Crustáceos Frescos

La glucosamina y la condroitina fortalecen las articulaciones

La glucosamina y la condroitina fortalecen las articulaciones

Última actualización: 05-12-2018. Equipo Nutricioni

La glucosamina y la condroitina son dos sustancias muy beneficiosas, que combinadas suponen un refuerzo  para quienes realizan actividades físicas exigentes o han sufrido desgaste de sus articulaciones.

Cada una de estas sustancias resultan ser favorecedoras para la salud. Pero juntas en suplementos potencian los resultados de alivio a dolores o desgaste en cartílagos y articulaciones.

En nuestro cuerpo todas las articulaciones de hombros, rodillas, tobillos, codos…  pueden sufrir lesiones luego de alguna sesión de ejercicio. La práctica constante de alguna actividad recae en ligamentos, cartílagos y tendones que  si no son bien cuidados pueden terminar en patologías o lesiones.anatomia de la rodilla esencial para articulaciones, muestra de sus tejidos y conexiones que permiten un buen fncionamiento y flexibilidad, sobre un fondo blanco

Sin embargo, existen estos componentes que ayudan a las articulaciones en su función de acomodar las superficies óseas para amortiguar los impactos que resultan de rozamientos y movimientos.

Por ejemplo, uno de los componentes que genera el mismo cuerpo es la glucosamina. Es una sustancia que favorece el movimiento de articulaciones y cartílagos. No es más que un aminoácido esencial en el proceso de formación de tejido cartilaginoso.

Otro componente de gran valor es la condroitina, está presente en tejidos vertebrados. Ofrece propiedades elásticas al cartílago, además de formar parte de tejidos conectivos como los vasos sanguíneos, ligamentos, tendones y piel.

El consumo de estas sustancias está avalado por estudios científicos, que demuestran sus propiedades favorecedoras en dolencias articulatorias. De hecho se utiliza como medida preventiva segura y eficaz en el mantenimiento de articulaciones, tendones y ligamentos.

Por lo tanto, el consumo de glucosamina y condroitina es considerado como una solución ideal para quienes sufren de desgaste en sus articulaciones, sea por actividades físicas en deportistas o por simple paso del tiempo y degeneración.

¿Por qué se produce dolor en las articulaciones?

Al producirse inflamación de las articulaciones o de las estructuras adyacentes se genera un fuerte dolor. Por ejemplo, los tendones que conectan el músculo con el hueso y permiten mover la articulación, se pueden inflamar dando lugar a molestias.

O las almohadas de tejido que se encuentran debajo de los tendones y que evitan la fricción entre el tendón y el hueso, pueden dar lugar a la bursitis o inflamación de la Bursa. Las inflamaciones se producen por traumas o movimientos repetitivos, causando gran dolor en y alrededor de la articulación.

Como se puede observar, son varias las razones por las que se produce dolor. A estas se deben agregar las de índole metabólico, neuropáticos, desórdenes de tejido conectivo, etc.Doctora de Traumatología examina rayos X en el hospital. Fondo blanco.

Una revisión médica a cargo de un especialista que incorpore chequeo del historial médico, examen físico y exámenes adicionales, permitirán determinar con exactitud la razón del dolor. En algunos casos se requiere estudio del líquido que se encuentra dentro de la articulación, también llamado líquido sinovial.

Ahora bien puede doler en una sola articulación (monoarticular) o en varias (oligoarticular). Cada una de estas situaciones tiene características diferentes y por tanto requiere un tratamiento especial.

Si se presenta dolor en una sola articulación, por lo general es repentino y con un dolor agudo. También se presenta enrojecimiento de la zona afectada, limitándose los movimientos para disminuir el dolor o la inflamación.

Se presenta a cualquier edad y con seguridad es el resultado de un trauma, aunque puede ser artritis. Solo un especialista puede determinarlo y para ello necesita revisar su historial médico.

De presentarse dolor en varias articulaciones, se le relaciona comúnmente con el esqueleto: pelvis, caderas, columna. Y tiende a doler la parte baja de la espalda y la cadera. De hecho en las mañanas esta zona puede estar entumecida.

Enfermedades como la artritis, el lupus o incluso el desgaste normal por el envejecimiento dan lugar a inflamaciones y dolores articulares persistentes o recurrentes. En todo caso, el apoyo médico y el debido tratamiento evitarán el progreso de los malestares o su completa eliminación.

La glucosamina, la forma natural de aliviar dolor en articulaciones

Nuestro maravilloso cuerpo produce sustancias que le permiten llevar a cabo sus funciones, entre ellas está la glucosamina. Este líquido se encuentra alrededor de las articulaciones y favorece su buen funcionamiento. También la encontramos en la naturaleza.

Investigaciones científicas señalan que la glucosamina es la encargada de evitar el desgaste del tejido cartilaginoso. Cuando existe deficiencia en su producción, se generan dolores y enfermedades como la artrosis.

Por lo tanto, nuestro cuerpo depende de esta importante sustancia para reparar los tejidos que forman parte de los cartílagos. Favoreciendo de manera natural la curación de estas estructuras. De hecho cumple con varias funciones vitales que se pueden describir a continuación:

  • Como se ha dicho es valiosa en la reparación de articulaciones y cartílagos dañados.
  • Reduce la fricción articular al aumentar el líquido sinovial y por ende, mejorar la capacidad amortiguadora.
  • La presencia de glucosamina previene la posibilidad de lesiones en la práctica de deportes.
  • La glucosamina tiene la cualidad de ser antiflamatoria, aliviando dolor en las articulaciones de manera constante y progresiva.
  • La glucosamina favorece la producción de colágeno, lo que también nos aporta frescura y una piel más firme.

Por todos estos beneficios para las articulaciones, es considerada un suplemento altamente recomendado en casos de artrosis y prácticas deportivas.

Nuestro organismo produce glucosamina a partir de glucosa y glutamina, es decir es un azúcar natural modificado. De tal manera que los animales también la producen. Algunos de ellos y que podemos incorporar a nuestro menú en sopas, guisos o estofados, son:

  • Crustáceos: la glucosamina se encuentra en carne, cola o conchas.
  • Menudencias: orejas, hocico y articulaciones de animales.
  • Otros alimentos: cartílagos, huesos, médulas de vaca, pollo, conejo o cochino.

Por lo general estos alimentos no se consumen en cantidad, sin embargo una alimentación balanceada y equilibrada siempre será una gran aliada en el buen funcionamiento de nuestro cuerpo y de sus compuestos naturales.

Propiedades y beneficios de la condroitina

Si la glucosamina se encarga de incrementar el líquido sinovial, la condroitina funciona como un imán de este líquido. Ambos juegan un papel importante en el buen funcionamiento de articulaciones.

Al igual que la glucosamina, esta sustancia química se encuentra en las articulaciones. Pero en suplementos elaborados a partir de cartílagos de animales como vacas o tiburones, se combina con otras sustancias para potenciar sus beneficios, como por ejemplo la glucosamina.

Sin embargo, no solo es utilizado para tratar molestias, inflamación o dolores articulares, también se usa en otras patologías. Enfermedades del corazón, reflujo, cáncer, cistitis, anemia, entre otros, son solo algunas de los padecimientos que cuenta la condroitina para sus tratamientos.

En el caso de osteoartritis, la condroitina impide la destrucción del cartílago, aliviando el dolor y otros síntomas propios de esta enfermedad. Y además disminuye el espacio articular que existe en enfermedades óseas como la osteoporosis.

Su presentación manufacturada puede variar de acuerdo a la necesidad y aplicación. Por ejemplo para el dolor de artrosis se usa en ungüentos y cremas, que además incorporan alcanfor. O se puede inyectar por vía intramuscular para tratar esta misma enfermedad.Closeup manos de doctor listas para inyectar vacuna al paciente.

Cuando se incorpora al cuerpo por vía oral se absorbe lentamente por el organismo a través del tracto gastrointestinal. Pasando rápidamente a ser parte del líquido sinovial y protegiendo de esta manera articulaciones y cartílagos.

La condroitina es un componente valioso presente en tejidos de invertebrados y vertebrados, sobre todo en cartílagos, vasos sanguíneos, piel, ligamentos, tendones y aquellos con tejidos conectivos.

Si lo que se busca es mejorar la resistencia del cartílago ante compresiones, la condroitina favorecerá sus propiedades mecánicas y elásticas.

El suplemento que combina todas las bondades

Los beneficios de la glucosamina y la condroitina se ven potenciados si estos se toman en conjunto a otras vitaminas y minerales. Productos como Articagos lo hacen de manera excepcional.

Su fórmula combina lo mejor de cada uno de sus ingredientes para favorecer la salud de articulaciones, cartílagos, tendones y ligamentos. Aliviando dolores y molestias y evitando el avance de enfermedades relacionadas con las estructuras de las articulaciones.

Articagos supone grandes beneficios para nuestra salud. En una sola toma ayuda en el alivio de dolores por osteoartritis, disminuye el dolor de articulaciones al favorecer en el organismo la creación de cartílago.

También reduce la inflamación de articulaciones originadas por la presión y que generan dolor.  

Al incorporar glucosamina y condroitina, que son de hecho componentes básicos de un cartílago normal, estimulan a nuestro organismo a producir más cartílago, manteniéndolo saludable y sin el desgaste propio de enfermedades como la osteoartritis.

Articagos contiene además una serie de vitaminas, entre las que destacan A, E, C y el complejo B. Así que se convierte en un suplemento completo para la salud en general y en especial para las articulaciones.

La vitamina C por ejemplo, es bien conocida por sus efectos curativos y antiinflamatorios. Repara los tejidos de cualquier parte del cuerpo, porque forma colágeno que ayuda en la cicatrización. Y al ser un antiinflamatorio alivia los malestares y dolores que se generan en articulaciones.

Minerales como zinc, selenio, cobre, manganeso también están presentes en  Articagos, y son vitales en el bienestar de cartílagos, tendones y ligamentos. Esto demuestra que es una fórmula bastante completa.

Entre los beneficios de estos sobresalen los del selenio, conocido desintoxicante,  anticancerígeno y antienvejecimiento, que es de gran ayuda para aumentar nuestra inmunidad frente a las enfermedades.

Estudios demuestran que su combinación con la vitamina E es altamente positiva en enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide y el lupus.

Fuentes naturales y saludables de glucosamina y condroitina

Sin duda que un suplemento que incorpore todos los requerimientos de nuestro organismo es un alivio. Sin embargo, no significa que sea la única fuente.

La naturaleza siempre tan maravillosa, nos nutre y aporta lo necesario para optimizar las funciones de nuestro cuerpo.

Así que a continuación se mencionan algunos alimentos que no pueden faltar en nuestra mesa, si deseamos tener cartílagos, tendones y ligamentos completamente saludables.

Crustáceos. Camarones, langostas, cangrejos consumidos en sopas, guisos y salsas son una fuente saludable y deliciosa de glucosamina.Crustáceos Frescos

Menudencias. Los tejidos articulares y huesos de animales contienen glucosamina. Consumir sopas de estos o embutidos permite incorporar glucosamina al menú alimenticio.

Hongo Maitake. Es más usado en Asia y Europa. Contiene abundante glucosamina y condroitina que protege el cartílago óseo.

Vegetales. Alimentos que no son de origen animal, como los vegetales también nos ayudan a mantener articulaciones sanas. Sin embargo, es válido recordar aquí que la cocción pueden destruir los beneficios que pudiéramos encontrar en estos alimentos, por lo que se recomienda su consumo en crudo o con poca cocción.

  • Perejil: evita la acumulación de ácido úrico en los tejidos, con lo que podemos disfrutar de huesos fuertes.
  • Espinacas: no sólo contiene glutamina, de donde nuestro cuerpo produce la glucosamina, sino que además posee magnesio, calcio y vitamina C. La espinaca ofrece beneficios antioxidantes y antiinflamatorios.
  • Frutos secos: en sus distintas variedades ofrecen diferentes niveles de glutamina.
  • Trigo: otra fuente básica de glutamina.

Recomendaciones generales para tener articulaciones y cartílagos saludables

Existen recomendaciones básicas, que si se llevan a cabo podrá disfrutar de articulaciones saludables, libres de dolor e inflamación. Convertirlas en hábitos de vida, le permitirán gozar de una salud envidiable. Algunas de ellas son:

  • Peso adecuado. Cuando excedemos nuestro peso ideal por mucho, se genera una carga extra sobre piernas y sus articulaciones.
  • Agua. Mantenerse bien hidratado no solo es bueno para la piel sino también para las articulaciones.
  • Consumir vitaminas y minerales. Cada una aporta una, en dosis adecuadas aportan lo necesario para la protección de articulaciones.
  • Vitamina C: participa de la síntesis y formación de colágeno, matriz ósea y cartílago.
  • Vitamina A: favorece la absorción de condroitina.
  • Vitamina D: favorece la calcificación ósea normal.
  • Calcio y fósforo: aseguran una buena estructura ósea.
  • Magnesio: fija el calcio y el flúor a nivel óseo.
  • Manganeso y cobalto: favorecen la acción de enzimas protectoras de cartílagos u huesos.
  • Consumir glucosamina: de acción antiinflamatoria, es un componente esencial de superficies óseas en las articulaciones y líquido sinovial. Facilita la regeneración de cartílagos y elimina a largo plazo dolores articulares.
  • Consumir condroitina: lubrica las articulaciones evitando lesiones. Facilita la movilidad y flexibilidad del cartílago y al trabajar con la glucosamina genera un efecto restaurador a las lesiones en los cartílagos.
  • Entrenar correctamente. Calentar y realizar estiramientos antes de comenzar con la rutina de ejercicios es fundamental para evitar lesiones. Así mismo, descansar debidamente luego de ejercitarse es importante para evitar fatigar al organismo. Con ello protegemos los cartílagos. Utilizar la indumentaria, zapatos y herramientas adecuadas también es de vital importancia en la protección de tendones y cartílagos.
  • Seguir el tratamiento. Si ya hubo alguna lesión en articulaciones, seguir el tratamiento médico evitará recaer en dolencias y complicaciones.
  • Estar constantemente en movimiento: si estamos mucho tiempo estáticos y en una misma posición corremos el riesgo de aumentar la rigidez de las articulaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *