La caída del cabello, cómo evitarlo

La caída del cabello, cómo evitarlo

Última actualización: 23-02-2019 por Editor Walther.

Existen diferentes factores por los cuales el cabello no se ve radiante y hermoso, aquí te ofrecemos una orientación de cómo evitar la caída del cabello, situación que afecta tanto a mujeres como a hombres.

Es más común en los hombres por factores hereditarios, también las mujeres se ven afectadas por la caída del cabello debido a cambios hormonales.

Además puede deberse a consecuencia de un medicamento o producto de alguna enfermedad, en todo caso es importante conocer las causas de la caída del cabello.

Es normal que el cabello caiga para regenerarse y volver a salir, vemos pocos en la almohada, en el peine o cepillo, en la ropa.

Pero cuando vemos mechones de cabello caer, o nuestra melena cada vez se ve más pobre y opaca, si es cuestión de alarmarse.

Debemos prestarle atención cuando se cae más cabello del que se va renovando, o el que se va renovando es de mala calidad.

Lavar el cabello con champú a diario favorece y es beneficioso porque la grasa ahoga el cabello y debilita la raíz.

Además, uno de los factores que está relacionado con la caída del cabello es el estrés, por tanto, si queremos reducir esta caída del cabello, debemos reducir el nivel de estrés.

La caída del cabello tiene que ver con su ciclo de desarrollo. El cabello va creciendo a razón de un centímetro al mes durante aproximadamente de 3 a 5 años y el final del ciclo dura tres meses y se cae.

El problema de la caída es si no vuelve a crecer. ¿Qué hacer si se nos cae el cabello?

El mejor consejo para que el cabello vuelva a crecer es tener una alimentación equilibrada.

Los componentes nutricionales que contribuyen al mantenimiento y crecimiento del cabello son el cobre selenio, biotina y zinc.

Señales de alerta que debes prestarle atención

Es normal que el cabello se caiga, sobre todo cuando ha finalizado su ciclo, pero comienza a ser alarmante cuando ese cabello ya no vuelve a crecer, si vuelve a crecer, el pelo es débil y sin calidad.

Si sospechamos que la caída de nuestro cabello no es normal, debes visitar a un dermatólogo, él es el único que podrá determinar las causas e indicar el mejor tratamiento.

¿Cuándo debemos acudir a un especialista? Estemos atentos a las siguientes señales: 

Observemos el peine o cepillo al peinarnos, la cantidad de cabello que queda, la almohada al despertarnos, si pasamos la mano por la melena y la ropa.

Si notamos que se cae abundante cabello, eso es señal de alarma.

Si nuestra melena era envidiada y comenzamos a notar que perdemos densidad, nuestro cabello ya no es abundante.

Podemos observar que las entradas en la zona frontal son más amplias, o en la coronilla se comienza a ver el cuero cabelludo.

Cuando el cabello se nota con más grasa de lo normal, si aparece caspa incontrolable, esto es de cuidado porque debilita el folículo piloso y se puede caer el cabello.

Al tener en el cuero cabelludo alguna anomalía como sensibilidad  al tacto, enrojecimiento, picadura, entre otros debemos revisar qué pasa.

La caída del cabello puede comenzar poco a poco, de manera progresiva casi imperceptible, hasta que observamos la falta de cabello y el pelo no vuelve a crecer.

En otros casos, la caída del cabello puede ser de repente y nos damos cuenta al revisar peines, ropa y demás accesorios donde puede caer el cabello.

La pérdida de cabello es temporal, cuando el pelo cumple su ciclo, cae y luego nace el nuevo cabello.

La pérdida de cabello es permanente, anormal, no vuelve a nacer cabello, se denominada Alopecia.

Posibles razones de la caída del cabello

Existen diferentes razones por las cuales el cabello se puede caer. Debemos estar atentos, no sólo por estética, sino por salud.

Si el cabello está opaco, está quebradizo, reseco, débil y se cae, puede ser señal de algún problema de salud.

Cuando hay caída abundante de cabello, unido a fatiga, palidez, puede ser síntomas de anemia, causada por deficiencia en hierro.

El cabello puede verse afectado por la diabetes, esta enfermedad reseca la piel y aparecen infecciones, estas úlceras  pueden estar en el cuero cabelludo.

Un cabello muy fino, seco, quebradizo y frágil, cae en abundancia, puede ser señal de padecer de la tiroides.

Un cabello debilitado, cuero cabelludo enrojecido, problemas de piel y trastornos autoinmune, se está en presencia de lupus.

Al aplicar tratamientos con quimioterapias, por cáncer, se debilita y cae el cabello, también se puede caer el vello de todo el cuerpo,  pero luego del tratamiento vuelve a crecer.

Algunas personas pueden padecer intoxicación medicamentosa y por algunos metales por ejemplo el mercurio, esto puede conducir a la pérdida de cabello.

Lo más importante ante la caída del cabello de manera alarmante es acudir con un especialista para determinar las causas, detrás de la caída del cabello puede estar una enfermedad que debe ser tratada.

Se estudiarán diferentes factores que pueden estar vinculados a la caída del cabello, como puede ser:

Factores genéticos: la caída del cabello suele estar relacionada con los antecedentes familiares de calvicie.

Trastornos hormonales: la resistencia a la insulina, la diabetes, problemas de tiroides pueden conducir a la caída del cabello, así como también el embarazo, el postparto, la etapa de la menopausia.

Problemas de salud: caspa, hongos, tiña, infecciones, que desencadenan en alopecia, se incluye trastornos mentales como arrancarse compulsivamente los pelos de distintas partes del cuerpo (tricotilomanía).

Medicamentos: como efecto secundario.

Factores de riesgo de perder el cabello

Hay factores que pueden tener probabilidad alta de que pierdas el cabello, entre ellas están:  

Edad: a medida que envejecemos el grosor del folículo pilosos se debilita, la calidad y cantidad del cabello disminuye.

Pérdida de peso brusco: dieta estricta, anorexia o déficit alimenticio, puede producir caída del cabello.

Estrés: eventos prolongados en los que estás sometido a tensiones, también la ansiedad y depresión pueden provocar una reducción del grosor del cabello que lo debilita y cae de manera temporal, puede volver a crecer.

Los tratamientos con quimioterapia y radioterapia aumentan el riesgo de caída del cabello.

Exceso de vitaminas: tanto el déficit como el exceso de vitaminas pueden ser la causa de la caída del cabello, el caso de la vitamina A.

Déficit de proteína: si se reduce la ingesta de proteínas se disminuye la producción de colágeno, necesario para dar fuerza al cabello.

Se resuelve, con una dieta de alimentos ricos en proteínas, entre los que están los huevos y las carnes blancas y rojas.

Se puede contrarrestar el déficit nutricional con suplementos como VicMujer , que se convierte en una opción para consumir los nutrientes esenciales, además permite que el cabello crezca sano del cabello, evitando la caída del mismo.

Se debe disminuir el uso del secador y planchas para el cabello,  para no dañar la raíz de folículo piloso.

Al lavar el cabello, secar evitando tirar del cabello, evitando que se rompan las fibras capilares.

Evita peinados templados, el cabello hacia atrás o coletas templadas.

Trata de desenredar el cabello peinando con peines de dientes anchos, evitando los tirones que ocasionan la caída del cabello.

Evita los tratamientos con químicos como keratina, con formol para alisar el cabello, así como el desriz que era un tratamiento químico para modificar la estructura del cabello  y lo alisa.

Alimentos para evitar la caída del cabello

Si notamos caída del cabello, debemos revisar cómo nos estamos alimentando. Una mala alimentación podría ser la mayor causa de este problema.

Nuestro cabello se alimenta a través de los folículos pilosos con una alimentación rica en nutrientes para fortalecer y promover su salud.

El estrés y la situaciónes inestables en las que vivimos, no deja que tengamos los nutrientes necesarios por lo que podemos complementar con VicMujer , que está fabricado con una variedad de vitaminas, minerales y hierbas que permiten obtener una nutrición completa.

Además, controla los niveles de azúcar en la sangre, de manera que no exista la atracción hacia los alimentos ricos en azúcar como los carbohidratos.

En todo caso, los siguientes alimentos son claves para promover su crecimiento, prevenir y tratar  la caída, consiguiendo que se vea más sedoso y suave.

Antioxidantes: frutas y verduras ricas en vitamina C, como naranja, limón, kiwi, brócoli, espinacas. Importante en la producción del colágeno, componente del cabello.

Alimentos con esta propiedad hace que el cabello se fortalezca y estimula su crecimiento.

Cereales Integrales: ricos en cobre selenio, biotina y zinc, Arroz, trigo, avena, centeno. Con la capacidad de resistir la insulina, que tiene que ver con la calvicie masculina.

Además también contiene vitamina B6 y ácido fólico que contribuye a la oxigenación de la sangre de los folículos pilosos.

Verduras de hojas verdes: es antioxidante y contienen hierro, fortalecen y estimular el crecimiento del cabello: Acelga, coles de Bruselas, espinaca.

Zinc: formación de proteínas y energía, están en la carne, apio, espárrago, higo, patata y berenjenas.

Vitaminas del complejo B6 y B12: esencial en el proceso de oxigenación del bulbo capilar. Un alto nivel de hemoglobina contribuye a evitar la caída del cabello.

La falta de vitamina B12 genera la aparición de canas, resequedad y caída del cabello.

Otros consejos para evitar la caída del cabello

Se debe estimular el crecimiento del cabello con la ingesta de alimentos que contengan vitaminas y minerales que aporten los nutrientes para mantener el folículo piloso.

Vitamina A: tiene la función de ayudar a lubricar el folículo piloso, lo que reduce la caída del cabello.

Se consume con el hígado huevos, verduras en general, leche y aceites de pescado, de girasol, y aceite de oliva.

Vitamina B8: genera queratina, provee al cabello y uñas fuerza y brillo. Se consume con legumbres, huevos, pollo, pescado.

Vitamina B12: produce hemoglobina, esencial en el proceso de oxigenación de los tejidos del cuerpo, incluyendo el cabello. La vitamina se encuentran en carne, pescado, porcino, hígado, pollo, soja, legumbres, frutos secos, y cereales integrales.

Ácido Graso: los alimentos ricos en omega 3, como el pescado azul, frutos secos entre otros, proveen de luminosidad y un cabello sedoso.

Azufre: intervienen en la producción de queratina y colágeno, está entre los minerales que aporta fuerza al cabello, evitando la debilidad. Se encuentra en las coles, brócoli, cebolla y ajo.

Biotina y ácido fólico: en conjunto ayuda a equilibrar la formación de los tejidos que tienen que ver con las uña, cabello y piel.

Se consume a través de hígado, pan de levadura, cereales, avellanas, guisantes, salvado de trigo y cambur.

El ácido fólico se encuentra en cereales, jugo de naranja, nueces, granos enteros, hígado de pollo, carne de ternera, pavo y legumbres como garbanzos, frijoles y judías.

Agua: clave para mantener un cabello fuerte y sin problemas de caídas. Se sugiere tomar 8 vasos de agua al día, evitar gaseosas, refrescos, bebidas energizantes y alcohol.

Si tenemos carencias alimenticias, podemos complementar con productos como [p6a] , que aporta una serie de vitaminas, minerales y hierbas con la cantidad de nutrientes que se necesitan para una alimentación completa.

Remedios caseros que evitan la caída del cabello

Aloe vera: también conocida como sábila, masajear el cristal de la penca sobre el cuero cabelludo, dejar secar y con abundante agua fresca enjuagar la mascarilla.

Té verde: el té frío se coloca en el cabello como un tónico, sus propiedades antioxidantes permiten fortalecer el cabello.

Aceites de almendras y romero: los masajes al cuero cabelludo con estos aceites permiten el crecimiento del cabello.

Repollo: preparar un baño de crema, se aplica como mascarilla, permite fortalecer el folículo piloso.

Clara de huevo: la albúmina permite estimular el crecimiento del cabello, evitando la debilidad. Se baten y aplican en el cuero cabelludo, luego se enjuaga.

Ortiga: se prepara una loción con las hojas de esta planta, se aplica en el cuero cabelludo, se deja toda la noche, en la mañana sacar con abundante agua.

Jugo de cebolla: se aplica en el cuero cabelludo, por su contenido en azufre aumenta la circulación de la sangre, oxigenando a los folículos pilosos. La desventaja es su mal olor, por lo que debes lavar el cabello con tu champú de costumbre.

Remolacha: contiene vitaminas y minerales que permiten estimular el crecimiento del cabello y lo fortalece para que no caiga.

Ajo: se pica por la mitad y se aplica directamente sobre el cuero cabelludo, por su olor, luego se lava el cabello con el champú de costumbre.

Aceite de oliva: masajear con una gotas basta para nutrir, fortalecer y evitar la caída del cabello.

Cola de caballo: esta planta medicinal es rica en silicio, mineral que aporta resistencia y densidad al cabello. Se toma la infusión una o dos veces al día.

Sabal: recomendada en el caso de alopecia, aumenta la circulación fortaleciendo los folículos pilosos.

Ginkgo Biloba: esta planta estimula la circulación en la zona capilar, aporta nutrientes que evita la caída del cabello.

Suplementos para evitar la caída del cabello

VicMujer es un producto diseñado base biotina, selenio y vitamina B5 principalmente, combinado con vitaminas A, C, D, E y vitaminas del grupo B.

Además de ácido fólico, calcio, fósforo, magnesio, zinc, cobre y una combinación de frutas, verduras y hierbas de manera natural, que fortalecen el cabello.

El envase contiene 30 cápsulas, que se toma una por día, lo cual aportará los nutrientes  que te ayudarán a tener un cabello sano y abundante.

Su fórmula también actúa sobre las uñas, las fortalece, mejorando su aspecto, de igual forma funciona para la piel.

VicMujer  está basado en componentes naturales que lo hacen un eficaz y poderoso multivitamínico.

Combate la osteoporosis, el envejecimiento prematuro, la anemia y la falta de oxigenación cerebral. Patologías que conducen a una inminente pérdida de cabello.

Está preparado con zanahoria, remolacha, alfalfa, té verde, extractos de semillas de uva y diente de león, entre otros más 20 poderosos ingredientes.

Funciona para todo tipo de cabello, encargándose de llenar las deficiencias de las vitaminas que conducen a la alopecia estimulando el crecimiento del cuero cabelludo.

La biotina, elemento fundamental en este suplemento, es una vitamina utilizada para tratar afecciones corporales entre las que podemos mencionar: la pérdida de cabello, la dermatitis y las uñas quebradizas.

Contiene una cantidad de minerales activos, entre los que se encuentran el cobre, selenio, biotina y zinc, lo que permite mejorar la salud en general y aumentando la fuerza del cabello en particular.

Está diseñado específicamente para las mujeres, por el ritmo de vida que llevan muchas veces no les permite llevar una dieta equilibrada en cuanto a vitaminas y minerales. Sin embargo, pueden ser tomadas a diario por mujeres y hombres.

Entre sus componentes está la lecitina que participa en la formación de la queratina, necesaria para la regeneración y crecimiento del cabello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *