Retrato de una mujer con una nueva piel lisa después de tratamiento, en fondo amarillo

La vitamina E sirve para tener un rostro resplandeciente

La vitamina E sirve para tener un rostro resplandeciente

Última actualización: 29-11-2018. Equipo Nutricioni

La cara es la fachada de piel de cualquier persona. Es lo primero y último que se ve, que manifiesta encanto o desencanto y que permite la comunicación. La vitamina E sirve para embellecerla y nutrirla lo suficiente para que su apariencia sea radiante.Mujer joven sonriendo mientras se toca el rostro

Aparte de ser el mayor órgano del cuerpo, la piel es una barrera que protege del ataque de agentes externos, regula la temperatura corporal y funciona como un filtro entre el organismo y el mundo exterior.

Diversos factores, internos y externos, pueden aumentar el riesgo de afecciones como el acné, la rosácea, psoriasis, dermatitis atìpica y el temido cáncer de piel, entre otras. Igualmente ocasionan la aparición en el rostro de signos de envejecimiento.

Con el paso de los años se presentan cambios en el funcionamiento y la estructura de la piel,  apareciendo las temidas arrugas, resequedad, la piel pierde volumen y densidad.

Algunos de estos cambios son inevitables, sin embargo pueden ser tratados para atenuar  y prevenir sus efectos.

La cara es una parte importante del cuerpo, es esencial cuidarla desde lo interior suministrando los nutrientes apropiados, y ademàs protegerla de los efectos de agentes externos como el sol, la contaminación, la temperatura y el maquillaje, entre otros.

La alimentación es fundamental para proveer al organismo de los nutrientes que requiere  para su óptimo funcionamiento y determina el aspecto físico general incluyendo el de la piel.Todas las vitaminas y minerales para la salud humana. Micro y macro elementos y vitaminas en un esquema circular.

Conocer cuáles son los cambios y qué factores  afectan la estructura de la piel puede contribuir a prevenir y atenuar sus consecuencias para mantener un rostro sano y juvenil.

Los radicales libres: Enemigo No. 1 de la piel

Desde hace más de treinta años se viene hablando del daño que en el cuerpo causan los  radicales libres y, sobre todo, en la piel, pero no todos conocen qué son y por qué perjudican la salud.

La piel envejece como consecuencia de un proceso natural, no obstante numerosos estudios han demostrado que los radicales libres pueden adelantar y acelerar el envejecimiento facial.

El oxígeno es esencial para el organismo, sin embargo, bajo determinadas circunstancias, causa oxidación en las moléculas de las células, convirtiéndolas en lo que llamamos radicales libres.

Éstos, mediante reacciones químicas, atacan las membranas celulares y producen alteraciones del ADN. Podría compararse a la acción del óxido en el metal.

En el organismo, lo procesos normales como la respiración, el metabolismo y el ejercicio producen cierta cantidad de radicales libres.

Los antioxidantes son moléculas que ayudan a detener o reducir el daño causado por los radicales libres y los mantienen controlados.

Diversos factores incrementan la producción de radicales libres, entre ellos :

  • La radiación solar, principal causante del envejecimiento prematuro.

Ilustración de quemadura producida por el son en la espalda de una mujer

  • El tabaquismo

  • La contaminación ambiental.

  • Exposición a temperaturas extremas.

  • Nutrición deficiente con alto consumo de grasas, alimentos procesados y baja ingesta de antioxidantes.

  • Ejercicio físico extremo.

  • Consumo de alcohol.

  • Estrés

El cuerpo produce antioxidantes para mantener a raya los radicales libres, los problemas surgen cuando no hay equilibrio entre antioxidantes y radicales libres. Los niveles bajos de antioxidantes causan estrés oxidativo y pueden dañar las células.

A partir de los 35 años  el organismo produce mayor cantidad de radicales libres y se le dificulta mantener la capacidad oxidante adecuada a sus necesidades.

Eliminar malos hábitos, protegerse de los efectos del sol y la contaminación, controlar el estrés y, sobre todo, una dieta equilibrada rica en frutas y verduras,  es esencial para ganar la batalla contra los radicales libres.

La cantidad de antioxidantes que produce el organismo y los que pueden obtenerse con la alimentación no son siempre suficientes. La ingesta de suplementos que contengan en su composición vitaminas esenciales para la piel como la A, B3, C y E, como el Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas ayudan a cubrir las carencias que puedan presentarse.

La vitamina E es un potente antioxidante

Los antioxidantes procuran al cuerpo múltiples beneficios en el cuidado de las células y del sistema inmunológico. Su capacidad de neutralizar los radicales libres retrasa el envejecimiento, previenen el daño celular y aumentan las defensas del organismo.

La vitamina E, considerada como ‘la fuente de la juventud’ es un potente captador de radicales libres, retarda el envejecimiento, aumenta la fertilidad, estimula el funcionamiento del sistema inmunitario y protege el corazón y las arterias

Es un tipo de vitamina liposoluble, lo que quiere decir que se disuelve en las grasas, se acumula en el tejido adiposo permitiendo que el organismo la utilice conforme sea necesario.

Desempeña un importante papel en el mantenimiento del estado de la piel. Fortalece los capilares sanguíneos mejorando la hidratación y aumentando la elasticidad; reduce la inflamación a nivel celular lo que confiere a la cara un aspecto juvenil.

La vitamina E actúa en la regeneración del tejido de la epidermis, facilitando la cicatrización del tejido dañado, reparando los daños causados por la contaminación ambiental, los rayos ultravioleta, el clima, el tabaco y, además, se utiliza como apoyo en el tratamiento de algunas enfermedades de la piel del rostro como el acné y los eczemas.

Los mayoría de los especialistas coinciden en afirmar que los efectos de la vitamina E son fundamentales para mantener un cutis radiante, joven y saludable. Numerosos estudios afirman que el combinarla con selenio potencia su poder antioxidante.

Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas es un su suplemento vitamínico que ayuda a frenar el paso del tiempo por su acción directa sobre los radicales libres.

De la misma forma, al actuar sobre el cuero cabelludo, la vitamina E es un elemento importante a tener en cuenta para el cuidado del cabello  y de las uñas.

El organismo no produce vitamina E, la obtiene de la alimentación y se encuentra solamente en alimentos de origen vegetal, ya que es sólo sintetizada por las plantas.

Las grasas y los aceites vegetales son las mayores fuentes de vitamina E; dentro de los alimentos que la contienen se pueden mencionar: las harinas integrales, el germen de trigo, la mayoría de las frutas (aguacate, mango, kiwi, melón, lechosa), frutos secos (avellanas, nueces y almendras), vegetales de hojas verdes (espinacas, acelgas), entre otra buena cantidad de víveres.

Lo agitado de la vida actual dificulta mantener una dieta equilibrada que aporte la cantidad necesaria de nutrientes que el organismo requiere.

La mayoría de los alimentos a los que se tiene acceso son procesados. El aumento de la contaminación ambiental eleva la producción de radicales libres aumentando las necesidades que tiene el cuerpo de antioxidantes para combatirlos.

Un suplemento alimenticio especialmente formulado como el Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas podrá ayudar a satisfacer los requerimientos diarios.

5 bondades de la vitamina E para la piel

Ya se reconoce a la  la vitamina E  y su importancia para la salud en general. Es bueno ahondar en algunos otros beneficios que este fabuloso nutriente provee.

  • Antiarrugas: La cara de continuo está siendo dañada por los agentes externos. A los radicales libres que produce el cuerpo se le suman los derivados del exterior.

Piel Tratada con ColágenoLa capacidad antioxidante de la vitamina E es un poderoso recurso para prevenir la aparición de arrugas y minimizar las existentes, manteniendo la juventud de los tejidos.

  • Protector solar: La exposición al sol sin protección ocasiona daños en la piel; éstos se acumulan día a día, acelerando el envejecimiento, dañando las fibras de colágeno y aumentando el riesgo de patologías como alergias, herpes, cáncer, manchas, etc.

La vitamina E actúa como un fotoprotector resguardando de los efectos de la radiación. La mayoría de los protectores solares la incluyen en su formulación. Diversos estudios coinciden en afirmar que una aplicación tópica de vitamina E, antes de exponerse al sol, disminuye la inflamación, las quemaduras y otros efectos negativos.

  • Regenerativa: Esta vitamina es capaz de reparar y renovar los tejidos dañados, por lo que se usa para regenerar la piel después de intervenciones quirúrgicas así como en tratamientos faciales como el peeling y las exfoliaciones.

  • Limpiadora y tonificante: En forma de aceite se utiliza para una limpieza profunda del rostro, eliminando las toxinas acumuladas. Igualmente tiene un efecto tonificante, iluminando refrescando y revitalizando la piel.

  • Cicatrizante: Al acelerar la regeneración celular, colabora en el tratamiento de las heridas, sean éstas causadas por heridas, quemaduras, el acné o consecuencias de una cirugía.

Retrato de una mujer con una nueva piel lisa después de tratamiento, en fondo amarillo

En el caso de las estrías, al reactivar la circulación sanguínea, ayuda a aclararlas, haciéndolas menos visibles.

Estas son algunas de las muchas bondades que brinda la vitamina E, entonces, ¿para qué esperar incorporarla a la dieta?

Las hierbas y sus ‘mágicas’ potencialidades

Algunas plantas contienen vitaminas y minerales con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que aportan grandes beneficios al organismo y, en especial, a la piel.

Desde hace siglos se han utilizado las hierbas para mejorar la calidad de la piel y retardar el envejecimiento. A éstas, muchas veces, se le achacaron propiedades casi mágicas.

La mayoría de los tratamientos cosméticos incorporan hierbas a sus componentes, igualmente algunos suplementos vitamínicos, indicados para el cuidado de la piel, contienen extractos de hierbas en su formulación, como el Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas.

Entre de las plantas que aportan beneficios a la piel, se pueden mencionar:

  • Té verde, rico en catequinas (poderoso antioxidante) que protegen los tejidos de los radicales libres. Ideal para limpiar la piel. Previene el envejecimiento prematuro, retarda la aparición de arrugas y manchas

  • Bayas de Goji. Utilizado en China hace miles de años  para combatir el envejecimiento, tiene un alto contenido de vitaminas B1, B2, B6, C y E, minerales y ácidos grasos esenciales , los que le confieren un alto poder antioxidante que evita el deterioro de los tejidos.

  • El Amla. Es un árbol de la India cuyo fruto tiene un alto contenido de vitamina C, contribuye en los procesos digestivos lo que permite al cuerpo eliminar toxinas y mejorar la asimilación de los nutrientes.

Beneficioso en el tratamiento del acné , disminuye las manchas en el rostro, restringe el daño de los radicales libres lo que  retarda el envejecimiento.

  • Fucus. Es un tipo de alga marina con un alto contenido de yodo, contiene fucoidan, que es un compuesto que promueve la retención del colágeno lo que permite una piel firme y elástica. Su alto contenido de minerales ayuda a limpiar y nutrir el cutis desintoxicando.

Sin importar la edad, si se quiere lucir un rostro firme y sin arrugas, las hierbas pueden hacer mucho por ello.

La piel debe alimentarse

Al ser un tejido de alta recuperación, la piel está en constante cambio y por ello requiere de un gran aporte de nutrientes.

La alimentación es fundamental para proveerlos y mantener la salud de la piel.

  • Proteínas. Un bajo aporte proteico degenera en envejecimiento prematuro y fragilidad de la piel. Los alimentos ricos en proteína como las carnes magras, huevos y lácteos permitirán una correcta renovación celular.

Alimentos altos en primer plano de proteína

  • Grasas insaturadas. Son indispensables  para el metabolismo, el espesor, la hidratación y la estructura de la piel. Es conveniente agregar a la dieta aceite de oliva, alimentos ricos en omega 6 como los aguacates, aceitunas, frutos secos y germen de trigo , entre otros.

  • Vitamina A. El retinol o vitamina A se forma a partir de los carotenos. Su beneficio más visible es como antiarrugas, proporciona firmeza y tiene efectos antiacneicos, antioxidantes y cicatrizantes.

Se encuentra únicamente en alimentos de origen animal como la mantequilla, el hígado, la yema del huevo y la leche, y en algunos pescados.

  • Carotenos. Son los precursores de la vitamina A; su función en la piel es de protección y coloración. Están presentes en la zanahoria, calabaza, tomates, pepinos , verduras de hoja y frutas tropicales.

  • Vitamina C. Juega un papel importante en la síntesis del colágeno, mejora la textura de la piel y reduce las manchas; se encuentra en los pimientos, frutos cítricos, kiwi, melón, fresas, col y tomate.

  • Vitamina E. Esencial para la piel, no sólo retarda el envejecimiento , regenera y protege de los efectos del sol. Los aceites vegetales, almendras, nueces avellanas, semillas de girasol, germen de trigo, espinacas, brócoli, aguacate, etc., son fuentes de vitamina E.

  • Vitamina B. Su carencia ocasiona sequedad y mala regeneración. Se encuentra en los cereales integrales, levadura, carne, huevos , pescado y lácteos.
  • Agua, Un aporte constante de agua es primordial para mantener la piel hidratada.

Mujer con vaso de vidrio lleno de agua, bebiendoLa apariencia de la piel es reflejo de cómo funciona el cuerpo, tanto en la parte física como emocional. El rostro es la pantalla donde dicho reflejo se hace público.

El cuidado, a través de tratamientos cosméticos, es conveniente junto a un estilo de vida saludable, hábitos de higiene, ejercicios y una alimentación adecuada que permitirán lucir un cutis sano, terso y joven por más tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *