La importancia del ácido fólico durante el embarazo

La importancia del ácido fólico durante el embarazo

Última actualización: 29-11-2018 por Editor Fanny.

Mantener un organismo saludable es importante para cualquier persona, sin importar sexo, edad o en la etapa en que se encuentre el individuo.

Sin embargo en el caso de la mujer, que es el vehículo utilizado por la naturaleza para realizar  el milagro de traer una nueva vida al mundo, se vuelve prioridad tener un cuerpo sano, óptimo y fuerte para llevar con éxito el proceso de embarazo.

La gestante  será la encargada de aportar los nutrientes necesarios para un buen desarrollo de su bebe, base fundamental para su calidad de vida, incluyendo su desarrollo intelectual y emocional.

Además, la futura madre debe conservar el mejor estado de salud posible, para vivir un embarazo feliz y luego enfrentar el proceso de parto y posterior amamantamiento y sus nuevas funciones maternales.

En fin, debe asegurarse un transitar esos nueve meses de gestación con un mínimo de complicaciones y  contratiempos y para eso es aconsejable practicar ciertas conductas de vida que redundarán en grandes beneficios y  bienestar para madre e hijo.

Mantener una rutina diaria con menos presión,  bajar el ritmo de exigencia , realizar una rutina de ejercicios moderados con el visto bueno de su médico, regalarse horas de esparcimiento que incluyan paseos y  caminatas sería lo ideal.

La futura madre debe estar en un ambiente tranquilo, ya que el bebé es capaz  de captar los cambios de humor y puede desarrollar el llamado estrés fetal.

De igual o mayor importancia es  la ingesta de alimentos. El consumo  de vitaminas y minerales debe ser superior a lo habitual, para garantizar un buen desarrollo del bebé y su buena salud.

Al momento de escoger su alimentación debe preferir alimentos bajos en grasa, frutas y hortalizas sin descuidar el consumo proteico, reducir el consumo de dulces y golosinas, sin privarse de pequeños gustos de vez en cuando.

En la  ingesta de vitaminas y nutrientes, una de ellas destaca: el ácido fólico, vital para la nueva vida en formación y para su propio organismo, y en este artículo hablaremos del  porqué de su importancia.

El papel fundamental del ácido fólico en la gestación

Es una vitamina hidrosoluble del complejo B, también señalada como vitamina B9, folatos o folacina, descubierta en  los años 40, y su nombre deriva del latín folium que quiere decir "hoja".

Su hallazgo estuvo motivado por la búsqueda de cura para la anemia en las embarazadas, por parte de la hematóloga Lucy Wills en 1931, al identificar el folato contenido en la levadura de cerveza y la espinaca como un nutriente indispensable para evitar la anemia en el embarazo.

El ácido fólico por primera vez fue sintetizado en 1946 por el médico hindú Yellapragada Subbarao, basándose en los trabajos de Lucy Wills.

Esta vitamina es indispensable para la maduración proteica estructural y la producción de hemoglobina, siendo por tanto necesaria para la formación de los glóbulos rojos.

De hecho el folato es indispensable  para la elaboración y mantenimiento de nuevas células. Esto es de vital importancia  en los periodos de división y crecimiento celular rápido en el embarazo así como en la infancia.

VicMujer contiene los elementos necesarios para complementar y aumentar la cantidad de vitaminas y minerales necesarias en la etapa de gestación y todas las etapas en la vida de la mujer.

El folato es vital  para la replicación del ADN. Por tanto, la precariedad  de folato dificulta la síntesis y división celular, afectando principalmente a la médula ósea, por ser  un lugar de recambio celular rápido.

Como  la síntesis de ARN y proteínas no se obstaculiza del todo, el resultado son células sanguíneas largas y de forma irregular llamadas megaloblastos. Esto conduce a la  anemia megaloblástica.

Entonces desde su formación, niñez y todas las etapas de la vida, el ser humano  necesita folato para elaborar células sanguíneas normales y evitar la anemia.

Funciones generales del ácido fólico

Son numerosas, acá citaremos las más importantes:

  • Protector  de las células sanas.
  • Preventivo  de anemia.
  • Coadyuva en el control de la hipertensión.
  • Ayuda en la formación del sistema nervioso.
  • Atenúa los síntomas  de la menopausia.
  • Reduce las probabilidades de sufrir  cáncer.
  • Importante para las mujeres en edad de concebir y para las embarazadas.

Es por ello que junto a la noticia del embarazo, se presenta en la futura madre y su médico tratante la preocupación por el desarrollo óptimo del bebé en formación. El profesional suele indicar estudios  para observar el desarrollo del bebé.

A la par que recomienda los nutrientes indispensables para la optimización de este proceso, siendo el ácido fólico de gran importancia, ya que previene los defectos en la formación del tubo neural.

El tubo neural es una  estructura presente en el embrión de la cual nace  el sistema nervioso central. Es el primer bosquejo  del cerebro y la médula espinal.

Tiene  forma cilíndrica, viene de una región denominada  placa neural, aparece al inicio de la tercera semana de la gestación, a  través un proceso denominado neurulación.

El ácido fólico es necesario para evitar malformaciones como deformidades cerebrales, espina bífida, hendidura del labio y  paladar, entre otras, así como también disminuye el riesgo de generar un alumbramiento fuera de término.

Se cree que puede  reducir el riesgo de desarrollar preeclampsia, esta es una  complicación grave de la presión sanguínea que ataca a un 5 por ciento de las gestantes.

La embarazada necesita este nutriente para la creación de  glóbulos rojos normales y prevención de la anemia. Es indispensable para la producción, reparación y funcionamiento del ADN, nuestro mapa genético y la base de las células.

Tomar suficiente ácido fólico es especialmente importante para el rápido crecimiento celular de la placenta y del  bebé en desarrollo y para evitar enfermedades futuras tanto a la gestante como a su hijo.

El suplemento nutricional VicMujer es ideal para esta etapa de la mujer, contiene la cantidad de ácido fólico  necesaria, también magnesio, calcio, complejo de vitamina B que ayudarán al desarrollo del bebé e igualmente  conservarán en buen estado a la gestante.

¿Cuánto ácido fólico necesita una mujer en gestación?

Para evitar los riesgos  de malformación del tubo neural, los especialistas recomiendan una ingesta de  400 microgramos (mcg) de ácido fólico diarios, y es ideal comenzar el consumo antes de intentar el embarazo.

Es más los expertos recomiendan su consumo a todas las mujeres en edad de concebir.

VicMujer tiene la cantidad óptima de ácido fólico, así como de todos los nutrientes que debe ingerir la mujer en edad fértil a diario, una solución que cabe en la palma de la mano.

Algunos Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos  recomiendan elevar este consumo a por lo menos 600 mcg diarios durante el embarazo.

Revise el contenido de su multivitamínico para asegurarse de que contenga la cantidad necesaria de ácido fólico, evitándose consumir  más de 1,000 mcg diarios de ácido fólico a menos que el médico tratante lo indique.

Este último punto es particularmente importante en mujeres estrictamente vegetarianas que también tienen un alto riesgo de presentar  deficiencias de vitamina B-12, y la ingesta de ácido fólico puede obstaculizar el diagnóstico de esta falla.

Hay situaciones en que se necesita tomar ácido fólico adicional. Por ejemplo, las embarazadas obesas parecen tener más riesgo de tener un niño con un defecto del tubo neural.

Para mujeres con mucho sobrepeso, es recomendable consultar con un obstetra antes de intentar el embarazo y el hará sus recomendaciones, entre las cuales estará el consumo de ácido fólico.

Igualmente para mujeres que en un embarazo anterior tuvieron un niño  con un defecto del tubo neural, deberán consumir 4,000 mcg de ácido fólico diarios. Es importante informar a los médicos tratantes de todo el historial médico.

En los embarazos múltiples se debe aumentar la ingesta de ácido fólico diaria, según la indicación médica.

Algunas personas tienen una mutación genética de la enzima metilentetrahidrofolato reductasa (MTHFR) que obstaculiza la absorción del folato y el ácido fólico. Si una mujer sabe que la padece, debe informar al médico tratante.

Las gestantes  diabéticas o con tratamientos para la epilepsia, son susceptibles  a tener un bebé afectado por un defecto del tubo neural.

El médico tratante deberá tomar previsiones especiales, en cuanto a la dosis de ácido fólico y otras indicaciones necesarias.

El ácido fólico en los alimentos

En los alimentos existe los folatos que son absorbidos a través del intestino delgado y distribuidos por la sangre a todo el organismo, mientras que lo suplementos vitamínicos suelen contener ácido fólico, una versión sintética.

Se encuentran depósitos de ácido fólico en el hígado y una pequeña cantidad es elaborada por las bacterias que conforman la flora intestinal.

Las vísceras de animales, verduras de hoja verde, legumbres, levadura de cerveza y en frutos secos y granos enteros, como las almendras y los  alimentos enriquecidos, son ricos en esta vitamina.

El ácido fólico contenido en los alimentos, en parte se pierde durante el proceso de cocción, pero afortunadamente se almacena una cierta cantidad en el hígado y no es necesario ingerirlo diariamente.

Si se ingieren alimentos ricos en folato, se puede considerar  como un complemento a las vitaminas prenatales. A continuación algunos  que son buenas fuentes de este nutriente:

Lentejas, frijoles secos, chícharos (arvejas o guisantes), nueces, aguacates,  verduras de color verde oscuro como el brócoli, las espinacas, la col rizada, l espárragos, frutas cítricas y su jugo y un sinfín  de alimentos.

El ácido fólico es sensible a la luz y al calor, y  se puede perder hasta el 40% de la vitamina en la preparación de los alimentos vegetales. Para reducir al mínimo esta pérdida, cocine las hortalizas  en agua hirviendo y tapadas de 3 a 5 minutos.

También puede utilizar el método de cocimiento al vapor o salteadas, además de proteger la vitamina, estos métodos proporcionan  textura y sabor agradable a los alimentos.

Es difícil obtener todo el ácido fólico necesario a través de los alimentos,  el aporte promedio no es mayor a los 200 microgramos, por tanto, se recomienda aumentar la ingesta de alimentos ricos en folato o ingerir suplementos.

Como ya se han mencionado, para las mujeres en edad fértil es absolutamente importante el consumo de ácido fólico para mantener las reservas en niveles excelentes y estar en perfectas condiciones para vivir un  embarazo.

VicMujer es un suplemento que te garantiza la cantidad necesaria de ácido fólico a su vez las vitaminas, hierros y minerales para un óptimo embarazo.

El exceso de ácido fólico y otros hechos

Tomar ácido fólico (vitamina B9) antes del embarazo y en las primeras semanas es vital para el buen desarrollo del feto.

Esto es sabido por todos y desde  hace muchos años es una recomendación universal que  ha sido altamente beneficiosa para reducir problemas en el  desarrollo neurológico de los bebés.

Pero un estudio reciente ha arrojado un resultado inquietante y es que el exceso de ácido fólico puede ser perjudicial en el embarazo ya que aumenta el riesgo de autismo en los bebés.

Desde hace muchos años es del conocimiento de todos que la falta de ácido fólico era peligrosa, pero no se sabía de las graves consecuencias de un exceso.

El suplemento vitamínico adecuado es protector, sobre todo cuando se habla del ácido fólico.  Pero las cantidades excesivas pueden resultar muy dañinas, por lo que se debe intentar conseguir los niveles ideales de nutrientes.

A pesar de la estrategia informativa por la que las mujeres en su mayoría  están conscientes en cuanto a la necesidad de complementar su dieta con este nutriente, algunas  siguen sin recibir la cantidad adecuada o bien no lo absorben en forma ideal.

De esto resulta que según las estadísticas, una de cada cuatro mujeres en etapa reproductiva en los EE.UU. tiene bajos niveles de folato.

Tanto para la mujer en gestación como para la población en general es importante el consumo de ácido fólico pero hay ciertos factores que se deben tomar en cuenta a la hora de consumir ácido fólico y estos son:

  • Los medicamentos para la epilepsia interfieren en la absorción del ácido fólico., así como otros para el cáncer y la artritis, como el metotrexato.
  • Se debe incrementar el consumo de vegetales crudos, pero asegurando una estricta limpieza de los mismos.
  • En muchos  países, motivados por  la importancia del ácido fólico para el buen funcionamiento corporal, a los  alimentos procesados industrialmente, los enriquecen con esta vitamina.

Esto es necesario  para asegurar un mejor consumo por la población y prevenir los daños por  su deficiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *