Ilustración de un cuerpo humano defendiendose de bacterias

Las enfermedades comunes y la buena salud

Las enfermedades comunes y la buena salud

Última actualización: 28-11-2018. Equipo Nutricioni

Se considera que una enfermedad es el momento del ser humano en el que sufre una afección que vulnera su salud.  Entendiendo como salud, la naturaleza de los seres vivos en los que se encuentran totalmente en buenas condiciones, tanto física como mentalmente.  En otras palabras, pudiéramos decir que gozas de buena salud cuando todos los procesos del cuerpo humano se encuentran en perfecto funcionamiento y que enfermedad, es lo contrario a la salud.

Existen muchos tipos de enfermedades; pudiéramos clasificarlas de la siguiente manera: enfermedades bacterianas (producidas por una bacteria), enfermedades virales (producidas por un virus), enfermedades venéreas (de transmisión sexual), enfermedades respiratorias (afectan al sistema respiratorio), enfermedades mentales (perjudican la mente alterando el estado emocional de la persona), entre otros.

Con respecto a las enfermedades comunes, estas pudieran generarse como consecuencia de los hábitos y estilos de vida de las personas.  Ejemplo de ellos pudieran ser los hábitos alimenticios, el uso de sustancias nocivas para la salud, etc. o sencillamente son provocadas por virus que se encuentran en el ambiente.

Hoy en día, las personas vivimos con mucha aceleración y agitación.  A veces, descuidamos un poco nuestra salud ocasionándole alguna enfermedad común.

Enfermedades más comunes

Gripe o resfriado común: es una enfermedad del sistema respiratorio causada por un virus por lo general ambiental.

Obesidad: es considerada como una acumulación excesiva de grasa en el cuerpo. Puede causar otras enfermedades, tales como: cardiovasculares, diabetes mellitus tipo 2, apnea del sueño, ictus y osteoartritis

Enfermedades cardiovasculares:  son las afecciones que se pueden presentar en el corazón o las arterias.

Asma: es cuando las vías respiratorias se hinchan ocasionando dificultades para respirar. Millones de personas en el mundo son afectados por esta enfermedad

Diabetes: es cuando el páncreas produce muy poca insulina o no produce nada. La insulina es la encargada de introducir el azúcar en las células para que nuestro cuerpo tenga energía,

Caries: se produce más que todo por la falta de higiene bucal y consiste en el daño que sufren los tejidos del diente por la presencia de bacterias y desmineralización.

Cáncer: se caracteriza por el crecimiento anormal de células malignas en el cuerpo, estas se dividen sin control e invaden los tejidos corporales, causando su destrucción. Esta enfermedad puede afectar cualquier parte del cuerpo.

Estrés: es una enfermedad que afecta la salud emocional y psíquica del ser humano, también trae consigo consecuencias físicas. Es un estado de tensión física o emocional. Por breves momentos el estrés puede ser positivo, como cuando le ayuda a evitar el peligro o cumplir con un compromiso. Pero cuando el estrés dura mucho tiempo, puede dañar su salud.

Enfermedades hepáticas: se refiere a las que afectan al hígado e interfieren en su buen funcionamiento. No debemos olvidar que el hígado es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo, ya que desempeña múltiples funciones básicas. Algunas de las distintas enfermedades hepáticas son la hepatitis C, hepatitis B, cirrosis hepática, hepatitis A, entre otros.

Ilustración de un cuerpo humano defendiendose de bacterias

Deficiencia de vitaminas, cómo afecta la Salud

Las vitaminas son nutrientes imprescindibles para el funcionamiento de los procesos que ocurren en nuestro organismo. Son valiosas para la creación de tejidos del cuerpo, células de la sangre, componentes genéticos, producción de hormonas y sustancias químicas para el sistema nervioso.

Cada una de las 13 vitaminas cumple funciones específicas indispensables en el organismo, y su carencia puede causar problemas de salud.

Pueden ayudar a contrarrestar los efectos dañinos que producen el tabaco y el alcohol.  También algunos medicamentos, impiden la absorción de las vitaminas, como por ejemplo cuando se utilizan muchos  antibióticos, que mata la flora intestinal que produce la vitamina K.

Por eso es importante ingerir la suficiente cantidad de vitaminas, y que no haya un déficit de ellas en el cuerpo.  De este modo, se evitan algunas enfermedades que son muy comunes debido a la exposición de agentes contaminantes.

Algunos problemas de salud comunes, pueden deberse a una carencia de vitaminas en nuestro organismo.  Entre ellos, acné (aparición de barros y espinillas en la piel), mal aliento, labios agrietados, caspa, piel reseca, palidez, problemas de vista.

Cuando hay deficiencia de vitaminas, no se pueden transformar los alimentos para obtener energía. El Sistema Inmunológico se debilita y se producen alteraciones en nuestro sistema nervioso.

Algunos de los factores que pueden ocasionar una deficiencia de vitaminas en el organismo son los siguientes: desorden alimenticio, que incluye comer alimentos procesados, algunas dietas muy estrictas, comer mucha comida chatarra, falta de consumo de frutas, consumo de sustancias nocivas para la salud

Existen 13 vitaminas diferentes, las cuales están clasificadas en solubles en agua (hidrosolubles) como las del grupo de vitamina B y vitamina C y, las solubles en grasa (liposolubles) que incluye a las vitaminas A, D, E y K.

Ilustración de hombre sin energia debido a que está desconectado

Vitaminas hidrosolubles

Vitamina B1 (Tiamina): contribuye con la formación de hidratos de carbono, es esencial para el funcionamiento del corazón y el sistema nervioso ya que proporcionan energía..

Vitamina B2 (Riboflavina): necesaria para la formación de  glóbulos rojos y transformación de los hidratos obtener energía.

Vitamina B3 (Niacina): ayuda al sistema digestivo a descomponer las grasas, los carbohidratos y el alcohols. También nos aporta energía. De gran utilidad para combatir el colesterol.

Vitamina B5 (Ácido Pantoténico): interviene el la descomposición las grasas y los hidratos de carbono.

Vitamina B6: descompone las proteínas para liberar los aminoácidos que se convierten en energía. Protege nuestro sistema inmunológico y ayuda a producir glóbulos rojos.

Vitamina B7 (Biotina): interviene en la descompone hidratos de carbono.

Vitamina B12: es la única que se puede almacenar del complejo B y lo hace en el hígado. Protege el sistema nervioso central y ayuda a crear glóbulos rojos.

Vitamina C: necesaria para el desarrollo y reparación de todos los tejidos de nuestro organismo, a través de la formación de colágeno. Ayuda a desarrollar una proteína valiosa para la producción de la piel, tendones, ligamentos y vasos sanguíneos. Ayuda a sanar las heridas. Repara y mantiene los cartílagos, huesos y dientes

La Vitamina C funciona como antioxidante, el cual ayuda a bloquear los daños producidos por los radicales libres. Estos se originan en el momento en el que el cuerpo descompone el alimento o cuando se está en contacto directo con sustancias nocivas. Los radicales libres contribuyen a la aparición del cáncer, enfermedades del corazón y trastornos como artritis. Se sugiere ingerir la cantidad de 75  a 100 mg de vitamina C diariamente para evitar enfermedades

Además colabora de  manera activa en los procesos de desintoxicación que se realizan en el hígado.

Vitaminas liposolubles

Vitamina A: coopera con el crecimiento óseo y celular, conservación de dientes, de tejidos óseos y blandos además del mantenimiento de la piel.  Desarrolla una especie de pigmentos necesarios para el perfecto funcionamiento de la retina y una visión perfecta. Interviene en procesos de reproducción y de inmunidad.  Actúa como un componente benefactor frente a procesos oncológicos.

Vitamina D: promueve el crecimiento y mineralización de los huesos, porque es la encargada de la absorción del calcio y fósforo. Fortalece al sistema inmune ayudando a prevenir infecciones y contribuye a que se desarrollen correctamente las células de defensa. Participa en la exudación de insulina del páncreas.

Nuestro cuerpo puede producir su propia vitamina D al exponerse a la luz solar y también puede obtenerla a través de suplementos.

Vitamina E: se caracteriza por ser antioxidante y reducir los daños que va sufriendo el  cuerpo a medida que vamos avanzando en edad.

Esta vitamina se encuentra en algunos alimentos, pero también puede ser consumida como suplemento.  Por ejemplo VicMujer , especialmente para las damas, es un producto bastante completo.

Vitamina K: es conocida por su papel coagulante de la sangre. Es importante para desarrollar huesos fuertes, evitar  las enfermedades cardíacas y pieza esencial de otros procesos del organismo

Tipos de vitamina K:

  • Vitamina K1 o filoquinona: se obtiene de forma natural de algunas plantas, principalmente en los vegetales verdes.  Va directamente al hígado para asistir al buen mantenimiento de la coagulación de la sangre
  • Vitamina K2 o menaquinona: formada  por las bacterias revestidas en el tracto gastrointestinal.  Va directamente hacia las paredes de los vasos sanguíneos, huesos y otros revestimientos del hígado
  • Vitamina K3 o menadiona: es algo tóxica, por lo que no es recomendable.  Ha producido daño en lactantes que se le ha suministrado este compuesto químico.

Todas las vitaminas que componen y que necesita el cuerpo

Déficit de Vitaminas Hidrosolubles

Las Vitaminas Hidrosolubles son las que se diluyen en agua, por este motivo se expulsan directamente por la micción, así que es primordial su consumo constantemente, porque sino puede ocurrir un déficit de las mismas.  Como consecuencia podemos sufrir alteraciones en los tejidos; principalmente en la piel, la sangre, sistema digestivo y sistema nervioso.

Vitamina B: El déficit de esta vitamina reduce la masa muscular, provoca fatiga. También ocasiona depresiones, las cuales ocasionan que se bajen las defensas, y así puede desencadenar enfermedades e infecciones

Por lo general las personas diabéticas o hipertensas presentan bajos contenidos de esta vitamina porque no la absorben bien.  Por este motivo es recomendable además de la ingesta de alimentos donde se encuentre esta vitamina, ingerir suplementos del complejo B.  Para tal fin, es altamente recomendable VicMujer.

También puede ocasionar una disminución de glóbulos rojos trayendo como consecuencia una anemia.

Para evitar todas alteraciones del organismo por la falta de vitaminas del complejo B, se debe tener una buena alimentación y utilizar suplementos.

La falta de vitaminas del complejo B pueden provocar afecciones como el síndrome de Wernicke-Korsakoff que es una alteración cerebral.  Normalmente le ocurre a personas alcohólicas, causando resequedad en la piel y alteraciones del sistema inmunológico, principalmente en el desarrollo de glóbulos blancos.

Vitamina C: cuando existe déficit de esta vitamina en el organismo, nos sentimos cansados, con fatiga, irritables y con dolores en las articulaciones.  La deficiencia de esta vitamina en el organismo puede ocasionar estrés y otras emociones negativas que nos perjudican.

Por la carencia de esta vitamina somos más propensos a sufrir de debilidad en los dientes e infecciones.

La vitamina C colabora con el sistema inmunológico, cuando existe algún tipo de carencia, aumenta el riesgo de enfermedades comunes como la  gripe, resfriados y virus. También puede causar hipertensión, por la falta de antioxidantes en el cuerpo

Consecuencias de la falta de Vitaminas Liposolubles

Vitamina A: cuando existe deficiencia de vitamina A en el organismo, la persona puede sufrir de pérdida de visión. También puede ocasionar debilitamiento en sistema inmunológico que lo hace más sensible a infecciones y problemas en las vías respiratorias.

Vitamina D: su déficit ocasiona osteomalacia en adultos y raquitismo en niños.   Estudios realizados indican que el déficit de esta vitamina está asociado al aumento de la grasa corporal (obesidad) y a la tendencia de desarrollar diabetes

Aunque todavía se encuentra en estudio, se cree que el déficit de vitamina D está relacionado con algunas de las enfermedades mencionadas anteriormente en este artículo, tales como asma, enfermedades cardiovasculares, gripe y cáncer entre otras.

Si tienes deficiencia de esta vitamina, el uso de VicMujer, es una buena manera de aumentar tus niveles.

Mujer y hombre joven toman un poco de sol, ideal para conseguir Vitamina D

Vitamina E: la deficiencia de esta vitamina puede causar trastornos neurológicos, debilidad muscular, anemia y degeneración de la retina al punto que puede llevar a ceguera.

Vitamina K: generalmente cuando las personas tienen un déficit de Vitamina K suele sangrar sin un motivo. La deficiencia pudiera derivarse de la ingesta de medicamentos anticoagulantes, la cual impide  las funciones coagulantes de la vitamina K en el hígado. Si empiezas a notar que te salen hematomas, te sangra la nariz o las encías, tienes menstruaciones más duraderas e inclusives notas sangre al orinar, debes ir al médico porque pudiera ser por tener los niveles de vitamina K muy bajos. Los signos más alarmantes de deficiencia de esta vitamina, son las hemorragias internas como la cerebral o del sistema gastrointestinal.

Alimentos y frutos secos que contienen vitamina K

Importancia de ingerir suplementos vitamínicos

Las vitaminas las podemos encontrar en los alimentos como frutas, verduras y otros, pero por diversas causas podrían faltar en nuestro organismo. Es importante ingerir la dosis necesaria, ya que las vitaminas ayudan al buen y normal desenvolvimiento de los procesos que ocurren en nuestro organismo para mantenerlo sano y prevenir enfermedades.

Su principal funcionamiento se basa en transformar los nutrientes que recibe nuestro organismo en energía. También actúan como antioxidantes y contrarrestan el daño causado por los radicales libres. Colaboran con los procesos digestivos y los procesos naturales de nuestro organismo, fortalecen al sistema inmunitario, desarrolla las capacidades mentales.

A veces en los alimentos no conseguimos los aportes suficientes para mantener la energía imprescindible para nuestro día a día y fortalecer nuestro sistema inmune que nos defiende de las enfermedades, por tal motivo podemos apoyarnos con el consumo de suplementos alimenticios

Los suplementos vitamínicos como  VicMujer ,son una forma sencilla y asequible para cubrir las deficiencias nutricionales, pero debemos recordar que sólo son un suplemento y no debemos sustituir la comida por ellos.  Sólo debemos usarlos para complementar, sobre todo en personas que tengan algún tipo de problema de absorción en el organismo como mujeres embarazadas y ancianos, igualmente lo puede ingerir cualquier persona a manera de precaución

Son mayormente retenidos en nuestro organismo cuando se ingieren con los alimentos; y si se tiene que ingerir una dosis altas, lo más recomendable es dividir la dosis en tres durante el día

Existen algunos casos en que es recomendable el uso de suplementos vitamínicos; sobre todo cuando se realizan deportes, debido a que el cuerpo necesita una mayor cantidad de energía debido al esfuerzo y actividad física que se hace.

También cuando realizamos viajes largos y no podemos tener una alimentación balanceada y cuando se realizan dietas bajas en calorías.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *