La sexualidad femenina: ¿amor o placer?

La sexualidad femenina: ¿amor o placer?

Última actualización: 03-01-2019. Equipo Nutricioni

Mujer sensual con los ojos cerrados sobre fondo de estrellas

La sexualidad femenina no es tan compleja como todos piensan, esto lo han convertido más en un tabú que un tema de conversación.

Para llegar a comprender a una mujer es necesario una buena relación y mucha pero mucha conversación, sobre todo tipo de tema y más sobre la sexualidad.

La mujer es más entregada en todo caso como se dice en cuerpo y alma por eso vemos que las mujeres sufren más por una mala relación.

La sexualidad conlleva más que sólo al género, es decir, si eres hombre o mujer esto arriba a cómo es la relación de pareja y el acto sexual.

La sexualidad también es referente al sexo y al conocimiento de nuestro propio cuerpo y cómo podemos ayudar en una buena sexualidad segura y saludable.

El aparato reproductor de la mujer está formado por múltiples nervios y órganos sexuales, tanto internos como externos, ya que ésta es la primera estructura sexual de la mujer.

Los órganos internos que tiene una mujer son los que se encargan de la reproducción, estos están formados por útero, vagina, trompas y ovarios. Estos son fundamentales para el embarazo.

Los ovarios son los encargados de producir cada mes los óvulos y las hormonas de las mujeres, la progesterona y el estrógeno, glándulas que están ubicadas al lado del útero.

Los ovarios están debidamente relacionados con las trompas que se extienden desde el útero hasta los ovarios. Este llega a medir de 10 a 12 cm de longitud y 1 de diámetro.

Las trompas uterinas son las que abrazan las fibras de los ovarios, este atrapa el ovocito y se introduce en las trompas.

Por su parte el útero es un órgano hueco en forma de pera y de paredes gruesas que puede llegar a medir entre 7 a 8 cm de largo, 5 de ancho y 3 de espesor.

Este también está formado por un cuello y cuerpo, y es el que se encarga del embarazo. El está compuesto por varias capas como el endometrio, que descama periódicamente y produce la menstruación.

Algo más que debes saber

La vagina está compuesto por un conducto de paredes delgadas de 7 a 9 cm de longitud que a su vez comunica el útero con la vulva.

Este es denominado científicamente como un saco para el semen o donde se depositan durante una relación sexual.

A la misma vez los órganos sexuales externos están relacionados con la sexualidad, estos son llamados la venus de milo o el monte de venus.

Está conformado por los labios menores y mayores el clítoris, y la vulva, es un tejido graso ubicado en el hueso pélvico y cubierto por vellos.

Los labios mayores estos están cubiertos por vellos, los cuales ayudan a proteger la estructura más sensible de la vulva.

Los labios menores, conformados por tejidos eréctiles, esponjosos y muy elásticos, durante la excitación estos tienden a extenderse.

El clítoris es el órgano más complejo y especializado que tiene la mujer, este llega a medir de 2 a 3 cm de longitud, es el encargado de brindarle la excitación a la mujer. Este es tan importante para la mujer como lo es el pene para el hombre. 

El ciclo menstrual, el cuerpo de la mujer debería prepararse periódicamente para la fecundación, así ayuda a la maduración de los óvulos.

Este prepara al aparato reproductor para fecundar, cuando esto no sucede se produce la menstruación o periodo.

Durante la menstruación se produce la maduración de los óvulos dentro de los ovarios, al día 14 este es expulsado hacia las trompas uterinas.

Esto varía de mujer en mujer, muchas dicen sentir la ovulación por lograr sentir un tirón en la zona del abdomen.

El óvulo es normalmente fecundado durante 24 horas, pero cuando la mujer está fértil puede durar más, esto puede variar en cada mujer.

Se dice que los espermatozoides pueden sobrevivir por 5 días, esto puede conllevar a que la mujer se puede embarazar mucho antes de la ovulación.

Cuando un óvulo es fecundado aparece la producción de células femeninas y masculinas, esto es llamado división celular, es allí cuando el embrión comienza su crecimiento.

La sexualidad en hombre y mujeres: cómo llevarla de manera sana

Mujer y hombre acostado abrazados mientras sonrien.

Muchos científicos han determinado que la diferencia entre ambos sexos conlleva a muchas cosas, tanto fisiológicas como patológicas o corporales.

Las mujeres dicen que el hombre se excita muy rápido, con tan sólo ver pueden realizar una leve excitación. Y el hombre comenta que la mujer es un poco más fría en este aspecto, ya que el deseo de la mujer se estimula con relaciones verbales y corporales, es decir, no se excitan fácilmente.

Pero a diferencia de las opiniones de ambos sexos, el deseo de cada hombre y mujer pasan por lo mismo el deseo, la pasión y el placer.

Esto puede cambiar muchos ritmos, ya que una mujer no necesita una relación sexual prolongada si no de buena calidad. Ellas necesitan de estímulos sexuales que sean efectivos al momento de la excitación y tener muchos cambios corporales en el momento de la penetración.

Si sufres de pérdida de memoria, fatiga y dolores en las articulaciones el LibiActiv Mujer te ayudará.

La sexualidad de forma sana en una mujer lleva a no tener vergüenza de explorar o buscar su propio placer y así disfrutar de un sexo sano.

En la mujer la sexualidad experimenta los cambios psicológicos, biológicos, trascendentales, emocionales y espirituales de la mujer, de esta manera se habla de una sexualidad sana.

En la sociedad hay muchos mitos en la sexualidad, y esto conlleva a que este tema sea más difícil de hablar para las personas. La sociedad es una de las raíces de estos antiguos mitos acerca de la mujer.

También muchos mitos machistas es que la mujer no puede tener la iniciativa, ya que es el hombre que debe tenerla.

De tal manera debemos llevar una vida saludable y para eso requerimos mantener una buena dieta balanceada.

También debemos tomar en cuenta los deportes. Se ha determinado que el hombre y la mujer que se mantienen realizando ejercicios o algún deporte, tienen un mejor estímulo sexual.

El trotar diariamente nos ayuda con los problemas cardíacos y además fortalecen nuestras piernas y a tener una buena circulación de la sangre.

Médicos y terapeutas de deportistas han determinado que los hombres que realizan algún deporte físico, son menos propensos de padecer de alguna enfermedad disfuncional.

Al igual las mujeres que mantienen una vida llena de deportes pueden tener una vida plena sexualmente, ya que baja los niveles de estrés y preocupación.

Edad dorada y cuándo debo explorar mi cuerpo

Muchas opinan que la edad dorada de la mujer es a partir de los 40 o 50 años si mantuvo una vida sana y saludable.

Esto también es dicho porque la edad dorada tiene que ver con que ya conocen completamente su cuerpo y no se arrojan estereotipos.

Las mujeres a partir de los 50 pueden descubrir que son multiorgásmicas, esto quiere decir, que son capaces de sentir más placer que antes.

Los estereotipos en estas edades es la menopausia, pero muchas lo ven como un beneficio y no como una desventaja, ya que no hay riesgo a embarazarse.

Expertos en la rama determinan que la sexualidad debe empezar a explorarse desde la niñez, con el crecimiento de los genitales y cambios del cuerpo.

En la adolescencia es más común descubrir los cambios del cuerpo, pero en este tiempo es donde se descubre el placer.

Ya en la adultez la exploración continúa, pero en las formas de buscar más placer y maneras de dominarla.

Cuando ya se siente completa con la exploración de su cuerpo y de sus sentidos pueden ejercer su sexualidad de manera libre.

El orgasmo. Este es un campo en que las mujeres no hablan mucho, y menos con un hombre, ya que éste es el placer más grande que pueden llegar a sentir. Es el momento culminante en que la mujer llega al placer, en ese momento las paredes genitales se contraen y liberan toda la tensión.

El orgasmo de una mujer llega por la estimulación del clítoris y la zona que lo rodea, ésta es la función más efectiva de darle placer a la mujer.

La gran mezcla LibiActiv Mujer mejora la vida sexual en las mujeres.

El punto G. Es el llamado clítoris interno, es parecido a un botón, ya que su ubicación no está identificada por los hombres.

Este es el que tiene fama de darle un estímulo sexual a la mujer que le puede proporcionar el llamado orgasmo.

Alimentos para aumentar el deseo en la mujer

Closeup de goteo de la miel en cuenco de madera. Miel gruesa orgánica sana que sumerge de la cuchara de madera, en base de madera.

En el tiempo se ha dicho que el hombre es el que pierde el deseo sexual o es el que más deseo sexual siente.

La mujer también siente las mismas razones y ganas que el hombre de sentir deseo sexual, pero son obstruida por los factores físicos, hormonales y emocionales.

Por eso es que la mujer se ve afectada en su deseo sexual y esto causa que su vida y relación de pareja también se vea afectada.

Aquí te daremos varios remedios naturales que te pueden ayudar a una vida sexual sana y plena.

La miel. Desde tiempos antiguos la miel se ha utilizado como un aliado en la sexualidad. Esta aporta energía e incrementa la libido en las mujeres.

La puedes consumir tomando una cucharadita diaria.

Si quieres aumentar tu energía y capacidad sexual puedes utilizar la mezcla LibiActiv Mujer.

El germen del trigo. Este producto es un gran aliado de la mujer, ya que ayuda a la resequedad vaginal y molestias como el picor y ardor. Ya que la mujer al sentir estos síntomas dificultan una salud sexual plena y saludable.

Lo puedes utilizar mezclando unas cucharaditas en un vaso de agua tibia o en un vaso con yogurt y tomarlo durante la vaginitis.

El ginseng. Es mayormente utilizado para la impotencia masculina, pero también ayuda a la mujer con problemas de rigidez y deseo sexual.

Una infusión de ginseng te aporta energía para el cuerpo, evita la ansiedad y la depresión y te mejora la circulación.

La fórmula LibiActiv Mujer te garantiza una ayuda plena para la osteoporosis y la falta de energía en la mujer.

Ginkgo biloba. Esta planta te aportará muchas dosis de energía, te dará vitalidad y aumenta el deseo sexual en la mujer.

Esta planta influye mucho en el tratamiento de las personas que sufren de una mala circulación sanguínea.

La puedes consumir colocando la hoja de ginkgo biloba en una taza de agua caliente y consumir hasta 3 veces al día.

Las vitaminas también son útiles para esto

La vitamina A. Esta vitamina ayuda a aumentar la producción hormonal en los hombres y las mujeres.

En los hombres aumenta la producción de espermatozoides y en las mujeres regula el ciclo menstrual.

Esta vitamina se encuentra en los alimentos como melón, zanahoria, ajos, lechuga, mangos, espinaca, pimientos, patilla y tomate.

Vitamina B3. Esta vitamina nos ayuda cuando tenemos un gasto alto de energía, sea a corto o a alto periodo, en este caso podemos hablar del gasto después del sexo.

Ayuda a mantener la salud de la piel y de los nervios, también ayuda a aumenta el rubor sexual, esto es el aumento sanguíneo que va hacia los genitales y este intensifica el placer.

Esta vitamina la encontramos en el pan integral, anchoas, arroz, atún, maní, hígado, pollo y pavo.

Vitamina B6. Esta vitamina aumenta la libido que es la que aumenta los niveles de prolactina, también potencia los niveles de estrógenos y testosterona.

Esta se puede consumir a través de aguacates, quesos, tomates, bananas y papas.

Vitamina B12. Necesitamos la vitamina B12 para mantener los niveles adecuados de células rojas, tener un sistema nervioso óptimo y tener más energía al momento del acto sexual.

La circulación de la sangre es indispensable en la erección de los hombres y también aumenta los niveles de estamína en el orgasmo.

La vitamina B12 se encuentra en las almejas, mejillones, ostras, caviar, pulpo, salmón, atún, cangrejo, huevos, carnes de res e hígado.

Vitamina C. Esta vitamina ayuda al aumento de las hormonas que son indispensables para la fertilidad como el estrógeno, andrógenos y progesterona.

Tiene la capacidad de mejorar el sistema inmune disminuye el estrés del cuerpo y la mente y sana las articulaciones.

La vitamina C la podemos consumir en limón, fresas, naranjas y melón.

Vitamina E. Es llamada la vitamina sexual, ya que aumenta el sistema sanguíneo y el oxígeno a los genitales, también ayuda a aumentar las hormonas sexuales.

Esta ayuda a dar más energía al cuerpo, también es un antioxidante que evita el envejecimiento de la piel.

La vitamina E la conseguimos en espinacas, espárragos, yemas del huevo, tomate, salmón, cereales y panes.

El ácido fólico. Este es clave para la sexualidad y para la producción o reproducción sana, ésta también es utilizada para el embarazo.

Este se consigue en las semillas de girasol, aguacate, maní, espinacas, almendras, mostaza, lechuga, brócoli, espárragos, remolacha, maíz y apio.

Vitamina D. Médicos especialistas opinan que la vitamina D contiene micronutrientes que regulan el proceso productivo del hombre y la mujer.

Esta vitamina se encuentra en los pescados como atún, sardina y salmón, en los lácteos como, leche, yogurt, queso, mantequilla y también en la yema de huevo.

La sexualidad femenina no debería ser un tabú, ni algo de qué avergonzarse.

Toda mujer debe sentirse bien y complacida con su cuerpo y sexualidad, no tener prejuicios a la hora de experimentar sus placeres.

Saber tener una buena sexualidad es el punto del placer, ya que al tener una vida plena y llena de salud tendremos una vida sexual estable y feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *