imagen en primer plano de vista superior de carne roja.

La carne: ve cuánta proteína tiene y todos sus beneficios

La carne: ve cuánta proteína tiene y todos sus beneficios

Última actualización: 19-05-2019. Equipo Nutricioni

La carne es uno de los alimentos con mayor cantidad de proteína, un nutriente esencial para nuestra salud y desarrollo. ¿Sabes cuánta tiene y para qué la necesita tu cuerpo?

Todos los tipos de carne en general cuentan con una buena cantidad de proteínas para ti, pero no todas son iguales en otros componentes que también contienen. Desde la carne de res, pasando por cerdo, cordero, aves como pollo y pavo, así como conejo y venado, todos son capaces de brindar proteínas.

Para lograr una buena salud es muy importante el mantener una dieta balanceada, esto significa que contenga todos los nutrientes esenciales sin exceso ni déficit. La ingesta correcta de carbohidratos, proteínas y grasas, así como vitaminas y minerales es la mejor herramienta para prevenir enfermedades.

En el caso de las proteínas, estas son esenciales para muchas funciones, una de las más notables es la formación de los tejidos corporales. La piel, músculos, tejidos que conforman los órganos y diferentes células especializadas como los glóbulos blancos están conformados por proteínas.

Las personas con un entrenamiento dedicado a ganar masa muscular deben mantener un consumo adecuado de este tipo de nutriente. De igual manera, si deseas perder peso, una manera de lograrlo y mantenerlo es con el consumo de proteínas y el ejercicio constante.

Para niños y adolescentes, es realmente importante el contar con esta clase de alimento, ya que no solo se trata del desarrollo de sus músculos o esqueleto. Sin una adecuada ingesta de proteínas durante el crecimiento las funciones mentales tampoco se desarrollan completamente.

Si deseas apoyar a tus hijos en sus estudios y su crecimiento en general, uno de los factores a tomar en cuenta es la cantidad de proteínas que consumen.

Como ya lo hemos mencionado, la carne es una de las mejores opciones que se tienen para el consumo de este importante elemento. La mejor y más sana manera de hacerlo es con el consumo combinado de sus diferentes tipos.

El hacerlo así te protege de ingerir algún otro componente en exceso, cómo puede ser la grasa saturada presente en algunos cortes.

imagen en primer plano de vista superior de carne roja.

Cantidad de proteína en los diferentes tipos de carne

Por suerte, contamos con varias opciones para consumir proteínas todos los días y poder variar el menú para hacerlo más atractivo y apetecible. Además, al variar en los tipos de carne también se añaden diferentes nutrientes a nuestra dieta.

La carne roja una de las más nutritivas, cuenta con 26 g. de proteínas por cada 100 g. consumidos, pero se debe tomar en que tiene 143 calorías en la misma porción. 20 g. de grasas y 73 mg de colesterol también son consumidos son esta cantidad de carne.

Debido a esto, se debe consumir con moderación, preferiblemente dos veces por semana, esto para evitar la cantidad de grasa y colesterol que contiene.

Un nivel alto de colesterol en la sangre es muy peligroso, principalmente para la salud cardiaca y presiona arterial. Es más probable la formación de coágulos que pueden provocar embolias debido a la obstrucción de las arterias.

Además, este tipo de alimento puede ser difícil de digerir, lo que causa molestias gástricas si se ingiere demasiado. Algunos especialistas sostienen que el exceso de carne puede acelerar el proceso de envejecimiento de tu cuerpo.

Lo mejor es consumir carnes magras, estas presentan la menor cantidad de grasas totales con la misma cantidad de proteínas. Se recomienda su cocción al vapor o al horno para no agrega más grasas durante este proceso.

La carne roja además aportar potasio, calcio y hierro, gracias a esto, tejidos musculares, óseos y nerviosos se ven reforzados y en su mantenimiento y función. Vitaminas del complejo B que al ser combinadas con el hierro reducen las posibilidades de presentar anemia.

Otro mineral presente es este alimento es el sodio, el cual ayuda en la regulación de líquidos en el organismo. Vitamina A, la cual es un potente antioxidante que mejora especialmente las funciones de los tejidos oculares, puede prevenir enfermedades como las cataratas o conjuntivitis.

Los alimentos que consumes acompañando la carne también son importantes, en una hamburguesa se agrega más grasa y calorías que al consumirlas con ensaladas. Se inteligente a la hora de preparar tus comidas para así lograr sacar el mejor provecho de ellas.

Carnes blancas: pechugas de pavo y pollo

Una de las mejores opciones que se tienen para el consumo de proteínas con menor cantidad de grasas y colesterol son las pechugas de pollo y pavo. En este tipo de carne, y especialmente en estos cortes, se encuentran nutrientes muy beneficiosos para la salud en general.

Son capaces de aportar casi 22 g. de proteínas por cada 100 g. de carne consumida, esto lo convierte en un alimento con valor nutricional parecido a la carne roja. La ventaja que tiene sobre esta es que contienen menos cantidad de colesterol, calorías y grasas totales.

Esta característica, las convierte en elementos ideales para las dietas destinadas a ganar masa muscular, lograr definición o simplemente para perder peso. Al ser ricas en proteínas y bajas en grasas, es mucho más sencillo lograr el déficit calórico que se requiere para eliminar algunos kilos sobrantes.

Pero los nutrientes que contiene esta carne no son solo estos, una buena cantidad de minerales también le puedes aportar a tu cuerpo con la ingesta de ellas. Magnesio, selenio, potasio, fósforo y zinc son componentes esenciales que puedes obtener.

El magnesio y el potasio son un par de elementos muy buenos para tus tejidos musculares, mejoran sus funciones y respuesta. Se puede evitar la incidencia de calambres y dolor después de los entrenamientos, además de funcionar como relajantes musculares.

El fósforo es importante para la salud de los huesos, refuerza este tipo de tejidos evitando debilidad y cualquier clase de patología degenerativa. En el caso del zinc, es recomendable  para las funciones del sistema nervioso, la salud de nuestro cerebro, entre muchas otras cosas.

Vitaminas del complejo B también se encuentran en este tipo de carne, las cuales, como ya conocemos, son importantes como componentes energizantes. Ayuda en la formación de glóbulos rojos, los cuales son importantes para la buena salud de la sangre.

Otros componentes que se pueden encontrar en la carne de pechuga son el colágeno y el ácido hialurónico. Estos funcionan muy bien para mantener los tejidos, desde la belleza de la piel hasta la buena función de los tejidos que conforman los órganos.

Carne de cerdo: una muy buena opción rica en nutrientes y proteínas

La carne de cerdo es una de las más deliciosas cuando hablamos de sabor, es por ello que es tan apreciada por muchas personas para su consumo regular. Además de complacer nuestro paladar, esta carne contiene muchos nutrientes requeridos diariamente por tu cuerpo.

En el caso de las proteínas, puede llegar a aportar poco más de 27 g. de éstas por cada 100 g. de carne que ingieras, esto la convierte en la número uno en este renglón. Está repleta también de minerales y vitaminas que complementan tus necesidades nutricionales de forma adecuada.

La industria dedicada a la producción de cerdo ha desarrollado en los últimos años estrategias para reducir la cantidad de grasa que esta contiene. Por ello, actualmente se pueden conseguir cortes con menor cantidad de colesterol y grasas saturadas.

Además, contiene ácidos grasos monoinsaturados como los que se encuentran en el aceite de oliva. Esto le otorga la cualidad de cuidar de tu corazón y condiciones de circulación sanguínea.

Puede reducir y regular los niveles de colesterol malo, algo que es realmente importante si se desea reducir las posibilidades de accidentes cerebrovasculares e infartos. Estas características  la convierten en otra posible opción para dietas de deportistas y personas dedicadas a cuidar de su bienestar.

Se debe destacar la cantidad de tiamina o vitamina B1 presente en esta carne, esta puede llegar a ser entre ocho y diez veces superior que en otras. Esta sustancia es requerida para lograr la obtención de energía desde el metabolismo de los alimentos, además de cuidar del buen funcionamiento del sistema nervioso.

Destacan también su cantidad de potasio, que además de nutrir los tejidos musculares, es importante para lograr la contracción del corazón y su correcto funcionamiento. Zinc, fósforo, hierro y magnesio son algunos otros componentes que también vas a ingerir mientras consumes los mejores cortes de carne de cerdo.

Otras vitaminas del complejo B como la B6 y las B12 también se encuentran presentes. Vitamina B9 o ácido fólico, muy necesario para el desarrollo del feto y la salud de la madre y el niño durante la lactancia.

¿Qué podemos decir de la carne de cordero?

Otro tipo de carne que se puede resultar una buena opción en nuestras comidas, la carne de cordero también cuenta con proteínas y muchos otros nutrientes.

Un buen corte de esta carne puede aportar hasta 17 g. de calorías en 100 g., un número nada despreciable para lograr una buena nutrición. Es una carne con alto contenido de agua pero también, como otras carnes rojas, puede tener mucha grasa.

Al igual que con la carne de res, no es la más recomendable para su consumo demasiado frecuente, pero siempre será una excelente opción para lograr dar variedad al menú.

Si ingieres este tipo de carne puedes obtener vitaminas, B1, B2, B3, B6 y B12, todas componentes esenciales e indispensables como ya lo hemos estudiado. No podemos olvidar el ácido fólico, como ya dijimos, importante para evitar malformaciones congénitas durante el embarazo.

Al igual que en otros tipos de carne, minerales como el hierro, selenio, zinc, potasio y fósforo se encuentran en buena cantidad. En la carne de cordero, también destacan el aporte de calcio y sodio que se puede consumir.

Al analizar todas estas características nutricionales presentes en la carne de cordero, podemos darnos  cuenta de los beneficios que esta nos puede brindar. Gran cantidad de patologías se pueden evitar si se incluye en la dieta de forma adecuada.

Puede ayudar a prevenir algunos tipos de cáncer, esto gracias a la presencia de ácidos grasos como el omega-3. Es también un buen aliado para la salud y belleza de la piel, ya que funciona como antioxidante además de ser una sustancia que mejora la calidad de la hidratación.

Los minerales que contiene en combinación con el calcio son realmente efectivos para lograr fortalecer los huesos y aumentar su densidad. Fósforo, selenio y zinc forman parte de los tejidos de nuestro esqueleto, lo que reduce las posibilidades de presentar osteoporosis.

Puedes aprovechar sus características para energizar tu organismo, un buen trozo de esta carne contiene además de vitaminas, la grasa que se puede utilizar si te dedicas a fuertes entrenamientos.

El siempre nutritivo y muy beneficioso pescado

Muchas personas no lo califican como carne, simplemente le dan el nombre de pescado, pero no podemos dejar de nombrarlo entre los alimentos ricos en proteínas. Esta es una de las opciones que no solo es nutritiva, realmente es muy buena para la salud.

La carne de pescado puede aportar hasta 21 g. de proteínas por cada  porción de 100 g. que consumes, como ves, un poco más que la misma carne de cordero. Lo más beneficioso de este tipo de carne es que cuenta con otros componentes nutricionales realmente buenos.

Podemos empezar nombrando el ácido graso omega-3, un componente que se encuentra en mucha cantidad en todos los tipos de pescado. Importante para cuidar de la salud del corazón y del sistema cardiovascular en general.

Las grasas totales que aportan los pescados son muy pocas en comparación con otros tipos de carne, sin olvidar que son del tipo insaturadas. Este tipo en particular son más recomendadas que las saturadas ya que no aumentan en gran cantidad el nivel de colesterol en la sangre.

Sin duda, es una de las mejores alternativas para perder peso de forma sana sin tener que sufrir hambre ni dejar de estar bien nutrida. Con el consumo regular de pescado puedes además cuidar de la belleza y salud de tu piel.

Estos alimentos cuentan con otros componentes, entre ellos el colágeno y el ácido hialurónico, un tipo de proteína que da plasticidad a los tejidos, firmeza y una apariencia más joven. Los beneficios de esta clase de nutrientes también se pueden sentir en los tejidos como las articulaciones, donde evitan el desgaste de los cartílagos y otros tejidos.

El pescado es igualmente rico en minerales, hierro, calcio, potasio, fósforo, sodio y yodo, te ayudan a regular  muchas funciones orgánicas. En el caso del yodo, este mineral esencial si se encuentra en buena cantidad en el cuerpo puede evitar problemas con la glándula tiroides.

Estadísticamente, muchas de las damas que sufren de hipotiroidismo presentan un nivel bajo de yodo en el organismo, que ha perdurado por largo tiempo.

Algunos componentes antioxidantes pueden ser ingeridos con el consumo regular de pescado, vitaminas del complejo B y algunas liposolubles, como la A y la D.

Foto en primer plano de proteinas de pescado, huevos y granos

Todos los beneficios del consumo de proteínas para tu salud

El consumo de proteínas es importante ya que este nutriente se encarga de gran cantidad de funciones orgánicas sin las cuales es imposible sobrevivir.

La cantidad mínima que se recomienda para que este nutriente no se encuentre en déficit es de 0.8 g. por cada kilo de peso. Para los niños y adolescentes así como para las personas dedicadas a entrenar la cantidad puede ser un poco mayor.

Los diferentes tejidos de nuestro organismo están formados por proteínas, lo que quiere decir que si estas fallan, es imposible crear, mantener y regenerar estos componentes del cuerpo. Músculos, huesos, tendones, ligamentos, cartílagos, piel, cabello y uñas, necesitan de proteínas para existir y lograr sus funciones correctas.

Con una dieta adecuada en cuanto al consumo de energía se logra el mantenimiento del sistema inmunológico. Las células especializadas como los glóbulos blancos y rojos son un tipo muy importante de proteína.

Si eres de las personas que regularmente sufren de resfriados y gripes comunes, infecciones y condiciones parecidas, un aumento en proteínas puede ayudarte. No solo te van a dar un sistema inmune más fuerte, aportan energía a través de las calorías que consumes con ellas.

Por medio de la sangre es como se logra el transporte de todo tipo nutrientes y oxígeno a las células, dependiendo de su necesidad y función particular. Para ello, se necesitará de las proteínas que forman la hemoglobina y otros componentes sanguíneos.

Una sensación de fatiga y cansancio constante se puede presentar con una dieta pobre en alimentos proteicos. Por ello siempre se recomienda que la ingesta de alimentos sea Balmaceda, adecuada y adaptada a las necesidades particulares de cada persona.

En el aspecto estético

Ya lo hemos mencionado, la piel requiere de una buena cantidad de proteínas para poder formarse y mantenerse, así como para su constante regeneración. Un déficit de este nutriente provoca una apariencia marchita y de envejecimiento prematuro.

Proteínas como el colágeno no se pueden sintetizar en el cuerpo si no existen proteínas, ante esto, la flacidez es una de las consecuencias que se van a presentar. Las arrugas  y líneas de expresión serán más visibles así como una deficiente cicatrización.

Para que una herida sea sanada correctamente se necesita de una buena cantidad de colágeno, entre otras proteínas, esto reduce la posibilidad de cicatriz queloide. Otra molestia estética como las estrías son menos frecuentes, ya que da más flexibilidad y la piel no se rompe fácilmente.

En apoyo a la belleza de la piel, otro componente es el ácido hialurónico, es efectivo para mantener la piel hidratada y por tanto, con un aspecto más atractivo. Da una sensación de volumen que se nota en la reducción de las arrugas logrando un efecto rejuvenecedor.

El cabello se ve igualmente beneficiado con las proteínas, no solo en su crecimiento fuerte y más hermoso, también evita su caída. Es capaz de nutrir el folículo piloso lo que le da más fuerza y ayuda a que el pelo permanezca en su sitio.

Proteínas como la elastina y la keratina mejoran el aspecto general tanto de la piel, como de las uñas y por supuesto de tu cabello.

Muchos otros problemas se pueden presentar debido al déficit de proteínas sumado al exceso de otros componentes como los carbohidratos, azúcares y grasas. Mantén siempre la ingesta adecuada de todos los nutrientes, evita el exceso y combina con buenos hábitos como los ejercicios constantes y un buen descanso.

Cuida más de ti con este magnífico producto

Debes saber que no solo basta con un consumo adecuado de proteínas cada día, es igualmente importante que tu organismo logre absorber bien los nutrientes.  

Para lograr este objetivo cuentan con Enzi Activ un suplemento con una cantidad de enzimas destinadas a facilitar los procesos digestivos de todo tipo de nutrientes. Cuenta con elementos destinados a cada alimento en particular.

Enzi Activ aporta cuatro enzimas destinadas a una correcta digestión de las proteínas y cuatro destinadas a los carbohidratos, igual cantidad para los granos y la fibra. Gracias a esto es capaz de reducir molestias como los gases y flatulencias que se pueden formar por esta clase de alimentos.

Con esta fórmula puedes digerir 15 g. más de proteínas, así como 15 de grasas y hasta 30 g. de carbohidratos. No podemos olvidar que también contiene enzimas para verduras y frutas, para los azúcares y también para frutos secos.

Si te gusta disfrutar de buenas comidas y no deseas sentir pesadez después de comer Enzi Activ  es el producto que necesitas para lograrlo. Reduce toda clase de molestias y aumenta el disfrute de los alimentos.

La sensación de energía y bienestar también es mayor con el uso de este producto de forma regular. Al mejorar la absorción de los nutrientes Enzi Activ es un gran apoyo para cuidar de la salud de tu organismo en general.

Ten siempre presente que es muy importante que cuides de ti, una alimentación correcta es uno de los factores fundamentales para mantener la salud y la calidad de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *