Hombre joven de barba sonriendo mientras se toca el estomago, producto de una buena digestión

La arginina puede prevenir cientos de enfermedades

La arginina puede prevenir cientos de enfermedades

Última actualización: 11-02-2019. Equipo Nutricioni

Pizarra con la fórmula química de Arginina

La Arginina como sustancia que interviene para mejorar múltiples funciones del cuerpo humano, ha sido muy comentada desde el año 1992, cuando se supo que era un precursor del óxido nítrico o NO.

Este elemento, el NO, es muy importante para que haya una buena vascularización sanguínea en los tejidos y una oxigenación adecuada.

El óxido nítrico entonces, ha cobrado gran importancia para mejorar las funciones cardiovasculares y en la cultura del crecimiento muscular, es muy utilizado por deportistas.

Pero este nitrato es un gas que no puede ingerirse directamente del medio ambiente, por lo que su producción depende de la síntesis que el organismo haga desde los productos que adquiere de la dieta.

Los alimentos que ingerimos ricos en arginina son los que el cuerpo usa para sintetizar este óxido nítrico.

Es la arginina, por lo tanto, un aminoácido importante para el funcionamiento cardiovascular y del sistema inmunológico.

Es un aminoácido no esencial, que el organismo no puede producirlo en cantidades suficientes y se ve en la necesidad de tomarlo de la dieta diaria para sus funciones.

En edades tempranas, el ser humano puede producir toda la arginina que necesita, pero, pasados los 30 años de edad, la producción disminuye notablemente y se hace necesario adquirirlo con la dieta.

Cientos de estudios han demostrado que la arginina, a nivel de las células del endotelio, que son las células que recubren el interior de los vasos sanguíneos; es transformada en óxido nítrico necesario para la oxigenación normal de los tejidos.

Cada día salen estudios que nos muestran alguna otra nueva función de la arginina; y se cree que es un factor de enlentecimiento o de retardo de la aparición de la vejez.

Múltiples beneficios en muchos sistemas  

La Arginina y su derivado, el óxido nítrico, no solo mejoran el funcionamiento del sistema cardiovascular ofreciendo una elasticidad adecuada a las arterias y mejorando el flujo de sangre a los tejidos.

También interviene en muchos aspectos fisiológicos que incluyen el sistema inmunológico y la producción hormonal.

Es esencial para la eliminación del amoníaco; el cual resulta de la unión de los nitrógenos e hidrógenos que se excretan, producto de la reparación celular.

El amoníaco es un tóxico que debe ser eliminado y la arginina es un facilitador para su eliminación.

Sin ella la producción de hormona del crecimiento no se efectúa. Es esencial entonces para que la pituitaria produzca esta hormona que se encarga de todos los procesos de crecimiento del cuerpo, incluido el crecimiento muscular.

Cuando hay entrenamientos de fuerza en alta intensidad, se produce una estimulación de la producción de esta hormona y al tomar arginina, adicionalmente, durante este tipo de entrenamiento, el crecimiento muscular es mayor.

La arginina promueve la producción de aminoácidos importantes como la creatina, que aumenta la energía muscular y la multiplicación de células del músculo estriado.

La prolina, que es un aminoácido que ayuda en la cicatrización y en la síntesis de colágeno.

El glutamato que es es clave para la acción del sistema nervioso, específicamente en las funciones del hemisferio izquierdo cerebral, como el razonamiento, lenguaje, cálculo y la memoria.

La arginina, no solo por su estimulación a nivel de las glándulas productoras de hormona ayuda a la fertilidad masculina y femenina, también por mejorar la nutrición de sus tejidos.

Cuando mejora la oxigenación de ellos, también en el hombre mejoran las erecciones y el tiempo en que éstas se mantienen.

La respuesta sexual es buena en ámbos sexos.

Mecanismos de ayuda cardiovascular

Uno de los mecanismos de acción del óxido nítrico en los vasos sanguíneos, es la señal que envía a sus músculos lisos arteriales para relajarlos, lo que facilita el flujo de sangre y mantiene la presión arterial a buen nivel.

Este elemento conserva libres de placas las paredes arteriales, disminuyendo el riesgo de tromboembolismos y oclusiones de los vasos.

Considerando que las enfermedades cardiovasculares ocupan el primer lugar en las causas de mortalidad mundial, el efecto de la arginina es importante a nivel de salud pública.

Recordemos que la producción de ella baja desde los 30 años aproximadamente, y las enfermedades como los infartos y los accidentes cerebrovasculares se producen mayormente después de los 40 años de edad.

Esto quiere decir que cuando una persona llega a los 45, 50 años, el riesgo a padecer de estas patologías puede prevenirse con la ingesta de arginina extra, además de una dieta sana y con nutrientes ricos en este aminoácido.

Las mujeres tienden a conservar por más tiempo la producción de arginina que los hombres.

La ayuda que provee a nivel cardiovascular es múltiple; y así como ayuda a mantener los tejidos oxigenados, las arterias con paredes limpias y la tensión arterial normal, aporta otros beneficios.

Es efectiva para la recuperación de infartos al miocardio, de accidentes cerebrovasculares y de la cirugía de corazón.

Se ha utilizado en casos de insuficiencia cardíaca, hipertensión pulmonar; y para solapar los efectos cardiovasculares o de circulación que tienen los anticonceptivos orales.

La arginina se consigue en preparados farmacéuticos sola o combinada con otros aminoácidos; como soporte de la dieta en casos de entrenamiento fuerte, o en los trastornos cardiovasculares que ameriten mejoría, control o simplemente prevenirlos.

Existen en el mercado productos como el Creador de Músculo, que proporciona gran cantidad de aminoácidos y la arginina suficiente para ayudar a la dieta.

Mujer acostado al lado de un hombre, sonriendo.

Mejorar el desempeño sexual con arginina

Estudios científicos recomiendan el uso de arginina para el tratamiento de la disfunción eréctil en el hombre. Varias publicaciones apoyan esta sugerencia.

Sabemos que los pacientes con trastornos cardiovasculares como aterosclerosis, hipertensión arterial, o que han sufrido episodios de anginas de pecho; son pacientes con trastornos circulatorios periféricos evidentes.

Los problemas circulatorios en general, impiden que los cuerpos cavernosos y esponjoso del pene se llenen adecuadamente, por lo que la erección es pobre o no se da.

En este sentido la arginina y la producción de óxido nítrico, mejoran el flujo sanguíneo en forma notable.

De hecho, los medicamentos que actualmente se usan para tener erecciones, estimulan la formación de óxido nítrico; algo que igualmente hace la ingesta de arginina, pero sin los efectos secundarios de estos fármacos.

Ahora bien, la recomendación que dan estudiosos sobre esto, es el consumo de la arginina combinada con otros productos naturales.

En estudios realizados a principio de los años 2000, la unión de arginina con la yohimbina, que es una sustancia tipo alcaloide que se extrae del Yohimbe, una planta africana; resultó excelente para la disfunción eréctil.

La yohimbina, es usada desde hace mucho para bajar la fiebre, aumentar la líbido en mujeres y hombres; y para potenciar la erección en el varón.

También ayuda a bajar de peso, controlar las grasas de la sangre y como antidepresivo.

La unión con la arginina fue muy beneficiosa incluso para las mujeres en etapa menopáusica con pérdida de la líbido.

Otra sustancia natural que se estudió unida a la arginina es el pycnogenol, es un alcaloide que se extrae de un tipo de pino y que está presente también en alimentos como la uvas, granada, bayas, vino tinto y algunas nueces.

Existen ensayos controlados sobre más de 700 pacientes que muestran que pycnogenol es efectivo para corregir los trastornos de la erección del hombre.

De allí su asociación con la arginina, que aumenta el riego sanguíneo más el efecto de este potente antioxidante, mejoran potencialmente el problema.

Más beneficios según investigaciones científicas

Tomando en cuenta que la mejoría que ocasiona sobre la irrigación sanguínea de los tejidos y por ende, el aporte de nutrientes y de oxígenos a ellos; entonces no es raro encontrar múltiples estudios donde se muestra que favorece el funcionamiento de varios sistemas.

Aportando algunos de ellos, tenemos, sin querer hacer una lista de todos, los siguientes:

Sobre la Enfermedad Vascular Periférica, que incluye las várices y otros trastornos venosos, como la claudicación intermitente. La mejoría sobre esto está documentada.

Facilitación de la digestión mejorando la producción de ácidos gástricos y la ruptura de moléculas alimentarias en el estómago.

Por su capacidad de fomentar la producción de los aminoácidos glutamina, prolina y creatina, previene la aparición de las demencias como el Alzheimer y mantiene una buena producción de neurotransmisores.

En cuanto a la salud cerebral, este aporte es evidente al mejorar notablemente el riego sanguíneo en todas las estructuras nerviosas.

Fortaleza para la piel, pelo y uñas ya que la creaciçón de colágeno es promovida por la arginina. La mejoría en cuanto a arrugas y otros síntomas de la vejez ha sido muy comentada.

Estudios indican que las crisis asmáticas se distancian, mejorando notablemente la función respiratoria de los pacientes.

Se tiene entonces como un recurso para ayudar al árbol respiratorio en sus funciones, en pacientes con enfermedades bronco-obstructivas crónicas.

Hay estudios que muestran que el funcionalismo hepático y renal, se ven reforzados con la ingestión de la arginina.

Es un reductor de estrés, ansiedad y angustia; ya que es capaz de disminuir los niveles de cortisol y reducir su producción.

Reduce la resistencia a la insulina en pacientes con diabetes tipo 2 y en la obesidad, por lo tanto mejora la calidad de vida de éstos.

La tolerancia al ejercicio es otro aporte que brinda la arginina a los que realizan deportes. Aumentando el riego sanguíneo y la oxigenación, ayuda a que el músculo crezca, a que haya mayor nivel de energía y fuerza; además a que la resistencia ante ejercicios aeróbicos prolongados sea mayor.

Hombre y mujer jovenes realizando ejercicio con pesas

El uso frecuente es en deportistas

Con todos los estudios y ensayos científicos que se han realizado de la arginina, la proliferación de preparados nutricionales a base de vegetales o nutrientes naturales que la contienen, se ha visto multiplicada.

La utilidad que genera en los que realizan actividades físicas como las aeróbicas o las de fisicoculturismo, la han hecho muy popular.

Hoy en día, el consumo de estos preparados proteicos, llenos de aminoácidos que potencian la fuerza, la resistencia y el desarrollo muscular, es casi rutinario.

Existen suplementos con arginina sola, con creatina y hasta glutamina aislada; otros con proteínas animales y vegetales; y los hay que combinan muchos aminoácidos.

Así tenemos por ejemplo que el Creador de Músculo, combina una gran fuente de aminoácidos, dentro de los cuales está la arginina, con plantas precursoras hormonales, dadoras de energía y con comprobada eficacia para el crecimiento muscular.

La toma periódica de este aminoácido para el entrenamiento, hace que los efectos del ejercicio sean casi instantáneos.

La vasodilatación que genera, provoca un aspecto turgente de los tejidos corporales, mejorando la vascularización muscular y de la piel.

La sensación de bienestar es evidente y los niveles de energía reducen notablemente el cansancio.

El tiempo de esfuerzo es menor debido al aumento de la fuerza muscular y la resistencia.

Esta capacidad de llevar sangre al músculo hace que le lleguen los nutrientes necesarios para su crecimiento y restauración rápida, posterior a sesiones de trabajo intenso.

La oxigenación aumenta e igualmente, el aporte de aminoácidos como la creatina y otros para la creación de nuevas células musculares.

Con la arginina se aprecia una buena distribución corporal debido a que reduce los niveles de grasa y la ganancia de masa muscular reorganiza la composición corporal.

Siempre. por supuesto, se sugiere que el ofrecerle al organismo fuentes magras de proteínas, y alimentos ricos en aminoácidos y en arginina, es mejor opción.

Sin embargo, cuando la práctica es cotidiana y de gran esfuerzo, los preparados con arginina, creatina, aminoácidos o los completos como el Creador de Músculo, son una buena manera de fortalecer el trabajo realizado.

Fuentes naturales de arginina

Creemos que una alimentación balanceada, baja en grasas, rica en alimentos vegetales y en proteínas magras; son la mejor fuente de arginina y otros aminoácidos que exista.

Recordemos que no todo el mundo puede tomar suplementos proteicos sin previa consulta médica; o si existe alguna condición patológica crónica como las hepáticas, pancreáticas y renales.

De allí que la alimentación sea la mejor fuente y menos peligrosa para el consumo de aminoácidos y arginina a cualquier edad.

Veamos los alimentos más importantes en contenido de arginina:

Las lentejas: Ricas en zinc, magnesio, cobre, hierro y antioxidantes; son una fuente importante de proteínas vegetales.

Contienen unos 2 gramos de arginina por cada 100 gramos de ellas.También son ricas en carbohidratos y en fibras.

Garbanzos: Al igual que las lentejas su contenido es grande en argininas, proteínas vegetales y carbohidratos con fibras.

Frutos secos: Su alto contenido en vitaminas liposolubles como la A y la E, además de antioxidantes; le dan beneficios extras para el aparato cardiovascular.

Contienen arginina todos, pero los más altos en ella son las almendras y las avellanas, que pueden llegar a aportar hasta 2,5 gramos por cada 100 gramos de ellas.

Estas nueces tienen muchas fibras, antioxidantes y fitoquímicos que equilibran el colesterol sanguíneo. Su contenido de calcio y omegas es alto.

Huevos: La yema del huevo es excelente en contenido de arginina y una fuente fácil de obtener pues forma parte de la dieta diaria de los hogares.

Pavo, pollo y lomo de cerdo: Unas fuentes de proteínas magras y que a la vez son carnes deliciosas con un alto contenido de arginina.

El pollo por ejemplo, puede aportar, solo él, un 70% del requerimiento diario del aminoácido.

Por otro lado, el lomo de puerco es uno de los cortes más magros y saludables del animal.

Soja: Es una importante fuente de minerales como el hierro, potasio, el zinc y el magnesio, que ayudan en la producción de sangre, neurotransmisores y para el funcionamiento del sistema inmunológico y cardiovascular.

Pueden proveer de 4,6 gramos de arginina por cada 100 gramos de soja.

Muchos alimentos más…

Semillas de calabaza: Estas semillas que son tan utilizadas para contrarestar los sintomas urinarios y prevenir el crecimiento prostático, son ricas en arginina, aportando un aproximado de casi 7 gramos por cada 100 gramos de ellas.

Ricas en minerales y antioxidantes, constituyen un exquisito alimento en la parte oriental del mundo, sobre todo en los países árabes.

La espirulina: Un alga marina que es muy conocida por sus efectos en el equilibrio de las grasas corporales y por su alto contenido en antioxidantes.

Puede llegar a darnos unos 4,5 gramos de arginina por cada taza de ella.

Actualmente es muy utilizada para agregar fibras y minerales, entre otros nutrientes; a los batidos dietéticos y proteicos.

Lácteos: Los quesos, de los cuales el parmesano, cheddar, el provolone y la mozzarella, son los que se dicen, aportan mayor cantidad de arginina.

El yogur, la mantequilla y la misma leche en sí, tienen alto contenido de este aminoácido.

Chocolate: Sí, el cacao sigue sorprendiendo a los nutricionistas.

En cuanto a los niveles de arginina que aporta, son altos, de 1,2 a 1,5 gramos por cada 100 gramos de chocolate.

Además de todos los nutrientes que da en cuanto a vitaminas, minerales y fitoquímicos antioxidantes.

Pescados y mariscos: Todos los productos del mar son muy buenos como fuente de arginina. De ellos el salmón, se dice que aporta los más altos niveles de este aminoácido.

Los nutricionistas recomiendan todos, desde la langosta hasta el cangrejo; el atún y los bivalvos. Todos son fuentes de arginina.

Las frutas: Además del alto contenido en vitaminas, minerales, oligoelementos y antioxidantes; las frutas como el kiwi, la toronja, fresas, uvas, patilla y en general, cualquier jugo frutal; son ricas en arginina.

Verduras: De obligado uso en la alimentación familiar, la elección de vegetales nos ayuda a brindar fuentes naturales y beneficiosas de arginina, vitaminas y minerales.

Los vegetales de hojas verdes, los pimientos, el ajo, la cebolla y hasta los hongos, nos brindan una buena fuente de arginina para nuestro beneficio.

Otras consideraciones para el uso de la arginina

La arginina nos ofrece tantas ventajas para la salud cardiovascular, inmune, hormonal, para nuestra sexualidad; que puede que se nos olvide que es un elemento que el cuerpo toma de los alimentos y que tomado en exceso ocasiona daños.

Si eres de los que tienen un ritmo de vida acelerado y con una alimentación poco cuidada o rica en comidas rápidas y grasas, te convendría agregar este aminoácido en dosis extras a la dieta.

Así mismo en caso de que tu rutina de ejercicios sea exigente, no te vendría nada mal el aporte de arginina para mejorar y elevar el desempeño.

Cómo sea que necesitemos una reposición de nutrientes, un aporte extra o sencillamente una ayuda para reparar ciertos daños; la dieta debe reajustarse para que esté en condiciones de ofrecernos, no solo este aminoácido tan importante, sino todos los nutrientes que nos mantengan sanos y fuertes.

Los preparados naturales a base aminoácidos como las combinaciones que hemos visto en el Creador de Músculo, son una ayuda para dar salud, bienestar y retrasar el envejecimiento. Al mismo tiempo realizar esas rutinas de ejercicio con mayor efectividad.

Debemos ingerirlas con los alimentos en caso de que los usemos para reparar daños o prevenirlos.

En caso de entrenamiento, en ayunas y antes del ejercicio; aunque muchos recomiendan que debe ser ingerida durante los días de descanso del entrenamiento.

Aumentar el consumo después de enfermedades que agoten el sistema inmune, como resfriados, gripes e infecciones; permitirá reponer rápido el funcionamiento corporal.

Ninguna ayuda nutritiva será eficaz si nuestros hábitos no cambian, en el sentido de que hay que llevar una dieta saludable, tener rutinas de vida social y laboral alejadas del estrés; y sin ningún tipo de consumos negativos como el tabaco y el alcohol.

La orientación médica puede ser de gran ayuda cuando queramos iniciar una ingesta soporte de alguno de estos preparados o nutrientes y adaptar la dosificación a nuestro propio ritmo de vida, a nuestra salud actual y a las actividades que hagamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *