Imagen en primer plano de hombre y mujer mayor, abrazados. Fondo un parque

La sexualidad en adultos mayores: no es un mito

La sexualidad en adultos mayores: no es un mito

Última actualización: 05-11-2018. Equipo Nutricioni

El interés por el sexo no se pierde al envejecer. La sexualidad en el adulto mayor es muy común y su evolución depende en gran medida del estilo de vida de cada persona.Imagen en primer plano de hombre y mujer mayor, abrazados. Fondo un parque

La revista New England Journal of Medicine, hizo público un estudio con una muestra de más de tres mil adultos mayores norteamericanos entre 57 y 85 años.

Según esta encuesta, el 73% de los entrevistados entre 57 y 64 años, afirmaron ser sexualmente activos y un el 53% entre 65 y 74 años afirmaron  también serlos.

Otro dato interesante es que el 26% de la muestra, entre los 75 y 85 años, se consideraban activo sexualmente porque tuvieron relaciones íntimas al menos una vez en un año.

Asimismo, el 14% de mayores de 75 años alegaron tener relaciones sexuales con su pareja de dos a tres veces al mes, y un 6% afirmaron que por lo menos tenían sexo una vez por semana.

Estos datos aportan una realidad que muchos ni se imaginan. En muchos casos se tratan de censuras morales no acordes con la naturaleza humana impuestas por una sociedad.

Las cuales están atadas a estereotipos paradigmáticos sobre una sexualidad exclusiva a determinadas edades.

Pero para poder profundizar en este tema, es necesario repasar algunos conceptos relacionados al tema.

¿Qué es la sexualidad?

Según la Organización Mundial de la Salud, es una dimensión inherente al hecho de ser un ser humano.

Esto incluye el género, la orientación sexual, el erotismo, las identidades de sexo y género, la vinculación afectiva y el amor, y la reproducción.

Esta puede expresarse de diferentes formas, tales como actividades, actitudes, deseos, fantasías, pensamientos, valores, prácticas, roles y relaciones.

Esto puede derivar de la relación entre varios factores como lo ético, lo psicológico, biológicos, socioeconómicos, culturales, religiosos, espirituales, entre otros.

Aunque la sexualidad puede abarcar todos estos aspectos, no se necesita experimentar ni expresar todo. Sin embargo, la sexualidad se experimenta y se expresa en todo lo que sentimos, pensamos, somos,  y hacemos.

La sexualidad nos acompaña desde nuestro nacimiento y estará con nosotros hasta la muerte.

Ocultarla o no ejercerla, es negar que se ha nacido con esta dimensión humana.

Sexualidad y sociedad

En este contexto, se entiende entonces que la sexualidad es un derecho de todo ser humano, sin barreras de edad o condición.

Por consiguiente, excluir este derecho en un adulto mayor, se considera una violación a su integridad.Mujer mayor acostada con arrugas

La sociedad occidental, por diferentes causas como las morales, religiosos o mediáticas, descalifica a los adultos que quieren ejercer su sexualidad.

La sociedad apela a frases denigrantes que los etiquetan como “impedidos” para esta práctica, al parecer solo abierta a otros sectores poblacionales.

Con esto se niega toda posibilidad del disfrute y se abre el camino al rechazo y al menosprecio.

La sexualidad en la madurez

Es un tema que se debe afrontar de la manera más natural posible. Existen factores que disminuyen las relaciones sexuales, tanto en hombres como en mujeres.

Estos factores pueden ser las dificultades económicas, la falta de intimidad por los hijos o nietos, inclusive el exceso de tiempo libre.

Otros factores determinantes son las enfermedades crónicas y las preocupaciones propias de la edad. Estos comienzan a tomar mayor atención fomentando la angustia, la ansiedad y por ende, la disminución del placer sexual.

Para los adultos mayores, no es necesario tener encuentros donde se llegue al clímax, como otrora.

Tome conciencia que existen cambios en la autoestima. Existen elementos de tipo hormonal y fisiológico, así como enfermedades que disminuyen las funciones de los aparatos reproductivos. 

Como también vivencias que socialmente han mermado la forma de ejercer la sexualidad.Mujer mayor instruyendo a hombre mayor

Hay que puntualizar que la sexualidad no es sólo lo genital.

Se puede comenzar a estimular el desarrollo de nuevas formas de reconquistar la propia autoestima, así como la de la pareja.

Una nueva etapa, una renovación sexual

Como en todas las etapas de la vida,  el cuerpo cambia mientras envejece al igual que la salud sexual. Sólo hay que adaptarse a ellos.

Pero estos cambios no significan el fin de las relaciones sexuales, pues para tener una vida sexual  saludable, placentera y feliz no tiene límite de edad.

Una de las claves para una excelente salud emocional y física es precisamente el sexo.

Esto le permite tener intimidad, cercanía y transmitirle a su pareja sus sentimientos más íntimos. Esto sin olvidar los beneficios físicos que brinda esta entretenida manera de reducir el estrés.

Es posible que a medida que su aguante y su cuerpo vayan cambiando, se sienta algo preocupado sobre cómo reaccionará su pareja.

Quizás se avergüence un poco y hasta evite tener relaciones sexuales. Sin embargo usted tiene muchas opciones para compensar esos cambios que vienen con la vejez.

En este artículos les ofrecemos algunos consejos para que los trabaje con su pareja.

Recuerde que la comunicación es indispensable para  mantener encendida la llama sexual.

Cambios asociados a la edad

La vejez viene acompañada con cambios físicos que afectan tanto a las mujeres como a los hombres. Estos cambios muchas veces afectan la capacidad de tener y disfrutar de las relaciones sexuales.

Es necesario señalar que el modelo de conducta sexual como se practica en la juventud, no es aplicable tal cual en la vejez, que es cuando cobran mayor importancia la cercanía y la intimidad corporal.

Cambios en las mujeres

Cuando la mujer se acerca a la menopausia, los niveles de estrógeno disminuyen. Esto causa sequedad vaginal y adelgazamiento, resultando relaciones sexuales incómodas.

Sin embargo, si necesita mejorar o estimular su deseo sexual LibiActiv Mujer es el adecuado gracias a sus ingredientes naturales y efectivos.

También reduce el deseo sexual. Puede tardar más tiempo para la excitación sexual, su cuerpo cambia de tamaño o forma, afectando su autoestima.

Estos cambios podrían hacer que algunas actividades sexuales, como la penetración vaginal, sean dolorosos o menos deseables.

Si esto es un problema, puede usar lubricantes a base de agua o condones lubricados para hacer que la penetración sea más placentera.

Si se usa una terapia de hormonas para contrarrestar los sofocos u otros síntomas menopaúsicos, quizás desee tener más relaciones sexuales que antes de esa terapia.

LibiActiv Mujer fue creado para facilitarle ese reencuentro con la sexualidad brindándole más energía y vitalidad.

Cambios biológicos en las mujeres adultas mayores

  • Concluye la capacidad reproductiva.
  • Disminuye la producción de estrógenos y progesterona.
  • Termina la ovulación y se da la menopausia.
  • Cambia la figura corporal y se redistribución de la grasa.
  • Se dificulta la excitación y en la lubricación vaginal.
  • Se reducen las contracciones orgásmicas.
  • Se retrae el tamaño del útero y de la vagina.

Cambios de la respuesta sexual en la mujer:

Excitación. Lograr la lubricación vaginal tarda entre 5 a 15 minutos más de lo habitual.

Meseta. Los labios mayores no se elevan y la respuesta del clítoris no se modifica.

Orgasmo. Se reduce la duración de las contracciones uterinas, pasando a ser más espásticas que rítmicas.

Cambios en los hombres

Cuando el hombre envejece, comienzan a disminuir los niveles de testosterona. Toma más tiempo lograr la excitación sexual. Tarda más la erección y estas no son tan firmes y duran menos tiempo.

El hombre mayor tarda más tiempo en eyacular. En esa etapa natural, la disfunción eréctil es más frecuente, pero no es inevitable.

A medida que los hombres envejecen, la  disfunción eréctil se vuelve más común. Esta consiste en la pérdida de la capacidad de lograr y mantener una erección. Si ocurre de vez en cuando, pero si ocurre con frecuencia, hable con el médico.

Cambios biológicos en el adulto mayor varón:

  • Disminución de la testosterona gradualmente
  • Reducción y flacidez de los testículos
  • Menor producción de espermatozoides.
  • Disminuye la viscosidad y volumen del semen.
  • Baja la fuerza eyaculatoria.

Cambios de la respuesta sexual en el hombre:

Excitación: Aumenta el tiempo para obtener una erección completa.

Orgasmo: Mejora el control eyaculatorio, y se hacen más lentas y menos vigorosas.

Resolución: Periodo refractario más largo.

Tips de para una sana y tranquila sexualidad

Comuníquese con su pareja. Hablar de problemas relacionados con el sexo, al principio puede resultar un poco incómodo al principio ser incómodo. Sin embargo es importante que se logren comunicar.

Hable abiertamente con ella, conocer sus gustos y preferencias logrará armonía y sobre todo la seguridad que necesita para esos cambios de esos años dorados.

Sea sincero con su médico. Generalmente muy pocas personas, sobre todo hombres mayores, hablan con sus médicos acerca de algún problema sexual.

En muchos casos, su médico es de mucha confianza y es la persona indicada para recomendarle algún tratamiento si fuera el caso.

La disfunción eréctil o cualquier otro problema que tenga, puede ser recetado exitosamente por su médico.

También puede prescribirle tratamientos que no afecten a su actividad sexual. Puede también sugerirle otras maneras para que usted y su pareja disfruten del sexo juntos.

No le tema a lo nuevo. Si teniendo problemas sexuales, rompa con la rutina. Experimente nuevas posiciones. Use la creatividad.

Aunque no tenga tanto sexo como antes pueden encontrar otras maneras de tener intimidad.

Dedíquele más tiempo a las caricias, al beso y disfrute más de la compañía que le brinda su pareja.Hombre y mujer de edad mayor realizando estiramiento en parque

Cuidado con las infecciones de trasmisión sexual. Las personas mayores también corren el riesgo de contraer enfermedades infecciosas.

Sea sincero con su pareja sobre su historial sexual y converse con ella sobre la suya. Use preservativo para prevenir las infecciones de trasmisión sexual.

Tome en cuenta que la edad no lo protege de las enfermedades de transmisión sexual. Las personas mayores sexualmente activas pueden contraer sífilis, gonorrea, infección por clamidia, herpes genital, hepatitis B entre otras.

El VIH, o decir, el virus que causa el SIDA sigue siendo un peligro latente. El número de personas mayores con VIH+ ha aumentado peligrosamente.

Está en riesgo de contraer VIH/SIDA si tienen más de una pareja sexual, si tiene relaciones sexuales sin protección, o si comparten agujas o jeringas.

Cuadro médico como reto a vencer

Una mala salud general afecta a su salud sexual. Y este riesgo aumenta con la edad.

Al envejecer enfermedades como presión arterial alta, artritis, depresión, obesidad o afecciones del corazón, representan problemas desafiantes para el sexo.

Un cuadro médico adverso puede reducir el deseo sexual, afectar su excitación o lograr un orgasmo.

Si el caso es que sea su pareja la que esté enferma o esté recién operada, es posible que sienta algo de temor en iniciar una actividad sexual por la preocupación de hacerle daño.

¿Qué causa médicas generan problemas sexuales?

Muchas enfermedades, medicamentos, cirugías o medicinas pueden afectar la sexualidad, sobre todo en la tercera edad.

Artritis. El dolor en las articulaciones hace que el contacto sexual sea incómodo. El ejercicio, los medicamentos y probablemente la cirugía de reemplazo de articulaciones pueden ayudar a aliviar este dolor.

Demencia. Las afectados de demencia severa, en ocasiones, no reconocer a su pareja, Sin embargo si desean tener sexo y pueden buscarlo con otra persona. En estos casos es necesario consultar con un especialista.

Diabetes. Pueden causar disfunción eréctil. En muchos los casos, el tratamiento médico puede ayudar. No se tiene mucha información sobre cómo la diabetes afecta la sexualmente a las mujeres mayores.

Las mujeres diabéticas son más propensas a tener infecciones vaginales por hongos. Estos pueden causar picazón e irritación y hacer que las relaciones sexuales sean incómodas o indeseables, sin embargo pueden ser tratadas

Dolor crónico. No necesariamente es  parte del envejecimiento y muchas veces puede ser tratado. Sin embargo, algunos medicamentos pueden interferir con la función sexual. Hable con su médico si tiene efectos secundarios.Hombre adulto un poco erguido mientras se sostiene la espalda con gestos de dolor

Enfermedad cardíaca. El endurecimiento de las arterias puede cambiar los vasos sanguíneos de tal forma que la sangre no fluya correctamente.

Esto puede causar que tanto hombres como las mujeres tengan problemas con los orgasmos. Los hombres y mujeres, puede tomar más tiempo en excitarse, y a los hombres se les dificulta mantener una erección.

Las personas infartadas, o sus parejas, temen tener relaciones sexuales porque les puede dar otro ataque.

Aunque el sexo es generalmente seguro, siga las indicaciones de su médico.

Afecciones derivadas

Cirugía. A todos preocupa cualquier tipo de cirugía, más aún si trata de los senos o del área genital. La mayoría vuelven a la vida sexual que disfrutaban antes de la operación.

Incontinencia. La pérdida del control de la vejiga es más común en la vejez, especialmente en las mujeres. Una presión extra en el vientre durante las relaciones sexuales puede causar un escape de orina.

Un cambio de posición u orinar antes y después del sexo puede ayudar con esa situación. La bueno, es que la incontinencia generalmente puede ser tratada.

Derrame cerebral. Sin duda produce afectación en la sexualidad. Ayudan  dispositivos médicos o simplemente cambiar de posición al momento del sexo, puede ayudar a las personas con parálisis derivadas del derrame.

Depresión. La disminución de la sexualidad  puede ser generar depresión. Hable con el médico para detectar cualquier síntoma depresivo, recuerde que la depresión es tratable.

Alcohol. La ingesta extrema de alcohol puede causar disfunción eréctil en el hombre  y retardar el orgasmo en las mujeres.

Tipos de cirugías que pueden incidir directamente con la vida sexual

En la histerectomía se  extrae el útero a causa de cáncer, sangrado, dolor, fibromas u otras razones. Cuando a una persona mayor le aplican una histerectomía, también se le extirpan los ovarios.

Esto puede hacer que las mujeres y sus parejas se preocupen por su vida sexual. Si es su caso, hable con el ginecólogo o cirujano y aclare todas las dudas.

Pero recuerde que un complemento vitamínico de calidad, como LibiActiv Mujer puede mejorar, incluso en este caso, el deseo sexual femenino así como la energía y la vitalidad. Si tiene dudas consulte con un especialista.

En la mastectomía se extirpar todo o parte del seno por causa de un cáncer de seno. Puede ser que a causa de esta cirugía algunas mujeres pierdan su interés sexual, o sentirse menos deseables o atractivas para sus parejas.

Resulta muy útil hablar con personas que ya han sido sometidas a esta cirugía. Si desea la reconstrucción de su seno, primero con el médico o cirujano oncólogo.

La prostatectomía es una operación para extirpar toda o parte de la próstata debido al cáncer o a una próstata agrandada. Tiene afectaciones colaterales como la incontinencia y disfunción eréctil, sin embargo puede ser temporal.

Si se va a someter a esta operación, hable con su médico sobre los detalles de la cirugía.

Pero para decidir si una intervención quirúrgica es conveniente, debe consultar también a un geriatra, quien evaluará al paciente tomando en cuenta su estado de salud general.

Es muy importante evaluar en el paciente su estado mental. Así como sus de lenguaje, memoria, ubicación en tiempo y espacio. Esto para garantizar una recuperación satisfactoria.

También se debe estudiar, con miras a su recuperación su desenvolvimiento en la vida diaria.

Desde su cuidado básico como bañarse, comer y vestirse, hasta actividades más complejas como conducir un vehículo, viajar, trabajar y por supuesto mantener y saber disfrutar de una buena relación sexual.

Sexualidad y medicamentos

Muchas personas mayores consumen uno o más medicamentos. Muchos de ellos tienen efectos secundarios y algunos pueden afectar su vida sexual.Hombre sostiene variedad de pastilla y vaso de vidrio con agua

Por ejemplo, algunos pueden disminuir su deseo sexual o afectar su capacidad de excitarse o de llegar a un orgasmo.

Algunos medicamentos pueden causar problemas sexuales.

Siendo alguno de estos los antihistamínicos, los antidepresivos, los fármacos contra la presión arterial, tranquilizantes, medicinas contra el mal de Parkinson tratamientos contra el cáncer, entre otros.

Muchos de estos pueden provocar  disfunción eréctil o dificultar la eyaculación en los hombres. También disminuye el deseo sexual en las mujeres por la resequedad vaginal o complicaciones para el orgasmo y la excitación.

Si esto le ocurre o piensa consumir alguno de estos medicamentos, consulte con el médico si existen medicinas sin efectos secundarios.

Estrategias para mantener una vida sexual sana en la tercera edad

Para impulsar una sexualidad de calidad en la vejez, puede seguir algunas de estas recomendaciones:

Tener pareja. La vida compartida, sobre todo en los años dorados, puede ser una garantía de entretenimiento de salud y en la sexualidad. Recuerde compartir con su pareja sobre esos inconvenientes de la relación íntima, se puede sorprender de los resultados.

Si su pareja no está motivada para retomar su vida sexual puede ayudar una estimulación romántica y acompañarla con LibiActiv Mujer , producto 100% confiable.

Nivel de salud. Cuide su salud y la de su pareja. Hágase la rutina de visitas constantes al médico y no postergue ninguna cirugía apremiante, su sexualidad se lo agradecerá.

Integración social. Viva plenamente sus ratos de ocio. Participe en encuentros con otras personas, no pierda el romanticismo con su pareja, esto puede estimular los deseos sexuales.

Relaciones afectivas positivas. Demostrar y dar afecto a su pareja es de mucha importancia para mantener una sexualidad activa y creativa.

Disponer de un espacio privado. Cuando se vive rodeado de hijos y nietos la privacidad se desvanece.

Procure un espacio sólo para usted y su pareja, no tenga miedo de usar la llave y marque su territorio.Hombre adulto celebrando con mujer mayor, brindando mientras en la mesa hay vegetales

Mientras más se acerca la vejez, surgen situaciones tales como la soledad, enfermedad, e inclusive muerte. Esto no debe traducirse como sinónimo de incapacidad ni de inhabilitado.

Nunca compare el libre ejercicio de la sexualidad de la adultez, con los niveles de placer alcanzados en la edad reproductiva.

Simplemente disfrute del momento, sea creativo y mantenga un nivel de salud óptimo que corone toda una vida de esfuerzos y sacrificios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *