La importancia de la prevención de la diabetes

La importancia de la prevención de la diabetes

Última actualización: 15-11-2018. Equipo Nutricioni

La diabetes es una enfermedad producida por elevados niveles de azúcar en la sangre.

Se origina debido a que el páncreas no sintetiza la cantidad de insulina necesaria para el cuerpo, o bien, cuando simplemente no procesa la glucosa en la sangre.

Una vez diagnosticada, es una enfermedad crónica, de la que a su vez surgen otras complicaciones como las neuropatías diabéticas, que afectan sensiblemente la calidad de vida de quienes la padecen.

Los tipos de diabetes

Diabetes tipo 1

En este tipo de diabetes, el páncreas no produce insulina, ya que el sistema inmunitario destruye las células que se encargan de absorber la glucosa en el organismo, conduciendo a un nivel elevado de azúcar en la sangre.

La diabetes tipo 1 es muy poco común, suele aparecer en niños y adultos jóvenes.

Una vez que se diagnostica este tipo de enfermedad, la persona debe inyectarse insulina varias veces al día y seguir una estricta dieta baja en azúcares, almidones y grasa.  

Este tipo de diabetes no es causada por una alimentación inadecuada.

Sin embargo, es posible realizar exámenes en busca de marcadores inmunológicos, metabólicos  y genéticos, en personas con antecedentes familiares de diabetes.

Se han realizado pruebas experimentales con inmunosupresores, nicotinamida e insulina oral o subcutánea, para tratar de prevenir la aparición de los síntomas.

Mujer inyectandose insulina

Diabetes tipo 2

A diferencia de la diabetes tipo 1, el páncreas funciona, pero de manera inadecuada. Produce muy poca insulina, y como resultado se produce un alto nivel de glucosa en la sangre.

Esta enfermedad suele aparecer en adultos mayores y es difícil de diagnosticar, ya que sus síntomas tardan en aparecer.

Aproximadamente un 90 % de los casos de diabetes, corresponden a diabetes tipo 2. La buena noticia es que es posible tomar medidas preventivas.

Diabetes gestacional

Es un tipo de diabetes que padecen algunas mujeres durante el embarazo.

Se cree que la acción de las hormonas del embarazo (esteroide y lactógeno placentario) hacen que el cuerpo de la mujer no reaccione de manera correcta a la insulina.

De esta forma se produce un nivel alto de glucosa en la sangre. El bebé podría nacer con sobrepeso y existe la probabilidad de que desarrolle diabetes tipo 2 en su vida adulta.

Si una mujer sabe que tiene propensión a la diabetes y desea quedar embarazada, un test denominado O’Sullivan, determina si sus niveles de insulina son los correctos.

Y durante el embarazo, se  evalúa rutinariamente la manera en el que la futura madre metaboliza los carbohidratos.

Mujer embarazada con medidor de naranja y glucosa fresca con resultado de nivel de azúcar de medición, concepto de diabetes durante el embarazo

¿Existe alguna manera de prevenir la diabetes?

La respuesta es sí, al menos en el caso de la diabetes tipo 2, porque su progreso es bastante lento, y hay tiempo de tomar medidas para frenar su desarrollo y revertirla.

Por eso la educación es importante y conocer las etapas de desarrollo de la diabetes es primordial para un buen plan preventivo.

En las etapas iniciales, la insulina va disminuyendo su acción sobre la glucosa, por lo tanto los niveles de insulina se van elevando para compensar, a esto se le denomina hiperinsulinemia.

Después, los niveles de insulina van disminuyendo, por incapacidad de las células del páncreas encargadas de segregarla, y entonces se eleva la glucosa post-prandial, la que está presente en la sangre unas dos horas después de haber comido.

Luego aumenta la glucosa en ayunas y se llega al estado conocido como pre diabetes. Si no se toman las medidas adecuadas en este momento, al cabo de unos 10 años, la diabetes tipo 2 hace su aparición.

Según la Organización Mundial de la Salud, la prevención de la diabetes tiene tres niveles:

Prevención primaria, destinada a evitar que las personas susceptibles desarrollen la enfermedad, modificando comportamientos y factores antes de que la enfermedad manifieste síntomas clínicos.

Prevención secundaria, que tiene por finalidad descubrir tempranamente la enfermedad, para evitar que avance, inclusive si aún no se ha diagnosticado la enfermedad.

Prevención terciaria, para que las personas que ya manifiestan síntomas clínicos puedan prevenir y retardar las complicaciones de la enfermedad.

Factores de riesgo de la diabetes

La  International Diabetes Federation (IDF) clasifica  los factores de riesgo en

  • No modificables

De mayor importancia: predisposición genética, edad y diabetes gestacional previa.

Y de menor relevancia: bebés con bajo peso al nacer, o por el contrario, bebés grandes de más de 4 kg de peso, que podrían tener exceso de peso en la adultez.

  • Modificables

El exceso de peso es el principal factor de riesgo, seguido del sedentarismo y  las dietas altamente calóricas, bajas en fibra.

Algunas enfermedades predisponen a la aparición de diabetes tipo 2. Examinemos algunos de estos factores en detalle:

  • Sobrepeso

El exceso de tejido graso provoca que las células se vuelvan resistentes a la insulina.

  • Antecedentes familiares

La diabetes puede ser hereditaria, si existe en la familia, es muy probable que la persona la manifieste en algún momento de la vida.

  • Síndrome de ovarios poliquísticos

Las mujeres con este síndrome suelen tener resistencia a la insulina, por consecuencia existe un alto porcentaje de probabilidad de padecer diabetes.

  • Sedentarismo

Mientras menos actividad física, más propenso se es de padecer diabetes tipo 2, la actividad física además de que ayuda a mantener un peso adecuado, utiliza la glucosa como energía.

  • Etnia

Algunas etnias tienen mayor incidencia de diabetes:  afroamericanas, hispanas, asiáticas americanas y las indoamericanas, son más propensas a padecer diabetes tipo 2.

  • Prediabetes

Como ya se indicó, si existe condición de pre diabetes, es bastante probable que en el futuro, se desarrolle diabetes tipo 2.

Estrategias de prevención

Modificar el estilo de vida es primordial para prevenir y retardar la diabetes tipo 2, así lo corroboran importantes estudios a nivel mundial.

Y actualmente hay expectativas muy positivas acerca de los medicamentos hipoglucemiantes, si bien los cambios en el estilo de vida, siguen siendo la principal opción preventiva.

Entre estos fármacos está la metmorfina, un medicamento que sensibiliza la recepción a la insulina y disminuye los niveles de azúcar, además de ser protector cardiovascular.  

La metmorfina es la primera elección en casos de prediabetes, con la ventaja de tener pocos efectos secundarios.

Con mucha efectividad preventiva están las glitazonas, que disminuyen los niveles de azúcar en sangre, aunque necesitan la presencia de insulina para ejercer su acción.

Algunas  plantas ofrecen beneficios para la diabetes. tal es el caso del melón amargo, la canela, la bardana, el diente de león, la gymnema y el nopal, por citar algunas, con diversos niveles de efectividad.

Tienen pocos o ningún efecto secundario y se combinan a la perfección con todas las estrategias de prevención.

Y estos extractos se reúnen en Azúcar en la Sangre, para ayudar a mantener niveles saludables de azúcar en sangre.

Veamos en más detalle, cómo funcionan estas estrategias preventivas de la diabetes:

  • Actividad física

Conviene dedicar al menos 30 minutos al día a algún tipo de actividad física, bien sea caminar o trotar.

Esto reduce los niveles de glucosa en la sangre, mejora la circulación de la sangre y baja la presión arterial. No necesariamente tiene que realizar una rutina, solo mantenerse lo más activo posible.

En el caso de las personas diabéticas bajo tratamiento de insulina, la actividad física debe ser supervisada por el médico, ya que existen casos en que la glucosa puede descender demasiado durante o después de la actividad física.

  • Mantener un peso adecuado

En casos de obesidad, hay bajar de peso. El especialista en nutrición puede ayudar a establecer un peso adecuado y mantenerlo.

Imagen en primera plano de hombre realizando ejercicio de flexiones de pecho

  • Vigilar el contorno de la cintura

Porque los perímetros grandes, están muy relacionados con el riesgo de padecer diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares.

¿Qué se considera un perímetro grande? En el caso de los hombres, si supera los 102 cm, y en las mujeres, si rebasa los 88 cm.

  • Consumir alimentos saludables

Evitar alimentos fritos y ricos en grasas saturadas y grasas trans, alimentos con alto contenido de sal y bebidas azucaradas como el refresco o jugos con azúcares agregados.

En su lugar, optar por consumir carbohidratos saludables hallados en las frutas, verduras, legumbres, productos lácteos y proteínas magras.

La ingesta de fibra es sumamente recomendable para reducir los niveles de azúcar en sangre.

  • Evite el consumo de tabaco

Fumar aumenta las posibilidades de padecer diabetes tipo 2, a mayor cantidad de cigarrillos, más probabilidades hay de padecer esta enfermedad.

De hecho, se ha comprobado que las personas fumadoras tienen entre 30% y 40% de posibilidades de padecer diabetes tipo 2.

En el caso de personas fumadoras que ya padecen de diabetes, tienen un mayor riesgo de contraer enfermedades cardíacas, renales y mala circulación.

Pueden aparecer retinopatías (enfermedades que puede llegar a causar ceguera) y neuropatía periférica (daños en los nervios que causa adormecimiento, dolor y debilidad en brazos y piernas).

  • Control médico

Imprescindible para la diabetes gestacional, de forma que el especialista pueda monitorear los niveles de azúcar en sangre durante el embarazo.

Y para quienes tienen antecedentes familiares de la enfermedad, conviene hacer un examen al menos una vez al año, para asegurarse que todo está en orden.

Doctor realizando un diagnostico médico a una pareja

  • Vigilar síntomas

Como la sed excesiva y ganas de orinar frecuentemente. Debido al alto nivel de glucosa en la sangre, los riñones intentarán deshacerse del exceso a través de la orina.

Fatiga continuada  y visión borrosa, también son síntomas que deben alertar ante la presencia de azúcar en sangre alta.

  • Fitoterapia y vitaminas

Algunas plantas poseen muchos beneficios para ayudar en los procesos de la diabetes, e incluso tienen compuestos capaces de emular a la insulina.

La medicina ayurveda tiene a la gymnema, originaria del este de la India y Africa tropical. Sus hojas en infusión, tienen propiedades para bajar los niveles de azúcar, desintoxicar, combatir la artritis y ayudar a adelgazar.

Bloquea en parte la absorción de azúcar y disminuye la ansiedad por ingerir alimentos dulces, así evita incrementos en el nivel de azúcar en sangre.

La canela, es otra planta útil, no sólo en repostería, ya que es, a la vez, digestiva e hipoglucemiante.

El melón amargo, o pera balsámica, tiene extractos similares estructuralmente a la insulina, por ello se la conoce como insulina vegetal y se sabe que mejora las secreciones pancreáticas.

Se requiere alguna precaución con el melón amargo, ya que tiene interacción con la digoxina, un medicamento para tratar las arritmias, y como efecto secundario, la ingesta de sus semillas  podría ocasionar favismo.

El favismo es una deficiencia enzimática, más común en los hombres que en  mujeres, que causa destrucción en los glóbulos rojos. Las personas se recuperan al cabo de algunos días, pero es preciso evitar los desencadenantes.

La bardana es otra planta con excelentes efectos hipoglucemiantes, muy utilizada en la medicina china tradicional. La raíz y el tallo de esta planta contienen sustancias que ayudan a regular los niveles de azúcar en sangre.

La lignina, presente en el fruto de la bardana, también ha demostrado tener efecto antidiabético. Sin embargo, algunas personas son alérgicas a la pectina, una sustancia que se encuentra en el fruto, por lo que se requiere precaución.

Por último, hay estudios que señalan que el consumo de vitaminas C y E, aumenta la sensibilidad a la insulina, ya que disminuyen la inflamación y el estrés oxidativo.

Y hay un suplemento nutricional que contiene estos extractos y vitaminas beneficiosas en la prevención de la diabetes. Se trata de Azúcar en la Sangre, con el que se pueden acompañar las comidas para disfrutar de los beneficios de estos nutrientes.

La diabetes es una afección severa, que afecta notablemente la calidad de vida de millones de personas. Lo importante es que hay formas de prevenirla y que se difundan las estrategias para combatirla.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *