Las mascarillas: grandes aliadas de tu belleza

Las mascarillas: grandes aliadas de tu belleza

Última actualización: 04-11-2018. Equipo Nutricioni

Lo más seguro es que las primeras mascarillas que se aplicaron fueran a base de ingredientes como el lodo o la arcilla y su finalidad no era precisamente estética, sino más bien de sanación. Sin embargo, lo más probable es que quienes se las colocaban, se percataron de que la piel y el cabello quedaban más bonitos y revitalizados después de su aplicación.

Las mascarillas son sumamente útiles para incrementar la potencia de una acción en particular, indiferentemente de cual sea la naturaleza de la misma: limpiar, nutrir, dar luminosidad o energía pero, lo más destacable es que su efecto es instantáneo.

Esta clase de tratamientos no son de aplicación diaria, pero sí dependen de las necesidades particulares de la zona en la que se aplicará.

También influyen aspectos como el clima, el tiempo disponible dentro de las actividades cotidianas y la complejidad de la preparación y aplicación del tratamiento.

Algunos recomiendan que  las mascarillas se apliquen una vez cada tres días y otros que se haga una vez a la semana. Lo que verdaderamente marcará la pauta en la frecuencia de la aplicación, son los resultados y la efectividad que se obtengan con el uso de estas.

Las mascarillas son productos de carácter cosmético que se aplican de forma específica para mejorar y profundizar, de una manera simple, la rutina diaria de belleza de cualquier mujer.

Si se quieren conseguir los mejores resultados, hay que hallar la que más se adapte a cada tipo de piel o cabello y que contenga los agentes requeridos para contribuir a una mejor apariencia de estos.

Sigue leyendo y no te pierdas ningún detalle acerca de estas celestinas de la belleza femenina.

¿Cómo ayudan las mascarillas faciales a conservar tu belleza?

Tu carta de presentación por excelencia es la cara. El verdadero secreto de un rostro de impacto radica en la manera en la que cuidas tu piel: como la nutres y la conservas en balance.

Cada día se le da mayor importancia a una buena apariencia física, un cuerpo esbelto y una cara hermosa. Por ello, el ámbito de la belleza está constantemente en crecimiento, ya que las mujeres demandamos cada vez más, productos que nos permitan alcanzar nuestro ideal de belleza.

En la actualidad el mercado ofrece y pone a nuestro alcance cualquier variedad de productos y alternativas de belleza que se ajustan a cualquier necesidad y a cualquier presupuesto.

Pero también es importante evitar llenar la repisa del cuarto de baño con una infinidad de productos a los que ni siquiera sabemos bien cómo sacarles el mejor provecho; lo que suele suceder, con el caso particular de las mascarillas.

Estos bálsamos no deben tomarse como un producto de uso diario. Las mascarillas reportan a la tez muchas ventajas adicionales ya que suelen otorgar hidratación, limpieza, luminosidad, correcciones o efectos antiedad, según lo que se busque de cada producto.

Todas esas cualidades la convierten en una poderosa herramienta de belleza y bienestar.

Otro aspecto importante de destacar es que las mascarillas contienen fórmulas altamente concentradas de sustancias activas que les permiten dar un resultado prácticamente inmediato, con el beneficio adicional de actuar en la epidermis más profunda.

Tu rutina de belleza facial debe estar estructurada de la siguiente manera: limpiar a diario la piel, hidratarla y aplicar algún producto de efecto específico para alguna necesidad particular y aplicar una mascarilla, una vez a la semana.

El uso de la mascarilla debe ser frecuente, puesto que sus efectos inmediatos son más bien superficiales, mientras que sus efectos prolongados en las capas de la piel que son más profundas, pueden tardar días.

Otra opción para cuidar tu piel y mantenerla joven es Piel Perfecta un producto fabricado con ingredientes naturales que le darán a tu cutis una apariencia hermosa y radiante. Contiene un conjunto de hierbas y vitaminas que promoverán la salud de tu piel al protegerla de los radicales libres que tanto la dañan y envejecen.

Cuida los detalles al aplicarte una mascarilla

Lo primero que debes hacer antes de colocarte una mascarilla facial es lavarte bien las manos con agua y jabón neutro. Luego, limpia muy bien tu rostro, para eliminar suciedad, sudor o restos de maquillaje.

Exfoliar la piel, también es una acción muy recomendada, ya que al hacerlo eliminas las células muertas de la superficie cutánea.

De este modo, preparas la piel para que reciba todos los componentes activos que contienen las mascarillas, y también sus nutrientes. Esto, no sería lo recomendado para pieles con acné o que estén irritadas.

Una vez culminada la exfoliación, estás preparada para la aplicación de la mascarilla. Esta debe extenderse de forma homogénea en la piel, la cual debe encontrarse completamente seca.

Déjala actuar por algunos minutos, los cuales dependerán del tipo de mascarilla aplicada.

Por lo tanto, es importantísimo que antes de colocarte cualquier mascarilla, verifiques los métodos de aplicación y los tiempos de acción recomendados por la casa fabricante.

Mientras dejas que la mascarilla actúe sobre tu piel, relájate y mantente tranquila para que puedas conseguir los mejores resultados.

Concluido el tiempo de acción de la mascarilla, retírala enjuagando tu rostro con agua natural, seca suavemente tu cara dando ligeros golpecitos con la toalla. Evita frotar la piel para impedir irritaciones. Continúa con tu rutina de belleza como lo haces regularmente.

Te recomendamos utilizar cada vez, distintos tipos de mascarillas para experimentar los efectos de cada una de ellas en tu rostro. Esto te ayudará en la búsqueda de cubrir la mayor cantidad de necesidades y alcanzar el aspecto deslumbrante que tanto deseas lucir.

Aplica las mascarillas, preferiblemente durante las noches, ya que en este momento del día es que la piel se regenera con mayor frecuencia (tres veces más que durante el día). Si deseas hacerlo durante el día no olvides que, luego de aplicártela, debes cubrir tu piel con protector solar si vas a salir a la calle.

Evita usarlas si tu piel está irritada. Si sufres de acné o te encuentras en algún tipo de tratamiento para la piel, consulta con tu dermatólogo la conveniencia de utilizar alguna. Si tienes laceraciones o heridas en el rostro, tampoco las uses.

Complementa los cuidados de tu piel con Piel Perfecta, un suplemento nutricional que te proporcionará las vitaminas necesarias para lucir siempre un rostro radiante y fresco.

Imagen de vista superior de aguacate y pasta de aguacate

Mascarillas naturales: belleza al alcance de tu mano

Existen mascarillas faciales para todos los tipos de piel y los ingredientes, componentes y propiedades que estas contengan, van a depender del tipo de piel al que vayan dirigidas.

De esta manera, encontraremos mascarillas especiales para para cada tipo de piel, tal y como se detallan a continuación:

    • Para piel seca. Contienen ingredientes hidratantes.

  • Para piel con acné. Contienen ingredientes calmantes y purificantes.

    • Para piel enrojecida. Contienen ingredientes calmante e hidratantes.
    • Para piel envejecida por el sol. Contienen ingredientes iluminantes e hidratantes.

  • Para piel manchada. Contienen ingredientes que permiten unificar el tono de la piel.

Seguidamente, te presentaremos mascarillas fabulosas que puedes hacer tú misma en la comodidad de tu casa y que te aportarán resultados espectaculares, de acuerdo a la necesidad particular que deseas satisfacer:

Para relajar tu piel. Mezcla dos cucharadas de yogurt griego, una cucharada de miel y ⅓ de cucharada de flores de lavanda. Extiende por todo tu rostro y deja actuar por 10 minutos. Enjuaga con agua caliente y aplica tu hidratante de uso diario.

Para eliminar barros y espinillas. Mezcla media taza de leche (entera para piel mixta y descremada para piel grasa) con una taza de harina de avena y un puño de cilantro picado muy finamente. Aplícalo en tu cara y déjalo actuar por 15 minutos.  Retíralo con agua tibia.

Para suavizar e iluminar tu tez. Limpia muy bien una papaya madura para eliminar semillas y bacterias. Tritúrala y agrega el jugo de un limón y medio vaso de agua. Unta sobre tu rostro y deja que actúe por 20 minutos. Enjuágala con agua tibia.

Para hidratar tu piel por 24 horas. Mezcla un aguacate con un vaso de leche hasta obtener una pasta homogénea. Esparce sobre tu cara y deja actuar por 20 minutos. Enjuágala con agua tibia.

Otras mascarillas con efectos fabulosos para tu piel

Son tantas las opciones que nos ofrece la naturaleza, que aquí te compartimos otras mascarillas con ingredientes naturales maravillosos que harán que te veas siempre divina:

Rejuvenece y Exfolia. Tritura dos almendras. Agrégales una cucharada de miel y una de limón y mezcla todo muy bien. Extiende sobre el rostro dando suaves masajes circulares. Deja que actúe por 15 minutos y retírala con agua tibia.

Hidrata fácil y profundamente. Coloca un poco de aceite de oliva extra virgen en tu rostro y cuello. Deja que actúe por 5 minutos y enjuaga tu cara con agua fría.

Regeneración máxima. Tritura varias hojas de menta, agrega el jugo de un limón y una cucharada de miel. Combina bien los ingredientes y aplica sobre tu cara por alrededor de 15 minutos. Retira con agua tibia y coloca tu crema humectante habitual.

Frescura total. Licúa un pepino y una cucharada de agua, luego coloca la mezcla sobre tu rostro y deja que actúe por 20 minutos. Retira la mascarilla con agua fría.

Adiós barros y espinillas. Mezcla dos partes de agua por cada parte de arcilla y añade una cucharada de miel. Coloca en tu rostro y espera 15 minutos. Retira la mascarilla delicadamente con un paño húmedo.

Cero grasa. Aplica leche de magnesia con un brocha pequeña por toda tu cara. Retira luego de 15 minutos con un paño húmedo.

A calmar la piel. Tritura una banana y agrégale dos cucharadas de miel. Colócalo en tu rostro por 15 minutos y enjuágalo con agua fría. Luego aplica tu crema hidratante de uso diario.

Dale brillo a tu rostro.  Toma ocho cucharadas de yogurt griego o leche con una cucharada de cocoa en polvo, una cucharada de café molido y dos cucharadas de miel (si tu piel es seca) o el jugo de un limón (si tu piel es grasa).

Combina todo hasta crear una mezcla homogénea. Aplica sobre tu cara y deja que actúe por 10 minutos. Luego, retira con una toalla húmeda.

Recuerda potenciar el efecto de las mascarillas tomando  Piel Perfecta. Este producto nutre tu piel desde adentro te ayuda a prevenir las temidas arrugas. Sin duda, es el compañero ideal de estas prodigiosas mascarillas.

Mujer adulta aplicandose tratamiento en el cabello

Tu cabello también puede beneficiarse de las mascarillas

Nuestro cabello también puede verse favorecido por las bondades de una gran variedad de ingredientes naturales al aplicarlos en forma de mascarilla.

Su uso te permitirá reducir y prevenir los daños ocasionados por diversos elementos externos como tintes, planchas, secadores, alisadores, el sol, la piscina, la playa y  hasta la brisa.

No te despegues y toma nota de todas las mascarillas que aquí te presentamos, para que cuentes con una cabellera soñada en todo momento:

1.- Para cuidar la raíz del cabello. Para mantener la grasa equilibrada incorpora a una cantidad suficiente de yogurt sin azúcar el jugo de dos limones y una cucharadita de bicarbonato de sodio.

Aplicalo en la raíz del cabello y deja que actúe por 20 minutos sin exponerte al sol. Enjuaga con abundante agua. Esta mascarilla también ayuda a eliminar impurezas.

2.- Para cuidar las puntas del cabello.Aplica aceite de almendras en las puntas del cabello,  todas las noches. En la mañana retíralo lavando tu cabello como de costumbre. Evita usarlo en el día para no darle al cabello un aspecto grasoso o desaliñado.

3.- Para dar brillo. Mezcla muy bien una vaso de yogurt natural con diez gotas de limón y una clara de huevo. Aplícalo en todo el cabello sin que tenga contacto con la raíz y retíralo luego de 30 o 40 minutos. Una vez que se seque verás lo impresionantes resultados.

4.- Para nutrir. En una licuadora mezcla un aguacate bien maduro y una banana, agrega tres cucharadas de miel y tres cucharaditas de aceite de almendras. Aplícalo en todo el cabello seco y deja que actúe por 20 minutos. En ese momento, enjuaga con mucha agua fría.

5.- Para un brillo más intenso. Licúa cristales de aloe vera, dos cucharadas de miel y una cucharadita de aceite de oliva. Aplica la mezcla en todo el cabello y deja que actúe por 20 minutos. Transcurrido ese tiempo, quítala con abundante agua fría.

Ama tu cabello a diario

Dedícale cuidados a tu cabello para que  siempre luzcas una melena de concurso.

Ten en cuenta estas recomendaciones para que cuentes con una cabellera sana y hermosa de la raíz a la punta:

  • Mímate y cuida tu cabello usando mascarillas de cualquier tipo una vez a la semana. En poco tiempo verás cambios significativos en su aspecto.

  • Siempre que uses una mascarilla, cubre tu cabello con un gorro plástico para evitar derrames y ayudar a que los ingredientes penetren mejor en la hebra capilar.

  • Siempre verifica que no seas alérgica a alguno de los ingredientes de la mascarilla. Si tienes alguna duda al respecto, mejor asegúrate de que no es así antes de aplicarla.

Mejora el uso de las mascarillas capilares con estos cuidados:

  • Aplica el champú suavemente con la yema de tus dedos dando masajes al cuero cabelludo. Evita retorcer el cabello, ya que provoca que se quiebre.

  • Aplica el acondicionador de la mitad del cabello hacia abajo para evitar que las raíces se engrasen demasiado y enjuágalo bien con agua fría.

  • Procura tocar tu cabello lo menos posible durante el día, pues las impurezas que que puedas tener en tus manos, se quedarán en tu cabello y provocan que se engrase.

  • Corta las puntas de tu cabello cada tres meses, las mantendrá sanas y promoverá el crecimiento continuo de tu melena.

  • Protege tu cabello del sol, especialmente en verano o cuando vas a la playa o la piscina.

  • Las inyecciones capilares de vitamina E son una maravillosa opción para nutrir el cabello de forma considerable y no es de alto costo.

Una dieta balanceada y el ejercicio físico también influyen en una piel divina y una cabellera abundante y hermosa.

Al nutrirnos con calidad desde adentro apoyándonos en productos como Piel Perfecta , ese bienestar y equilibrio reinante en nuestro organismo se refleja en un semblante llamado belleza.

Muchas de las mujeres de hoy en día, creen que para verse bien deben invertir grandes cantidades de dinero en tratamientos estéticos de alta tecnología.

Pero la realidad es, que la belleza va de la mano de la salud y todo lo que necesitamos para sentirnos bien, nos lo brinda la naturaleza.

Entonces, ¡a aprovecharla!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *