Las hormonas masculinas: conozca cómo afectan al hombre

Las hormonas masculinas: conozca cómo afectan al hombre

Última actualización: 28-03-2019. Equipo Nutricioni

El cuerpo humano funciona de manera diferente en materia hormonal, si se trata de hombres y mujeres, ya que ambos tienen requerimientos especiales.

En los hombres la principal hormona es la testosterona, encargada de determinar la salud reproductiva, el deseo sexual y marcar los rasgos masculinos.

En las féminas las hormonas principales son los estrógenos y la progesterona, que cumplen la función de preparar al aparato reproductor para volverlo fértil a partir de una edad determinada.

EFECTOS TESTOSTERONA, La testosterona efectúa una imagen infográfica aislada sobre un fondo azul claro. La hormona sexual masculina y su papel en el cuerpo humano. Concepto científico, educativo y científico-popular.

Las hormonas son sustancias que transportan información a través del torrente sanguíneo a determinados órganos para que estos puedan cumplir las funciones que los caracterizan de manera óptima.

De eso se encarga la testosterona en el hombre.

Los niveles de testosterona van cambiando en las diferentes etapas de la vida de los hombres, comenzando a aumentar considerablemente a partir de la pubertad. En este punto es cuando están más altos.

Esto se debe a que en esa fase de la vida es cuando comienzan a producirse los cambios físicos que muestran la evolución del niño a adolescente y luego hacia la adultez.

Allí es cuando comienza a aumentar el vello corporal, se agrava el timbre de la voz, crecen los genitales y ocurre un aumento considerable de masa muscular.

Llegado a este punto la testosterona se equilibra, pues ya las funciones del organismo masculino cambian. Ahora la hormona se segrega a fin de mantener el deseo sexual, además de que permite que estén estables los niveles de densidad de huesos y músculos.

Entrada en la etapa de la vejez, ocurre un descenso en la producción hormonal, lo que trae como consecuencia que disminuya el deseo y la capacidad sexual, además que se ven afectados los tejidos óseos y musculares.

Durante esta última fase algunos hombres recurren a tratamientos médicos de hormonas, para así mantenerse en forma y aumentar la líbido.

Un listado de hormonas: más allá de la testosterona

A pesar de que la testosterona es la principal hormona masculina, no significa que es la única. Existen otras sustancias que permiten que el organismo de los hombres funcione correctamente.

Tenemos a la androsterona, la cual también está relacionada con marcar los rasgos masculinos, pero que no se segrega con tanta intensidad como la testosterona.

El androstenediol regula el proceso de secreción de la gonadotropina, la cual tiene incidencia en las glándulas sexuales del hombre.

La dehidroepiandrosterona (DHEA) es conocida también como la hormona de la eterna juventud, se produce por las glándulas suprarrenales y es un componente básico.

Por otro lado tenemos a la dihidrotestosterona (DHT) tiene incidencia directa en la pérdida de cabello de los hombres.

Si hay desequilibrio en la misma, se hará presente la enfermedad conocida como alopecia, se hará presente. No todo es malo: también funciona para potenciar la producción de testosterona.

Cuando al hombre presenta deficiencia en la producción y secreción de las mencionadas hormonas, lo más recomendable es que acudan a consulta del endocrinólogo, para que éste le recomiende algún tipo de suplemento que les ayude.

Los principales motivos por los que los hombres recurren a los especialistas son porque se ha llegado a una edad avanzada y ya no se produce suficiente testosterona.

O bien porque desean incrementar su masa muscular o su capacidad de resistencia para realizar algún tipo de ejercicio,  generalmente se trata de atletas o quienes están en camino de convertirse en ello.

Los tratamientos hormonales también funcionan en los procesos de regeneración y reparación de los diferentes tipos de tejidos del cuerpo, puesto que aumentan el flujo de información que viaja desde una célula a otra.

Es importante hacer énfasis en que estos tratamientos deben ser prescritos por un profesional de la salud pues recordemos que todos los excesos pueden traer consigo reacciones adversas y efectos secundarios que incluso pudieran ser irreversibles.

¿Los esteroides son buenos o malos para la salud?

Y hablando de hormonas, no podemos dejar pasar por alto el tema de los esteroides pues su uso se ha vuelto común para quienes buscan incrementar su masa muscular en poco tiempo.

Más allá de esto, los esteroides cumplen funciones en el organismo, como la metabolización de grasas, carbohidratos y proteínas, además de equilibrar  los electrolitos.

Incluso hay medicamentos que incluyen esteroides en su composición química y que ayudan en patologías como asma, artritis y afecciones en la piel.

Vale la pena destacar que lo mejor es siempre consultar con un médico antes de someterse a este tipo de tratamientos, pues las dosis inadecuadas y los excesos, pueden representar un precio muy caro a pagar, hablando de salud.

Igualmente es importante recordar que el uso de esteroides está prohibido en las competiciones deportivas, y que en muchos casos se realizan pruebas para verificar si el atleta está usando este tipo de hormonas para mejorar su rendimiento.

Ahora bien, aunque los esteroides garantizan que quien los utiliza para fines atléticos obtendrá resultados más rápidos, la lista de efectos secundarios puede hacer que se piense dos veces antes de recurrir a ellos.

Los esteroides aumentan la presión sanguínea y retrasan el proceso de coagulación, incrementando los riesgos de sufrir un infarto o enfermedades relacionadas al corazón.

También aumentan los niveles de colesterol malo (LDL) mientras que el colesterol bueno (HDL) se disminuye.

Por otro lado, la sexualidad se verá afectada pues existen dos posibles escenarios, la disfunción eréctil, o un estado de excitación permanente que genera adicción.

Igualmente el uso de esteroides está relacionado con la atrofia testicular, que no es más que la reducción del tamaño de los testículos.

Por los altos niveles de andrógenos que poseen los esteroides, los hombres pueden tener un incremento en el tamaño de sus pectorales, asemejándolos a los de una mujer, a causa del aumento en el volumen.

Y entre los demás efectos secundarios están el acné, la migraña, la alopecia, retención de líquidos, enfermedades renales y cambios de humor.

Creador de Músculo contiene los ingredientes necesarios para ayudarte a construir masa muscular, siempre y cuando practiques una buena rutina de ejercicios.

Creador de Músculo es un alimento balanceado, que contribuye a crear masa muscular magra y aumenta la energía y la libido de forma natural. Es excelente para la recuperación después del ejercicio gracias a su alto contenido en proteína y aminoácidos.

Una buena alimentación mantiene óptimos niveles hormonales

En definitiva, no hay nada mejor que una buena alimentación para que el organismo reaccione de manera positiva y así funcione a toda máquina.

A nivel hormonal no hay excepción, pues existen alimentos que ayudan a aumentar o mantener estables los niveles de testosterona en los hombres, evitando que  tengan que recurrir al uso de los esteroides.

Lo principal es incluir proteínas en la dieta diaria. Las carnes magras o con bajos porcentajes de grasa, aportan minerales sumamente beneficiosos como el zinc, hierro y magnesio que además ayudan a la regeneración del tejido muscular.

Lo mismo ocurre con el atún y con otro tipo de pescados pertenecientes al grupo de los azules. Éste tipo de alimentos son altos en omega 3, la cual ayuda a aumentar la testosterona.

anchoas, pila de pescado en el mercado de la mañana

También deben ingerirse otras fuentes de proteínas como los huevos, por su alto contenido de vitamina D que contribuye a mejorar los niveles de calcio, manteniendo a raya enfermedades óseas.

Las leguminosas como los frijoles son ricos en zinc, mineral que mejora el proceso hormonal, además de que son una excelente fuente de proteínas de origen vegetal.

Igualmente está demostrado que el brócoli, coliflor y repollo, eliminan grandes cantidades de estrógenos que pudieran afectar la producción de testosterona.

Otro infaltable es el cambur o banana, pues contiene potasio y vitaminas del complejo B, elementos claves para el incremento hormonal.

Las llamadas grasas buenas también son un plus para la producción de testosterona.

En el caso del aguacate podemos mencionar que posee grandes cantidades de vitamina B6, clave en el incremento de hormonas andrógenas. Además esta fruta es alta en minerales y una de las mejores fuentes de grasas monoinsaturadas.

Los expertos también recomiendan el consumo de ostras, pues al ser altas en zinc aumentan la testosterona de manera natural, además que ayuda a la producción de esperma.

Los suplementos vitamínicos también son recomendados por ser un gran recurso que incrementa el rendimiento  de las rutinas para aumentar la masa muscular.

Creador de Músculo contiene los mejores nutrientes: proteínas, vitaminas y minerales que te mantendrán lleno de energía y contribuirán con el proceso de regeneración y crecimiento de los tejidos magros.

Aumento de testosterona de forma natural

Además de una alimentación balanceada que contenga alto contenido de minerales como el zinc y vitaminas como la B6 y la D, existen algunas recomendaciones sencillas para evitar que los niveles de testosterona disminuyan o, por qué no, para que éstos aumenten.

La primera recomendación es perder peso.

No se trata de matarte de hambre sino de llevar una dieta equilibrada para que llegues a la talla ideal, que va a depender de tu estatura y complexión ósea.

Consulta con tu nutricionista para que evalúe tus niveles de masa magra y grasa y para que además te indique cuál es el tu índice de masa corporal (IMC), con este cálculo podrás verificar si estás bajo de peso, si tu talla está entre los niveles normales o si padeces sobrepeso u obesidad.

Con la alimentación vienen grandes sacrificios, por llamarlos de una manera. Uno de ellos es disminuir al máximo o eliminar el azúcar refinada, pues la misma produce el aumento de la insulina y como consecuencia, se minimiza la testosterona.

El consumo de grasas sanas, también influyen de manera positiva en el incremento de la principal hormona masculina. Éstas se pueden encontrar en frutos secos, aceites de coco y oliva, aceitunas, mantequilla, yema del huevo, entre otros.

Los aminoácidos presentes en alimentos lácteos como el queso, también son recomendados en los regímenes de alimentación, es por esto que no deben faltar en nuestro menú diario.

Las jornadas de ejercicio, inciden positivamente en la generación de testosterona, es por esto que se debe evitar un estilo de vida sedentario.

A mayor intensidad, más rápido se liberará esta hormona por lo que recomiendan rutinas con pesas de lentas repeticiones.

Los entrenadores personales también sugieren ejercicios de alta intensidad que se realicen en rondas de máximo 20 minutos. Sin embargo se deben tomar precauciones para evitar lesiones.

En estas rutinas, la persona debe hacer un ejercicio durante 30 segundos, de manera seguida y a la mayor velocidad posible, para luego descansar 90 segundos y luego continuar, repitiendo el ciclo por siete veces.

También es recomendable realizar calentamiento y estiramiento pre y post entrenamiento.

Hormonas masculinas en las mujeres

Así como en los hombres hay pequeñas dosis de hormonas femeninas, en las mujeres también están presentes cantidades mínimas de hormonas masculinas, tales como la testosterona.

Algunas mujeres, especialmente las que practican algún tipo de disciplina deportiva que requiera de gran esfuerzo físico, optan por consumir suplementos que les permitan producir suficiente de dicha hormona, a fin de ganar masa muscular o mejorar su resistencia, además de minimizar los niveles de grasa corporal.

personal trainning, mujer ejercitando sus musculos y tonificando, Entrenador personal mostrando a una mujer joven cómo entrenar bíceps en el gimnasio

Con este tipo de integración de hormonas extra, hay que tener sumo cuidado, pues en la mayoría de los casos, si se administran de manera excesiva y sin control, el remedio suele ser peor que la enfermedad.

Cuando las dosis son controladas por un especialista de la salud, las mujeres que integran testosterona en su organismo, mejoran su capacidad sexual debido a la subida en la líbido.

Igualmente el aumento de dicha hormona está relacionado con mejoras en el estado de ánimo.

Otro punto a favor es que el sistema óseo será más fuerte y por ende disminuirán las posibilidades de sufrir de osteoporosis u osteopenia.

Si vemos la otra cara de la moneda, podemos mencionar que entre los efectos adversos por dosis elevadas de testosterona se encuentran las desregularización de los ciclos menstruales, pudiendo incluso desaparecer por completo el sangrado mensual.

Igualmente se han comprobado casos de mujeres con alopecia, acné por el aumento de las glándulas sebáceas, crecimiento de vello facial y corporal, irritabilidad, insomnio y fatiga.

Es por esto que la mejor recomendación es consultar con tu médico antes de introducir cualquier tipo de sustancia que pueda resultar invasiva para tu organismo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *