Planta de Maca (Lepidium meyenii) o Ginseng Peruano.

La Maca peruana: regalo de la cultura inca para el mundo

La Maca peruana: regalo de la cultura inca para el mundo

Última actualización: 08-02-2019. Equipo Nutricioni

La Maca peruana, denominada científicamente Lepidium meyenii, es un tubérculo de la familia del nabo, el berro y las coles. Este bulbo es originario de los pueblos indígenas ubicados en el Perú, Cordillera de los Andes.

Excavaciones arqueológicas han evidenciado que durante miles de años se viene ejerciendo el cultivo de la maca entre estas poblaciones, con hallazgos que se remontan al 1.600 a.C.

Otras investigaciones datan la domesticación de la maca hacia el año 2.000 antes del presente.

Considerado un superalimento, la maca fue una comida destinada a las altas esferas de la sociedad incaica. Los guerreros destacados por sus hazañas en las batallas imperiales, eran los beneficiarios más afortunados.

A la maca se le atribuía ser la fuente de la fuerza y la resistencia de los luchadores. Se cuenta que las mujeres de los caídos, debían cuidarse del impulso viril que les dotaba la maca a los guerreros vencedores.

La maca fue descrita por el naturalista Gerhard Walpers en 1843; sin embargo desde hace poco tiempo se viene conociendo y difundiendo su popularidad.

Esta planta abunda en toda la nación del Perú, país que lo ha desarrollado para la fabricación de mermeladas, refrescos y otros productos alimenticios.

En la actualidad la maca es vista en Perú como un alimento esencial para los indígenas de las montañas. Estas poblaciones la usan como parte de su dieta diaria y para comerciar por otros cultivos, con las poblaciones de las tierras bajas.

El auge creciente del consumo de la maca se debe a sus cualidades como superalimento rico en grasas esenciales y fibras que nos nutren, aumentando nuestro vigor físico y energético.

Planta de Maca (Lepidium meyenii) o Ginseng Peruano.

Descripción de la maca y métodos de siembra

Se trata de un tubérculo similar al rábano, con una raíz esférica de 3 a 6 cm de diámetro y 4,5 cm de largo. El color de la raíz varía entre el amarillo cremoso, rosa claro, morado oscuro y negro, siendo 4 variedades diferentes.

El cultivo de la maca no se da en cualquier sitio; de hecho es propio de las altas y agrestes montañas peruanas. Se da a una altura entre los 3500 y 4100 msnm, resistiendo muy bajas temperaturas de -10°C, hasta temperaturas altas de 22°C.

La maca es sembrada en tierras de puna que poseen bastante materia orgánica.

Se siembra en monocultivos o alternando con franjas de papas amargas. Se cree que la maca tiene elementos volátiles que repelen a los insectos y protegen así los cultivos de papa.

Estudios realizados en los suelos de la zona han demostrado que la maca absorbe con intensidad los nutrientes de la tierra. Por ello su cultivo se deja descansar cada 6 a 8 años.

Durante los meses de marzo y abril se realiza la preparación del terreno, limpiandolo de piedras y malezas, luego se voltea la tierra y se abona con compost de ovejas o camélidos.

Se usan yuntas de tracción animal, arados de disco o un utensilio llamado chaquitaclla.

La siembra se hace entre los meses de septiembre y noviembre, mezclando antes la semilla con tierra o compost. Se introduce la semilla tapando con tierra y pasando superficialmente un rastrillo en el sembradío.

Se considera un cultivo intenso en mano de obra, que se requiere para la labor de deshierbar cuidadosamente las malezas y proteger el tubérculo.

La densidad del cultivo de la maca es proporcional a la fertilidad de la tierra, el grado de humedad y las lluvias. Aumenta durante el periodo de germinación en la primera etapa de crecimiento; si es muy denso hay que desahijar la planta.

Muchos agricultores pastorean sus ganados de ovinos entre el follaje que crece en los sembradíos de maca, acelerando el proceso de maduración de los tubérculos.

La cosecha se realiza entre 8 y 10 meses después de sembrado.

Aportes nutricionales de la maca peruana

La maca tiene valiosas sustancias químicas, oligoelementos, micronutrientes y macronutrientes que le otorgan su reconocimiento en el campo de la alimentación y la medicina natural.

Por cada 100 gr de maca, agregamos el siguiente arsenal nutricional a nuestro cuerpo:

270 gr de calorías, de las que nos aporta 14,1% de la cantidad diaria requerida.

143 gr de Carbohidratos, que nos brindan el 46% de la necesidad diaria.

3,76 gr de Proteínas, de las cuales 7,9% constituyen nuestro requerimiento diario.

2,58 gr de Fibras (celulosa y lignina), beneficiándonos con 8,6% de lo que necesitamos cada día.

0,9 gr de Grasas, aportándonos 1,7% de la cantidad diaria necesaria.

Los minerales que nos proporcionan 100 gr de maca son:

18,7 mg de Sodio, nutriéndonos con el 1,2% del requerimiento diario.

150 mg de Calcio, nos aporta el 12,5% de la cantidad diaria requerida.

16,6 mg de Hierro, aporta el 207,5% de lo que necesitamos cada día.

2050 mg de Potasio, llegando a darnos diariamente el 102,5%.

Contiene en menor medida Magnesio, Zinc, Cobre, Silicio, Estaño, Aluminio y Boro.

En cuanto a las vitaminas, 100 gr de maca nos ofrecen:

0,5 mg de Vitamina B1, representando el 41,7% de la necesidad diaria.

0,11 mg de Vitamina B2, que es el 8,5% de la cantidad diaria que requerimos.

10 mg de Vitamina C, llegando al 11,1% de lo que precisamos cada día.

También contiene pequeñas cantidades de Vitamina B12, D3 y E.

Las proteínas que contiene la maca son del tipo polipéptidos y aminoácidos, de los cuales tiene significativas cantidades de: fenilalanina, histidina, tirosina, serina, treonina, arginina, ácido glutámico y ácido aspártico.

Es importante su cantidad de ácidos grasos: ácido palmítico, ácido linolénico y ácido oleico. Igualmente nos aporta 1% de glucosinolates (preventivos del cáncer), maltosa, fructosa o levulosa.

Además contiene alcaloides (macaína), beta-ecdysone, saponinas, taninos, stigmasterol, sitosteroles y alrededor de 0,05% a 0,1% de esteroles.

La maca tiene por otra parte, un componente químico denominado p-methoxybenzyl isothiocyanate, al que se le atribuyen propiedades afrodisíacas.

Hombre joven besa a mujer joven por la espalda

Maca peruana como complemento de la sexualidad

La sexualidad humana es la razón de la vida. Pero una sexualidad sin placer es algo que no podemos concebir, sobre todo cuando tenemos una edad adulta y los hijos crecieron.

La disminución del placer sexual en la madurez de la mujer se debe a una baja de la libido, que suele venir acompañada de fatiga, estrés y dolencias óseas. LibiActiv Mujer es una alternativa ideal para  mejorar el deseo sexual femenino, la energía y la vitalidad.

Se trata de una mezcla patentada de G Enhancer, que tiene como ingrediente principal el Horny Goat Weed Extract (Epimedium sagittatum). Esta planta ha sido recomendada desde tiempos antiguos como afrodisíaca y un gran estimulante.

LibiActiv Mujer también contiene un potente compuesto hecho con polvo de raíz de maca, polvo de raíz de Tongkat Ali (Eurycoma longifolia) y polvo de Berry Saw Palmetto.

Estas plantas energizantes, alivian la fatiga, el estrés y la pérdida de memoria, mejorando la concentración, el vigor físico y mental.

El compuesto tiene además extracto de Tribulus terrestris, polvo de Polypodium vulgare, polvo de raíz Muira Puama y L-Arginine (HCl).

Estas especies botánicas tienen propiedades antiinflamatorias que ayudan a prevenir y tratar el dolor articular y la osteoporosis, por debilitamiento de la densidad ósea.

Por otra parte LibiActiv Mujer nos ofrece Panax ginseng Root Powder que significa “raíz del hombre”, lo que alude a sus poderes como estimulante de la virilidad masculina.

En la misma medida mejora la vida sexual de la mujer para obtener un mayor deseo sexual, energía y más vitalidad.

La calidad antiinflamatoria de sus ingredientes, hacen de LibiActiv Mujer  una potente fórmula para reducir también la bronquitis crónica, el asma y las migrañas.

Las dosis recomendadas nos garantizan el suministro adecuado de los componentes que necesitamos cada día para funcionar óptimamente. De esta manera no corremos el riesgo de excedernos en su uso ni sufrir de efectos adversos.

La maca peruana y sus propiedades sanadoras

Los Incas nos enseñaron las maravillas sanadoras de la maca. Lo ideal es consumir diariamente entre 1 y 3 cucharadas de polvo de maca, eliminando un día cada semana. De esta planta se han comprobado las siguientes virtudes:

Incrementa el funcionamiento del sistema endocrino, regulando la producción hormonal que realizan las glándulas, para funciones vitales del metabolismo.

La función hormonal es esencial para la sexualidad, la fertilidad, el proceso digestivo, la constitución del sistema nervioso, del cerebro y los tejidos.

La maca es famosa por sus propiedades afrodisíacas, estimula la potencia sexual masculina, resuelve la disfunción eréctil, aumentando el bajo deseo sexual e incrementando la fertilidad.

El apoyo de la macamida (uno de los componentes principales de la maca) a las glándulas suprarrenales, interviene en nuestro estado anímico y nuestro nivel energético.

Su acción en el hipotálamo lo constituye en un excelente antidepresivo ideal para el descanso, mejorar el aprendizaje y la memoria.

Al ser una planta energética, incrementa la resistencia y el rendimiento deportivo, ideal para el cansancio, la fatiga, el estrés y superar una convalecencia.

La maca es un adaptógeno que nos proporciona la capacidad de adaptación de nuestro organismo para la defensa ante cualquier situación de debilidad mental y física.

Para el tratamiento de la menopausia y el climaterio, la maca resulta ser una excelente ayuda para las mujeres. Sus fitoesteroles naturales previenen diversos síntomas como los sofocos y calores.

Aumenta la libido, a la vez que remineraliza y revitaliza el organismo, además de evitar la osteoporosis.

La maca tiene la facultad de transportar más oxígeno al organismo, evitando la presión baja; previene la anemia y sirve para regular el funcionamiento de la glándula tiroides.

Es una planta con propiedades estimulantes del sistema inmunológico, que favorece la producción de células fagocíticas que defienden nuestro organismo.

Por ello tiene propiedades anticancerígenas y evita los tumores; igualmente nos provee de defensas para superar virus, herpes, gripes y resfriados.

Este increíble tubérculo es muy nutritivo y energético para fortalecer y regular, estimulando el organismo en muchos sentidos. Es notorio que tiene más cantidades de nutrientes en comparación con otros vegetales.

Precauciones con el uso de la maca peruana

Siendo una planta sumamente energética, al principio de su uso debe tomarse de una forma lenta y paulatina para evitar efectos colaterales o alguna toxicidad.

Entre los efectos secundarios está el incremento de la vitalidad que puede perturbar el sueño, por ello se recomienda tomar la maca lentamente.

Está totalmente contraindicado tomar maca en personas que tengan problemas de tiroides ya que su mínimo contenido de yodo, empeora los síntomas de esta enfermedad.

No es recomendable la ingesta de maca por parte de mujeres embarazadas ni durante la lactancia. Los compuestos de la planta pueden afectar ambos procesos en forma contraproducente.

Comer demasiada maca trae problemas intestinales, ya que acelera la digestión produciendo flatulencias e incluso ligeras diarreas. Entre sus efectos secundarios están también el malestar estomacal y las náuseas.

La planta puede causar reacciones alérgicas en algunas personas, presentándose piel enrojecida, urticaria o fatiga. Además su acción en las hormonas puede ocasionar brotes de acné.

En algunas ocasiones el consumo de maca altera los niveles hormonales, conllevando a sufrir problemas con la menstruación, disminución del peso y la libido.

La maca es un estimulante que puede acelerar la frecuencia cardíaca, así que no debe ser consumido por personas con disfunciones cardíacas o historial.

Algunas personas han reportado sensación de acidez estomacal y ardor digestivo, cuando comen maca. Por ello es recomendable consumirla en dosis pequeñas para que el organismo se adapte a ella.

No es aconsejable que las personas que sufren de cefalea, migrañas y dolores habituales de cabeza, consuman maca, pues se hacen más frecuentes y severos.

A medida que el cuerpo se va limpiando con el consumo de la maca, aparecen síntomas de desintoxicación del organismo. Por ello es posible presentar al principio mal aliento, lengua de color blanquecino, mareos y dolores de cabeza.

Es importante asegurarse de consumir maca orgánica y no combinarla con otros superalimentos, para no sobre estimular el organismo negativamente.

Las dosis iniciales de maca deben ser pequeñas, empezando por media cucharada mientras que nuestro organismo se va adaptando naturalmente. Debemos determinar también la mejor forma de consumo: en polvo, pastillas o extracto.

maca en polvo, Polvo seco de maca y maca en la pizarra.

Formas de consumo y preparación de la maca

Las propiedades energizantes, homeostáticas, reguladoras, fortificantes y reconstituyentes de la maca, hacen de ella un alimento y medicina natural de demanda creciente.

La raíz de maca se puede consumir fresca y seca; se sabe que los peruanos consumen hasta medio kilo de maca fresca diariamente. Aunque es más complicado conseguir la maca fresca, más fácil se consigue la raíz seca.

Se recomienda ingerir una dosis diaria de maca de aproximadamente 3000 mg (3 g), tomándola 3 veces al día durante las comidas, no excediendo los 4 meses. Para casos agudos se puede incrementar la dosis de 6 a 9 g.

Los niños deberán tomar la mitad de la dosis mínima o incluso menos e ir aumentando, para no ocasionar sobre estimulación de su pequeño organismo.

Un  nutricionista nos debe asesorar respecto a las dosis, que puede variar de acuerdo a la dolencia que se vaya  a tratar o el tipo de tratamiento administrado.

Podemos comerla cruda en ensaladas o cocida en guisos, purés o sopas. Como apuntábamos, existen presentaciones en polvo, del cual se usan entre 2 y 3 cucharaditas diarias, para realizar bebidas o mezclar con jugos de frutas.

Resulta excelente el batido de mango y polvo de la raíz de maca como energético; se le agregan semillas de linaza, aceite de coco, zumo de limón y hojas de menta, para potenciar su efecto vigorizante.

Sirve para quitar el cansancio, la debilidad y la fatiga, además de mejorar la memoria, atención y concentración.

También es posible consumir el polvo de maca en quesos y yogur. El polvo de maca tiene un sabor semejante al de la nuez, que realza las comidas.

El sutil sabor de la maca en polvo, lo hace excelente para acompañar batidos de chocolate y otros postres como tortas y dulces de frutas.

Se puede mezclar o espolvorear sobre las comida pero nunca debe consumirse en estado puro, para evitar efectos secundarios desagradables.

Para que nuestro cuerpo absorba de manera eficiente los beneficios de la maca, no debe tomarse entre comidas, más bien, con las comidas.

Tengamos en cuenta los consejos y dosificaciones que hemos recomendado.

Si queremos tener un día sin agotamiento y estar plenos de energía, apoyemos nuestra alimentación con este complemento nutricional.

En corto tiempo veremos los resultados de un estilo de vida saludable sumado al ejercicio físico y en contacto con la naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *