Pizarra con la fórmula química de Arginina

L-arginina: ¿para qué sirve este aminoácido?

L-arginina: ¿para qué sirve este aminoácido?

Última actualización: 02-12-2018 por Editor Fanny.

Los aminoácidos son moléculas orgánicas que constituyen parte estructural de las proteínas, participando directamente en los procesos metabólicos del cuerpo y en la síntesis de sustancias químicas.

Entre ellos está la L-arginina un aminoácido importante en el proceso de la formación de otras proteínas.

Aunque existe una gran cantidad de aminoácidos, se considera que 20 de ellos son imprescindibles para la vida humana, y la arginina es uno de ellos.

La L-arginina participa de manera directa en la formación y excreción de la urea, utilizándose en este ciclo vital; además impulsa y regula funciones metabólicas de las glándulas endocrinas.

Por ejemplo la L-arginina es utilizada ampliamente para trastornos cardíacos: hipertensión, dolor en el pecho, insuficiencia cardíaca, infartos, regeneración después de un trasplante y recuperación de las arterias coronarias.

Corazón rojo con el estetoscopio en fondo de madera azul.

Usos de la L-arginina

Estudios científicos empleados en seres humanos y animales señalan que la suplementación con L-arginina trae muchos los beneficios.

Esto se debe a que esta sustancia amina contribuye activamente enfunciones a nivel celular como el desarrollo muscular, fortalecimiento del sistema inmune, desintoxicación hepática y disminución de la grasa corporal.  

Una de las funciones de la L-arginina es ayudar a la formación de óxido nítrico, sustancia que influye directamente en la dilatación de los vasos sanguíneos y por ende en la circulación de la sangre.

Además es beneficiosa en:

  • Tratamiento de la diabetes
  • Para el dolor de piernas
  • Padecimientos renales
  • Obesidad
  • Ulceras gástricas
  • Infecciones respiratorias
  • Disfunción eréctil
  • Infertilidad
  • Síndrome de ovarios poliquísticos
  • Infecciones respiratorias
  • Anemias

Es decir, muchas enfermedades donde la red venosa juega una parte fundamental.

Ahora bien, la L-arginina se considera un aminoácido parcialmente esencial, si bien el organismo es capaz de sintetizarla, se debe asegurar su ingesta a través de los alimentos.

Con este fin disponemos de una gran variedad de alimentos. Las personas necesitan entre unos 4 a 5 gramos por día para el buen funcionamiento orgánico y la podemos encontrar en las carnes de aves, res, ternera, pescados y productos lácteos.

Dos tipos de carne encima de una tabla de madera, a su lado queso y jarra de leche, huevo, cereal.

Además de las proteínas de origen animal, los vegetales como avena, coco, maní, garbanzos, soja, avellanas, cereales y frutos secos también proveen este importante aminoácido.

Para las personas que viven en el mundo fitness y tienen arduas jornadas de entrenamiento, asegurar la ingesta de L-arginina es muy significativo para que su cuerpo siempre esté oxigenado y con buena irrigación sanguínea, además de contribuir con la masa corporal magra.

El suplemento Creador de Músculo es rico en proteínas y aminoácidos que incluyen la L-arginina. Está especialmente formulado para promover la creación de masa muscular magra y favorecer la recuperación luego de la actividad física intensa.

¿Cómo funciona la L-arginina?

Cuando la enzima conocida como óxido sintetasa se mezcla con la arginina se libera óxido nítrico, el cual energiza la dilatación de los vasos sanguíneos, favoreciendo la irrigación de sangre a nivel de todo el cuerpo.

Al carecer de obstáculos el flujo sanguíneo llega a todos los órganos, células y tejidos, permitiendo que estén más oxigenados. De esta forma el cuerpo puede responder con mayor energía.

Esta propiedad beneficia a la musculatura brindándole más fuerza y vigor, además de preparar al organismo para realizar esfuerzos físicos de mayor riesgo.

Y no solamente es el óxido nítrico lo que se libera. En compañía de la metionina y la glicina, la L-arginina produce creatina, un ácido orgánico nitrogenado que provee energía al músculo.

Entre otros beneficios de la L-arginina podemos mencionar que:

  • Participa en las reacciones que hacen parte del buen funcionamiento de la hormona del crecimiento
  • Mejora el sistema inmunológico
  • Regula el metabolismo del nitrógeno
  • Se requiere en la síntesis de las proteínas
  • Es beneficiosa para la limpieza del hígado
  • Favorece la salud a nivel cardiovascular.
  • Promueve la liberación de hormonas endocrinas importantes como el glucagón y la insulina.

Sabemos que a pesar que producimos L-arginina esto no es suficiente para nuestras necesidades. Esto es debido a que muchas veces tenemos procesos regenerativos que implican el uso de este aminoácido. Dentro de estos procesos encontramos las gripes y los post operatorios.

En otros aspecto, la L-arginina trabaja como cicatrizante debido a que potencia el flujo sanguíneo lo que conlleva a que las heridas puedan sanarse mejor y en menos tiempo.

Un aspecto importante de la L-arginina es su participación directa en el ciclo de la urea donde desechamos el exceso de amoníaco. Si este ciclo no existiera nos intoxicaríamos de forma gradual hasta ocasionarnos la muerte.

Liberación de óxido nítrico

La L-arginina es un estimulante del óxido nítrico, el cual se absorbe a nivel muscular a través de las células.

Cuando ocurre este proceso, los músculos se relajan y se reduce la presión en las arterias, lo que conlleva al aumento del flujo sanguíneo y una mejor circulación.

El aumento corporal del óxido nítrico provee al cuerpo de mayor cantidad de oxígeno y nutrientes, lo que favorece el metabolismo y la síntesis de las proteínas que se traduce en la eliminación de desechos tóxicos.

Otra de las ventajas de la liberación del óxido nítrico es que potencia el proceso de termogénesis o generación de calor, con el consiguiente aumento del gasto calórico.

Todos estos procesos son de suma importancia para quienes tienen una rutina ardua de ejercicios, ya que pueden mantener el músculo magro y reducir tejido adiposo donde no es necesario.

En términos sencillos el óxido nítrico limpia los caminos para que la sangre pueda recorrer el cuerpo a gran velocidad y llegar hasta sitios a donde normalmente no lo hace, llevando un mayor aporte de nutrientes y oxígeno a las células.

Con el fin de ejemplificar este proceso pensemos en un calmado río el cual viene a representar el flujo normal de sangre, cuando el óxido nítrico entra en acción, lo transforma de un flujo tranquilo en un torrente de alta presión listo para transportar los nutrientes.

Dentro del mundo deportivo la L-arginina se ha consagrado como un suplemento para potenciar el rendimiento muscular durante la jornada de entrenamiento, además de incentivar la recuperación muscular posterior, así como el desarrollo de la hipertrofia con masa corporal magra.

De esta manera, gracias al suplemento Creador de Músculo podemos aprovechar todos esos beneficios, gracias a su contenido de L-arginina, proteínas, aminoácidos y nutrientes que lo convierten en el alimento más equilibrado para potenciar los beneficios del ejercicio.

L-arginina y creatina para una musculatura sana

La creatina es una sustancia que promueve la producción energética desde el interior de la célula, es decir, a nivel mitocondrial hasta la fibra muscular.

Se trata de un ácido orgánico nitrogenado que necesita de la arginina, la metionina y la glicina para poder metabolizarse en el hígado, riñones y páncreas.

Esta sustancia crea, almacena y transmite este impulso necesario que abastece las células para el desempeño de sus funciones y es sintetizada a partir de los distintos aminoácidos que forman parte de las proteínas, con la participación necesaria de la L-arginina.

Por ello es necesario el consumo de L-arginina, ya que el organismo continuamente está en uso de la creatina y por ello necesita sintetizarla continuamente.

Estas cadenas de reacciones químicas ayudan al organismo a mantener el suministro de energía y a fortalecer el sistema músculo esquelético.

Se conoce que el organismo es capaz de sintetizar la mitad de los requerimientos diarios de creatina lo que implica que la otra parte debemos absorberla de manera exógena.

La creatina ayuda a mantener una masa muscular magra ya que contribuye en el rendimiento del esfuerzo físico, de esta forma no será fácil agotarse durante el entrenamiento y se eleva la capacidad de recuperación rápida.

Cuando la L-arginina sintetiza creatina, favorece el metabolismo de ATP o adenosín trifosfato, la molécula que le brinda energía a la célula, lo que conlleva a que la masa muscular del deportista pueda alcanzar un mayor desarrollo y elevar su tonicidad y resistencia.  

L-arginina y el mundo deportivo

Actualmente muchas personas se enfocan en mejorar su aspecto y salud física, ello implica una planificación de rutinas de ejercicios y alimentación, que en un tiempo prudencial cambian la contextura y benefician todos los sistemas.

Sin embargo esta ejercitación continua requiere la reposición de elementos químicos y nutricionales que se pierden en cada sesión de entrenamiento.

Además cuando los músculos están en pleno proceso de desarrollo de tonicidad y masa muscular, mantener el equilibrio entre los aminoácidos y electrolitos es de suma importancia.

Cuando ejercitamos arduamente, la recuperación muscular representa  una parte importante junto a la correcta hidratación y la nutrición.

Y para una buena recuperación muscular deben intervenir aminoácidos importantes que nos ayuden a reponer los tejidos ejercitados y desgastados.

La L-arginina también influye en el proceso del aprovechamiento de la glucosa. lo que trae como consecuencia que nuestras energías siempre estén disponibles, disminuyendo notablemente la fatiga muscular.

Cómo mínimo los músculos necesitan un período de 24 a 48 para completar el proceso de regeneración y desarrollo muscular. Al incentivar la recuperación rápida, L-arginina es un punto relevante que debemos tomar en cuenta.

Uno de los factores que intervienen en el desarrollo de la masa muscular es la hormona del crecimiento.

Llamada también somatropina, es la encargada de que nuestro cuerpo crezca en proporciones adecuadas, esto es, con la estatura, grasa y masa muscular acorde a nuestra edad y sexo.

En el mundo deportivo, esta hormona cumple un rol importante como agente anabólico en el proceso de recuperación del tejido muscular.

Los especialistas han concluido que la L-arginina interviene significativamente en los niveles de la hormona del crecimiento, lo que da beneficio en el desarrollo muscular.

Otro de los grandes beneficios que tiene la L-arginina es el fortalecimiento del sistema inmune, y esto hace que el atleta esté en mejores condiciones para recuperarse cuando sufre alguna lesión de entrenamiento.

Al esforzarse con rutinas intensas, es necesario utilizar Creador de Músculo con L arginina, con el fin de disminuir la fatiga muscular, conservar los tejidos sanos y aumentar el transporte de sangre en mayor cantidad de nutrientes a las células.

Avances médicos y la L-arginina

Estas son algunas ventajas del consumo de L-arginina que los expertos señalan:

Beneficiosa para la piel y el cabello, sus propiedades rejuvenecedoras activan la cicatrización y aceleran el proceso regenerativo a nivel cutáneo.

La piel es el órgano más extenso que poseemos y es sabido que con los años pierde elasticidad, brillo y lozanía. Algunos expertos recomiendan la ingesta de L-arginina para estimular la hormona del crecimiento y retardar así el envejecimiento cutáneo.

Otro aspecto a considerar es que la arginina reduce el tiempo de recuperación de la piel en caso de heridas, ya que es un elemento esencial para producir colágeno.

Como la arginina tiene efecto vasodilatador se le atribuye el beneficio del crecimiento del cabello, esto se debe a que el óxido nítrico permite que la sangre llegue al folículo piloso llevando nutrientes necesarios para el cabello.

Ayuda a huesos y articulaciones, la arginina es un aminoácido de suma importancia a la hora de iniciar la recuperación de lesiones musculares, debido a su poder cicatrizante y lubricador que interviene en el proceso regenerativo.

Por ello la arginina es ampliamente eficaz para tratar enfermedades articulares muy conocidas como la artritis reumatoide.

Por otra parte, uno de los padecimientos relacionados con la edad y desgaste por ejercicio, es la pérdida masa ósea lo que aumenta la posibilidad de tener lesiones y fracturas en todo el sistema músculo esquelético.

La arginina forma parte de la estructura ósea ya que es un componente activo del colágeno, que en compañía de la glucosamina y otros elementos ayudan a los tejidos conectivos que forman el hueso y los cartílagos.

Una de las causas para el padecimiento de artritis y osteoporosis es la carencia de la l-arginina, ya que es un elemento activo en la creación y generación de osteoblastos, células encargadas del buen desarrollo óseo.

L- arginina necesaria para un buen funcionamiento del hígado

El hígado es una de los órganos del cuerpo con mayor responsabilidad vital, por ello, se hace necesario tener buena higiene hepática con el fin de darle a éste órgano todos los requerimientos necesarios para no entorpecer sus funciones.

Esto implica una alimentación adecuada, moderando la ingesta de alcohol, evadiendo las drogas y evitando sobretodo los alimentos con mucha grasa.

El hígado tiene muchas y sorprendentes funciones. La l-arginina optimiza las funciones hepáticas mejorando el riego sanguíneo en este importante órgano y participando activamente en los procesos de desintoxicación.

Se debe a que este aminoácido cumple un rol fundamental en la neutralización de contaminantes como el amoníaco e inhibiendo los efectos de las drogas y el alcohol.

Descubrimientos recientes señalan que la L-arginina tiene la función de transformar el amoníaco para producir urea, una sustancia de desecho, contribuye a la defensa del organismo.

 Mano sosteniendo un hígado, ilustracion

Uno de los aspectos estudiados de la L-arginina es con respecto al reforzamiento en el tratamiento de la esteatosis hepática o llamado comúnmente hígado graso.

En esta afección se evidencia cómo progresivamente va disminuyendo la irrigación sanguínea en esta glándula.

Y si la irrigación sanguínea está limitada no se reciben los nutrientes necesarios ni la oxigenación para devolver las sustancias tóxicas.

Sin embargo, se ha podido constatar que la L-arginina favorece el flujo sanguíneo cuando se realizaba el metabolismo del óxido nítrico, y esto incluye al hígado, por lo tanto la condición de este órgano mejora notablemente.

Efectos secundarios de la L-arginina

Nada pasa desapercibido en el organismo, por ello, a pesar de ser una sustancia natural, sus excesos o carencias también traen sus consecuencias.

Por ejemplo la arginina está contraindicado para mujeres en etapa gestacional, lactantes y para los infantes, a menos que se le han diagnosticado problemas con el crecimiento.

La ingesta de L-arginina a través de la dieta no causa problemas, pero un exceso a de L-arginina exógena causa dolor abdominal, alergias, dificultades respiratorias y alteraciones en la presión arterial.

Quien presente cualquiera de estos signos debe ir al médico rápidamente.

No se recomienda la suplementación con L-arginina cuando se esté bajo tratamiento con analgésicos, antihipertensivos, protectores gástricos y medicamentos para la diabetes, ya que puede provocar episodios de diarreas, espasmos, náuseas y sangrado vaginal en mujeres embarazadas.

La dosis adecuada de L-arginina puede ayudar a controlar la migraña, la recuperación después de una operación, problemas de fertilidad entre otros usos que pueden dársele donde esté involucrado el tejido y la irrigación sanguínea.  

Para lograr estos beneficios es necesario tomar en cuenta la edad, sexo y la condición de la persona.

  • Para mejorar salud cardiovascular, se recomienda consumir de 3 a 6 gramos distribuidos tres veces al día, los cuales son suficientes para una persona adulta, además de ser igualmente favorable para la disfunción eréctil.
  • Si lo que buscamos es optimizar el rendimiento deportivo de 5 a 9 gramos al día en una sola toma podemos conseguir el objetivo.  
  • Para inflamaciones es recomendable ingerir 1000 gramos al día.
  • Cuando no hay un gasto calórico fuera de lo normal, se sugiere ingerir de 3 a 5 gramos diarios y prever  no exceder esas cantidades.

Y en cuanto a la dieta que contenga L-arginina, los alimentos altos en este aminoácido son los cereales, el arroz, la leche y los derivados lácteos, las semillas y frutos secos, los huevos, el pescado y las carnes blancas y rojas.

La mejor opción para aprovechar los beneficios de la L-arginina es Creador de Músculo, con una combinación de distintos aminoácidos y nutrientes que proveerán al organismo de una buena nutrición integral para la recuperación post ejercicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *