La vitamina D: nutriente esencial para el organismo

La vitamina D: nutriente esencial para el organismo

Última actualización: 31-08-2018. Equipo Nutricioni

La prevención es el elemento que te permitirá conservar una salud óptima y la calidad de vida ideal. Esta es la razón por la que debes incluir vitaminas en tu dieta diaria, estas pueden ser consumidas en forma de alimentos o suplementos.

Una de las razones para la falta de vitaminas en el organismo es el mal modelo de alimentación. Tendemos a agredir a nuestro cuerpo al consumir las llamadas comidas rápidas y de estas no se obtienen los nutrientes que el organismo requiere.

Para completar este maltrato agregamos a nuestra ingesta de alimentos las bebidas con grandes cantidades de cafeína y azúcares procesados. Y por si esto no fuera suficiente no nos hidratamos de manera correcta.

Una costumbre perjudicial para el organismo es el descanso inadecuado o el no descanso que puede ser multifactorial. Sin embargo, esto se refleja en nuestra salud y en nuestro organismo. Una de las áreas más afectadas es la piel ya que se ve desgastada y sin brillo.

Una de las vitaminas que el organismo utiliza para su correcto funcionamiento es La vitamina D. Esta se caracteriza por ser un nutriente que permite absorber de forma correcta el calcio. Es un elemento fundamental para la formación de huesos y músculos, además de contribuir con el sistema nervioso.

Esta vitamina en combinación con la vitamina C refuerza el sistema inmunológico para prevenir el ataque de bacterias y virus. La vitamina D es absorbida por el cuerpo a través de la piel, o gracias a los alimentos que ingerimos.

El cuerpo genera su propia vitamina D de forma natural, este mecanismo lo realiza al exponerse al sol, sin embargo esto puede ser contraproducente.

También se debe tomar en cuenta que el cuerpo requiere una cantidad de vitaminas exactas. Más adelante veremos las medidas que se deben consumir en promedio diario para cumplir con estos requerimientos mínimos.

Por ello entra el uso de suplementos contribuyen con la cantidad necesaria de vitamina D que el cuerpo requiere. Además de obtener resultados definitivos y notorios; esto lo puede lograr de manera efectiva con Suplemax.

Recomendación de consumo diario de la vitamina D para cada individuo

Las medidas indicadas a continuación son referenciales, y se dan las cantidades de Vitamina D que se pueden consumir en promedio diario. Esto sin ningún temor a efectos secundarios negativos. Se debe tomar en cuenta que la cantidad de vitaminas que necesita cada individuo depende de la edad y el sexo.

Otros factores que afectan las cantidades de promedio requerido de las vitaminas son los periodos de embarazo, la lactancia y la menopausia. De igual forma algunas enfermedades que puedan requerir incrementar la cantidad de ingesta vitaminas.

En el caso de los lactantes hasta los 12 meses se requiere 400 UI de vitamina D. Esto se debe a que la leche humana no es una buena fuente de producción de vitamina D.

Para niños entre 1 y 13 años se recomienda una ingesta promedio diaria de 600 UI, combinados necesariamente con una alimentación donde se incluya verduras y frutas.

En la edad adolescentes entre 14 y 18 años se de incluir la cantidad de 600 UI, esto debe ser diario. Y se debe combinar con un modelo de alimentación adecuado, además de un ejercicio físico constante y adecuado para cada individuo.

En los adultos desde 19 a 70 años se debe ingerir de manera constante y diariamente 600 UI. Aunado a esto complementar con alimentos ricos en fibras y de una buena hidratación.

En adultos mayores de 71 años 800 UI, además del buen descanso, la hidratación. Adecuada, el ejercicio físico de bajo impacto.

En el caso de las mujeres embarazadas 600 UI, combinada necesariamente con otras con las necesarias vitaminas prenatales. Estas  son las que permitirá que el bebé se desarrolle de manera positiva.

Debes tomar en cuenta que estos valores son promedios de ingesta diaria por lo que es necesario tener un acompañamiento médico. Con la finalidad de tener un control preciso y realizar los exámenes correctos para determinar cualquier necesidad del organismo. De esta forma el tratamiento será el preciso y el más efectivo.

Alimentos más frecuente donde se puede encontrar la Vitamina D

Existen algunos alimentos que contribuyen a la ingesta de vitamina D, por lo tanto incluirlos en tu dieta diaria mejorará notablemente tu estado de salud. Sin embargo no son la única fuente de esta vitamina.

El sol es un elemento que permite a tu piel generar la cantidad necesaria de Vitamina D que este órgano requiere. Sin embargo, debes tomar precauciones ya que el exceso de exposición al sol puede precipitar la aparición de cáncer de piel.

Por ello la recomendación es tomar por lo menos media hora de sol entre 7:30 a 9:00 am y colocarte protector solar diariamente. También las cámaras de bronceado no tienen el mismo efecto por el contrario son bastante perjudiciales para tu piel.

Entre los alimentos que naturalmente contienen algo de vitamina D en su composición se encuentran:

  • Pescados grasos como el atún y el salmón, además de contribuir con otra vitamina necesaria para el cuerpo como el fósforo.

  • El hígado de res que se puede combinar con la cebolla y con otras verduras para potenciar su sabor y la ingesta de vitaminas.

  • El queso fresco y natural bajo en sal, aporta una buena cantidad de vitamina D.

  • La yema de huevo consumida de forma moderada por lo menos una vez por semana también aporta suficiente cantidad de vitamina D.

  • Existen alimentos fortificados con vitamina D, siempre y cuando sean naturales y no introduzcan azúcares procesadas. Estos contribuirán con la ingesta necesaria de la vitamina. Busca en las etiquetas de estos alimentos para conocer tienen entre sus componentes vitamina D. Los alimentos que por lo general se le añaden vitamina D son: Leche, yogur, cereales y jugos de naranja.

Se puede incluir la ingesta de multivitamínicos y suplementos de vitamina D, estos se pueden presentar en forma de pastillas o líquidos para bebés y niños.

Suplemax es una forma de combatir la deficiencia de Vitamina D en el organismo. También proporciona otras vitaminas necesarias como que contribuye a una óptima calidad de vida.

Las causa de la deficiencia de la vitamina D y su posible solución

Las causa de la deficiencia de vitamina D, pueden ser multifactorial y la mayoría de ellas se pueden manejar con cambios de hábitos sencillos.

La primera es no recibir suficiente vitamina D en la alimentación, y para manejarlo se debe simplemente mejor el modelo de alimentación.

Suele presentarse que cuando se habla de la palabra dieta sientas algo de aprensión. Ya que existen muchas dietas que inclusive sin la supervisión correctas pueden causar más daño que beneficios.

Por ello la invitación es a reemplazar la palabra dieta por la frase modelo de alimentación, de esta forma no es necesario suprimir completamente ningún tipo de alimentos. P

or el contrario, puedes incluir frutas y verduras de diferentes tipos, igualmente proteínas de origen vegetal, y en el caso de las proteínas de origen animal consumirlas con moderación.

Como te indicamos anteriormente el sol es una fuente importante de Vitamina D y energía. Por lo que no recibir suficiente exposición a la luz solar puede causar deficiencia de la vitamina.

Presencia de afección en hígado o riñones que no permiten procesar y convertir la vitamina D en su forma activa.

Un factor poco tomado en cuenta es el correcto descanso ya que debido al estrés al que sometemos al organismo este descanso se puede ver afectado. Teniendo como consecuencias trastornos del sueño como el insomnio o la Apnea obstructiva del sueño.

Por esto la recomendación para lograr un buen descanso es evitar el uso de aparatos eléctricos en el área destinada para ello. Estos crean adicción que no permiten un descanso adecuado.

Evita alimentos de alta índice glicémico por lo menos dos o  tres horas antes de dormir. Esto permitirá que tu digestión sea adecuada y no haya sensación pesada en el cuerpo.

Algunos medicamentos pueden interferir  con la generación y procesamiento natural de la vitamina D. Por lo que se hace necesaria la inclusión de herramientas que contribuyan a equilibrar las vitaminas en el organismo.

Una de estas herramientas aliadas es Suplemax, que sumará a los beneficios de obtener suficiente cantidad de Vitamina D.

Consecuencias de la deficiencia de la Vitamina D en el organismo

La ausencia o disminución de la vitamina D en el organismo tiene consecuencias físicas evidentes. Por lo que se debe estar alerta a los síntomas y señales que el cuerpo te está indicando.

El debilitamiento de los huesos y la pérdida de la densidad ósea es una de las señales más claras. Ya que esta podría conllevar a la aparición de la osteoporosis y fracturas.

Otra de las consecuencias de la deficiencia de esta vitamina es el raquitismo, esta es una enfermedad rara que hace que los huesos se vuelvan blandos y se doblen. Se presentan con frecuencia en niños menores de 13 años.

En el caso de los adultos la severa deficiencia de la vitamina D precipita la aparición de la osteomalacia. Esta enfermedad se caracteriza por huesos débiles, dolor en los huesos y la debilidad en los músculos.

Por lo que se debe mantener una buena ingesta de vitamina D en suplementos como [p69a, que retarda la aparición de esta peligrosa enfermedad.

Debido a que una de las consecuencias con la deficiencia de vitamina D son los trastornos del sueño se puede llegar a generar mucho estrés.

Este se puede ver reflejado en el aspecto físico e inclusive en la vida social de la persona.

Las personas con estos trastornos son peligrosas no sólo para sí mismo sino también para su entorno. Por ello esto se ha vuelto un problema de salud pública grave.

En investigaciones recientes se ha estudia la deficiencia de la vitamina D con su posible vínculo a condiciones médicas como la diabetes, presión arterial alta, cáncer.

Inclusive cabe la posibilidad de que algunas enfermedades auto inmunes sean consecuencias de esta deficiencia.

Estas son consecuencias se pueden prevenir realizando los cambios de hábitos y rutinas que traen como consecuencia la deficiencia de la vitamina D. Por lo tanto es necesario un poco de disciplina y constancia para lograr el objetivo de recuperar la salud.

¿Quiénes están en mayor riesgo de padecer deficiencia de vitamina D?

Existen personas con mayores posibilidades de padecer de deficiencia de vitamina D. Esto se debe a los cambios que se presentan en el cuerpo en las diferentes etapas de la vida.

De igual manera como se indicó anteriormente existen varios factores para que se presente la carencia.

El primer grupo propenso a padecer deficiencia de vitamina D son los adultos mayores esto se debe a que su piel no produce la vitamina D requerida.

Además de que sus riñones pierden la capacidad de convertir la vitamina D para su absorción. Esto se debe a los cambios hormonales propios de la edad.

El segundo grupo de personas son las de piel oscura porque su capacidad de producir vitamina D del sol es menor.

Las personas con padecimiento de la enfermedad de Crohn o la enfermedad celíaca. Estas no permiten que se absorba la grasa correctamente. Esto porque la vitamina D necesita de la grasa para ser absorbida.

Los pacientes con obesidad son propensos a padecer deficiencia de vitamina D ya que su grasa corporal se une a un poco de vitamina D y no le permite ingresar en la sangre.

En el caso de las mujeres existen dos etapas de la vida donde se alteran las hormonas de manera constante.

La primera es durante la menstruación, este es un proceso normal de alteración de hormonas. Por lo que la ingesta de suplemento con vitamina D es recomendada.

Otro momento en que se afectan los valores no solo de la vitamina D sino de otros valores es la menopausia. En este periodo los cambios hormonales son pronunciados por lo que es necesario tener una alimentación balanceada.

Personas que ingieren medicamentos que alteran el metabolismo de la vitamina D, como la colestiramina.

También los pacientes que toman anti convulsionantes e inmunosupresores pueden padecer deficiencia de Vitamina D. Debido a los efectos secundarios de estos.

En este último caso la ingesta de suplementos con vitamina D, debe estar siempre asesorado por tu médico de confianza. De esta manera reducirás los riesgos de padecer cualquier otra complicación por la deficiencia de vitamina D.

El excesivo consumo de vitamina D puede ser contraproducente

Existe un padecimiento al que se le conoce como toxicidad por vitamina D que puede resultar perjudicial para el organismo. Esta se puede detectar por la señales como náuseas, vómitos, estreñimiento, debilidad y pérdida de peso.

Esta vitamina en exceso puede afectar negativamente los riñones, debido a que estos son los que se encargan de procesarla.

Demasiada vitamina D eleva la cantidad de calcio en su sangre. Lo que se puede traducir en la enfermedad llamada hipercalcemia esta enfermedad tiene síntomas específicos. Estos son la sensación de estar desorientado, confusión y problemas del ritmo cardíaco.

La excesiva exposición a los rayos solares no causa intoxicación por vitamina D porque el cuerpo limita la cantidad que produce. Pero puede precipitar la aparición de enfermedades de la piel como cáncer de piel, manchas y quemaduras de 1er o 2do grado.

Sin embargo, es muy poco probable se presente estos efectos dañinos si te guías por las recomendaciones de este artículo.

Siempre debes tener presente la constancia la disciplina y tu objetivo principal que es obtener el mejor estado de salud posible.

Puede suceder que se presenten reveses en el camino de conseguir la meta, sin embargo para que esto no suceda debes tener metas a corto plazo. Estos cambios de hábitos debes hacerlo por ti más no para complacer a otros.

También se puede presentar personas que traten de minimizar tus logros no solo en el aspecto físico.

Por lo que debes siempre tener en cuenta el objetivo final que es la recuperación de la tu salud. Por estas razones es importante que tengas una actitud positiva hacia la vida y las metas que te plantees.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *