La diabetes: una herencia que no queremos

La diabetes: una herencia que no queremos

Última actualización: 10-12-2018. Equipo Nutricioni

La diabetes es hereditaria y es una enfermedad que se considera crónica, y su principal característica es que se produce porque el páncreas no sintetiza la cantidad de insulina que el cuerpo humano necesita.  Es decir, produce una cantidad menor a la necesaria o no la utiliza como debe ser.

La insulina es la hormona que produce el páncreas y su función principal es que mantiene los valores apropiados de glucosa en la sangre.  Esta permite que la glucosa entre en el organismo y sea llevada al interior de las células donde se transforma en energía.

Modelo molecular de la molécula de insulina, ilustración 3D

En las personas diabéticas hay un exceso de glucosa en sangre lo que se llama hiperglucemia y la consecuencia principal es que acaban dañándose los tejidos y se producen graves complicaciones en el organismo.

Según un estudio realizado por la Asociación Francesa de Diabéticos, se afirma que la diabetes tipo 1 y 2 son  hereditarias; y que son como la obesidad, una “epidemia” ya que va creciendo su población rápidamente.

La diabetes tipo 1 es meramente hereditaria; porque el páncreas no produce suficiente insulina, sin embargo este tipo de diabetes abarca solo el diez por ciento de la población de diabéticos.

La mayor parte de diabéticos sufre de la tipo 2, y a pesar que solo se pensaba que era únicamente por malos hábitos, también tiene parte hereditaria.

La diabetes tipo 1 y 2 tienen causas diferentes y en sí se hereda una predisposición a la enfermedad y luego, hay un elemento en el entorno  que desencadena la enfermedad.

No solo los factores genéticos son los que influyen para que se desarrolle la enfermedad sino los hábitos también.

En la diabetes tipo 1, es necesario que la persona herede de sus padres factores de riesgo.

En la diabetes tipo 2, tiene que ver con los antecedentes familiares pero también los factores ambientales.

¿Existen diferentes tipos de  diabetes?

La respuesta es sí, y se conocen tres tipos:

  • Tipo 1.  Aparece generalmente en la infancia, la adolescencia y los primeros años de vida adulta.  Para que aparezca, no es necesario que existan antecedentes familiares.  Se da por la destrucción progresiva de las células pancreáticas que producen la insulina, entonces esta tiene que administrarse artificialmente.  Uno de los síntomas más resaltantes es la necesidad de beber líquido y comer; por lo tanto hay aumento en la cantidad de veces de orinar.  También se presenta sensación de cansancio y pérdida de peso a pesar de aumentar la cantidad de ingesta de alimentos.
  • Tipo 2.  Surge en personas adultas de edades avanzadas y es más frecuente que la anterior.  Por lo general algún familiar ha padecido esta enfermedad, por lo tanto, la herencia juega un papel importantes en este tipo de diabetes.  Se origina porque el cuerpo produce una cantidad muy pequeña de insulina  y las células no lo aprovechan de la mejor manera.  Por lo general este tipo de diabetes pasa desapercibida ya que los pacientes no presentan síntomas muy notorios.
  • Diabetes gestacional.  Ocurre en el embarazo, ya que la insulina aumenta.  Pero en ocasiones este aumento no se produce y ocasiona una diabetes en el embarazo.  Igual que el tipo 2, no presenta síntomas notorios pero se detecta aproximadamente en la semana 24 cuando las embarazadas se realizan exámenes de rutina, pre natales.  Es probable que cuando la mujer embarazada padece esta enfermedad desaparezca, pero a lo largo de varios años reincide.

Mujer embarazada con medidor de naranja y glucosa fresca con resultado de nivel de azúcar de medición, concepto de diabetes durante el embarazo

Dependiendo del tipo de diabetes, se pueden manifestar síntomas como:

  • Pérdida de peso.
  • Sed y hambre excesiva.
  • Frecuencia de orinar.
  • Debilidad y fatiga
  • Irritabilidad y cambios de humor.
  • Vista nublada.
  • Heridas de difícil cicatrización.
  • Infecciones de la piel.

¿Qué debemos saber sobre su prevención, diagnóstico y tratamiento?

  • Prevención.  Para la diabetes tipo 1 no hay ningún método preventivo completamente eficaz.  Pero para la de tipo 2, que está muy relacionada con la obesidad si la hay y esta no es más que tener una dieta saludable y hacer ejercicios.
  • Diagnóstico.  Este se realizará cuando el paciente busque la razón de su hambre excesiva, tenga infecciones recurrentes o sufra de obesidad.  Mediante un examen de sangre de  rutina se verán elevados los niveles de glucosa en la sangre.
  • Tratamiento o recomendaciones.  Se fundamenta en tres aspectos que son los más importantes:
    • Dieta, es un factor primordial para prevenir o para cuando ya se tiene la enfermedad. Debe ser una dieta saludable y balanceada de acuerdo a las necesidades del paciente.
    • Ejercicio, este ayuda mucho con esta enfermedad y además se evita la obesidad que es una de las causas más frecuentes de la diabetes tipo 2.
    • Medicación, con mucha frecuencia se tiene que acudir a fármacos como la insulina o hipoglucemiantes por vía oral. Entre los fármacos más utilizados están:

Fármacos hipoglucemiantes orales, son utilizados solo en pacientes con diabetes tipo 2, que aún con la dieta y el régimen de ejercicios no logran bajar los niveles de la glucemia.

Tratamiento con insulina, es utilizada en pacientes con diabetes tipo 1 ya que el páncreas no produce insulina.  Es usada en pacientes con diabetes tipo 2 cuando con la dieta y el ejercicio no se controlan los niveles de glucosa en sangre.

Jeringuillas tradicionales, son de un solo uso y están graduadas en unidades internacionales.

Plumas para inyección de insulina, es una plumilla donde adentro tiene insulina y tiene repuestos para cuando la insulina que está en su interior se acabe.

Jeringas precargadas, son jeringas que tienen ya la insulina precargada pero cuando se acaba se desecha todo porque no se le puede colocar más.

ilustracion de propagacion de diabetes, analisis, prevencion Composición isométrica de la diabetes con nivel de azúcar en la sangre prueba de pinchazo con el dedo comida prohibida ilustración de vector de inyección de insulina

Vitaminas para una persona diabética

Las vitaminas son esenciales para el cuerpo humano ya que ayudan a tener una buena digestión.  Para una persona diabética son muy importantes ya que las células se oxidan rápidamente. A continuación se mencionan las más importantes:

  • Vitamina B1, es la responsable del sistema nervioso central y ayuda a liberar la energía almacenada en el cuerpo.  Este tipo de vitamina la podemos encontrar en frijoles, nueces, huevos, carne de cerdo, hígado de res y semillas de girasol.
  • Vitamina B12, su función es conectar las células para la producción de glóbulos rojos.  Entre los alimentos con esta vitamina encontramos la leche, queso, huevos, hígado y pescado.
  • Vitamina C, evita que el azúcar dentro de las células se convierta en Sorbitol, lo que a largo plazo produce daños renales, oculares y nerviosos.  Entre los alimentos con esta vitamina tenemos fresas, guayabas, pimientos, frutas cítricas y los suplementos como Azúcar en la Sangre.
  • Vitamina E, mejora la función de la insulina y ayuda a evitar complicaciones a largo plazo como la ceguera, daños neurales y renales. Esta vitamina ayuda a proteger las células, la encontramos en alimentos como el aceite de maíz, girasol y soya, brócoli y espinacas y en el suplementos Azúcar en la SangreEste suplemento está compuesto por las principales vitaminas y demás nutrientes para acelerar la insulina y además mantener controlados los niveles de azúcar en la sangre.

capsulas naturales llenas de alimentos que asemejan vitaminas y nutrientes para mejorar la salud, complejo vitaminico que sirve de mucho alimento, carnes, legumbres, frutas, verduras

Minerales para controlar la diabetes

Los minerales son muy importantes para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo; principalmente los huesos, los tejidos, procesos fisiológicos y  producción de energía. Entre ellos podemos encontrar:

  • El cromo, ya que su función principal es convertir los carbohidratos en glucosa y ayuda a producir y regular la hormona de la insulina.  Los alimentos ricos en cromo ayudan a mantener equilibrados los niveles de azúcar en sangre.  Este mineral se puede encontrar en quesos, champiñones, cereales y levadura de cerveza. También está presente en Azúcar en la Sangre.  
  • El manganeso es también un mineral que regula los niveles de glucosa en sangre, además metaboliza las grasas y ayuda a la producción de energía.  Aparte de esto, es necesario para el crecimiento y mantenimiento de huesos, y cartílagos.  Los alimentos que contienen este mineral son los cereales verdes, nueces y verduras de hojas verdes. También lo contiene Azúcar en la Sangre .  
  • El magnesio ayuda a la digestión del azúcar, grasas y almidones, además de ayudar a estabilizar los niveles de azúcar en sangre y el correcto funcionamiento de la insulina. Los alimentos ricos en magnesio son los granos enteros, arroz integral, mariscos y  verduras.  
  • El vanadio regula adecuadamente la glucosa, además de actuar como insulina en el cuerpo. Los alimentos que contienen vanadio son langosta, pescados, quesos y mantequilla.  
  • El zinc ayuda a la correcta liberación de la insulina en el organismo. Los alimentos que contiene zinc son huevos, leche, espinacas y carnes.

Alimentos ricos en zinc como el salmón, camarones, carne de res, queso amarillo, espinacas, champiñones, cacao, semillas de calabaza, ajo, frijoles y almendras. Sobre mesa de madera.

También los remedios caseros ayudan a controlar la diabetes

A continuación los mejores remedios caseros para esta enfermedad, que afecta a tantas personas en el mundo entero.

  • Ajo, reduce los niveles de azúcar en sangre, normaliza la glucosa  y además sus sustancias tienen efectos parecidos a los de la insulina.
  • Arándanos, aportan el beneficio que protege los posibles problema oculares que puede ocasionar la diabetes, sus antioxidantes protegen los nervios de los ojos.
  • Canela, media cucharadita al día es suficiente para controlar los niveles de azúcar en sangre.
  • Cebolla, la morada y cruda reduce los niveles de glucosa ya que contiene azufre y flavonoides.
  • Fenogrego, conocido también como alholva o heno griego, tiene la propiedad de hacer bajar los niveles de glucosa en sangre hasta en un 30% y ayuda a controlar el colesterol.
  • Ginseng, eleva la sensibilidad a la insulina y ayuda a que el cuerpo aproveche mejor la poca cantidad de insulina que produce su cuerpo.
  • Melón, ayuda a aprovechar la glucosa y a mantenerla estable.
  • Nopal, ayuda a reducir los niveles de azúcar en sangre y además ayuda a mantenerlos estables.
  • Omega 3, elevan la sensibilidad a la insulina ayudando a controlar los niveles de glucosa en sangre.
  • Té verde, eleva la sensibilidad a la insulina y ayuda a evitar problemas cardiovasculares.

Las mejores hierbas recomendables para diabéticos

Como siempre en la madre naturaleza, se encuentran todos los beneficios para el cuerpo.  Ella nos brinda alimentos y hierbas que ayudan a las personas con diabetes. Entre ellas se encuentran:

  • Aloe Vera, ayuda a mejorar los niveles de glucosa en sangre, ayuda a disminuir la grasa en las personas obesas y ayuda en la cicatrización de heridas en la piel.
  • Bardana, ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre, contiene inulina que disminuye la velocidad de absorción de los hidratos de carbono de los alimentos que consumimos y por lo tanto evita elevaciones bruscas de la glucosa en la sangre.
  • Gymnema, que es un arbusto de África e India; aumenta la función del páncreas, y ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre.
  • Jengibre, ayuda a mejorar la sensibilidad a la insulina y reduce los niveles de azúcar en la sangre.
  • Melón amargo, tienen propiedades que disminuyen el nivel de glucosa en el organismo.
  • Stevia, es muchísimo más dulce que el azúcar; pero no eleva los niveles de azúcar porque no la contiene y reduce la respuesta del azúcar en sangre a las comidas. Se recomienda para ser utilizada en diabéticos como endulzante natural.

Con estos consejos además de la dieta, los buenos hábitos y la rutina de ejercicios, seguro que se puede tener una vida más saludable y sin complicaciones aun teniendo diabetes. Lo importante es cuidarse a tiempo. Con un cumplimiento y adecuado control glucémico se pueden evitar complicaciones crónicas asociadas a la diabetes y así tener una vida más plena.

No te olvides de Azúcar en la Sangre. Este producto ha sido realizado con hierbas y nutrientes de muy alta calidad formulado de manera tal que ayuden al cuerpo a mantener sus niveles en los rangos normales.

Contiene las vitaminas, hierbas y nutrientes que son claves para lograr el objetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *