La naturaleza como remedio contra las piedras en los riñones

La naturaleza como remedio contra las piedras en los riñones

Última actualización: 23-11-2018. Equipo Nutricioni

Los riñones son los órganos encargados de purificar la sangre de toxinas y otros desechos que provienen de los alimentos y bebidas que ingerimos. Además de ello también secretan hormonas que regulan algunas funciones en nuestro cuerpo.

La importancia del buen funcionamiento de estos órganos se traduce en calidad de vida para nosotros. Son muchas las dolorosas afecciones que sufre el cuerpo cuando está comprometida su función renal.

Una de las enfermedades que afecta a los riñones es la litiasis o cálculo renal, en la jerga popular se conoce como piedra en lo riñones. Aunque parezca ficción, nuestro cuerpo cuando falla puede producir estas piedras y obstruir nuestras vías urinarias.

La cultura alimenticia que muchos sostenemos diariamente puede ser el causante número uno de la aparición de piedras en los riñones, pero también existen otros factores genéticos. Nuestro organismo también puede venir con fallas de fábrica y predisponernos a ser atacados por este doloroso mal.

Imagínese una piedra con un diámetro ligeramente mayor a las aberturas de un pitillo plástico e intente idear pasarla a través de él. Con este pequeño experimento mental usted puede evidenciar el daño al que se expone el tracto urinario con este padecimiento.

Existen tratamientos médicos para disolver o incluso extraer dichas piedras, que van desde la toma de fármacos hasta intervenciones quirúrgicas. No obstante, algunos son altamente costosos y muchos no mejoran la raíz del problema, llenándonos luego de facturas médicas y hasta de posibles síntomas secundarios.  

Por ser seres compatibles con la naturaleza, para este tipo de fallas en el organismo ella también nos provee de soluciones. Existen tratamientos naturales que nos ayudan no solo a resolver el problema cuando existe sino también a evitar que este aparezca en nuestras vidas.

La naturaleza pone al alcance de nuestras manos soluciones accesibles, solo hay que conocer para poder disfrutar de sus beneficios. Para ello existen personas y medios  que pueden darnos la sabiduría necesaria para vivir una vida en armonía interna y externamente.

El amigo de mi enemigo soy yo mismo

Cuando existen altos niveles de minerales en la sangre, estos se acumulan en la orina solidificando en uno o ambos riñones formando una especie de piedra  que pueden variar de forma y tamaño.

Dependiendo del grado de la afección una piedra puede alcanzar tamaños equiparables a una pelota de golf, pueden tener una formación alisada o anómala. La variación de su color depende de donde se forme puede ser café o amarilla.

Mientras se pasea por la lectura, es posible que una futura gran piedra se esté formando en su sistema renal y se preguntará: ¿cómo es posible que esto esté ocurriendo? La respuesta a esta pregunta puede hacer explotar la cabeza, usted favorece su formación, en pocas palabras, es amigo de su enemigo.

Existen varios tipos de cálculos renales y cada uno tiene un origen de formación distinta. La mayoría se forma cuando la orina posee altas cantidades de distintos elementos que pueden formar cristales. Los cálculos renales pueden dividirse en 4 grupos:

Fosfato cálcico: Se forman por la alta concentración de calcio en la orina proveniente de la ingesta constante de bebidas carbonatadas.

Oxalato de calcico: Es uno de los más comunes y tiene su aparición por el aumento de la concentración del ácido úrico y una cristalización previa del fosfato cálcico.

El ácido úrico tiende aumentar por el consumo progresivo de productos del mar, embutidos, pan y las bebidas alcohólicas como la cerveza.

Estruvita: Tienden a tener relación con la aparición de infecciones bacterianas en el tracto urinario que modifican el pH de la orina favoreciendo la formación de fosfatos de calcio y magnesio.

Cistina: Es un aminoácido no esencial producido por el cuerpo. Las formaciones de este tipo no son comunes y son complejas de tratar, mayormente aparecen cuando se recurren a la ingesta de medicamentos de este compuesto.     

Debemos considerar que todo en exceso es malo y para evitar estas formaciones rocosas en nuestros riñones tenemos que evaluar balancear nuestra dieta diaria.

También debemos estar atentos a las complicaciones que se nos presenten si cumplimos con un tratamiento médico, debido a que muchos fármacos inducen como efecto secundario este padecimiento.

La dura carga de llevar piedras  

Volvamos al ejemplo de la piedra intentando pasar a través de un pitillo plástico, imaginemos que ese pitillo plástico es nuestro conducto urinario y que se encuentra tapado por dicha piedra, esto suena muy doloroso. Solo unos diámetros de la misma puede convertirse en una carga muy pesada para nuestro organismo.

Los síntomas del cálculo renales dependen directamente del tamaño de la piedra formada y de su estructura, recordemos que estas pueden ser lisas o irregulares (con picos).  

También influye la posición en donde se encuentre dicha piedra en el tracto urinario, pues en ciertos lugares puede pasar desapercibida.

Un impacto muy común de esta carga es el cólico nefrítico, el cual se manifiesta como un dolor agudo, catalogado como el más intenso de la medicina de emergencia incluso por encima del dolor de parto. Este dolor se produce por el taponamiento de orina en el conducto que va de los riñones a la uretra.Hombre se coloca las manos en sus genitales

El dolor antes descrito puede transmitirse por toda la zona baja de la espalda incluyendo los genitales, este puede ir acompañado de vómitos, náuseas e hinchazón abdominal. Otras veces puede generar sangre en la orina como evidencia del paso de la piedra por el tracto urinario, esto se lo conoce como hematuria, debido a que la piedra puede lacerar internamente el conducto.

Las laceraciones internas pueden dar paso a frecuentes infecciones de la orina convirtiéndose estas en posible indicativo de la presencia de cálculos renales. Las piedras en los riñones son una muy dura carga a llevar por aquel que la padece sobre todo al momento de ir a orinar.     

Tratamientos médicos para el cálculo renal

Aunque la medicina promueve una cultura preventiva para evitar estos casos, una vez aparecen deben aplicarse métodos para su expulsión del cuerpo.

Mayormente las piedras en los riñones suelen eliminarse por esfuerzo propio, siguiendo indicaciones facultativas mínimas. Pero como ya sabemos, todo depende del diámetro y la ubicación de dicha piedra en el sistema renal.

Cuando se sienten los síntomas como dolor o sangrado en la orina se suele acudir a la emergencia médica, una vez allí el doctor debe evaluar físicamente al paciente. Seguidamente para sustentar la hipótesis de su diagnóstico debe realizar pruebas más específicas que van desde exámenes de sangre, hasta ecografías o resonancias magnéticas.  

Una vez detectada la afección se toman decisiones, muchas veces se recetan solo analgésicos y antibióticos para calmar el dolor y prevenir infecciones, mientras la piedra intenta salir por sí sola.

En el proceso también pueden ayudar fármacos que ayudan a disolver parte de la piedra, las píldoras diuréticas y la tamsulosina se indican para favorecer la salida de la misma.

Si la piedra logra salir con el flujo urinario se recomienda colar la orina para someter esa piedra a análisis posteriores y determinar médicamente la causa de su formación y aplicar correctivos.    

Cuando la piedra es de tamaño considerable y tiende a crecer impidiendo salir por sí sola, el dolor es muy agudo y compromete la función renal, la medicina recomienda la intervención quirúrgica. Actualmente estos procedimientos no son tan invasivos y prometen una rápida recuperación después de su aplicación, pero no resuelven el origen  del problema.

La litotricia es uno de estos procedimientos en donde se aplican ondas sonoras para romper los cálculos que se ubican cerca de los riñones o el uréter. Otro procedimiento es la ureteroscopia para cuando la piedra se localiza en las zonas bajas  urinarias bajas.

Otros procedimientos invasivos incluyen la extracción de los cálculos por laparoscopia y otras veces por cirugía directa cuando ninguna otra opción es viable. Mientras tanto, la medicina natural nos aporta soluciones menos complicada usando suplementos como UriProtek que aporta excelentes beneficios en esta clase de complicaciones.

Diseñando una cultura saludable para los riñones

Para combatir el origen de las piedras en los riñones debemos dejar de ser el amigo que las favorece y empezar a combatir este mal desde nuestra alimentación.

Existen muchas formas naturales para combatirlas a través de lo que comemos, reforzando con la ingesta de suplementos como UriProtek.

Se recomienda la ingesta de suficiente agua diaria para favorecer la micción y evitar la concentraciones de sales minerales en la orina que ocasiona la litiasis.Hombre joven vertiendo agua en un vaso a través de una jarra

Para implementar una dieta balanceada, es bueno consultar a un nutricionista para no influir en otros aspectos de la vida o si presentamos otro problema médico.

Si ya padecemos de algún tipo de cálculos, se pueden seguir dietas correspondientes para evitar o limitar su desarrollo en nuestros riñones. Podemos entonces recomendar:

Disminuir el oxalato: Se debe evitar consumir frutos secos como nueces o maní, ruibarbo, espinacas o salvado de trigo.

Disminuir el sodio: Igualmente evitar condimentar en exceso las comidas, evitar consumir enlatados y comidas conservadas. La comida chatarra es una alta fuente de sodio para el organismo.

Disminuya la proteína: Todo plato de comida a servirse debe estar bien balanceado entre proteínas animales, proteína vegetal y carbohidratos. El aumento de este factor genera concentración de ácido úrico en la orina.

Poner atención a los tratamientos médicos: Nunca es recomendable automedicarse ante cualquier caso médico que presentemos. Muchos fármacos pueden inducir reacciones secundarias como por el ejemplo la formación de cálculos renales por cistina.

Diseñar una dieta balanceada y acorde a nuestras necesidades no sólo evitará las piedras en los riñones si no también mejorará nuestra salud en general.

También estas dietas pueden ser acompañadas con ejercicios que nos ayuda eliminar toxinas a través de la sudoración.

Herramientas naturales para romper piedras

La manera más fácil de detener el desarrollo de las piedras en los riñones es cambiar muchos de nuestros hábitos antes descritos, pero existen otras formas de ayudar a nuestros riñones.

La medicina natural siempre nos aporta herramientas esenciales para tratar nuestra salud, con el conocimiento necesario podemos conseguir excelentes resultados sin presentar las complicaciones secundarias que generan los fármacos.  

Para tratar las piedras en el riñón de una forma natural, lo principal es ingerir suficiente agua al día, la deshidratación puede notarse a través del color de su orina. Si esta es muy amarilla y espumosa, es un indicativo de que necesita agua en su organismo.    Hombre jovén bebiendo agua de una botella

Aparte del agua existen otros remedios naturales. El zumo de limón por ejemplo, es excelente para disolver y mantener limpios los riñones. El vinagre orgánico también es otra sustancia que puede ayudar a prevenir los cálculos que se forman por exceso de ácido úrico.   

Existen además varias hierbas utilizadas para tratar esta afección, una de estas es la cola de caballo, la cual funciona como un potente diurético ayudando a deshacerse del exceso de líquido.

La cúrcuma, que es un condimento y los arándanos unas bayas, ayudan con la disminución del tamaño de los cálculos renales ya formados, debido a que poseen altos contenidos de antioxidantes y propiedades antibacterianas.

Entre otras plantas medicinales tenemos el buchu. El aceite de esta hierba es un buen antiinflamatorio para el sistema renal. De la misma forma las bayas de enebro cumplen con esta función antiinflamatorio y aplican para la limpieza del sistema urinario.

Los remedios naturales ofrecen una alternativa viable como tratamiento de los cálculos renales, en el mercado existen suplementos que combinan la acción de estas y otras hierbas que mejoran la función renal.

UriProtek es un eficaz producto contra el combate de los cálculos renales y puede convertirse en tu herramienta número uno para ganar esta batalla.

Ganándole la batalla al cálculo renal

Sin duda, combatir contra las piedras en los riñones sin el conocimiento necesario puede ser una muy dura batalla con consecuencias que pueden ser fatales. Nuestros riñones son órganos que realizan un trabajo muy delicado en el cuerpo y debemos aprender a protegerlos.

Un fallo renal es posible por la acumulación de piedras en los riñones, al igual que la posible pérdida del órgano. A los que ya enfrentan un trasplante de riñón, saben lo importante de su cuidado y que no existe batalla más ganada que la prevención.  

Como acto bélico contra las toxinas que nos atacan, no solo a los riñones sino a distintas partes del organismo, la naturaleza diseñó una serie de armas para combatir de la manera más saludable estas amenazas.

El conocimiento humano ha logrado a través de la investigación el desarrollo de suplementos naturales que nos asisten como remedios preventivos o curativos de este mal que afecta nuestros riñones.

UriProtek es un producto conformado por una serie de hierbas, raíces y bayas extraídas de la naturaleza que ayudan a evitar o desarmar las piedras en los riñones.

Este medicamento en específico no solo ayuda contra el combate de las piedras en los riñones, también previenen las infecciones urinarias, la retención urinaria e incluso la tan temida insuficiencia renal.

Para evitar futuras molestias o mejorar de las que ya se poseen, es mejor mantener una cultura preventiva, comer balanceado y sano. Así como realizar ejercicios y apoyarnos en la medicina natural como herramienta para eliminar las piedras en los riñones.  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *