Las funciones de los nutrientes a través de los procesos de la vida humana

Las funciones de los nutrientes a través de los procesos de la vida humana

Última actualización: 30-08-2018 por Editor Pedro.

Sin la presencia de los nutrientes probablemente la vida humana en el planeta Tierra no hubiese sucedido. Un organismo vivo, en términos básicos, requiere de la acción o de la presencia de los alimentos, orgánicos e inorgánicos para sus procesos vitales.

El cuerpo humano es similar a una máquina cuyos engranajes deben estar sincronizados para su perfecto funcionamiento. La actividad de los procesos químicos y mecánicos que se suceden dentro del organismo, dependen de las funciones de los nutrientes que se llevan a cabo en cada proceso humano.

Ver, sentir, oler, oír, digerir, levantar un brazo o una pierna, mover el cuerpo, trasladarnos, y hasta hablar, son procesos humanos que están relacionados con la alimentación. Si revisamos un poco los contenidos de cada uno de los alimentos, desde el agua que ingerimos y hasta la variedad vegetal, animal o mineral, encontraremos los nutrientes.

Los nutrientes se pueden considerar como la materia prima requerida por las células de nuestro organismo para generar la energía que necesita cada componente del sistema. Esta energía es la que permite a cada uno de los componentes, llámense órganos, para ejecutar sus funciones, y es así como, por ejemplo el sistema cardiovascular funciona.

Los nutrientes entran en dos categorías, orgánicos e inorgánicos, y entre estos últimos el agua, esencial para la descomposición de los alimentos. El agua está presente en un 60% de la composición total del cuerpo y que sumada a los minerales, calcio, fósforo, yodo, actúan sobre procesos como el metabolismo.

Carbohidratos, lípidos, es decir, grasas, proteínas y vitaminas se cuentan como parte de los alimentos orgánicos. Además, estos elementos  están incluidos dentro de la categoría de los macronutrientes, es decir, son los que se requieren en mayor cantidad en nuestro sistema.

Las vitaminas y minerales, requeridos en mayor o menor cantidad cada una, calcio, cobre, magnesio, potasio, hierro, zinc, manganeso, azufre entre otros más, son micronutrientes. En esta clasificación, algunos de ellos, se requieren en mucha menor cantidad que los otros.

Aunque los micronutrientes no proporcionan energías como los macronutrientes, igual son indispensables para todos los procesos del organismo. Entre las funciones básicas de los minerales, están las de facilitar las reacciones químicas  que se suceden en los procesos del organismo, como por ejemplo la digestión.

Funciones de las vitaminas. Macronutrientes indispensables para la vida

Se puede decir que las vitaminas son sustancias contenidas en lo alimentos que ingerimos, pero además, en un concepto más formal, son macronutrientes orgánicos. Además, como nutrientes orgánicos, forman parte del mismo grupo de los lípidos, las proteínas y los carbohidratos,

Durante los procesos metabólicos que ocurren en el cuerpo, las vitaminas actúan sobre estos. En tanto que su condición de nutriente se cumpla, serán indispensables para que estos procesos sucedan.

Las vitaminas, aparte de pertenecer a la categoría de los macronutrientes orgánicos, entran en una clasificación que depende de su condición de solubilidad. Estas serán hidrosolubles si son solubles en agua y liposolubles, si se disuelven en lípidos, es decir en grasas.

Las vitaminas B1, B2, B3, B5, B6, B8, B9 y la C son del grupo de las hidrosolubles. Las vitaminas A, D, E y K, por su parte pertenecen al grupo de las liposolubles.

Las funciones de las vitaminas, se suceden en el interior de las estructuras celulares, y actúan como precursoras de las coenzimas en procesos a partir de las cuales se generan muchas cantidades de enzimas reguladoras químicas de las funciones de las células.

Las vitaminas no aportan energías al organismo, pero son la pieza fundamental del mecanismo que fisiológico que las genera desde las células.

Es conveniente saber que cada una de las vitaminas, solubles o liposolubles, tienen funciones diferentes. No es difícil deducir, que el trabajo de una de ellas, no cubre el de las otras, es decir, deben estar trabajando todas para que el trabajo de cada una, se haga efectivo.

Cada vitamina del grupo de las hidrosolubles, tiene una denominación específica, es decir, por ejemplo las vitaminas B1, B2, B3 y B5 poseen su respectivo nombre nutriente.  La B1, es la tiamina, la B2, se denomina riboflavina, la B3 por su parte, es la niacina, finalmente la vitamina C es llamada ácido ascórbico.

Las vitaminas B5, B6, B8 y B9, son denominadas ácido pantoténico, piridoxina, biotina, y ácido fólico respectivamente.

Es necesario señalar que la acción de estas vitaminas no estará completa sin el mejor suplemento para fortalecer las funciones de los nutrientes naturales. El VitaVeg, especialmente formulado para fortalecer la acción de los nutrientes.

Alimentos, vitaminas y nutrición, el camino perfecto hacia una vida saludable

La vitamina A, liposoluble, también llamada retinol debido a una de sus funciones, la de producir los pigmentos de la retina del ojo. Se requiere en la formación y desarrollo de dientes sanos, tejidos blandos y óseos, en la piel y en las membranas y mucosas.

El retinol, es decir la vitamina A, favorece el mantenimiento de una vista saludable.

El betacaroteno, que proviene de los vegetales y predecesor de la vitamina A, contiene propiedades antioxidantes.  Los antioxidantes, protegen las células de la toxicidad por la oxidación diaria, además de que actúan en la eliminación de los radicales libres para retrasar su envejecimiento.

La vitamina A, es necesaria en procesos como el continuo desarrollo de nuestro sistema inmunitario y en la generación de las células epiteliales, es decir las de la piel. En el caso de embarazo, cuida el desarrollo y crecimiento del embrión.

El ácido retinoico, es un derivado de la vitamina A y una de sus funciones es, el cuidado y tratamiento de la piel. Este ácido, el retinol, es una de las sustancias más usadas por presentar múltiples propiedades aplicables al cuidado de la piel.

Los alimentos con contenido de vitamina A, es decir, retinol, se conocen como: lácteos: leche, mantequilla y queso; vegetales: la zanahoria, el brócoli, en la papa o batata, en coles y espinacas; frutas: melón, mango y albaricoque; Cárnicos: Pescado, pollo, pavo y en la ternera.

Ahora vamos con la vitamina D, llamada colecalciferol, de la misma familia liposoluble de la vitamina A.

La función que cumple la vitamina D en nuestro organismo, es multifactorial. Esta vitamina, facilita el desarrollo y la  mineralización de la osamenta, actúa sobre el incremento de la absorción del calcio en las vías intestinales.

La absorción del calcio, por la presencia de la vitamina D, funciona en combinación con la acción de la glándula paratiroidea movilizando el calcio desde los huesos. Esta hormona, también en conjunto con el colecalciferol, tiene la función de incrementar la reabsorción tubular renal del calcio y el fosfato.

Actúa sobre el sistema inmune fortaleciendo su capacidad para prevenir infecciones. También está presente favoreciendo los procesos de la reproducción humana, además de que esta vitamina participa en el proceso de secreción de la insulina desde el páncreas.

Más sobre las funciones de los nutrientes vitamínicos

Continuando con la vitamina D, el colecalciferol. En realidad, el colecalciferol es la vitamina D3, y otro detalle acerca de sus funciones, es que facilita la diferenciación de las células epiteliales y osteoblastos al tiempo que disminuye la reproducción de fibroblastos, queratinocitos, linfocitos y células cancerígenas.

No debemos dejar pasar la idea de que administrar cualquiera de las vitaminas en cualquier presentación, aun proveniente de los alimentos, puede ser contraproducente. Recomendamos siempre, consultas y chequeos médicos antes de ingerir vitaminas.

Vitamina D, en realidad es un término que engloba una cantidad de compuestos usados para la prevención y tratamiento del raquitismo. Además del colecalciferol, la D3, está el ergocalciferol, Vitamina D2, el alfacalcidol y el calcitriol entre algunos otros más.

La vitamina D3, debe pasar por dos hidroxilaciones antes de activarse. La primera en el hígado, en donde se produce el calcidiol,  y la segunda en el riñón, donde se produce el calcitriol, que finalmente es el estado activo de la vitamina.

Entre los grandes beneficios de la vitamina D3, están la prevención y tratamiento de varias dolencias y enfermedades como la  osteoporosis, la diabetes, el cáncer, además de las cardiovasculares.

Encontramos varias fuentes de vitamina D en diversos alimentos, las mejores, en los pescados grasos, como el atún, la caballa, el salmón. El hígado de la vaca, la yema del huevo y el queso contienen menores cantidades de la vitamina, y los hongos comestibles también contribuyen con aportes discretos.

La piel expuesta al sol, con las previsiones del caso, genera vitamina D.

Lamentablemente o sabiamente, la naturaleza no abundó en esta vitamina para los alimentos. Afortunadamente, podemos encontrarla en algunos como las sardinas, los lácteos, la leche, el yogurt, la mantequilla, y la crema de leche.

Una deficiencia importante de la vitamina D, en los adultos causa la osteomalacia, promotora de huesos débiles, dolores óseos y debilidad muscular. Esta deficiencia en niños, puede llevarlos al raquitismo, enfermedad que se caracteriza por huesos blandos.

Los efectos de la disminución de la vitamina D en nuestro organismo, pueden ser de mucho cuidado. La pérdida de la densidad ósea, conduce a la fragilidad de los huesos, lo que facilita las fracturas.

Continuamos con las vitaminas, un largo camino hacia la salud

Y seguimos adelante con la vitamina E o Tocoferol. Es un nutriente liposoluble antioxidante contenido en muchos alimentos. La condición de antioxidante, le confiere la propiedad de poder proteger las células de los daños que causan los radicales libres, compuestos que resultan de la conversión de los alimentos en energía.

Esta vitamina actúa positivamente sobre el proceso de generación de los glóbulos rojos.  Es importante su presencia en las funciones de la vitamina K, es decir que la vitamina K actúa mejor ante la presencia de la vitamina E.

Entre otras de sus propiedades está la de dilatar los vasos sanguíneos, lo que impide la coagulación de la sangre a su paso por ellos.

La vitamina E, permite la comunicación entre las células, lo que facilita que se lleven a cabo muchas de sus importantes funciones. Además se piensa que esta vitamina interviene en los procesos de algunas afecciones asociadas al envejecimiento.

Las fuentes de este nutriente, son variadas, germen de trigo, de girasol, cártamo, maíz y el de soya. En las nueces del tipo almendras, maní y avellanas, Así como también en alguna semilla como la de girasol, también las espinacas y el brócoli.

La vitamina K. Y terminamos este recorrido a través de los nutrientes liposolubles, con las funciones, propiedades y fuentes de la vitamina K, fitomenadiona o vitamina antihemorrágica, un compuesto químico que es derivado de la 2 metil naftoquinona.

El normal desarrollo y crecimiento del cuerpo depende en gran medida de las vitaminas y de la K se espera su influencia en la construcción de huesos y sus tejidos saludables, esto a través de la acción de las proteínas.

La vitamina K, genera proteínas que facilitan la coagulación de la sangre, por lo que su insuficiencia podría hacer que cualquier sangrado dure más de lo normal.

Existen una división de las vitaminas K que se generan de manera natural. La primera es  la vitamina K1, la filoquinona y que es sintetizada en las plantas.  La menaquinona, que es la Vitamina K2, es producida por bacterias residentes en el intestino grueso.

Abunda en hortalizas, col, espinacas, nabo, acelgas, lechuga, brócoli, repollo, también en carnes y en ciertas frutas como la ciruela.

La otra historia de las vitaminas, macronutrientes hidrosolubles

Las Vitaminas C, ácido ascórbico y todas las del grupo B, tiamina o Vitamina B1, riboflavina o vitamina B2, niacina o vitamina B3, ácido pantoténico o vitamina B5. Piridoxina o vitamina B6, biotina o vitamina B8 y el ácido fólico o vitamina B9. Son del grupo de las vitaminas macronutrientes hidrosolubles.

La vitamina C. También denominada ácido ascórbico, funciona como un poderoso antioxidante, en tanto que mantiene activo el estado reductible de los iones hierro y cobre, también actúa sobre el proceso de la síntesis del colágeno.

Además, la vitamina C, participa en la formación de las cicatrices en las heridas. También influye en las funciones de nuestro sistema inmunológico y en el proceso de la sintetización de los neurotransmisores.

Esta vitamina fortalece la absorción en el tracto intestinal, del hierro no relacionado con los alimentos de origen vegetal. Además participa en la construcción del tejido conjuntivo y en los procesos que regulan la resistencia ósea y la del cabello.

Este nutriente, cumple una gran variedad de funciones en nuestro organismo en tanto que protege las mucosas, disminuye la sensibilidad de nuestro organismo a las infecciones. La presencia de esta vitamina, coloca una barrera al paso de la enfermedad del escorbuto, cuyos síntomas se aprecian en dolores musculares, hemorragias en encías y en la piel.

Las fuentes de donde podemos obtener la vitamina C para nuestro cuerpo son incontables y la mayoría están en la naturaleza, como por ejemplo en las frutas. Fresas, naranjas, limón, kiwi,  son abundantes en vitamina C.

Las hortalizas, especialmente las verduras, Pimientos, col, rábanos, patatas y perejil, son algunas de ellas. Y en cuanto a las fuentes cárnicas, el hígado y el riñón, son la solución.

La disminución de los niveles de vitamina C tiene consecuencias, puede ser el detonante de una anemia, durante un embarazo.

La mejor forma de fortalecer el trabajo de los nutrientes del grupo de las vitaminas hidrosolubles, es agregando nuestro suplemento nutricional natural a las comidas. VitaVeg está formulado científicamente para la mejor nutrición.

La clasificación de las vitaminas hidrosolubles, continua con el grupo B, un importante complejo vitamínico para la nutrición.

Un capítulo completo para las hidrosolubles del complejo B

Las vitaminas macronutrientes del grupo B. Entre sus funciones está la de generar los nutrientes energéticos que utiliza nuestro organismo, facilitando el procesamiento de las grasas y proteínas.

Además, los nutrientes del complejo B, cumplen funciones de mantenimiento de los procesos del organismo. Entre éstos procesos tenemos la digestión, el sistema cardiovascular, las funciones de la osamenta y las del sistema nervioso.

La tiamina, vitamina B1, facilita la conversión de carbohidratos en energías que ejecutan las células. La riboflavina, vitamina B2, es fundamental en los procesos del cuerpo durante su desarrollo y crecimiento. Además interviene en la generación de glóbulos rojos.

La niacina, vitamina B3, facilita el funcionamiento del aparato digestivo, interviene en el cuidado de la piel y en el sistema nervioso. Actúa para convertir los alimentos en energías.

Ácido pantoténico, Vitamina B5, interviene en la descomposición de grasas, carbohidratos y proteínas contenidas en los alimentos. La piridoxina, vitamina B6, su función es facilitar la descomposición de las proteínas, y mientras más consumo de proteínas, más vitamina B6 será necesaria.

La biotina, Vitamina B8. Su función es colaborar en la descomposición de proteínas e hidratos de carbono. El ácido fólico o vitamina B9. Las coenzimas de esta vitamina, trabajan en la síntesis del ADN y del aminoácido metionina, proceso necesario para la síntesis de otros compuestos usados en reacciones biológicas.

No podemos dejar atrás a la vitamina B12. Una particularidad de este nutriente es que a diferencia de las demás vitaminas hidrosolubles, que no se pueden almacenar en nuestro organismo, puede quedar guardada en el hígado por años.

Las funciones de esta vitamina son fundamentales para los procesos metabólicos y los de la formación de glóbulos rojos, además de los beneficios para el sistema nervioso central.

Este complejo nutriente vitamínico  hidrosoluble, se puede encontrar en pescados, huevos, carnes y en vegetales abundantes en carbohidratos, como la patata o el arroz. Mencionando una particularidad sobre las funciones del ácido pantoténico, encontramos que es el encargado de que el metabolismo aumente la quema de grasas y carbohidratos.

A pesar de todo este trabajo de las vitaminas nutrientes, los alimentos no son capaces hoy en día de proveer todas las cantidades necesarias para el organismo. Por lo que recomendamos el mejor suplemento, VitaVeg. La mejor fórmula para fortalecer los procesos nutrientes de nuestro organismo.

Al final del recorrido, los minerales, las proteínas, carbohidratos y lípidos

Los lípidos, es decir, las grasas, las proteínas y los hidratos de carbono, Actúan como los alimentos nutrientes proveedores de las sustancias y compuestos necesarios para la generación de la energía necesaria para que se sucedan los procesos en el organismo.

Vamos a revisar, cuatro de los más importantes minerales micronutrientes. Hierro, yodo, calcio y zinc.

El mineral de hierro, micronutriente vital para el funcionamiento del cuerpo, apenas tiene presencia en el organismo. Su función es fundamental para el transporte del oxígeno. Es también importante para el proceso de la respiración celular.

Las carencias de hierro en el organismo, son más marcadas en las mujeres en edad fértil, además de que la ausencia de hierro en ellas, produce un tipo de anemia.

Las fuentes de hierro en los alimentos son variadas. En las verduras, el berro, acelgas y espinacas son las más comunes.

Las nueces, las avellanas, el pistacho y las almendras, contienen suficientes cantidades. El hígado y la morcilla, las carnes rojas magras, almejas y mejillones son grandes almacenes de este mineral.

El yodo, nutriente esencial, ya que su función principal es la de la síntesis de la hormona tiroidea, la cual es necesaria en la regulación de los procesos de todo el organismo. Si se produce una alteración de los niveles de yodo, se puede llegar al hipertiroidismo o al hipotiroidismo, lo cual produce desórdenes en el metabolismo basal.

Verduras, frutas, algunas variedades de algas, leche y derivados, pescados y mariscos, son grandes fuentes de este mineral.

El calcio. Un mineral nutriente, muy presente en nuestro organismo.

Formar y desarrollar unos dientes y huesos sanos, es la función primordial del calcio. El trabajo que realiza en el flujo sanguíneo y en diferentes mecanismos que se suceden en el cuerpo, evidencian la importancia de la presencia de este nutriente.

La permanencia de una pequeña muestra de este mineral en él organismo, es básica para el buen funcionamiento de los procesos metabólicos, los mentales y los musculares. Los huesos se fortalecen ante la combinación calcio – fósforo y al mezclar con flúor se benefician los tejidos fibrosos, tendones, epidermis y el esmalte dental.

En muchas ocasiones, no logramos cubrir las cantidades y la calidad de los nutrientes que necesitamos, y es así como recomendamos nuestro efectivo suplemento para el fortalecimiento de la nutrición. VitaVeg está científicamente formulado.

Una dieta abundante en calcio, significa la mejor fijación de los nutrientes además de una efectiva protección contra la osteoporosis.

El calcio permanece en el cuerpo en buenas cantidades y para cerrar sus bondades, comentamos que además es preventivo contra el cáncer del colon y es excelente para el control del peso y la obesidad.

El zinc, micronutriente mineral, está presente en todas las células del cuerpo. Entre unas de sus funciones está la de mantener nuestro sistema inmunológico operando en las mejores condiciones.

Este nutriente, tiene parte en los procesos de división y crecimiento de las células, además de que actúa sobre la cicatrización de las heridas mejorando la coagulación. Podemos agregar que actúa positivamente en la metabolización de los carbohidratos.

El zinc está presente en la fabricación de proteínas y el ADN, que es la sustancia genética contenida en las células.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *