La fisiopatología de la anemia ferropénica

La fisiopatología de la anemia ferropénica

Última actualización: 10-05-2019. Equipo Nutricioni

Aunque el término anemia es el más común utilizado para designar el mal que afecta las funciones oxigenantes de los glóbulos rojos, en realidad se denomina anemia ferropénica. Es la más común de las variedades de anemia y la causa una disminución del hierro en el organismo, lo que termina en una disminución considerable de glóbulos rojos saludables.

Sabemos que el mineral de hierro como nutriente esencial es fundamental en el proceso de producción de glóbulos rojos en la médula espinal por lo que se debe reponer. Existen al menos dos formas de reponerlo y es a través de la alimentación inteligente o facilitar la reutilización del hierro contenido en los glóbulos rojos viejos no operativos.

En cuanto al término denominado fisiopatología, podríamos decir que se refiere al estudio del comportamiento de un tejido durante el curso de una enfermedad asociada. Se trataría de todos los análisis y observaciones que impliquen estos estudios hacia la determinación de las características del padecimiento, del tratamiento aplicable y su comportamiento evolutivo.

Entonces y según lo anterior, la fisiopatología de la anemia ferropénica habla del estudio, análisis y observación de las alteraciones sufridas por los tejidos corporales asociados. Y esto a partir de la ocurrencia de una anemia ferropénica, como ya sabemos generada por una carencia significativa de hierro en nuestro organismo.

Es perfectamente factible que los niveles de hierro en el organismo bajen notablemente, lo que regularmente ocurre a causa de las pérdidas hierro y de glóbulos rojos. Y es que muchas personas no disponen de la capacidad orgánica para reponer todas las reservas de hierro por lo que los niveles de glóbulos rojos en sangre comienzan a fallar.

Otra de las razones por la que se puede generar una anemia ferropénica hablaría de una falla considerable en el organismo relacionada con la absorción de hierro.  Aun cuando el organismo esté procesando la absorción del hierro de manera correcta, es conveniente revisar la calidad de la alimentación en la dieta diaria por falta de hierro.     

El equilibrio entre las exigencias por requerimientos fisiológicos de nuestro organismo y las cantidades de hierro que aportan las fuentes externas, trata del hierro necesario. Pero no siempre es la misma por lo que en ciertas etapas vitales el cuerpo requiere de algunos ingresos de hierro adicionales, durante el período de gestación o en bebés prematuros.

falta de hierro causa anemia, Anemia por deficiencia de hierro. La diferencia entre la cantidad de anemia de glóbulos rojos y normal.

El proceso de evaluación de la anemia ferropénica

Para hablar de la fisiopatología de la anemia ferropénica, necesitamos hacer referencia a los estudios de los procesos que esta afección implica precisando las variables implícitas. La sintomatología es una de estas variables,  y es que se deberán determinar los efectos de este tipo de anemia en la salud del organismo y en los tejidos para diagnosticar.

Desafortunadamente los síntomas de una anemia de este tipo, es decir, la que sucede cuando los niveles de hierro fallan en el organismo, no se hacen presentes de inmediato. Estos ocurren progresivamente debido a su condición crónica, además los niveles de hemoglobina deberán ser muy bajos para que estos se manifiesten de forma expresa.

Se reconocen síntomas como, por ejemplo, una marcada palidez que se manifiesta en el rostro, cansancio y poca resistencia a los esfuerzos por encima de lo normal. A éstos se les agregan las alteraciones emocionales, la caída del cabello por fragilidad, debilidad en las uñas y los labios comienzan a presentar llagas moderadas entre otros.

En casos graves la configuración de la hemoglobina sufre ciertas alteraciones lo que por supuesto genera síntomas de mayor importancia como el de palpitaciones marcadas. A este le siguen los mareos, insuficiencias respiratorias frecuentes y hasta se pudiesen producir lesiones cancerígenas debido a ciertas alteraciones en la mucosa del esófago.

La fisiopatología de la anemia ferropénica también incluye la emisión del  diagnóstico de la enfermedad según los síntomas y a partir de las evaluaciones correspondientes. Es claro que se requiere un análisis de sangre que incluya el hemograma que reflejará los valores de hemoglobina además del estado de las células en sangre.

Valores de la hemoglobina que se observen menores a los 12 g/dl en la mujer o 13 g/dl en el hombre dan pie al diagnóstico de anemia que pudiese ser del tipo ferropénica. Pero si se requiere precisar este diagnóstico, lo ineludible será practicarle un examen del nivel de hierro al paciente en estudio.

Los estudios típicos relacionados con el nivel de hierro en el organismo tienen que ver con ciertos exámenes a saber: El nivel de hierro sérico, la ferritina sérica, la transferrina y la determinación de la capacidad de fijación de hierro en el torrente sanguíneo, todos estos con  el objeto de tener la certeza del diagnóstico del tipo de anemia.

Descripción de la prueba de ferritina

Se trata de una prueba realizada para la determinación del nivel de ferritina en el torrente sanguíneo, un tipo de proteína cuya función es la de almacenar hierro en las células. Ya sabemos que el nivel adecuado de hierro es fundamental en la médula ósea por aquello de la producción de glóbulos rojos saludables asociados al transporte de oxígeno.

Esta prueba denominada como la de ferritina sérica habla de los niveles de hierro en el organismo lógicamente, algo que fortalece la musculatura, órganos y médula ósea. De esta manera el especialista será capaz de determinar si existen las cantidades de hierro necesarias para la salud, para la producción de glóbulos rojos y el transporte de oxígeno.

Precisamente la fisiopatología de la anemia ferropénica incluye este estudio en la idea de determinar los niveles altos o bajos de hierro en virtud de una serie de síntomas. Los que pudiesen estar alertando sobre una anemia y del tipo ferropénica como por ejemplo fatiga, cansancio frecuente más allá de lo que podría parecer normal bajo el mismo esfuerzo.

Veamos cuáles de los síntomas o efectos de una anemia de tipo ferropénica, de los que ya hemos mencionado antes, corresponden al exceso de hierro en el organismo. Y es que si comienzas a observar que tu piel se torna pálida, que sufres de cansancio o de alguna debilidad marcada sin razón aparente o de mareos frecuentes, sería prudente sospechar.

Pero hay más sobre los síntomas característicos de un exceso de hierro que conduciría a una anemia de este tipo, en el caso de que no se corrijan estos niveles a tiempo. Es que estos se agravan si no se actúa con prontitud al detectarlos, convirtiéndose en posibles fallas articulares, dolores abdominales pronunciados, taquicardia y pérdida de peso.

En la fisiopatología de esta afección también se considera la posibilidad de la presencia del síndrome de piernas inquietas, altamente relacionado con una baja de hierro. Una deficiencia significativa del mineral en la sangre que altera además el sistema nervioso central.

Nunca deberás pasar por alto la influencia que ejerce la alimentación sobre la salud del organismo por lo que necesitarás complementarla a diario con los nutrientes esenciales. Las mujeres son alojamiento frecuente de la anemia por deficiencia de hierro, sobre todo durante la gestación por lo que VicMujer es la opción para la producción de glóbulos rojos.

anemia pizarra negra, estetoscopio, Concepto médico: Anemia - Pizarra negra con texto dibujado a mano y estetoscopio rojo. Vista superior. Concepto médico: anemia manuscrita en pizarra negra. Representación 3D.

El examen de hierro sérico también es necesario

Se podría detectar que el origen de la anemia se encuentra en una enfermedad crónica asociada precisamente con fallas de los niveles de hierro en el organismo. Esto último se refiere al hierro por exceso o por defecto en el torrente sanguíneo afectando la generación de glóbulos rojos y como consecuencia al transporte de oxígeno hacia las células.

Se trata de una evaluación que complementa a las demás que conforman el perfil de los estudios de evaluación de la anemia ferropénica como la anterior denominada ferritina. Y es que también sirve para detectar el nivel de hierro en sangre por lo que lógicamente también se necesitará una muestra de sangre.

El examen regularmente se propone en la mañana, luego del desayuno,  pero siempre bajo la dirección y criterio del especialista encargado de evaluar el caso. Esto último se toma en cuenta debido a que la administración de algunos medicamentos podría alterar o desvirtuar los resultados por lo que la suspensión sería necesaria pero siempre prescrita.      

La advertencia o recomendación más saludable será la de no dejar de administrar ningún medicamento prescrito si la consulta pertinente y la aprobación del médico tratante. Es justo mencionar en términos genéricos, algunos de los medicamentos que pudiesen afectar resultados, entre ellos los antibióticos, los estrógenos y los anticonceptivos.

Los resultados de estas evaluaciones para niveles normales, habla de una presencia de hierro entre los 60 y 170 mcg/dl, y de la capacidad de fijación del mismo. Lo anterior, de entre unos 240 a 540 mcg/dl, además arroja resultados de la saturación de la transferrina cuyos valores normales deberían encontrarse entre 20% y 50%.

Acotamos la idea de que la interpretación correcta de los resultados, ya sean por defecto o por exceso debe ser realizada por el especialista que esté llevando el caso. Esto se debe a que ya se habrá elaborado un historial que le permitirá dar con el diagnóstico de mayor precisión.

Pero también se pueden evacuar resultados anormales, por exceso o por defecto, por lo que se encontrarán señales de hemocromatosis o de anemia hemolítica. Estas dos últimas se refieren al exceso de hierro en el organismo o a la destrucción de los glóbulos rojos con demasiada premura.

En este punto es conveniente hacer énfasis en la alimentación en tanto que esto facilita los exámenes correspondientes a esta fisiología relacionada con la anemia. Y es que la mejor forma de aminorar los efectos de la falla de hierro es suplementar con la mejor fórmula natural nutritiva alimenticia, VicMujer es la opción perfecta.

Evaluar la transferrina es parte de la fisiopatología

No se puede tener un panorama completo sobre el diagnóstico de la anemia ferropénica si no se realiza el examen de transferrina incluido en los estudios fisiopatológicos. Se trata de determinar la capacidad presente del organismo, de transportar el mineral de hierro, a partir de una muestra de sangre pero esta vez venosa.

Como en los exámenes o pruebas anteriores, este examen se aplica cuando el médico que esté a cargo del tratamiento, sospeche la deficiencia o exceso de hierro en el cuerpo. Recuerda que una falla de hierro termina en una deficiencia de la producción de glóbulos rojos en la médula ósea lo que altera el transporte de oxígeno en la sangre.

Entendemos que la transferrina se constituye en la proteína más importante de la sangre asociada al transporte de hierro a través del organismo por lo que su análisis  es esencial. Se trata de la determinación de la cantidad de transferrina de la que el organismo podría disponer para el transporte y fijación del mineral de hierro, la libre o la saturada.

Dentro de los estudios que se abordan asociados a la fisiopatología de la anemia del tipo  ferropénica, se debe incluir un chequeo de las funciones del hígado. Este punto obedece a la idea de que la transferrina se sintetiza en este órgano, pero además, es conveniente determinar la salud de la médula ósea y chequear las moléculas de hemoglobina.

Se ha determinado que al menos un 70% del mineral de hierro presente en el organismo, es transportado hacia la médula ósea, el otro 30% es almacenado como ferritina. Esto da pié a otro chequeo y es que la determinación de la cantidad de ferritina en sangre, arroja convenientemente el estado de las funciones hepáticas del paciente y de su nutrición.  

Un resultado normalizado de los estudios asociados a la fisiopatología de la denominada anemia ferropénica debería arrojar una saturación en las zonas de unión del 30%. Esto habla de una reserva que se mantiene aproximadamente dentro de los dos tercios de su capacidad libre, lo que nos indica cómo está funcionando el transporte y fijación del hierro.

Los resultados de los análisis de hierro en el organismo, reflejan el nivel de alimentación, es decir, del nivel de nutrición que estamos procesando diariamente. Esto por lo regular es deficiente por lo que deberás complementar con los suplementos nutrientes naturales adecuados, y en este caso la mejor alternativa es VicMujer sin duda alguna.

Chequea la capacidad de fijación de hierro en sangre

Además de las pruebas convencionales de hierro en sangre para determinar cantidades y fallas o excesos, una fisiopatología asociada a la anemia ferropénica deberá ser completa. Y es que esto no será posible sin determinar la capacidad de fijación que pueda presentar el hierro para su fijación en la sangre.

Se trata de aplicar la prueba de fijación y desplazamiento del hierro a través del cuerpo ya que del buen funcionamiento de esta propiedad depende la salud de nuestro organismo. Cuando se fija la cantidad necesaria de hierro, se produce correctamente la hemoglobina, es decir, la proteína que hay en los eritrocitos y que transporta el oxígeno.

El nivel de transferrina en la sangre está asociado con el de hierro también en el torrente sanguíneo por lo que la prueba TIBC se realiza en conjunto al analizar la anemia. La TIBC analiza precisamente la presencia de ciertas proteínas presentes en la sangre dentro de las cuales está la transferrina.

La ventaja de este examen es la de que además de analizar la fijación de hierro, permite al especialista tratante obtener datos que le servirán para evaluar la dieta del paciente. Pero no solo eso, sino el nivel de nutrición y el estatus de la salud del hígado para poder determinar las razones de la variación del nivel de hierro en sangre.

Con estos análisis además se puede determinar si la razón de la afección se encuentra en otras enfermedades asociadas ocultas o no, lo que es perfectamente factible. Un posible  embarazo por ejemplo, además de una pérdida inusual de sangre puede estar asociado a una baja en el nivel de hierro.

Así como en otras evaluaciones, los resultados de esta prueba podrían verse alterados por el efecto de varios factores como por ejemplo la metodología utilizada en laboratorio. De lo anterior se puede inferir que si encuentra valores distintos en las mismas pruebas realizadas  en diferentes laboratorios, la razón podría estar en la metodología utilizada.

Inclusive puede que los resultados que se obtengan en los laboratorios se alejen un tanto de los valores normalizados y en realidad no exista ningún problema. La única certeza del  diagnóstico resultará de la experticia del profesional médico especialista en las patologías relacionadas con la anemia.

Evaluar la presencia de sangre en las heces

En este punto, las sospechas sobre la presencia de la existencia de una anemia de tipo  ferropénica han sido ya prácticamente confirmadas o no por los exámenes anteriores. Y es que se trata de una evaluación definida como HGO, un test de sangre oculta en heces relacionado con niveles de hemoglobina que puede revelar fielmente la anemia presente.

La ventaja de este exámenes reside en la idea de que existen ciertos restos de sangre que con los exámenes convencionales no se evidencian por lo que el HGO será esencial. La fisiología de la anemia ferropénica no estaría completa sin este examen determinante, ya que cualquiera otro como la colonoscopia o la radiología gastrointestinal no aplican.

Esta evaluación determinará la existencia de una hemorragia gastrointestinal oculta de origen oscuro muy difícil de detectar y que regularmente es causa de este tipo de anemia. De hecho se recomienda comenzar los estudios con esta evaluación cuando se sospeche seriamente de la presencia de la anemia ferropénica.

De hecho, si la sintomatología conduce a esta evaluación, los casos más representativos los constituyen los hombres en etapa adulta y las mujeres en condición postmenopáusica. En esto es justo saber que además de este tipo de anemia, el cáncer colorrectal sería otra de las enfermedades que llevarían a una exploración de este tipo.

Es decir que se podría detectar este tipo de anemia a partir de una exploración como este test de sangre oculta SOH debido a causas diferentes a las de una afección anémica. Por esto se obligará al profesional médico tratante a estar en dominio de la fisiopatología de la prueba HGO paro además en el conocimiento profundo de todas las técnicas de SOH.

Es justo aclarar que en el ejercicio profesional del gastroenterólogo especialista un test SOH asociado a restos de sangre oculta en las heces se utiliza en casos de cáncer. No existen evidencias que respalden su utilización en los casos de la anemia ferropénica pero  su utilidad asociada a la detección del grupo HEM es determinante.

Todos los estudios fisiológicos acerca de la anemia se pueden facilitar si la alimentación, es decir, si tus hábitos alimenticios son de cuidado permanente para tu organismo. Y esto lo puedes lograr al complementar diariamente tu dieta con los mejores suplementos y en esta línea de nutrición VicMujer es la mejor opción para prevenir.

analisis prueba de anemia, Sangre para prueba de ANEMIA, Concepto médico, Diagnóstico Deficiencia de hierro Trabajo manual con mano de obra, Anemia aplásica

Lo que debes saber sobre VicMujer y sus propiedades

VicMujer es un suplemento de fórmula avanzada que funciona de varias maneras y entre ellas como protector de la osamenta al facilitar la absorción de calcio. Esta es la forma más conveniente de prevenir la osteoporosis ya que se regulan las cantidades de este mineral en el organismo.

La mejor recomendación para el consumo de VicMujer se dirige en la idea de una dosis diaria que representa la capacidad vitamínica que se debe suministrar al cuerpo. La presentación se adecúa a un mes de suministros, en una formulación que además incluye los minerales necesarios para evadir la posibilidad de una anemia.

La manera en la que VicMujer  facilita la prevención de la ocurrencia de una anemia tiene que ver con una formulación que promueve la generación de glóbulos rojos sanos. Pero sus funciones no se detienen aquí, y es que además éste facilita la generación de colágeno, lo que retrasa el envejecimiento debido a su gran contenido de vitamina C.

El cabello tendrá un estupendo aliado para su crecimiento saludable en el uso de este producto además de que fortalece la cabellera y previene su caída. Pero no termina aquí y es que VicMujer además embellece la piel y le confiere la dureza necesaria a las uñas, estamos hablando de un producto de última generación en el cuidado de la salud integral.

Vale decir que VicMujer ha sido diseñado especialmente para el tipo de mujeres que están preparadas para abordar las múltiples responsabilidades que la vida actual impone. Algo que logra mediante una dosis diaria especial de nutrientes naturales preparadas para 30 días de manera de equilibrar la dieta cada día.

Esta fórmula no contiene componentes químicos y si una variada mezcla de frutas y verduras de la más alta calidad para facilitar el manejo del estrés y la energía. Esto facilita atravesar mensualmente el período menstrual que toda mujer debe pasar, además VicMujer oxigena el cerebro de la manera más adecuada.

Podemos agregar sus propiedades reguladoras del nivel de azúcar en sangre, algo que es muy importante durante los ciclos de la mujer y en las condiciones de un embarazo. También fortalece el sistema inmunológico en contra de los agentes patógenos que agreden frecuentemente nuestro organismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *