Mujer apunto de comer remolacha, fondo rojo

Increíbles beneficios del betabel o remolacha

Increíbles beneficios del betabel o remolacha

Última actualización: 07-12-2018. Equipo Nutricioni

Lo primero que hay que destacar de este vegetal, es que también se conoce como remolacha.

Hasta ahora se ha determinado que el betabel es originario del norte del continente africano, su aparición data de la era prehistórica en forma de remolacha silvestre. Luego se extendió en las zonas costeras de Asia y Europa.

Cuando se comenzó a comer remolacha o betabel, solo se consumía la hoja. Fueron los antiguos romanos quienes la cultivaron para comer sus raíces.Mujer apunto de comer remolacha, fondo rojo

Fue en el siglo 19, cuando se hizo más popular el consumo de este vegetal al determinar su riqueza en concentración de azúcar. Para ese tiempo, llegó el betabel a Estados Unidos. Actualmente, los principales productores de remolacha son Estados Unidos, Rusia, Polonia, Francia y Alemania.

Características del betabel

Este vegetal por lo general presenta un color entre rojizo y púrpura. Existen variedades menos conocidas con raíz de color blanco o dorado. Al cocinarla, desprende una pigmentación púrpura rica en flavonoides (sustancias antioxidantes).

Destaca en su sabor el alto contenido de azúcar. La textura de sus raíces es crujiente al estar cruda, pero es blanda y suave al estar cocida. En cuanto a las hojas, su sabor es muy parecido a la acelga.

En cuanto a su contenido nutritivo, cabe destacar que es una rica fuente de vitaminas y minerales.

Consejos para escoger y almacenar el betabel

Al escoger las remolachas, es aconsejable seleccionarlas de tamaño pequeño o mediano, cuyas raíces sean fuertes, textura lisa y color fuerte.

Se deben evitar las remolachas que tengan manchas, partes blandas y que estén segregando líquido ya que es signo de deterioro. Las remolachas arrugadas o blandas por lo general ya están comenzando a dañarse.

Si se piensa consumir la hoja, estas deben estar frescas, tiernas y de un color verde intenso.

La remolacha en la nevera pueden durar entre dos y cuatro semanas. La remolacha cruda cuando es congelada tiende a ablandarse al ser descongelada, en cambio puede ser congelada después de cocida porque mantiene el sabor y la textura.

Recomendaciones para preparar la remolacha

Se debe cocinar por corto tiempo. EStá demostrado que las propiedades del betabel disminuyen con el calor.

Se aconseja no pelar la remolacha antes de cocinarla, para no eliminar en exceso la pulpa.

Imagen de primer plano con vaso de vidrio lleno de jugo de remolachaPara evitar la pérdida del color, es mejor lavarla con agua fría, tratando de no romper la piel del vegetal y así mantener la concentración de pigmentos. Recordemos que estos pigmentos contienen antioxidantes.

Igualmente, para evitar la pérdida de pigmentos al cocinar las remolachas, es recomendable dejarla entera y conservar un trozo tanto de raíz como de tallo.

La sal disminuye el color a la remolacha, por lo que debe agregarse después de cocinarlas.

En caso de que las manos se manchen al manipular el vegetal, basta con frotarlas usando jugo de limón.

Aportes nutricionales propios de la remolacha o betabel

1/2 taza de remolacha cocida aporta 37 calorías. Es un vegetal con bajo contenido de grasas (0,15 gramos por porción). El aporte en cuanto a proteínas (una porción contiene 1 gramo), en lo referente a carbohidratos, cada porción aporta 2 gramos de fibra, nutriente que evita el estreñimiento y la diarrea.

Las remolachas contienen complejo B, especialmente (tiamina, riboflavina, niacina, vitamina B6 y ácido pantoténico), vitamina C, A.

Complejo B. Está integrado por ocho vitaminas: B1, B2, B3, B5, B7, B9 (ácido fólico) y B12. Entre sus múltiples beneficios se pueden mencionar: es esencial para la salud del cabello, uñas y piel.

Es antioxidante, regula los niveles de colesterol, favorece el sistema inmune y el sistema nervioso y previene enfermedades cardiovasculares.

Está presente en frutos secos, lácteos, huevos, vegetales de hoja verde, carnes, aguacate, aceite de oliva, pescado, hígado, cereales, pan, leguminosas, pastas, huevos, germen de trigo, levadura de cerveza, frutas y verduras en general.

Vitamina C. También se conoce como vitamina antiescorbútica o ácido ascórbico. Es necesaria para el correcto desarrollo y crecimiento.

Participa en la reparación de los tejidos del cuerpo, interviene en la formación del colágeno y disminuye el deterioro en huesos y dientes. Funciona como antioxidante. Son fuentes de vitamina C el kiwi, mango, lechosa, piña, fresas, patilla, melón, guayaba, brócoli, coliflor,espinaca, la patatas y tomates.

Vitamina A. Favorece el desarrollo de los huesos, los dientes y la piel. Está relacionada con la salud de la piel, intervienen en la formación de la retina, previene la aparición de enfermedades infecciosas participa en la formación de las células del feto y participa en las funciones reproductivas tanto del hombre como de la mujer.

Todas las vitaminas que componen y que necesita el cuerpoAporte de minerales de la remolacha

Al incluir remolacha o betabel en la dieta, se está aportando manganeso en una cantidad considerable. Este mineral contribuye al buen funcionamiento tanto del sistema nervioso como del cerebro, participa en la producción de hormonas y la renovación del tejido conectivo.

Además, el betabel suministra hierro, fósforo, zinc, calcio, selenio y cobre. Estos nutrientes tienen las siguientes funciones:

Hierro: Interviene en el funcionamiento del sistema inmunológico por medio de la producción de hemoglobina, es responsable de el crecimiento y de la producción de tejido conectivo. Otros alimentos fuentes de hierro son los cereales integrales, caraotas, lentejas, espinacas, berros, acelgas, carnes, mariscos y frutos secos.

Fósforo: Actúa como regulador de las hormonas, activa la memoria, propicia el descanso de la mente, fortalece la dentadura, interviene en la digestión. También está contenido en pescados, lácteos, cereales, frutos secos, huevos, legumbres, semillas de girasol, salvado y germen de trigo.

Zinc: Activa el sistema inmunológico. Interviene en el buen funcionamiento del sistema reproductor, combate la fatiga  y participa en la función celular básica. Además del betabel, está presente en el chocolate, calabacín, ajo, garbanzos, semillas de calabaza y de ajonjolí.

Calcio: Forma parte importante de huesos y dientes, evita la osteoporosis y el cáncer, regula la tensión arterial y los tiempos de coagulación. Son alimentos ricos en calcio: los lácteos, los vegetales de hojas verdes, carotas, higos, almendras, naranjas, garbanzos y semillas de sésamo.

Selenio: Combate los radicales libres gracias a su contenido de antioxidantes, regula el funcionamiento de la tiroides, favorece el crecimiento del pelo y uñas, interviene en el metabolismo de las grasas, activa el funcionamiento del sistema inmunitario. Está presente en avena, frutos secos, semillas de calabaza, champiñones, ortiga y pepinos.

Cobre: Se encarga del transporte del hierro, colabora con la producción de hemoglobina y glóbulos rojos, facilita la asimilación de vitamina C, equilibra las propiedades de los huesos y mantiene el buen funcionamiento del sistema nervioso central. Así como está presente en la remolacha, es posible ingerirlo en lentejas, garbanzos, alimentos integrales, hígado, mariscos y ciruelas.

Grupo de minerales en fondo blancoRazones para comer betabel

  • Regula la presión arterial. Tomar el jugo de betabel o remolacha puede disminuir la presión arterial. Actúa dilatando los vasos sanguíneos, mejora la circulación y por tanto equilibra la tensión arterial.
  • Aumenta el rendimiento de energía. Esta hortaliza es fuente de nitrato, la cual es una sustancia que se transforma en óxido nítrico, esta aporta nutrientes y oxígeno para los músculos. Además contiene betaína, sustancia encargada de disminuir la fatiga muscular en atletas, por lo tanto aumenta la fuerza muscular. Antes de entrenar puede consumirse la remolacha fuente de energía.
  • Propiedades antiinflamatorias. Las remolachas aportan betaína, el cual es un nutriente protector de las células y proteínas. Estudios han demostrado que ayuda a proteger los órganos internos.
  • Propiedades anticancerígenas. Los pigmentos que le dan a las remolachas su color característico ayudan a evitar el cáncer. El zumo de remolacha disminuye la probabilidad de formación de tumores.
  • Rica en nutrientes y fibra. Como ya se ha mencionado, las remolachas son excelentes.
  • Fuente de vitaminas, fibra y minerales esenciales.
  • Propiedades de desintoxicación. Desde tiempos remotos a esta hortaliza se le reconocen sus propiedades para limpiar la sangre y el hígado.

Betabel como aliado de la mujer embarazada

El consumo de betabel aporta invaluables beneficios tanto a la embarazada como al bebé que espera. Entre sus bondades tenemos:

  • Ácido fólico para el bebé. El consumo de ácido fólico durante el embarazo evita malformaciones en el feto. La remolacha tiene un alto contenido de ácido fólico o vitamina B6, la cual es fundamental par la formación de tejidos orgánicos. Sin la cantidad adecuada de esta vitamina la columna vertebral del futuro bebé puede padecer malformaciones como espina bífida.
  • Equilibra el azúcar en sangre. A pesar de tener un sabor muy dulce, esta hortaliza no aumenta en exceso la glicemia y por lo tanto reduce la posibilidad de diabetes fetal.
  • Controla la tensión arterial. Debido al aporte de potasio, el betabel facilita el equilibrio de los niveles de presión sanguínea. Las mujeres embarazadas son propensas a aumentos de tensión, lo cual puede ser causa de preeclampsia antes del nacimiento.
  • Interviene en el desarrollo de la vista del bebé. El contenido de vitaminas A y E presente en el betabel inciden en la buena visión, por lo que se recomienda su consumo para el correcto desarrollo visual del niño por nacer.
  • Reduce el dolor y la inflamación. Las embarazadas, en los últimos meses de gestación tienden a la inflamación de las extremidades, así como a sentir diversos dolores. La remolacha contiene betaína, la cual tiene propiedades desinflamatorias que alivian estos efectos.

Imagen de remolacha en diferentes presentacionesPropuestas para consumir el betabel

Cocido o crudo. Este vegetal conserva sus beneficios, pero recuerde que a la hora de comerlo cocido, es recomendable cocinarlo solo el tiempo necesario para no disminuir sus propiedades.

En jugos. Al tomar betabel se aprovechan al máximo sus propiedades. Sobre todo:

- Sus beneficios sobre el sistema inmunológico.

- Favorece el proceso digestivo.

-Alivio de la gastritis y acidez estomacal.

- Disminución de cólicos menstruales

- Disminuye los dolores de cabeza

- Optimiza el aporte vitamínico.

- Favorece la circulación.

- Limpia el hígado, riñones y la vesícula.

En combinación con otras frutas y verduras. Los nutricionistas recomiendan la combinación de la remolacha para aprovechar los beneficios que aportan los alimentos combinados.

En suplementos vitamínicos. Afortunadamente, existen en el mercado una serie de productos cuya combinación de ingredientes aportan a la alimentación los nutrientes necesarios para la salud, tal como  Verde Salud. Existe un suplemento apropiado para cada necesidad.

Consumir las hojas de la remolacha

La mayoría de las personas tienden a desechar las hojas de este vegetal, quizás por desconocimiento de sus propiedades. Las hojas contienen proteínas, fósforo, zinc, fibra, vitamina B6, magnesio, potasio, cobre, y manganeso, vitamina A, vitamina C, calcio y hierro.

Las hojas de remolacha en contienen mayor cantidad de hierro que las espinacas y las acelgas y por increíble que parezca, tienen valor nutricional más alto que la misma remolacha.

Investigadores han descubierto que la hoja de la remolacha previene la osteoporosis combate el Alzheimer y estimula la producción de anticuerpos y glóbulos blancos.

Excelente combinación de verduras en un suplemento vitamínico

Además de consumir el betabel o remolacha en las formas tradicionales ya mencionadas, actualmente, existe la posibilidad de adquirir un extraordinario producto como Verde Salud, que combina los beneficios de esta hortaliza con otros ingredientes naturales.

Este innovador suplemento consiste en un complejo de verduras orgánicas hecho a base de verduras, frutas y vegetales de origen orgánico para velar por el bienestar integral.

Al hablar de alimentos orgánicos, se hace referencia a productos obtenidos sin la aplicación de herbicidas, pesticidas ni insecticidas. Tampoco han sufrido alteraciones genéticas. Por lo tanto al consumirlos no estamos ingiriendo agentes químicos dañinos para la salud.

Insignia orgánica de producto con el árbol en textura de madera. Fondo de ilustración.Al adquirir Verde Salud, tenemos la oportunidad de ganar un aliado para lograr un estilo de vida saludable. Es una perfecta combinación de los beneficios presentes en cada fruta, verdura y vegetal que lo compone.

Verde Salud está debidamente certificado como producto orgánico por la International Certification Services, Inc. la cual es una empresa autorizada para la certificación de productos orgánicos.

Los componentes de Verde Salud se basan en dos grupos principales:

  • Mezcla orgánica de verdes. Alfalfa, cebada, avena, brócoli , espinaca, repollo , guisantes, coliflor, hoja de perejil, brote de Bruselas, col rizada, pepino, apio y espárrago.
  • Mezcla orgánica de frutas y verduras. manzana, remolacha, zanahoria, tomate , fresa, cereza agria, mora, ajo, cebolla verde, arándano, frambuesa , raíz de jengibre, arroz y pimiento verde.

Ya no tienes excusas en no consumir el betabel en tus comidas. Hazlo semanal y conocerás lo maravilloso de este vegetal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *