Sal de roca de cloruro sódico, halita, sal de mesa, estructura cristalina. Na Cl

Las propiedades del sodio y sus efectos en la salud

Las propiedades del sodio y sus efectos en la salud

Última actualización: 11-01-2019. Equipo Nutricioni

El sodio es considerado el más importante de los metales, además es de gran abundancia en los elementos de la tierra. Las propiedades del sodio se encuentran presentes en muchas comidas, por no decir que en todas, además es necesario para poder tener un balance en los fluidos del cuerpo.

Los minerales son de suma importancia para tu dieta, debido a que los mismos te permiten mantener un buen estado de salud.

El sodio es uno de estos minerales que contribuye en el buen funcionamiento de los nervios y músculos.

Además el sodio tiene un papel clave en el metabolismo, el impulso nervioso para la contracción muscular y la absorción correcta de los nutrientes.

El sodio es expulsado del cuerpo humano a través de la orina, el sudor y las heces.

Los valores normales de sodio en el cuerpo humano son de 135 a 145 mes/L.

Este mineral le brinda grandes beneficios a tu organismo como el aporte de energía, la regulación de la presión arterial, hace más efectivo el funcionamiento de los músculos y nervios, entre otros que se mencionarán detalladamente más adelante.

Los bajos niveles de este importante mineral pueden ocasionar problemas nerviosos como neuralgias, falta de energía y mareos.

Por eso es de suma importancia consumir la cantidad adecuada de este mineral para no sufrir de estos problemas.

El sodio puedes encontrarlo en diversos alimentos como por ejemplo, la salsa de soja, la sal de mesa, los productos enlatados o procesados, en aliños y salsas, en la leche, las carnes procesadas, la comida rápida, el queso, entre muchos otros.

De igual modo, el exceso de sodio en el cuerpo humano puede llegar a provocar problemas de salud como la hipertensión arterial, es por esta razón, que así como el déficit del mismo es perjudicial para la salud, el exceso de éste también lo es.

Además de la hipertensión, el exceso de sodio puede llegar a ocasionar otros problemas de salud importante como lo son:

Enfermedades en los riñones, gastritis, retención de líquidos, varices, osteoporosis, entre otros.

Sal de roca de cloruro sódico, halita, sal de mesa, estructura cristalina. Na Cl

Funciones fisiológicas del sodio

Como bien lo mencionamos anteriormente, el sodio es uno de los principales elementos encargados de regular los fluidos extracelulares. Es decir, aquellos que se encuentran fuera de las células, y gracias a esto el sodio desempeña diferentes e importantes funciones a nivel fisiológico.

Entre estas funciones fisiológicas del sodio tenemos:

La regulación de la presión osmótica. La presión osmótica es aquella que se ejerce para poder detener el flujo del soluto, que es el sodio y el potasio sobre el solvente que es el agua el cual pasa a través de la membrana semipermeable de la célula.

Sino existe un equilibrio entre el soluto y el solvente, no se ejerce la presión necesaria para hidratar a la célula.

El mantenimiento del potencial de membrana. El potasio en conjunto con el sodio son necesarios para que se puede ejercer la transmisión del impulso nervioso y de este modo pueda producirse la excitabilidad normal en los músculos.

Estas son algunas de las más importantes funciones del sodio a nivel fisiológico, y nos damos cuenta que el sodio es de gran importancia para el buen estado de la salud muscular.

Además, la regulación de los niveles de sodio viene dada por una hormona que segrega el riñón llamada aldosterona.

Esta se encarga de disminuir la retención de sodio en los riñones por medio del desecho a través de la orina.

De igual forma la aldosterona actúa cuando los niveles de sodio son bajos, debido a que la misma es capaz de incrementar sus niveles, aumentando así la reabsorción del mismo por el riñón y permitiéndo así que no se elimine este mineral por la orina.

Características nutricionales del sodio

Una de las cosas más importantes a tener en cuenta en cuanto a las características nutricionales de este tan importante mineral, son las fuentes dietéticas del mismo y su modo de consumo.

Lo ideal es tener en cuenta ciertos aspectos que te indicarán cuál es el requerimiento de sodio en tu organismo.

Estos elementos son cuánto sodio necesitas para crecer de forma adecuada y qué tanto sodio necesitas reponer después de las pérdidas obligatorias del mismo.

En cuanto a las pérdidas del mismo a través de la orina o el sudor, es importante tener en cuenta ciertos factores que podría incrementar o disminuir la pérdida de forma natural.

Como lo son las actividades físicas que realices, el clima en el que te encuentres y tu adaptabilidad al mismo, ya que estos dos factores pueden hacer que exista mayor o menor pérdida de sodio a través de la sudoración.

Recuerda, que un consumo en exceso de fuentes ricas en sodio en tu dieta diaria no le brinda ventajas a tu organismo, sino que por el contrario puede traer graves problemas de salud, como los que se mencionaron anteriormente.

En el proceso de embarazo, las necesidades de sodio son mucho más altas, ya que existe un aumento de fluido extracelular en la mujer y en los niveles de sodio que se encuentran dentro del líquido amniótico.

De igual forma, durante el periodo de lactancia el requerimiento de sodio es mayor, debido a que se producen pérdidas extra de sodio a través de la leche materna.

Los niños lactantes también requieren de mayores niveles de ingesta de sodio, ya que se encuentran en crecimiento constante y el volumen extracelular es de rápida expansión, razón por la cual la ingesta de leche materna es de gran importancia.

Fuentes dietéticas de sodio

El sodio y el cloro forman lo que se llama cloruro de sodio, esto es a lo que comúnmente conocemos como sal de mesa.

Gracias a esto podemos dividir las fuentes de sodio en la dieta común en dos grupos:

Las discrecionales. Estos son alimentos como la sal de mesa, la cual es añadida de forma voluntaria a las comidas.

Las no discrecionales. Estas son todos los alimentos que incluyen sodio de forma natural, al igual que aquellas que son adicionadas a alimentos procesados.

Los alimentos que contienen sal común son la principal fuente de sodio en el organismo, aunque también puedes recibir este mineral de otros alimentos que poseen en su composición otros minerales como el bicarbonato sódico.  

La mayor parte del sodio que ingresa al organismo viene dada por los alimentos procesados y enlatados.

Estudios indican, que las dietas altas en sodio son aquellas en las que se consume gran cantidad y variedad de alimentos procesados de forma industrial.

Mientras que las dietas bajas en el mismo son aquellas en las que los principales alimentos son verduras y frutas.

El contenido de sodio que puedes encontrar en los diferentes alimentos varía dependiendo del mismo y de su elaboración.

Algunos de los alimentos que son bajos en sodio son las frutas y las verduras, también el pan y los cereales.

Y entre aquellos que contienen más sodio tenemos las carnes de res y los alimentos procesados industrialmente como conservas o enlatados.

De igual forma productos com Creador de Músculo pueden proporcionarte los beneficios de este importante mineral.

Además Creador de Músculo tiene una serie de aminoácidos y variados nutrientes, que te ayudarán con la función de tus músculos y de tu organismo en general.

Déficit de sodio en el cuerpo humano

Por lo general, el déficit de sodio en el organismo puede llegar a ocasionar ciertos problemas de salud. Que arrojan síntomas que suelen ser muy similares a los de diversas patologías como falta de atención, cansancio, dolores de cabeza, mareos, náuseas entre otros.

Además se ha comprobado, que el déficit de sodio puede llegar a ocasionar caídas y fracturas, así como también puede provocar pérdida de la masa ósea, hasta llevar a la osteoporosis.

Sabemos que el déficit de sodio es un desequilibrio de este mineral, que cumple un papel fundamental en el organismo para las contracciones musculares.

Por lo general cuando sudas pierdes gran cantidad de electrolitos y estos deben ser repuestos con agua, es muy común que el déficit de sodio venga desencadenado por problemas con los riñones o el hígado.

Para que una persona que se encuentra presentando déficit de sodio refleje algún tipo de síntomas, el nivel del mismo en la sangre debe ser muy bajo. Motivo por el cual, este problema es más común en personas que se encuentran hospitalizadas, en especial mujeres.

Existen variedad de déficit de sodio entre estos tenemos:

Euvolémica. Este tipo de déficit de sodio se produce cuando debido al consumo excesivo de agua, ocurre un desequilibrio entre la misma y el sodio, siendo menor la proporción del mineral.

Hipervolémica. Esta de produce cuando al querer reponer la pérdida de agua y sales, se ingiere en exceso produciendo así un desequilibrio entre las mismas, en donde sigue existiendo más agua que sodio.

Hipovolémica.  Esta se produce porque se pierde más cantidad de sodio que de agua, aún cuando la ingesta de los mismos es prácticamente igual.

Exceso de sodio en el cuerpo humano

Como bien sabemos, el sodio cumple un rol positivo en el organismo, sin embargo, el consumo en exceso de este mineral puede llegar a ocasionar problemas de salud.

Como lo mencionamos anteriormente, el exceso de mismo puede llegar a ocasionar hipertensión arterial, como también puede ocasionar otro tipo de problemas que pueden ser bastante graves.

Entre los problemas más comunes que ocasiona el exceso de sodio en el cuerpo tenemos los siguientes:

Problemas gástricos. El exceso de sodio en tu dieta puede llegar a causar gastritis o úlceras estomacales, incluso puede estar asociado al cáncer de estómago.

Problemas óseos. De igual forma el exceso de sodio produce una mayor expulsión de calcio en la orina, por lo que a largo plazo puede ocasionar osteoporosis y otros problemas óseos.  

Problemas renales. El exceso de sodio en el cuerpo humano provoca un mayor esfuerzo para el riñón, el cual está encargado de eliminar los desechos y reabsorber el mismo, por lo que el sodio en exceso puede dañar tus riñones.

Problemas estéticos. El exceso de sodio dificulta la circulación de la sangre y puede llegar a ocasionar edemas o varices. De igual modo ojeras y celulitis, por lo que debes cuidar el consumo del mismo si quieres verte y sentirte bien.

De la misma forma, la hipertensión arterial es el mayor problema por el que deberías considerar cuidar la ingesta de sodio en tu organismo, ya que esta enfermedad es bastante complicada y requiere de mucho cuidado.

Estas son las razones por las que deberás cuidar la ingesta de este mineral en tu cuerpo.

Alimentos ricos en sodio

Si bien ya mencionamos, que la mayor parte del sodio que consumimos viene de los alimentos procesados de forma industrial, existen algunos alimentos totalmente naturales que contienen sodio en mediana y alta cantidad.  

Los mariscos por ejemplo, son alimentos que contienen altos contenidos de este mineral por porción.

El pulpo y los langostinos también contienen altas cantidades del mismo, si embargo, no todos los productos derivados del mar son altamente ricos en sodio.

También existen pescados que poseen este mineral en proporciones moderadas.

Además de los productos del mar, existen otros alimentos que son ricos en sodio de forma natural, como lo son los lácteos como quesos y yogures, tanto los procesados como aquellos que realizas en casa.

De igual modo, las carnes son un alimento rico en sodio, también algunas verduras como la acelga y el apio proporcionan altos contenido de este mineral al organismo.

Todos estos alimentos, además de ser ricos en sodio, también poseen un alto contenido de potasio y cierta cantidad de micronutrientes que son de suma importancia para el organismo.

Por lo general, el sodio suele perderse a través de la cocción, por lo que cocinar bien los alimentos reduce el aporte de dicho mineral al organismo.

Debes recordar, que si lo que buscas es reponer electrolitos posterior a una actividad física de alto impacto, puedes consumir estos alimentos. Para que de esta forma tus niveles de sodio, potasio y agua se encuentren equilibrados y tu organismo funcione de forma correcta y de este modo no tengas ningún tipo de problema de salud.

El sodio y el ejercicio

El sodio, es un mineral de suma importancia para el funcionamiento muscular y nervioso, además de sus funciones importantes en la regulación de las concentraciones de líquido extracelular.

El sodio que se encuentra de forma natural en los alimentos es suficiente para poder cubrir las necesidades diarias de tu organismo.

Sin embargo, aquellas personas que realizan deporte o actividad física de alto impacto, debido a que pierden gran cantidad de sodio tras la actividad, necesitan ingerir este mineral. Esto deben realizarlo en proporciones un poco más altas o con más frecuencia para así poder reemplazar la pérdida del mismo.

A través de la práctica de diferentes actividades de alto impacto como la natación o el ciclismo, el organismo sufre grandes pérdidas de sodio por medio de la sudoración.

La cantidad de sodio que pierdas dependerá de cada persona y de sus niveles de concentración de sodio en el sudor.

Estas variaciones dependen de los diferentes factores como la genética, la dieta, el peso, entre otras, por lo que la reposición de sales es diferente en cada organismo.

Lo que sí es seguro, es que todos los deportistas pierden más cantidad de sodio por la actividad de alto impacto que los mismos realizan. Por lo que deben reemplazarlo de forma constante posterior a las actividades que realicen, para de esta forma no sufrir de déficit del mismo.

Si te preguntas por qué liberas sodio a través del sudor cuando realizar actividad física de alto impacto, pues la respuesta es la deshidratación.

La reposición del sodio es una acción indispensable para así reducir la posibilidad de sufrir de deshidratación, además de que el sodio interviene en las contracciones musculares colaborando en la transmisión del impulso nervioso.

Carencias nutricionales  y calambres

Los calambres musculares son contracciones involuntarias dolorosas, que se originan por diferentes causas como el exceso de trabajo muscular, por problemas nerviosos o por carencias nutricionales.

Este tipo de carencias nutricionales se dan por déficit de nutrientes, este déficit se origina debido a un desequilibrio de electrolitos. Este desequilibrio puede estar causado por pérdida excesiva de los mismos, por ejemplo a través de la sudoración.

Los minerales que están presentes para que pueda producirse un calambre son principalmente el sodio, el calcio y el potasio.

El sodio es un mineral que participa de gran manera en la liberación de los potenciales de acción en la membrana celular. Por lo que cuando existe un déficit de sodio producido por pérdida en exceso del mismo, se origina dolor muscular y calambres.  

Las vitaminas también son de gran importancia para prevenir la fatiga y agotamiento muscular, que puede llegar a causar calambres.

Es por esto que debes de tener una dieta variada rica en nutrientes y vitaminas, importantes para proporcionar energía a tu cuerpo para poder realizar cada movimiento sin problema alguno.

El sodio es de suma importancia para la salud muscular, al igual que el calcio y el potasio, por lo que ingerir suplementos como Creador de Músculo pueden ser de gran ayuda para evitar sufrir de calambres.

Creador de Músculo además de brindarte la posibilidad de  no sufrir de calambres, te ayuda con todo el potencial de tu musculatura para que tengas más energía y mejor rendimiento muscular a la hora de ejercitarte o realizar alguna actividad física de alto impacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *