Medico hombre coloca inyección de vacuna a un paciente hombre

Vacunas: La protección perfecta contra futuras enfermedades

Vacunas: La protección perfecta contra futuras enfermedades

Última actualización: 19-10-2018. Equipo Nutricioni

Las vacunas son medicamentos preparados en base de microorganismos. Cumplen la función de motivar a nuestro organismo a producir anticuerpos para que esté enfrente más fácilmente el virus del cual se vacuno.

Son fabricadas para combatir una enfermedad específica dependiendo del microorganismo causante que se utiliza para elaborarla, a partir de un fragmento o de una forma muerta de este.

Al ser vacunado, nuestro sistema inmunológico se fortalece adquiriendo la habilidad de destruir más fácilmente cualquier microorganismo que se parezca a la vacuna, que invada nuestro cuerpo.

Esta es administrada a un paciente con el propósito de evitar la enfermedad elevando considerablemente el porcentaje de inmunidad a la enfermedad de la cual ha sido vacunada.

Medico hombre coloca inyección de vacuna a un paciente hombre

Variolae Vaccinae

Las palabras vacuna y vacunación provienen del latin variolae vaccinae (viruela de vaca). Es una enfermedad que ataca a la especie bovina, en la que el médico Edward Jenner elaboró la primera vacuna.

En 1796 escribió su obra “Una investigación sobre las causas y los efectos de la viruela bovina”, explicando el efecto protector de la viruela de vaca en el ser humano.

En 1881, Louis Pasteur honró a Edward Jenner. Desarrolló una investigación probando la efectividad de las inoculaciones, e introduciendo de forma oficial los términos de vacuna y vacunación.

Huellas de la historia. La prehistoria de la vacuna

En el año 1000 D.C existen registros de cómo los chinos utilizaban la inoculación de la viruela.

En 1022 a 1063 una monja budista escribió El espejo dorado de la medicina y El tratamiento correcto de la viruela.

A mediados del Siglo XVIII, Lady Mary Wortley Montagu se enteró que los turcos tenían la costumbre de inocularse para hacerse inmunes de la viruela y ella lo hizo común en Europa.

Spallarossa escribió En 1766 un escrito de explicaba con detalles la inoculación de las viruelas, y todos sus beneficios en el ser humano.

Un gran paso de la humanidad

El año 1796, Europa era azotada por la viruela, y un médico Inglés, llamado Edward Jenner, observó que las mujeres que recolectaban leche estaban a salvo de enfermar de la viruela común.

Ellas adquirían la viruela de vaca (una variante leve de la mortífera viruela humana) por estar en contacto continuo con estos animales. Desarrollando la inmunidad a la viruela que golpeaba al continente.

Edward Jenner inoculó a un niño de ocho años de la viruela de vaca. Esperó 48 días, tiempo en que el niño superó los síntomas del virus.

Después le inyectó la viruela humana, sin embargo esta vez no mostró ningún signo de enfermedad.

Así demostró que era más seguro administrar la viruela de vaca en los pacientes que la viruela humana. De esta forma comenzó a extenderse la vacunación por toda Europa y América.

Desarrollo de vacunas. Una defensa para la humanidad

El ser humano con ayuda de la ciencia siempre ha aportado respuestas a diversos males. En cuanto a la defensa de nuestro sistema inmunológico hay disponible productos como CelProtek al igual que las vacunas.

Louis Pasteur desarrolló vacunas en beneficio de la humanidad tales como el ántrax y cólera en 1880.

Jenner fue el primero, en practicar científicamente el  inocular el virus de la viruela de la vaca en seres humanos y Pasteur lo amplió aún más.

Durante los siglos XIX Y XX se extiende la práctica de vacunación de manera obligatoria apoyada con leyes legales y se desarrollan nuevas vacunas contra la rubéola, parotiditis, sarampión y difteria.

Muchas más se crean para ofrecer protección y de combatir múltiples enfermedades. Algunas de estas son: neumonía, tosferina, tuberculosis, fiebre amarilla, poliomielitis, meningitis, influenza, hepatitis A y B.

Niño pequeño sonriendo, observando como le preparan una vacuna

Variedad en defensa. Tipos de vacunas

Las vacunas se someten a diferentes procesos. Algunas contienen virus vivos debilitados, muertos, toxinas inactivas, o partes del microorganismo.

Hay 5 tipos de vacunas: inactivas, vivas atenuadas, toxoides, acelulares y recombinantes de subunidad.

Vacunas inactivas o muertas

Fueron elaboradas de organismos dañinos tratados químicamente, de esta manera ya no provocarán enfermedades. Este tipo de vacuna genera inmunidad de menor intensidad, por lo que requiere más dosis, para activar el sistema inmune.

Algunas vacunas de este tipo son: poliomielitis, hepatitis A, cólera, peste bubónica.

Vacunas vivas atenuadas

Fueron cultivadas de manera que han perdido sus propiedades patógenas. Estas son por lo general suministradas para adultos y su acción defensiva es más duradera, debido a que los microorganismos poseen su estructura.

De este tipo tenemos la fiebre amarilla, herpes, sarampión, rubéola.

Toxoides

Aquí sus componentes tóxicos se inhabilitan con formaldehído, componentes que en realidad producen la enfermedad. En este grupo de vacunas tenemos: el tétanos y la difteria.

Acelulares

Es el resultado de una combinación que consta de proteínas antigénicas y algunas de ellas pueden contener componentes tóxicos inactivos. De las más conocidas es la tosferina.

Recombinantes de subunidad

Para elaborar esta vacuna se utiliza la tecnología del ADN para introducir un antígeno inmunogénico en un microorganismo productor.

Lo que se busca es que esta reacción produzca una proteína que será la base para la vacuna.

La vacuna de la hepatitis B se produjo usando esta tecnología, ya que no se puede desarrollar de manera normal.

Otro tipo de vacunas recombinantes son las vacunas comestibles, que son plantas transgénicas, tratadas genéticamente con el fin de producir una respuesta inmune.

Defensa natural.  ¿Cómo actúa?

Para nadie es un secreto que el cuerpo humano posee un sistema inmunológico. Este al reconocer los agentes de la vacuna, los destruye y guarda su información para cuando aparezca una versión realmente dañina, ya esté preparado efectivamente para combatirlo.

Productos como CelProtek han aportado efectos benéficos a la humanidad, de igual manera gracias a las vacunas ha surgido un fenómeno llamado inmunidad colectiva.

Esto se debe a las extensas campañas y control de vacunación que muchas enfermedades que antes eran comunes, hoy en día es muy difícil que surjan.

Se ha podido erradicar con éxito la viruela, una de las enfermedades más mortales y contagiosas que han existido, también se ha limitado mucho enfermedades como la rubéola, la polio, el sarampión, las paperas, y la fiebre tifoidea.

Movimientos antivacunas. Beneficios incomprendidos

El descubrimiento de la vacuna ha sido uno de los hechos más importantes en la lucha en contra de las enfermedades y las infecciones. Ante tal descubrimiento han existido personas, grupos o movimientos en contra de esta práctica.

En el año de 1879 se fundó la Sociedad Antivacunación de América. En 1882 se formó La Liga Antivacunación Obligatoria de Nueva Inglaterra, y la Liga Antivacunación de Nueva York en 1885.

En el siglo XVIII, Edmundo Massey atacó las medidas sanitarias preventivas en la vacuna de Jenner, alegando que estas medidas se oponen  los designios de Dios.

A principios del año 2000, líderes religiosos en Nigeria recomendaron a sus seguidores que no vacunaran a sus hijos con la polio, teniendo como resultado que para el 2016 Nigeria tiene más de la mitad de todos los nuevos casos de polio en el mundo.

En el 2011 hubo un brote de sarampión por el exceso de confianza de los padres franceses, debido a que no se veían casos de sarampión.

Método de vacunación efectivo. Calendario de vacunaciones

En el campo de la salud, las vacunas se clasifican en sistemáticas y no sistemáticas.

Las sistemáticas están indicadas para toda la población, a partir de la edad infantil y durante la edad adulta si se dan una serie de situaciones.

Estas son si durante la infancia no reciben algún tipo de vacuna, porque no estaba disponible, si se necesita algún refuerzo, o si una población se necesita vacunar contra la gripe.

El calendario de vacunaciones es una secuencia cronológica de forma sistemática, comenzando con la población infantil en cuanto este sea capaz de responder a la inmunización artificial.

Este ha sido un método eficaz que ha logrado garantizar a la población la protección adecuada a las diferentes enfermedades. Cada calendario de vacunación varía entre las diferentes regiones.

Las no sistemáticas estas no están incluidas en el calendario de vacunaciones y va dirigida a grupos o ciertas personas que estén en circunstancias concretas que los hace más vulnerable a ciertas infecciones.

Mujer adulta dando de comer a su hijo sopa de zanahoría

Aportes económicos para el desarrollo de las vacunas

En este campo de la Medicina, el dinero es uno de los mayores retos ya que muchas de las enfermedades (sida, malaria, tuberculosis) afectan en su mayoría la población de los países pobres.

Las grandes empresas farmacéuticas no se sienten motivadas a desarrollar o a facilitar a estos países estas vacunas por las bajas expectativas de beneficios.

Aunque en las últimas décadas el porcentaje de vacunas ha aumentado, se ha debido a impulsos de gobiernos y ONG, agencias internacionales, universidades que a incentivos económicos.

Muchos gobiernos, políticos e investigadores desean motivar a la empresa de la salud usando mecanismos de presión como los precios, impuestos, y retribuciones que garanticen el desarrollo de una vacuna contra el VIH.

Sustancias controversiales que generaron polémica

Desde la época de 1930, el tiomersal ha sido usado como conservante en vacunas, ya que es un agente antiséptico y antifúngico derivado del mercurio. Actualmente en países como EE UU y Europa ya no usan este agente.

Diversos grupos antivacunas atribuyen que este compuesto es el causante de trastornos del desarrollo como retrasos en el lenguaje, autismo e hiperactividad en los niños.

Esto desató gran controversia debido a que un trabajo científico que apoyaba un vínculo entre la vacuna triple vírica y el autismo y enfermedades gastrointestinales, de la autoría de Andrew Wakefield.

Para el año 2010, se inició una investigación por parte del Consejo Médico General del Reino Unido y determinó que no existen pruebas que el tiomersal sea tóxico o causante de trastornos en lactantes, niños y adultos.

¿Cuándo no existen riesgos para vacunarnos?

Sin lugar a dudas para esta incógnita es recomendable contar con la opinión de un profesional de la medicina. Sin embargo existen ciertas circunstancias en lo cual no existe riesgo para vacunarnos.

. Cuando el paciente cumple un tratamiento a base de antibióticos.

. Durante el embarazo, si la vacuna está hecha a base de microorganismos muertos no hay riesgo si ya está en el segundo o tercer trimestre.

. Durante la lactancia.

. Si el paciente está sufriendo de síntomas de diarrea y fiebre leve.

. Alergia a la penicilina o ampicilina.

. Estar expuesto recientemente a la enfermedad infecciosa.

. Haber sufrido una reacción leve a una dosis previa.

. Prematuridad o tener historia de una alergia inespecífica.

¿Cuándo no deberíamos vacunarnos?

Existen ciertas condiciones por la que una persona, le sería contraproducente vacunarse, algunas de estas son:

. Alergia a los componentes de la vacuna. Personas alérgicas al huevo no pueden vacunarse de la gripe.

. Personas con deficiencias inmunitarias (pacientes que padecen de sida, leucemia o están en tratamientos de quimioterapias)

. Durante el embarazo, está contraindicado las vacunas vivas atenuadas (triple vírica, fiebre amarilla, BCG, etc) a menos que el riesgo de infección sea elevado.

. Durante el primer trimestre del embarazo se aconseja evitar vacunas a base de microorganismos muertos.

. Personas que han sido sometidas a transfusiones de sangre, o a productos hemáticos o que contengan plasma. Se aconseja esperar un determinado tiempo.

. Personas que sufren enfermedades infecciosas con sistemas de fiebres altas o enfermedades con inflamación como la hepatitis, tuberculosis, nefritis.

Paso a paso hacia el futuro

Las vacunas forman parte protagónica de la defensa del ser humano para combatir las diversas enfermedades, al igual que productos como CelProtek.

A escala mundial,  la campaña de vacunación pudo erradicar la viruela. Así como ha conseguido eliminar la poliomielitis en muchos países, logró reducir los niveles de mortalidad por enfermedades infecciosas.

Existen hoy en día, muchos obstáculos que se deben superar entre ellos la fabricación de vacunas que combatan eficaz a enfermedades como el sida, malaria, leishmaniosis, igualmente altos costos para llegar a esos países pobres, en donde más la necesitan.

Muchos logros se han alcanzado. Productos como CelProtek ayudan mucho. Hoy en día se busca con ahínco estas tres metas principales que son: mayor eficacia, menor costo y aplicación oportuna.

A cada pregunta una respuesta seria

Existen muchas dudas y preguntas que nos hacemos acerca de la efectividad de las vacunas y posibles rumores o falsas creencias que la ciencia despejara a través de las preguntas más frecuentes.

¿La vacuna puede llegar a enfermarme?

Cuando una vacuna es hecha en base de patógenos muertos, es imposible que la persona se pueda enfermar.

Si la vacuna es del tipo viva atenuada, existe una probabilidad que provoque la enfermedad en un estado mínimo. También puede provocar efectos graves en pacientes con sistema inmunológicos débiles.

En casos como estos, estas personas no se vacunan sino que ellas dependen de la inmunidad colectiva, para prevenir algún brote viral.

¿En qué consiste la inmunidad colectiva?

Debido a las altas tasas de vacunación cuando un porcentaje de personas dentro de una comunidad es vacunado, es muy difícil que esa enfermedad logre brotar dentro de ella.

De esta manera ofrece protección a los que no pueden ser vacunados por alguna causa. Como recién nacido o pacientes con enfermedades crónicas. Esta inmunidad colectiva les protege como un escudo evitando que la enfermedad los toque.

¿Por qué necesitan refuerzos algunas vacunas?

La ciencia no tiene una respuesta contundente por qué algunas vacunas ofrecen inmunidad a largo plazo y otras no. Se cree que tiene que ver por la velocidad atípica que tiene el avance de la enfermedad en el cuerpo.

Si una enfermedad avanza muy rápido, los anticuerpos que generan el sistema inmunológico tal vez no puedan evitar la enfermedad a menos que se esté “recordando” a través de los refuerzos.

¿Todas las vacunas tienen una efectividad del 100%?

Dependiendo del sistema inmunológico, será el porcentaje de respuesta que este tenga a la enfermedad que fue vacunado. Por eso es posible que algunos organismos no estén protegidos del todo después de ser vacunados.

Algunas vacunas ofrecen distintos tipos de porcentajes de protección como la del sarampión en 99.7%,  la polio ofrece un 99% después de las tres dosis. La vacuna contra la varicela es 100% eficaz en la prevención de la varicela moderada y grave.

¿Es peligroso que un bebé sea vacunado tantas veces?

No, de hecho un bebé resiste muchas más vacunas de la que normalmente le asigna un médico. El programa de inmunización se basa en la capacidad que un bebé pueda generar respuestas inmunológicas.

¿Las vacunas pueden provocar autismo?

En 1998 un médico llamado Andrew Wakefield, afirmó que tenía evidencias que probaban que la vacuna MMR tenía vínculos con el autismo. Estudios tras estudios se han hecho y no se ha encontrado dicho vínculo.

También se han realizado estudios acerca del timerosal, que se usaba para preservar las vacunas y tampoco se han encontrado, que puedan generar autismo.

Por el momento se ha comprobado que no hay pruebas contundentes que algunas vacunas pueden provocar autismo.

¿Las personas alérgicas al huevo no pueden vacunarse contra la gripe?

Algunas vacunas se cultivan en los huevos de pollos y cuando se está elaborando se extrae la mayor parte de la proteína del huevo, por lo que se cree que personas alérgicas al huevo, pueden verse afectados.

Estudios han demostrados que niños alérgicos al huevo, recibieron la vacuna contra la influenza y no tuvieron reacciones alérgicas. Solo un 5% mostraron casos de urticaria, y desapareció sin necesidad de tratamiento.

Solo se aconseja a personas que muestran intolerancia grave al huevo (que pongan en riesgo su vida) que no se le administren vacunas en base de huevos.

¿Por qué no se han erradicado más enfermedades, como lo hicimos con la viruela?

Teóricamente podría erradicarse cualquier enfermedad que tenga vacuna. Con una buena coordinación y grados de niveles de vacunación puede prevenirse que una enfermedad adquiera fuerza y tarde o temprano al no tener a quien infectar esta desaparecería.

Existen muchas condiciones que se deben tomar en cuenta. Por ejemplo, la viruela no podía esconderse en la población animal y después resurgir infectando a humanos a través de un mosquito.

Las evidencias físicas también desempeñan un papel importante. Las erupciones de la viruela eran notoria y se podían detectar y vacunar a otros para evitar que se infectaran.

Por otra parte, hay enfermedades que no permiten este tiempo de reacción como lo son la poliomielitis que no muestra síntomas visibles o el sarampión que es contagioso 4 días antes de que aparezcan las erupciones.

Sin embargo, todavía hay muchos obstáculos que impiden erradicar a más enfermedades y se están haciendo esfuerzos para lograrlo. El 2008 el centro carter declaró que existen 5 enfermedades podrían ser erradicables: elefantiasis, sarampión, paperas, rubéola y teniasis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *