Las bondades del ácido ascórbico o vitamina C

Las bondades del ácido ascórbico o vitamina C

Última actualización: 27-12-2018 por Editor Fanny.

¿Sabe usted qué es el ácido ascórbico y cuáles son las frutas o alimentos que nos lo proveen? ¿Tiene conocimiento el por qué nuestro organismo necesita esta vitamina?

A lo largo de este artículo le brindaremos la información necesaria para que usted pueda tomarlo en cuenta en su dieta y consumir los alimentos que lo contienen aprovechando sus increíbles beneficios.

Ácido ascórbico o vitamina C

Existen muchas definiciones que describen qué es y para qué sirve el ácido ascórbico. Su nombre proviene del latín scorbuticus o escorbuto, una enfermedad carencial muy conocida.

vitamina c en pildora naranja en muestra pequeña con mini capsulas en forma de c debajo un fondo blanco

El escorbuto es causado por la deficiencia de vitamina C que es como se conoce comúnmente al ácido ascórbico.

El ácido ascórbico es un agente antioxidante esencial para la formación y mantenimiento del material intracelular y extracelular que constituyen parte de los tejidos.

Los antioxidantes se caracterizan por reducir la acción perjudicial de los radicales libres, estos son compuestos que se forman cuando el cuerpo transforma los alimentos en energía.

También hay radicales libres presentes en el ambiente por el humo del cigarrillo, la contaminación del aire, desechos químicos y la radiación ultravioleta proveniente del sol.

Son altamente reactivos y alteran las moléculas de importancia biológica, modificando sus características y funcionalidades.

La carencia de esta imprescindible vitamina en los seres humanos, puede provocar hemorragias acompañada de una pobre o insignificante cicatrización y lento proceso de curación de las heridas así como anemia.

Tal era el caso de las personas que padecían escorbuto, marineros que durante largos viajes no tenían acceso a frutas y vegetales frescos y sufrían hemorragias en las encías.

Además, el cuerpo necesita vitamina C para sintetizar colágeno, la proteína esencial en la conformación de la piel y los tejidos, necesaria para la correcta cicatrización y la formación del cartílago articular.

Y por ello el suplemento nutricional  Piel Perfecta añade vitamina C a la exclusiva combinación de ingredientes que previenen arrugas y mantienen la lozanía de la piel, brindándole una apariencia juvenil.

Pos si fuese poco, la vitamina C también mejora la absorción del hierro no hemo, el que se encuentra presente en los alimentos de origen vegetal.

Y muy importante, el ácido ascórbico favorece al buen funcionamiento del sistema inmunitario, de esta forma ayuda al cuerpo a prevenir y combatir las enfermedades.

Alimentos ricos en vitamina C

Las vitaminas del complejo B y la vitamina C son hidrosolubles, esto quiere decir que se disuelven en agua, y con excepción de la vitamina B12, el organismo no puede almacenarlas, siendo necesaria su ingesta diaria para evitar su deficiencia.

Por lo tanto, las vitaminas hidrosolubles son captadas por el intestino y trasladadas por el sistema circulatorio hasta los tejidos concretos donde serán usadas.

Cuando la ingestión de vitaminas hidrosolubles sobrepasa los requerimientos del organismo, una pequeña parte se acumula en los tejidos, pero la mayor parte se elimina a través de la orina.

En el caso de la vitamina C, si la ingesta supera los 3 gramos diarios, se comienza también a expulsar con las heces.  

No obstante, la vida media de eliminación del ácido ascórbico absorbido por el organismo depende de la vía de administración, de la fracción ingerida y de la rapidez de absorción.

En términos generales se puede hablar de alrededor de 14 a 20 días.

Es por esta razón que los síntomas del escorbuto tardan de 4 a 8 semanas en manifestarse en quienes tienen una dieta deficiente en vitamina C.

Por fortuna la incorporación de vitamina C a nuestro organismo puede ser de manera natural, ingiriendo fundamentalmente vegetales y frutas, o a través de la administración de suplementos tales como los derivados a partir de glucosa en un laboratorio.

Sin embargo, la vitamina C suministrada por vía natural tiene la ventaja de ser captada con mayor habilidad y persistir en el organismo por más tiempo.

Aquí se indica el porcentaje de la cantidad diaria aconsejada, por cada 100 g de alimento crudo y fresco:

  • Grosellas o zarzaparrilla roja (400%)
  • Brócoli 400%)
  • Perejil (313%)
  • Pimiento verde (200%)
  • Kiwi (196%)
  • Coliflor (120%)
  • Fresas (120%)

alimentos que contienen vitamina C en fondo de madera azul

  • Coles de Bruselas (80%)
  • Naranja 76%)
  • Tomate (40%)
  • Nabo o nabiza (34%)
  • Melón (30%)  

Otras frutas y vegetales crudos y frescos, al igual que el pescado y la leche, poseen o contienen vitamina C, si bien en menor cantidad.

En consecuencia, una alimentación balanceada, que contenga principalmente vegetales verdes y cítricos frescos, proveerá la cantidad de vitamina C requerida por el organismo y más.

¿Por qué protegernos con vitamina C?

Sabemos que las vitaminas son compuestos orgánicos necesarios en los procesos biológicos para sustentar la vida.

Pues dentro de ellas, el ácido ascórbico (AA) o vitamina C participa en:

  • La formación de los tejidos conectivos
  • El metabolismo de lípidos y vitaminas
  • La síntesis de las hormonas y los neurotransmisores
  • La función inmune
  • La cicatrización de las heridas por muy pequeñas que sean
  • Como poderoso antioxidante  

La vitamina C es fundamental para la biosíntesis de moléculas y en las sustancias que inhiben la peroxidación de los fosfolípidos de membrana, por su fuerte efecto reductor.

Actualmente, este efecto está siendo utilizado en tratamientos para el cáncer, además de la prevención de enfermedades cardiovasculares y el desarrollo de cataratas.

Sin embargo, hace falta aún mucha investigación para brindar evidencia más sólida en estudios poblacionales.

También se ha dado a conocer que la vitamina C puede bloquear las nitrosaminas que son carcinogénicas y cuida a las lipoproteínas de la oxidación.

Asimismo neutraliza la inflamación y el daño oxidativo del sistema nervioso e inhibe la aparición de enfermedades por insuficiencia de hierro, ya que como hemos mencionado, favorece su absorción.

Los seres humanos no podemos producir ácido ascórbico por lo que debemos adquirirlo de los alimentos, pero su acción depende de su conservación en la sangre y los tejidos, por lo tanto la vía y dosis de ingestión juegan un papel fundamental.

La bio-disponibilidad de esta vitamina es alta cuando es ingerida en agua o leche y disminuye por la degradación que sufre durante los procesos de digestión.

Algunos autores señalan que es necesario un aumento en la ingesta, superior a los niveles recomendados, cuando la persona está bajo estrés, fuma o toma ciertos medicamentos.

Una manera fácil de acceder a la vitamina C que embellece la piel y combate los efectos de los radicales libres es a través de Piel Perfecta.

El suplemento nutricional Piel Perfecta favorece a todo el organismo, mediante la activación del colágeno y la elastina, que no solo están presentes en la piel sino en todos los tejidos, incluyendo los vasos sanguíneos y órganos.

Con Piel Perfecta la circulación de la sangre se favorece enormemente y su combinación de antioxidantes es efectiva para prevenir muchas enfermedades,

La exigencia de ingesta por día se pueden cumplir fácilmente mediante el consumo de zumos o extractos, o con dietas ricas en frutas y vegetales crudos y frescos.  

El ácido ascórbico: protector del sistema cardiovascular y gran inmunoestimulante

Existe un creciente interés en experimentar los efectos de la suplementación con dosis aumentadas de vitamina C en la prevención de diversas enfermedades.

Ello se debe a sus propiedades antioxidantes y al rol que tienen los radicales libres en la aparición de enfermedades degenerativas.

Parte de los efectos beneficiosos de la vitamina C se analizan a continuación:

Protectora del sistema cardiovascular: numerosos estudios señalan que la suplementación con vitamina C es efectiva en la prevención de cardiopatías e ictus, por sus efectos favorables sobre la aterogénesis:

  • Evita la peroxidación en las lipoproteínas de baja densidad LDL, el conocido “colesterol malo”.
  • En algunos estudios se ha puesto de manifiesto que la vitamina C reduce el colesterol total en sangre y en cambio aumenta la concentración del colesterol bueno.

  • Disminuye la agregación plaquetaria, de esta forma se reduce la aparición de coágulos de sangre. Este efecto se ha puesto de manifiesto sólo con dosis elevadas de vitamina C.
  • Colabora en el restablecimiento de los niveles de vitamina E, con la que trabaja en sinergia como antioxidante, potenciando sus efectos.

Estos efectos cardioprotectora son especialmente beneficiosos en personas fumadores y diabéticos.  

Es antihipertensiva: ciertos estudios han demostrado que existe una correlación entre el déficit de vitamina C y la hipertensión, ya que la vitamina C favorece la producción del óxido nítrico, necesario para la vasodilatación.

Mujer joven ingiriendo un vaso de jugo de fruta citrica, ideal para conseguir vitamina C

De esta manera la circulación sanguínea se fortalece.

Es estimulante del sistema inmune, esto lo logra a través de de varios mecanismos, particularmente interesante es que el ácido ascórbico es capaz de alterar la replicación de algunos virus.

Y por otro lado las dosis altas de vitamina C podrían ser tóxicas para las células infectadas con virus, sin embargo esta cualidad aún está en discusión.

Efectos anti-cáncer: algunos estudios señalan una relación entre suplementación con vitamina C y la menor incidencia de cánceres.

Los estudios han encontrado que hay una relación entre ingestas elevadas de vitamina C y disminución de algunos tipos de cáncer, en especial los digestivos y mama.

Si la dieta incluye una buena cantidad de frutas y verduras, el efecto preventivo es semejante al de la suplementación.

Para la salud ocular y respiratoria

En la prevención de cataratas: se sabe que la degeneración macular relacionada con la edad y las cataratas, son dos de los principales causas de pérdida de la visión en personas mayores.

Sucede que los tejidos oculares se encuentran en un contacto continuo con el oxígeno atmosférico, por lo que son sumamente sensibles a la oxidación.

La opacidad del cristalino producida por la edad podría ser producida en parte por esta razón.

Varios estudios en animales y en humanos revelan que la vitamina C reduce la tendencia de las proteínas presentes en el cristalino a agregarse y precipitar.

Para ser más precisos, se realizó un estudio bastante amplio en personas de edad avanzada con degeneración macular, quienes corrían un alto riesgo de que la afección empeorara a una fase avanzada.

Durante 6 años, a estas personas se les suministró un suplemento dietético con:

  • 500 mg de vitamina C
  • 80 mg de zinc
  • 400 UI (una unidad de medida de la cantidad de una sustancia) de vitamina E
  • 15 mg de betacaroteno
  • 2 mg de cobre

Y el resultado fué que tuvieron menor tendencia a progresar a la fase avanzada de este trastorno de la visión.

Conjuntamente, presentaron una pérdida de la visión menor que aquéllos que no tomaron el suplemento dietético.  

Enfermedades respiratorias: hay una gran polémica en torno a los efectos favorables de la vitamina C sobre el resfriado común y la gripe.

Mujer, hombre e hija sentados en un mueble con sintomas de gripe

Es verdad que los resultados de muchos estudios son contradictorios, pero existe un cierto acuerdo en que la vitamina C reduce la gravedad de la sintomatología y la duración de los efectos del resfriado común y las gripes, aún sin ser preventiva.

Los estudios sin embargo no cesan, según algunos efectuados recientemente, la suplementación vitamina C puede aliviar también otras infecciones respiratorias, como la bronquitis, neumonía y el asma.

Ello podría deberse a su carácter antioxidante, que impide la acción de alérgenos, virus y sustancias irritantes derivados de la contaminación ambiental, como ozono y óxidos de nitrógeno y azufre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *