La melatonina nos dice: “Ya es hora de dormir”

La melatonina nos dice: “Ya es hora de dormir”

Última actualización: 09-12-2018. Equipo Nutricioni

La glándula pineal es la encargada de la producción de esta curiosa hormona en el organismo. Entre sus más importantes funciones se encuentra la de regular los ciclos del sueño.

Como un polvo mágico para dormir, la melatonina se encarga de regular los tiempos de vigilia y sueño, por eso es reconocida como una neurohormona. Es capaz de darle al organismo mensajes fotoperiódicos que nos dice si es de día o de noche, o en qué estación del año nos encontramos.

Su influencia sobre el ritmo circadiano del cuerpo le da peso e importancia, pero más allá de esto esta hormona también participa en procesos neuroendocrinos. Está ligada a varios procesos celulares como la función reproductora del ser humano.

Su acción abarca el sistema inmunológico y otras acciones biológicas como el envejecimiento de las células. Se presume que la falta de concentración de esta hormona en la niñez, retarda la etapa de pubertad y expone al daño celular por la acción de radicales libres.

La falta de esta hormona en el organismo puede deberse a diversos factores tanto ambientales como endógenos. Cuando una persona viaja cambiando de usos horarios de una manera drástica se puede producir el jet lag, una acción en donde incide la ausencia de la melatonina  o su segregación abrupta.

El estrés es el factor endógeno más influyente sobre la segregación de esta hormona, puede llegar a inhibir su acción en el cuerpo. La edad también es otro factor, a medida que crecemos la glándula pineal empieza a envejecer y sufrir de calcificación lo que limita la producción de melatonina.

La buena alimentación es clave para mantener una producción de melatonina, existen alimentos que favorecen su formación y otros que pueden suprimirla. Hay tratamientos farmacológicos para tratar la ausencia de la misma en el cuerpo.

La medicina natural también puede ayudarnos a restituir los niveles de melatonina y solventar los problemas que se deriven de su ausencia. MelAmino es un producto natural que  provoca la generación de melatonina natural y nos da ese envión para combatir los problemas al ir a dormir.

Del triptófano al sueño

Aaron Lerner fue un dermatólogo que logró aislar la hormona del sueño de la glándula pineal en el año 1958. Con esto buscaba identificar sus componentes y utilizarlo para combatir los problemas del vitíligo en humanos, ya que sabía de antemano que estas lograban cambiar el tono de piel en ranas, por eso le llamo melatonina.

Posteriores investigaciones llevaron a determinar que la glándula pineal tenía la capacidad de sintetizar esta hormona y que era una importante reguladora del ciclo del sueño.

Para formar la melatonina, la glándula pineal capta del torrente sanguíneo el aminoácido triptófano (Trp), este compuesto es hidroxila en la mitocondria formando el triptófano-hidroxilasa. La mayoría de este último compuesto se transforma en serotonina en el citosol debido a la enzima descarboxilasa.

La hormona serotonina es la encargada de la felicidad y del estado de las personas, esta es acetilada para producir N-acetilserotonina, luego gracias a la acción de la enzima hidroxiindol-O-metiltransfersa, se da como resultado la melatonina.

Hombre haciendo gestos en su cara, avisando que está feliz

La melatonina es segregada al torrente sanguíneo por acción de la luz, a través de los ojos captamos el paso del día a la noche, esta información es interpretada por la glándula pineal para liberar la hormona e inducir el sueño.

Su aumento en la sangre es progresivo hasta alcanzar un pico máximo luego de cuatro horas de ausencia de luz solar y comienza a descender para que el cuerpo despierte.

Esta hormona no solo tiene acción en el ciclo del sueño, sino  también tiene funciones endocrinas como regulación del metabolismo o del crecimiento y desarrollo sexual.

Su deficiencia en el organismo puede traer serias consecuencias, afectando con diversos síntomas siendo el más representativo el no poder dormir.

Como ya se describe la luz y triptófano son el inicio de su producción en la glándula pineal, el triptófano lo podemos obtener de forma natural consumiendo huevos, lácteos, chocolate negro, cereales y frutos secos.

También podemos obtenerlos de suplementos como MelAmino el cual también posee melatonina para reforzar nuestra baja natural de la hormona.

La deficiencia de melatonina

Uno de las consecuencias más evidentes por el descenso de la hormona melatonina en el organismo es el trastorno del sueño.

Pero no solo se ven afectadas nuestras ganas de dormir, esta hormona regula otros procesos que también están comprometidos con su ausencia.

Con baja concentraciones de esta hormona en el torrente sanguíneo la persona afectada puede manifestar cambios de humor repentinos. También se asocia con la memoria provocando falta de atención y problemas para recordar (lagunas mentales).

La emisión de melatonina va directamente ligada de la mano de la serotonina (la hormona de la felicidad), con el pasar de los años esta producción merma debido al envejecimiento de la glándula pineal.

Es por eso que podemos ver personas mayores cambiar de humor fácilmente o no ser tolerante con algunas circunstancias simples de la vida.

La no atención de este problema puede acarrear en el paciente un estado depresivo que puede llevarlo a acciones fatales como el suicidio.

hombre mirando hacia el vacio con un poco de miedo

Otro problema por la falta de melatonina es el hipotiroidismo, ya que la hormona actúa como una antioxidante y previene el envejecimiento prematuro de las células. Además también ayuda a sintetizar la hormona triyodotironina activa (T3).

La aparición de trastornos neurológicos como el síndrome de las piernas locas también se deriva de la falta de melatonina.

Esta condición médica desgasta a la persona que lo padece, ya que al acostarse las piernas desarrollan molestas sensaciones que solo se aplacan con el movimiento de las mismas, esto impide el correcto descanso del que lo padece.

El envejecimiento prematuro es una de las consecuencias más agravantes e irreversibles. A medida que avanzamos en edad, la glándula pineal también lo hace y su nivel óptimo de producción de melatonina se va con ella.

El organismo se empieza a ver desprovisto de este grandioso antioxidante natural y comienza a mostrarse un daño celular importante.   

A partir de los 35 años se puede empezar a producir la deficiencia de la melatonina, en este caso se deben usar suplementos farmacológicos, pero estos no pueden recetados por largos periodos.

Para esto se deben usar métodos o suplementos naturales como MelAmino para compensar la insuficiencia.

Alimentos que favorecen su formación

La naturaleza nos ha brindado siempre alternativas para mantener un organismo equilibrado. Estas opciones suelen favorecen la generación orgánica de las sustancias químicas que son de gran utilidad para estar sanos.

La producción de melatonina es importante para regular el estrés, el metabolismo y el sueño. Se puede favorecer su producción con la ingesta de ciertos alimentos  o suplementos como MelAmino, que poseen los aminoácidos correctos para su síntesis en la glándula pineal.

Conjunto de aminoácidos. AAKG, ALC, BCAA, CLA, CoQ10, GABA, DGL, HMB, MCT, MSM, SAMe, DMG, PABA, representación 3D aislada en el fondo blanco

El arroz: Es un cereal muy común en nuestra mesa y acompañante de muchos platos. Contiene carbohidratos, proteínas, minerales y vitaminas que favorecen la producción de la melatonina en el cuerpo

La piña: Esta rica y dulce fruta es una fuente natural de triptófano aminoácido que favorece la producción de serotonina y por ende la melatonina. Esta fruta puede favorecer nuestra felicidad y un buen descanso.

Bananas: Es un excelente fruta rica en potasio, posee una considerable composición de triptófano, se recomiendan ser ingeridos lo más natural posible.

La avena: Es un cereal completo que aporta un alto contenido de fibra, es fácil de digerir, sirve para controlar la ansiedad y favorece la función del sistema nervioso.

El jengibre: Es una raíz sumamente versátil, usada para tratar ciertos males por sus efectos desinflamotorios, lo que es bien cierto es que contiene melatonina de forma natural.     

La cebolla: Esta verdura nunca falta en nuestra dieta, pues sirve como aliño para las comidas, es rica en vitaminas, minerales y antioxidantes. Aporta directamente melatonina al organismo.

Espárragos: Son una fuente de ácido fólico y vitamina C, también tiene un alto contenido de aminoácidos esenciales para síntesis de la melatonina.

Frutos secos: Algunas semillas secas de frutos tienen una alta concentración de melatonina, su incorporación a una dieta balanceada puede asegurar noches de sueño tranquila.

Existen factores que atacan directamente la glándula pineal, los alimentos no orgánicos contienen toxinas que provocan la calcificación y envejecimiento de esta glándula reduciendo su función en el organismo.

Alerta sobre el exceso de melatonina

Los fármacos que usan la melatonina sintetizada para atacar los problemas del sueño y la depresión, pueden causar estragos debido a que inciden en la regulación normal de esta hormona en el cuerpo.

Recordemos que esta involucra principalmente la regulación del ciclo del sueño y ella misma posee un ciclo circadiano de activación con la caída de la luz solar y la llegada de la noche.

La melatonina aunque no suele generar efectos secundarios, algunas personas pueden presentar somnolencia en la vigilia, mareos y vómitos.

En las mujeres el exceso de melatonina inferir en su proceso de ovulación, haciéndole más difícil quedar en estado de gravidez.

Aún no existen estudios que lo avalen pero la altas concentraciones en la hormona pueden causar daños al bebé durante la lactancia.

madre amamantando y abrazando a su bebé

Otra reacción adversa está en el descontrol del metabolismo de la persona que la consume, pudiendo aumentar los niveles de azúcar en la sangre de personas que padecen diabetes. Las personas hipertensas que se medican, también podrían presentar problemas de presión arterial debido al efecto de la hormona.

La melatonina en forma natural tiene amplios beneficios, pero su síntesis comercial puede traer complicaciones de salud.

Por ello se recomienda visitar a un médico antes de intentar automedicarse con ellas y no ingerir dosis mayores a los 3 mg diarios según la OMS.

A nuestras manos tenemos suplementos de corte natural como MelAmino que favorecen la segregación de melatonina natural proveniente de la glándula pineal, evitando así las complicaciones que llevan consigo los fármacos.

Los misterios de la glándula pineal

Es indudable nuestra conexión con la naturaleza que nos rodea, no solo en lo físico, sino también en lo espiritual.

Tal como un dispositivo móvil posee una antena para conectarse a la red, nuestra glándula pineal ha sido considerada por muchas creencias esotéricas como un vía de acción con otras dimensiones.

El tercer ojo o el asiento del alma, es esta la forma como describen a la glándula pineal productora de la melatonina y la serotonina.

Se dice que a través de su activación podemos entrar a un estado superior de conciencia, estableciendo un vínculo entre lo visible y lo invisible.

Se localiza en el centro de cerebro y tiene forma de cono de pino, el conjunto de células que lo forman son muy parecidas a las células que conforman la retina.

Por tal motivo se considera a la glándula pineal un vestigio de un tercer ojo primitivo, estudios han demostrado que ella es sensible a los campos magnéticos y a la luz, utilizando esta última como indicativo para segregar hormonas.

Esta glándula empieza a formarse en el cuerpo durante la séptima semana de gestación junto con la definición del sexo del feto. Concuerda exactamente con los 49 días que tarda el alma en volver a reencarnar después de la muerte según el Libro Tibetano de los Muertos.

Fue René Descartes, que la describió como el asiento del alma, por ser una parte singular del cerebro, que suele ser más grande en las personas inteligentes y de mayor movilidad. Los masones la califican como el ojo que todo lo ve, incluso la Biblia hace en muchos de sus pasajes mención a un ojo en Mateo 6:22 la describe como “La lámpara del cuerpo, es el ojo”.

Cierto o no, es arriesgado afirmar que no poseemos una conexión de este tipo en nuestro organismo y que casualmente este sea el órgano que nos facilita la entrada al mundo de los sueños.

Tanto interna como externamente existen misterios, conocimientos más allá de nuestro entendimiento común difíciles de captar. Quizás porque nuestro tercer ojo se cierra con los años y perdemos la capacidad de ser felices y soñar paulatinamente.  

¡Dulces sueños!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *