La facilidad de mejorar la memoria continuamente

La facilidad de mejorar la memoria continuamente

Última actualización: 08-01-2019. Equipo Nutricioni

Ilustración de las cosas que quedan guardadas en la memoria

Cuando somos muy niños, desde los primeros 3 años de nuestras vidas, comenzamos a recordar con tanta facilidad todo aquello que hemos aprendido a esa corta edad.

El consciente y el subconsciente trabaja con una perfección inigualable. Solemos decir que: “...a esa edad somos unas esponjas.”

Ese popular dicho se refiere a que toda la información que vemos es rápidamente captada y almacenada por el cerebro. De manera que, cuando volvemos a ver algo igual o similar nuestro cerebro se encarga de asociar y buscar en la información que ya ha sido guardada con anterioridad. Es allí cuando solemos recordar el elemento que acabamos de asociar.

En los pequeños, lo primero que se manifiesta es la memoria por asociación. Van aprendiendo letras, colores, números, olores, objetos, sus nombres. Al volver a ver todos estos elementos, recordarán la información que su subconsciente ha guardado y la asociarán con lo que están viendo actualmente.

A medidas que van viendo con mayor frecuencia los mismos elementos el recuerdo y la asociación le será cada vez más fácil. Es lo que contribuye a un aprendizaje óptimo y a la ejercitación de la memoria. Mientras más práctica tengan menos probabilidades hay de olvido.

Esta afirmación tiene como soporte la teoría de la memoria de Herman Ebbinghaus quien publicó y defendió su teoría de la memoria.

Hermann Ebbinghaus

Fue un famoso filósofo y psicólogo alemán. Nacido en Barmen, Alemania, el 24 de enero  del año 1850. Realizó sus estudio en la Universidad de Bonn, donde obtuvo su doctorado en 1873. También prestó servicio durante la guerra franco-prusiana. Fue el momento en donde sus estudios quedaron de lado. Luego continuó con sus investigaciones de manera independiente.

Es una caso interesante y particular, debido a que este psicólogo altamente interesado en esclarecer el tema de la memoria, se usó a sí mismo para llevar a cabo sus experimentos y estudios sobre la memoria. Basándose en los estudios de Gustav Fechner para continuar, avanzar y terminar con su interés. Como lo fue la medición de la memoria.

Hermann empleó el método de la repetición, a manera de lograr un método de medición para la memoria. Consiguiendo con esto la manera de medir el tiempo en el cual el cerebro o la memoria logra olvidar la información que ya ha guardado.

Los resultados que obtuvo a través de sus experimentos sobre la memoria se le dió por nombre la “Curva del olvido”. Estos estudios explican todo lo relacionado con el olvido en función del tiempo.

Teniendo la certeza de sus resultados a través de los experimentos empleados, Ebbinghaus defiende su teoría sobre la ejercitación de la memoria y la obtención de aprendizaje a través de la repetición.

Hermann Ebbinghous también publicó una teoría sobre la visión del color en 1893. Y finalmente muere el 26 de febrero de 1909, en Breslau, Alemania, de una pulmonía.

Curva del olvido

Es un estudio que comenzó Hermann Ebbinghous en 1885. En donde ilustra la pérdida de la retentiva con el paso del tiempo. El objetivo de este estudio fue medir el tiempo con el cual el cerebro puede mantener almacenado un aprendizaje. Y a su vez, también medir el tiempo en el cual el cerebro puede eliminar datos almacenados que no fueron estimulados a través de la repetición.

Con este estudio, se afirma y se comprueba la teoría de que un aprendizaje de calidad e netamente necesario para que nuestro cerebro guarde la información. Y para que esta información se mantenga en nuestro cerebro a través del tiempo, debe ser estimulada a través de repeticiones que mantengan los recuerdos activos.

Esta práctica garantiza un almacenamiento de información a largo plazo. Lo cual hace que nuestro aprendizaje sea asimilado a la perfección a lo largo del tiempo.

A través de la práctica de aprendizaje de calidad reforzado con la repetición, Ebbinghous realiza posteriormente la medición en una tabla, la cual le da los resultados en forma de curva.

Aquellos aprendizajes que no fueron recordados a través de  la repetición, arrojaron como resultado una curva en declive. La cual nos indica el olvido a corto plazo, a mediano plazo o a largo plazo.

El olvido de una información almacenada por nuestro cerebro puede llevarse a cabo, incluso, en un par de horas, cuando nunca se estimuló con repetición. Así como también puede llevarse a cabo en días o semanas, cuando ha sido estimulada con poca repetición y se deja de estimular.

Teniendo en cuenta que también puede llevarse a cabo el olvido, al pasar los años, cuando ha sido estimulado con mucha repetición pero ha dejado de estimularse.

Una forma de ayudar a tener retentiva de calidad es tomando el suplemento MetaMente, el cual puede conseguir en nuestra tienda.

Fases de la memoria

Funciones específicas de los Hemisferios del Cerebro

La memoria tiene una forma de trabajar muy particular para que se pueda llevar a cabo el aprendizaje cognitivo y el buen almacenamiento de la información. En este caso, el proceso se da en 3 fases.

Principalmente se manifiesta la fase de la codificación. Como se había explicado anteriormente, con el ejemplo de los niños de 3 años de edad, el primer proceso que se lleva a cabo en esta etapa para que se del aprendizaje es la codificación.

A través de sus sentidos, el niño de 3 años de edad codifica todo los nuevo que ve, huele, degusta, toca u oye. Estableciendo la distinción entre una cosa y la otra.

Seguidamente se lleva a cabo el proceso de almacenamiento de esa codificación. Todo aquello que ha visto, olido, tocado, degustado u oído el niño de 3 años se ha almacenado tal cual como lo percibió por primera vez. En esta fase se puede decir que se ha producido un aprendizaje de calidad.

Y por último, se lleva a cabo la fase de la recuperación. En donde a través de la repetición de lo aprendido la primera vez se asocia con la percepción por segunda vez.

Esto quiere decir: que si el mismo niño de 3 años vio por primera vez un carro azul estacionado en la calle, inmediatamente codificó y guardó la información de que es un carro y es azul. El carro se moviliza y desaparece.

Pero si lo vuelve a ver, ya sea que esté en movimiento o estacionado, inmediatamente asociará y recordará aquel momento en el que vió por primera vez un carro azul. A medida que sigue viendo carros azules a lo largo de su vida, siempre estará estimulando los recuerdo. Haciendo que el aprendizaje cognitivo resulte satisfactorio.

Este tipo de memoria corresponde a la memoria sensorial. Lo cual podremos entender en la clasificación de los tipos de memorias.

Memoria sensorial

Basada netamente en el almacenamiento y recuerdos a través de la percepción. Los recuerdos que relucen  con este tipo de memoria son los recuerdos asociados a las sensaciones y todo lo relacionado al aprendizaje a través de los sentidos.

Respirar el rico aroma de las flores, o el aroma de una comida. Visualizar un arcoiris o algo de percepción desagradable. Tocar una piel suave y tersa u obtener una quemadura con una olla caliente.

Degustar un sabor alucinante o percibir una  bebida con un sabor totalmente desagradable. Escuchar u oír una música relajante o alguna música que tus oídos rechacen. Todas estas situaciones conllevan al almacenamiento de la información que se está percibiendo en ese instante.

Lo cual, posteriormente va a generar un recuerdo, que aunque sea de buen gusto o detestable, será un aprendizaje. Que puede pasar de ser aprendizaje de calidad a ser un aprendizaje cognitivo satisfactorio. La memoria sensorial podría tener una durabilidad de 200 a 300 milisegundos.

Memoria a corto plazo

Este tipo de memoria trabaja con la repetición de lo aprendido. Pero en este caso en un corto tiempo. Se podría decir, que es el tipo de memoria que utilizamos para aprendernos algo rápidamente para usarlo de inmediato y luego no usarlo más.

Un buen ejemplo para explicar mejor este proceso sería el de un número telefónico: Necesitamos llamar a una persona y no nos sabemos el número que debemos discar. Podemos.

Ubicar el número telefónico en la agenda, visualizarlo y recordarlo mediante la repetición del mismo hasta lograr marcarlo en el teléfono.

Una vez lograda la comunicación con la persona que deseábamos, cuando hemos transmitido y percibido una información distinta a lo que sería el número telefónico en sí, dicho número ha sido olvidado casi por completo tras haber sido suplantado por la información recibida.

Como ya se había explicado anteriormente, la memoria a corto plazo puede durar menos de un par de horas para que el cerebro olvide la información almacenada. Aunque puede ser estimulada con MetaMente.

Memoria a largo plazo

La memoria a largo plazo tiene gran similitud con la memoria a corto plazo.La memoria a largo plazo, al igual que la memoria a corto plazo, necesita estrictamente de la memoria sensorial para que su procedimiento sea satisfactorio.

La memoria a largo plazo se encarga por su parte de recordar a través de los años un aprendizaje adquirido o una experiencia inolvidable. Los aprendizajes y las experiencias vividas se llevan a cabo a través de procedimientos de la memoria que de alguna manera son distintos.

Los aprendizajes adquiridos se almacenan en nuestro cerebro durante largos años a través de un procedimiento llamado: memoria implícita o memoria procedimental.

La cual se encarga de aprendizajes como conducir, nadar, escalar montañas, aprender un idioma, aprender un oficio u ocupación. Lo que hace que posteriormente nuestro cuerpo realice las actividades aprendidas de manera automática a través de la repetición.

Las distintas habilidades que desarrollamos a lo largo de nuestra vida no serían posibles de no ser activada este tipo de memoria. Lo que quiere decir que básicamente el cuerpo trabaja de manera inconsciente.

Pérdida de la memoria

En la época que estamos viviendo, podemos experimentar cualquier serie de vivencias que podrían hacer que, de alguna manera, tengamos pérdida de memoria.

No necesariamente nos referimos a perder la memoria por completo, sino, a tener ciertas lagunas mentales. O lo más básico, el olvido de ciertas cosas que podrían ser importantes para el cumplimiento de las actividades diarias.

Algunas de las causas de que podrían afectarnos con el mantenimiento de una buena memoria son:

Y en los casos que requieren de mayor atención podemos clasificar a las enfermedades que afectan gravemente la memoria, como lo son:

  • La demencia
  • El alzheimer
  • La mala oxigenación de nuestro cerebro
  • El deterioro cognitivo
  • Entre otras afecciones que podrían ser reguladas con  MetaMente.

Maneras de mejorar la memoria

Ilustración del funcionamiento de un cerebro activo

  • Organizar las actividades diarias
  • Implementar disciplina para la realización de actividades
  • Implementar hábitos sanos
  • Implementar entre los hábitos sanos la ingesta de MetaMente
  • Ser independiente
  • Leer
  • Estimular los sentidos
  • Escuchar la radio
  • Realizar ejercicios físicos
  • Implementar la resolución de juegos mentales
  • Mirar fotos y videos antiguos
  • Escribir (cartas, recetas o un libro autobiográfico)
  • Meditar
  • Cerrar los ojos en momentos de estrés
  • Abrir y cerrar las manos cada cierto tiempo
  • Implementar una alimentación balanceada
  • Controlar las horas de las comidas
  • Dormir la siesta
  • Activar los sentidos con chocolate (para quienes pueden hacerlo)
  • Dormir bien por las noches
  • Practicar los conocimientos aprendidos
  • Realizar ejercicios mentales de manera motora
  • Canalizar el estrés
  • Tomar con calma las situaciones rabia.

Estas, son algunas de las recomendaciones que nos ayudarán a mejorar la memoria fácilmente. Adaptando nuestro cuerpo a buenos hábitos que también mejoran nuestro día a día. MetaMente es una alternativa fácil para mejorar nuestra memoria. No dudes en buscarlo en nuestra tienda.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *