Feliz pareja está acostada en la cama juntos. Disfrutando de la compañía de cada uno.

Incremente su libido con alimentos y sabios consejos

Incremente su libido con alimentos y sabios consejos

Última actualización: 18-03-2019. Equipo Nutricioni

La carencia de deseo sexual es algo que le sucede a la mayoría de las parejas, con el transcurrir del tiempo. Por lo general, el hombre tiene esa sensación de que es él quien mantiene más ganas de propiciar encuentros sexuales que su pareja.

Personas, dificultades en las relaciones, conflictos y concepto de familia - pareja infeliz que tiene problemas en el dormitorio

Esto es una percepción que en muchas ocasiones causa confusión en su vida conyugal. Pero esto tiene solución si se ejecutan las estrategias correctas.

Y es que nos encontramos en una era repleta de demandas y  presiones, que en muchas ocasiones refrenan los momentos íntimos en pareja, el goce se ve interrumpido y el disfrute sexual coartado.

Puede que sean muchos los motivos por lo cuales percibas un cambio en la calidad de tus encuentros sexuales, quizás se trate de ti o de tu pareja en incluso puede que ambos ya no intimen con la misma destreza, pasión o ánimos.

En cualquiera de los casos, queremos ofrecerte con este artículo información vital de gran interés para activar tu vida sexual con ímpetu y salvar esos momentos que probablemente se han deteriorado y quizás no sabes por qué.

En primer lugar, debes saber qué es la libido sexual. Es nada más y nada menos que el deseo que puede sentir una persona sexualmente hablando.

Ahora bien, saber cuándo este nivel de deseo sexual disminuye es uno de los factores clave para mantener activa tu vida sexual. Resulta que son diversas las causas que podrían bajar la libido, pueden ser físicas, también hormonales y psicológicas y de problemas con la pareja.

Causas físicas que bajan la libido

Dificultades en el acto sexual: Es muy frecuente que cuando se tiene dolor físico en el momento del acto sexual, así como la ausencia de orgasmos, la libido disminuye.

Ciertas enfermedades: en muchos casos suceden ciertas enfermedades no relacionadas a las ETS (enfermedades de transmisión sexual) que pueden bajar el deseo sexual. Entre ella podemos mencionar la artritis, la diabetes, la hipertensión, padecimientos neurológicos y cardíacos.

Ingesta de ciertos tipos de fármacos: algunos medicamentos tienen la particularidad poco favorable de alterar el deseo sexual; entre los más famosos están los antidepresivos y antihistamínicos (como el benadryl, clorfenamina y dimedrol).

Vicios: Puede que tomar una copa de vino tinto te encienda un poco, pero al ingerir demasiado alcohol creará un efecto distinto, lo que podría disminuir la libido. De igual modo, sucede al consumir drogas. Además, la fluidez de la sangre desacelera cuando la persona fuma y esto también puede hacer mermar la excitación.

Algunas cirugías: Determinado tipos de cirugías asociadas principalmente con el área genital o los senos, además pudieran bajar la libido y alterar la función sexual.

Cansancio: Puede que suene cliché pero es un aspecto que mayormente se da en las mujeres, y es que estar a cargo de los niños, la casa, el trabajo entre otras actividades diarias, es una causa muy recurrente de la disminución del deseo sexual en muchas personas, en especial mujeres.

Causas hormonales que pueden bajar la libido

En numerosas ocasiones existen cambios hormonales que se dan en la mujer que pueden alterar el apetito sexual, esto puede suceder en circunstancias tales como:

La menopausia: Ya entradas en la etapa de la transición menopáusica, las mujeres tienen un descenso en sus niveles de estrógeno, esto por lo general provoca que los tejidos de la vagina se sequen, causando dolor e incomodidad al momento del acto sexual, esto a su vez aminora el interés sexual de cierto modo.

Claro que muchísimas mujeres luego de la menopausia mantienen una vida sexual activa pero es un hecho que en este cambio hormonal, la libido puede disminuir en algunas otras.

El embarazo y lactancia: Definitivamente esta es una etapa donde  suceden muchas alteraciones hormonales en la mujer, tanto en el momento de la gestación del bebé, como en el tiempo de amamantarlo.

En ambas transiciones la libido puede disminuir, a esto se le suma el cansancio y estrés que pudiera significar el velar y atender a una nueva vida.

Causas psicológicas que pueden bajar la libido

Son diversas las razones de envergadura psicológica que pueden provocar una reducción en la libido, unas de ellas son:

  1. Problemas que afectan el estado saludable de la mente, como sucede en el caso de la depresión o la ansiedad.
  2. El estrés, principalmente el estrés laboral o referente a la economía de la persona.
  3. Problemas de autoestima baja, por el aspecto de la persona.
  4. Baja autoestima.
  5. Haber sufrido maltrato físico o también abuso sexual.
  6. Antecedentes de malas experiencias sexuales.

Problemas de pareja: En definitiva los problemas que se suscitan en la convivencia de una relación amorosa, son un factor que puede determinar si el ánimo o apetencia sexual tiene un declive incluso drástico muchas veces. En otros casos se puede dar paulatinamente el desánimo sexual con la pareja.

En este aspecto pueden surgir muchos planteamientos hipotéticos que sin duda pueden desencadenar la disminución del deseo sexual o libido, entre los más frecuentes podemos mencionar:

  1. Pérdida de la conexión entre la pareja.
  2. Peleas no resueltas, o donde alguna de las partes no quedó conforme.
  3. Poca comunicación sobre las necesidades y exigencias sexuales.
  4. Falta de confianza.
  5. El tipo de convivencia que tenga la pareja influye también en la calidad del deseo sexual.

Un producto que ayuda a incrementar el deseo sexual es LibiActiv Mujer, ya que tiene una variada mezcla de sustancias favorables, entre ellas la arginina, que además mejora las erecciones, el sistema inmunológico, la circulación, retarda la vejez y previene enfermedades del corazón.

4 consejos infalibles para elevar tu libido

La universidad de Tennessee realizó un estudio donde analizaron la interacción de la libido en la conducta sexual, marcada por la fase primaria; la excitación y deseo en el momento del acto sexual.

Vista superior de las cabezas de una pareja encantadora feliz acostada en la cama y sonriendo ampliamente después del buen sexo. Amantes que disfrutan de la intimidad y la convivencia. Recién casados pasando la primera noche en la habitación del hotel, sintiéndose emocionados.

Para aumentar la libido o deseo sexual, es necesaria la implementación de ciertos estímulos evocados por los sentidos, estos entran al cerebro y dispensan mensajes químicos que provocan el deseo.

Las hormonas producidas en el cerebro para lograr tal efecto se denominan estrógenos, testosteronas y progesteronas. Si quieres tener la clave maestra que logra aumentar la libido, he aquí estos consejos imbatibles que te pueden ayudar:

  1. Entrena tu mente: El cerebro puede recibir estímulos sexuales desde la propia mente, claro que esto no es un secreto para nadie. Pero lo que sí es cierto, es que pocas veces se utiliza este recurso o se entrena la mente de la manera correcta.

Por lo general, la mente se utiliza como recurso de excitación únicamente momentos previos al acto sexual cuando ya el deseo está presente, pero ¿qué hay de esos días que por diversas causas no existe el deseo? Trabajar la mente es algo que puede incrementar la libido si se hace diariamente en momentos breves.

Una técnica efectiva es intentar visualizar fantasías eróticas con tu pareja, al menos una vez por día. Piensa en episodios de placer junto a tu compañera(o), algo que te estimule a tener la llama de la pasión viva hacia tu pareja; aun cuando las actividades diarias te agobien esta técnica te dará buenos resultados.

LibiActiv Mujer es un suplemento que ayuda a aumentar la libido; pero, además colabora para mejorar la concentración, previene las migrañas y la pérdida de memoria, gracias a su concentrado aporte de hierbas ricas en vitaminas y minerales.

  1. Alimenta tu autoestima: Se dice que un individuo que se siente confiado, seguro de sí, con el suficiente amor, tiene por regla mucho más activado el deseo sexual que aquellos que se sienten inconformes con su aspecto y baja autoestima.

Esta seguridad ayuda a que la persona se sienta más tranquilo y cómodo consigo misma y por lo tanto, no hay miedos ni penas a la hora de tener intimidad con la pareja, al menos no referente a su aspecto y como se pueda desenvolver.

No importa cuánto creas que te falta o te sobra, si tal como eres aprendes a aceptarte y a estimular una autoestima sana, tus encuentros sexuales van a mejorar mucho más a medida que vayas queriéndote y aceptándote más.

No hay nada más sexy que una mujer o un hombre seguros de sí mismos. Esto hace que al momento de pensar en tener intimidad sexual con tu compañero(a) la libido aumente, porque sabes que así como eres puedes desatar pasiones y encuentros satisfactorios para ambos.

  1. Practícalo con frecuencia: La fase erótica comienza con la libido, es decir, mientras más momentos de intimidad sexual tengas, más estímulo mental puedes poner en práctica a diario y la libido aumenta. Si dejas que tener sexo con tu pareja, la libido muy seguramente disminuirá.

Aunque tengan una vida agitada y ocupada ingéniatelas; saca un tiempo destinado a disfrutar de un momento atrevido con tu pareja. ¡Eso Sí! aléjense de la monotonía, improvisen en diferentes lugares de la casa y a diferentes horarios.

Utilicen lencería especial y hasta pueden recrear fantasías, en la intimidad todo vale. Lo importante es no dejar que se enfríe por completo el deseo y haya que recurrir a terapeutas de pareja o peor aún a un abogado por un divorcio.

  1. Ejercita tu cuerpo y haz dieta: El ejercicio es bueno porque ayuda a tener una figura soñada pero además te brinda energía, vitalidad y una excelente salud.

Estos últimos aspectos son fundamentales para tener físicamente una mejor preparación, resistencia, agilidad y  esto a su vez incrementa la disposición al encuentro sexual.

Practica una rutina adaptada a tu estilo de vida, incluso no es necesario que acudas a un gimnasio puedes hacerlo en tu hogar con unas pesas o ejercicios individuales que no requieren elementos como los abdominales y sentadillas por ejemplo.

También puedes salir a correr por tu cuadra, en fin cualquier actividad que te mantenga activa(o) será propicia para mantenerte activo y aumentar la libido.

Aportes de la naturaleza con la cualidad de incrementar la libido

Se sabe que los alimentos ofrecen un sinfín de beneficios variados, dependiendo, por supuesto, del tipo de alimento, de modo que también ayudan a aumentar los niveles de libido en el organismo.

Por lo tanto, se podría afirmar que estamos hablando de una mega estrategia poderosa. Veamos algunos de los elementos naturales que más favorecen para mantener el deseo sexual.

¡Sí! Así es, lo que consumes puede convertirse en un gran aliado en este interesante e importante aspecto de la vida en pareja, así que toma nota del listado de alimentos a continuación, para que no falten en su dieta:

  1. Verduras y vegetales: Este es un tipo de alimento naturales, por ser altamente saludables, tienen la habilidad de equilibrar las hormonas, lo cual es maravilloso para las mujeres que enfrentan una de las causas antes mencionadas de la disminución del deseo sexual; los cambios hormonales.

Por ende, consumir alimentos como el apio, las espinacas, la albahaca, el palmito, el pepino, la maca y demás verduras y vegetales ayudan a activar la libido, siendo estos anteriormente mencionados, los que mayor efecto logran.

En especial la maca, muy rica en cobre y zinc (minerales asociados al incremento del deseo sexual), además de contener buenas dosis de proteínas vegetales, yodo y vitamina B.

LibiActiv Mujer posee raíz de maca dentro de sus componentes, lo cual te ayudará a tener una vida sexual saludable, mejorar tu rendimiento energético y potenciar tu fertilidad.  

  1. El chocolate: este delicioso bocadillo es un estimulante clásico que incrementa los niveles de endorfinas y serotoninas, hormonas liberadas específicamente por una sustancia llamada feniletilamina (FEA). Dichas hormonas incrementan la libido y el estado de ánimo.

El chocolate también expende un componente denominado dopamina, misma que se libera al momento del orgasmo. Esto deja como resultado una sensación mucho más placentera.  

Si hablamos del chocolate con leche (el que por lo general se consigue con más facilidad en la calle), éste ayuda a sensibilizar el sentido del tacto, gracias al calcio que posee la leche.

Puedes consumir una barra de chocolate una vez por semana. De hecho, puedes ser creativo(a) e incrementar picardía a tus encuentros sexuales, agregando a los mismos este delicioso alimento de una manera creativa.

  1. Ostras: La gentileza del mar llega a la vida del ser humano, ofreciendo el afrodisiaco más preciado de su entorno, por lo tanto, son en definitiva un estimulante del deseo sexual de primera.

Las otras son ricas en zinc, este mineral es fundamental para la creación de testosterona y estrógeno, hormonas que al disminuir en el cuerpo (principalmente del hombre), bajan contundentemente la libido también.

  1. El hígado: aunque es un alimento común, pocos saben que ayuda a incrementar la libido. Y es que el hígado contiene altos niveles de zinc, y como ya sabemos; es el mineral de mayor impacto para potenciar la vida sexual.
  2. La miel: Se dice que antiguamente los novios ingerían agua de miel diariamente, el primer mes posterior a la boda, el llamado mes de la miel, que con el pasar del tiempo fue denominado luna de miel.

Sucede que la miel está altamente cargada de carbohidratos energizantes de lenta absorción, además la miel tiene vitamina B favorable en la formación de testosterona.

  1. Pescados: Diversas variedades de pescados abundan en el mundo, pero algo que tienen en común es que refuerzan el estímulo de la función sexual. El ácido graso Omega 3 es el ingrediente estrella de los pescados, responsable de mejorar aumentar la libido y potenciar la erección.

No en vano a los hombres que sufren de baja libido, les recomiendan ingerir suplementos ricos en aceite de pescado.

El ginseng rojo o panax y muira puama en un solo suplemento

El ginseng como tal es una planta multifacética ya que ayuda a mejorar la concentración, la circulación, disminuir el estrés y ayuda a mejorar los niveles energéticos del organismo.

Estos últimos son factores importantes en el desempeño y rendimiento sexual. El ginseng también es u fabulosos vasodilatador que vigoriza las erecciones.

Por otra parte, esta planta posee ginsenósidos, un componente estimulante que logra actuar en el organismo de una manera similar a la testosterona, lo cual favorece en el incremento de la libido.

Claro que en el mundo existen diferentes tipos de ginseng, pero debes saber, que el que ayuda a potenciar el deseo sexual es el ginseng panax, o también conocido como ginseng rojo o coreano, ya que otros tipos pudieran causar efectos sedantes.

LibiActiv Mujer contiene también raíz de ginseng panax y le acompañan diversas hierbas, entre ellas una mundialmente reconocida como el viagra de Amazonas llamada raíz muira puama, que no solo aumenta la libido sino también la energía corporal.

Al tener una pareja, o más aún una vida en pareja, debes velar porque la llama de la pasión permanezca encendida; lograrlo puede tener sus obstáculos.

Pero esperamos con este artículo, haberte dado las herramientas para que esos obstáculos puedan ser advertidos y disipados rápidamente y finalmente tengas una vida sexual saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *