de infartos.

Algunos estudios han apoyado la acción eficaz de la vitamina B6 en la disminución de los valores de colesterol total y HDL.

Dentro de los componentes que conforman a Mueve Grasa estan los ácidos grasos Gamma-Linoleico y linolénico.

Estos ácidos grasos aportan grasas poliinsaturadas que previenen la aparición de lesiones en las arterias.

Pueden equilibrar los niveles de colesterol total, al favorecer la formación de lipoproteínas de alta densidad, regulando el colesterol malo, reduciendo el riesgo cardiovascular.

La presencia de extractos vegetales como los espárragos, Garcinia cambogia y macro y microalgas como  el Kelp y la Spirulina, refuerzan su poder antioxidante en las grasas.  

El alto contenido de fibra presente en los espárragos aumenta la propiedad de eliminar las placas de colesterol y triglicéridos en el organismo. Por otro lado, la presencia de aminoácidos como asparagina y arginina facilitan el proceso de eliminación al aumentar la diuresis.

La presencia de minerales como el cromo y proteínas como la L- carnitina,  favorecen la absorción de las grasas y los carbohidratos facilitando su metabolismo.

El picolinato de cromo ha sido señalado como un promotor de la relajación de los vasos sanguíneos, lo que reduce el riesgo de lesiones cardíacas.

Por su parte la L-carnitina tiene propiedades reguladoras en los niveles de lípidos sanguíneos y disminuye los procesos inflamatorios.

Todos estos componentes que se encuentran en Mueve Grasa lo convierten en la herramienta perfecta para tener un corazón saludable.

En la naturaleza encontramos los mejores desengrasantes

En el medio natural, ya sea el terrestre o el marino, existen elementos que tienen propiedades de degradantes en los lípidos.

Dentro de los elementos naturales con altas propiedades para la eliminación de las grasas nocivas como el LDL y los triglicéridos, se pueden nombrar:

Alcachofa: Las hojas de esta planta poseen propiedades diuréticas que facilitan la eliminación de las reservas grasas.

Esta puede ser tomada como infusión para lo cual, se hierven las hojas por un período de tiempo de 2 a 4 min y se ingiere 2 o 3 veces al día.

Cúrcuma: Las propiedades antioxidantes de esta raíz han sido ampliamente comprobadas.

Un estudio realizado en Francia con ratones, reveló que cuando estos fueron alimentados alimento ligado con cúrcuma presentaron una reducción de un 26% en los niveles de grasa en sus arterias.

Gugul: El extracto de esta planta tomada como infusión previene el endurecimiento de las paredes internas de las venas y reduce el LDL.

Semillas de Fenogreco: Estas poseen saponinas, las cuales tienen un efecto reductor en las concentraciones de colesterol malo.

Tomar una porción de 30 g de estas semillas ayuda a proteger el hígado y el corazón.

Nopal o chumbera: Consumir las pencas de esta planta ayuda a reducir los niveles de colesterol al limitar la conversión del azúcar en exceso en la sangre a lípidos.

Diente de león: La infusión de las hojas secas de esta planta reduce la presencia de placas ateromatosas que pueden formarse en las arterias.

Pimienta negra: Esta especia posee piperina un alcaloide con propiedades antioxidantes, que reducen el exceso de colesterol.

Policosanol: Obtenido del extracto de la caña de azúcar. Este compuesto reduce los niveles de colesterol en la sangre, además, disminuye la viscosidad de las plaquetas, previniendo la formación de coágulos.

Algunos componentes de origen marino también tienen propiedades que reducen los niveles de lípidos en la sangre.

Dentro de estos elementos que contribuyen a equilibrar los niveles de colesterol en el organismo, se pueden nombrar:

  • Microalga Chlorella
  • Macroalga Fucus vesiculosus
  • Aceite de pescado
  • Krill

Muchos de estos elementos, contienen cantidades importantes de yodo, elemento que contribuye a la eliminación de las grasas del organismo.

Jugos que facilitan la circulación sanguínea

La preparación combinada de jugos de extractos vegetales y frutales, pueden ayudar a combatir de manera efectiva la hipercolesterolemia.

Dentro de los jugos más populares empleados para combatir esta condición se pueden nombrar:

Jugo de manzana, perejil y espinaca: Esta combinación tomada diariamente, reduce las concentraciones del HDL, por su alto poder antioxidante.

Jugo de zanahoria, perejil y espinacas: Las bombas verdes como son conocidas estas bebidas, contribuyen a la desintoxicación del organismo.

Jugo de limón, perejil y bicarbonato de sodio: Esta bebida disminuye el colesterol malo y mejora la circulación.

Jugo de repollo y ajo: El poder desintoxicante de esta bebida ayuda a la eliminación de las grasas y el colesterol.

Jugo de fresas, naranja y kiwi: Además de las propiedades antioxidantes, esta combinación refuerza el sistema inmunitario.

Alimentos enemigos del colesterol

Existen varios alimentos que al ser incluidos en nuestra dieta pueden contribuir a mantener el colesterol dentro de los rangos adecuados.

Los alimentos que son ricos en fibras como por ejemplo, la avena y el salvado de trigo, pueden reducir las lipoproteínas de baja densidad (colesterol malo).

Comer pescado ayuda a la incorporación de ácidos grasos del grupo omega 3 y omega 6, los cuales disminuyen la presión de la sangre en las arterias y la formación de coágulos de sangre.

Ingerir frutos secos como las nueces y almendras, reducen el colesterol por su contenido de ácidos grasos poliinsaturados y disminuyen el riesgo de problemas cardíacos.

La presencia en el mercado de alimentos fortificados con esteroles de origen vegetal, minimizan la absorción del colesterol presente en los alimentos ingeridos.

Es importante añadir todos estos elementos a la dieta para poder mantener una buena salud a nivel cardíaco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *