Alimentos ricos en vitamina D, marca la vitamina en una pizarra

La rica vitamina D el sol que ilumina nuestros alimentos

La rica vitamina D el sol que ilumina nuestros alimentos

Última actualización: 11-12-2018. Equipo Nutricioni

Son miles las historias de niños en el mundo que han sufrido el flagelo de la malnutrición y las consecuencias de las carencias de vitaminas. En muchos casos los huesos de sus piernas se han torcido y pocas veces pueden moverse, todo por ausencia de nutrientes como la vitamina D.

Los países del tercer mundo lideran con los casos que ocasionan el hambre y la falta de recursos para conseguir aunque sea un poco de leche para alimentarse.

Una dieta rica en nutriente y un poco de sol al día le devolverán a los niños la sonrisa que les robo el raquitismo, enfermedad que se origina por déficit de vitamina D.

La causa de este cambio no es sorpresa la leche posee cerca de 400 unidades internacionales (UI) de vitamina D por litro.

La exposición al sol acelera la producción de vitamina D en el cuerpo de forma natural y esto ayuda a combatir el raquitismo que los niños poseen.

La vitamina D fue descubierta el 17 de Junio de 1922 por el Dr. McCollum quien publicó su gran hallazgo en el The New York Times. Describió en su publicación como la exposición al sol producía esta vitamina, por acción de otra sustancia base como el colesterol.

No es fácil combatir el raquitismo en países del tercer mundo donde la vida prácticamente no tiene valor y es casi imposible mantener una dieta diaria balanceada.

Aun así en muchos países de primer mundo también enfrentan problemas de malnutrición en sus habitantes, sobre todo en los niños.

Las nuevas dietas de comida rápida, instantánea o congelada están llenas de toxinas y son poco nutritivas, trayendo efectos adversos en sus consumidores.

Los malos hábitos de vida como el sedentarismo impiden la sana recreación de las personas al aire libre. Los niños y jóvenes se exponen a ello también, se encierran en los videojuegos, en el internet o frente a la televisión y no juegan bajo el sol como antes.

Nos estamos convirtiendo en una sociedad robótica pensando que nos facilitamos la vida mientras nos vamos apretando la soga al cuello.

Es hora de buscar más alimentos ricos en vitamina o suplementos como Suplemax, que puedan ayudar a combatir las enfermedades provocadas por la malnutrición.

Identificando a la vitamina D

El calciferol es otro nombre con que se puede conocer a la vitamina D, esta inicia como provitamina soluble en grasas pudiéndose obtener de dos formas. La primera es por la transformación del colesterol por la acción de los rayos UV sobre la piel.

Para este proceso el cuerpo necesita de dos provitaminas la D2, la D3 o la molécula de colesterol HDL para sintetizar la vitamina D. Se necesita un tiempo de exposición directa al sol de alrededor de 30 minutos, no detrás de ventanas, ni usando filtros solares sobre el cuerpo, pues imposibilitan la reacción.

La vitamina D comienza como una prohormona, que tiene actividad hormonal luego de pasar por una síntesis muy cuidadosa. El hígado sintetiza el colesterol, luego después de varios cambios se obtiene el 7-dehidrocolesterol, que con los rayos UV sobre la piel se transforma en vitamina D3.

La vitamina D3 se vuelve biológicamente activa cuando es transformada en el hígado en calcidiol y luego en los riñones como calcitriol, su forma activa. La vitamina D2 sigue el mismo proceso, pero no necesita de los rayos UV para empezar su transformación hacia    

Esto demuestra la relación que guardamos con nuestro medio ambiente, es imposible desligarse de él e intentar mantener la vida de forma saludable. La síntesis cutánea es viable solo si se posee la ingesta diaria de la provitamina D3, muchas veces las dietas no la contempla de un todo.

Otra forma de obtener la vitamina es mediante la ingesta de alimentos rico en esta sustancia como la leche o los huevos. También se pueden suplir las reservas con suplementos como Suplemax que contienen colecalciferol o provitamina D3  y otros activos favorables para el organismo.

La vitamina D se relaciona con el metabolismo fosfocálcico, y con otros procesos metabólicos de las células de otras partes del cuerpo aún no estudiadas.

Para determinar su concentración en sangre existen distintas técnicas que discrepan entre sí, debido a esto no existe manera uniforme de determinar el porcentaje correcto de ella en el cuerpo, aunque se considera que no debe ser menor a 20 ng/ml.

Estamos invitados a replantear nuestra dieta diaria y a valorar más nuestro entorno, para mantener sano nuestro organismo.

La función de la vitamina D en el organismo

La forma activa de la vitamina, el calcitriol, ayuda a incrementar la absorción de calcio y fósforo en el intestino, para ser llevados al torrente sanguíneo.

También participa en la resorción ósea (proceso por el cual las células de los huesos eliminan tejido óseo liberando minerales) inhibiendo la acción de las células u osteoclastos.

Además ayudar a controlar la concentración de la hormona paratiroidea (PTH), su producción en cantidad puede producir hipercalcemia y su déficit la hipocalcemia.   

El rol de la vitamina D en la absorción de minerales y mineralización de los huesos es indiscutible, por eso una correcta nutrición de los niños evita el problema del raquitismo.

Estudios han demostrado que el uso de suplementos como Suplemax mejora la densidad ósea y previene su pérdida, esta razón viene siendo una causa de discapacidad  y muerte en adultos mayores.

El tratamiento con suplementos permite una mejor calidad de vida en la vejez ya que la piel no tiene la misma capacidad para filtrar los rayos UV y sintetizar la vitamina.

La vitamina D también puede cumplir funciones de antienvejecimiento, pues estudios realizados indican que niveles elevados de la vitamina en la sangre garantizan telómeros más largos.

Los telómeros son los extremos de los cromosomas que componen nuestro ADN y se asocian con el envejecimiento real del cuerpo, entre más largo son más joven se mantiene el organismo.

Otros estudios indican que la concentración de vitamina D en el plasma sanguíneo guarda relación con el proceso reproductivo en las mujeres, pues esta parece condicionar la posibilidad de un embarazo.

Los especialistas que aplican tratamientos por inseminación artificial, empiezan a considerar aplicar un plan nutricional que incluya vitamina D para garantizar un éxito en el procedimiento.

Además ayuda a fortalecer el sistema inmunológico previniendo las infecciones de origen viral o bacteriano. Participa en la coagulación sanguínea e interviene en la secreción de insulina del páncreas.

Cuando la vitamina D falla

El mundo actual ha llenado la cabeza de las personas con informaciones sobre nuestro medio ambiente y relacionan la exposición al sol con el cáncer de piel, por esto muchos productos bloqueadores se han diseñado para combatir al astro rey.

Esto limita la exposición necesaria del cuerpo para lograr los niveles mínimos de vitamina D en la sangre, es bueno recordar que de lo bueno poco, la exposición al sol debe ser moderada y controlada.

Sumado a esto, la malnutrición acelera el proceso de avitaminosis D, a veces creemos que comer es solo saciar las ganas.

Muchos de los alimentos procesados que ingerimos a diario no contienen el valor nutricional para alcanzar los niveles mínimos de vitamina D requeridos.

Esta condición nos arrastra a padecer de una serie de problemas de salud, que varían según la edad y el tiempo que se prolongue la avitaminosis.

Osteoporosis: Es una enfermedad que ataca con mayor violencia a los adultos mayores, provocando fragilidad en los huesos y propensión a recibir fracturas.

Osteomalacia: Se da por la desmineralización de los huesos y ataca a los adultos, en los niños que conoce como raquitismo.

Hipocalcemia: La vitamina D se encarga de regular la concentración de calcio en la sangre, su disminución es directamente proporcional  a la concentración de calcio en la misma.

Cáncer: La deficiencia de vitamina D puede generar cáncer de pecho, ovario, colon o próstata.

Tuberculosis: Por la disminución de la acción del sistema inmunitario el organismo puede contraer esta infección de origen bacteriano.

Enfermedades mentales: Su deficiencia está relacionada con depresión, desórdenes afectivos estacionales y probablemente con la esquizofrenia.

Hipertensión arterial: El no poderse regular la cantidad de iones calcio y fósforo el torrente sanguíneo se puede provocar esta alteración.   

Mujer echandose bloqueador para el sol mientras está sentado en la arenaExisten otras enfermedades asociadas a la deficiencia de vitamina D, como la esclerosis múltiple, fatiga crónica, artritis reumatoide, psoriasis, inflamaciones intestinales y problemas del corazón. 

Sobredosis de vitamina D

Esta vitamina puede tener un tiempo de vida en el organismo de entre 20 a 29 días y se almacena en forma de calcídico diseminado ampliamente por todo el organismo.

El cuerpo sabe mantener equilibrada la síntesis de la forma activa pero hay factores que pueden acelerar un proceso tóxico con el abuso de los suplementos.

Una exposición prolongada al sol no genera hipervitaminosis D, ya que el organismo alcanza el equilibrio de reacción generando solo 10000 UI por día. En los niños el máximo de vitamina D tolerable esta por los 2000 UI/día y en adultos 2400 UI/día, se considera 100000 UI/día puede causar toxicidad en adultos en pocos meses y 40000 UI/día puede originarse en los niños.

Los síntomas que se pueden presentar durante una intoxicación por vitamina D son estreñimiento, anorexia, deshidratación, fatiga, debilidad muscular y vómitos.

La deshidratación se da porque se producen inmensas cantidades de orina, pues el cuerpo busca eliminar naturalmente el exceso de vitamina, provocando polidipsia o sed excesiva.

Cuando es caso de hipervitaminosis se agrava aparecen complicaciones como:

Hipercalcemia: Se elevan los niveles de calcio en la sangre causado por el aumento de absorción intestinal del calcio.

Estos pueden causar depósitos de calcio en el tejido blando como corazón, pulmones y sistema vascular.

Hipertensión arterial: Los altos niveles de calcio en el torrente sanguíneo elevan la presión arterial, pudiendo generar fallos cardíacos o accidentes cardiovasculares.

Pérdida ósea: Debido a que la vitamina D se encarga del intercambio de  calcio y fósforo desde y hacia los huesos, en casos de toxicidad la vitamina pudiera deteriorar la estructura ósea del cuerpo.

Daño renal: Dependiendo de la severidad de la intoxicación se puede generar un daño al sistema renal de forma irreversible.

Si los índices de toxicidad son severos puede tratarse médicamente los niveles de calcio en la sangre con el suministro de corticosteroides o bifosfonatos. Se consumen suplementos y se presentan estos síntomas es recomendable dejar de consumirlos y asistir al médico.  

Aquí puedes encontrar la vitamina D

La manera más fácil de restablecer los niveles de provitaminas para la síntesis de calciferol en el cuerpo es con el uso de suplementos. Suplemax es un aliado ideal pues aporta vitamina D3 de forma natural y directa al organismo, pero no se puede vivir la vida con suplementos.

La dieta debe incluir alimentos que puedan aportar estos niveles de provitaminas y aumenten nuestros niveles de colesterol bueno para poder sintetizar la vitamina D. Los siguientes alimentos  pueden proporcionar la materia prima para activar la fábrica de vitamina D del cuerpo.

Alimentos procesados: Muchos alimentos que pasan por el proceso de industrialización pierden sus componentes o nutrientes, por ello son fortificados con ciertas vitaminas como la D2 y D3. Es una opción salir al supermercado y hacerse de productos que reflejan esto en su tabla nutricional.

Carne de Pescado: El bagre puede aportar cerca de 425 UI por cada 100 gramos, el salmón es otra opción con 360 UI, la cabaña con 345 UI, el atún y las sardinas con 200 UI. Ingerir algunas de estas carnes proporciona 90% de la ingesta diaria de las vitaminas D2 y D3, además de que aumentan el colesterol bueno.

El hígado de ternera: Este alimento puede proporcionar 15 UI por cada 100 g, cerca de un 4% del requerimiento diario.

Los huevos: Proporcionan 20 UI, lo cual equivale al 20% de la ingesta diaria.

Cereales enriquecidos: Son muy populares para el desayuno o la cena, estos pueden llegar a aportar cerca de 457 UI. Se deben evitar los que contienen azúcares refinados.

Productos Lácteos: Los yogures, quesos, leche, sobre todo la leche de soja enriquecida puede proporcionar cerca de 400 UI.

Hongos y setas: Aunque son una exquisitez poco común en la mesa, probarlos te proporcionará un aporte de vitamina D al organismo.

Estableciendo los aportes alimenticios se pueden diseñar las dietas para los niños y los ancianos, que son los más susceptibles a las variaciones de vitamina D en el cuerpo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *