calcio para huesos y dientes sanos

Huesos fortalecidos y a otras funciones gracias al calcio

Huesos fortalecidos y a otras funciones gracias al calcio

Última actualización: 07-02-2019. Equipo Nutricioni

El calcio es un mineral esencial para el mantenimiento de nuestro cuerpo. Su alcance no solo va más allá de fortalecer los huesos, sino también que participa en las funciones de diferentes actividades en nuestro cuerpo.

Al consumir este mineral, gran parte se acumula en nuestros huesos, participa en el ritmo cardiaco del corazón, controla la presión cardiaca y el colesterol.

Participa en la funcionalidad de los músculos y de los nervios del cuerpo. El calcio al ser consumido debe trabajar en equipo con el magnesio.

Tanto el calcio como el magnesio, tienen interactividad si hay deficiencia de uno, el otro definitivamente se verá afectado.

Debemos consumir alimentos del tipo lácteos como la leche, el queso, el yogur, que son los que manifiestan mayor cantidad de calcio en sus componentes.

NervSoport es un buen suplemento para fortalecer nuestro cuerpo, gracias a la presencia de minerales como el magnesio y el calcio.

Para evitar un bajo índice de calcio en nuestro cuerpo, es necesario contar con una buena alimentación rica en vitaminas y minerales.

La influencia del mineral en nuestro cuerpo hace que nuestros huesos puedan crecer y ser más fuertes.

Su interacción con otros nutrientes como la vitamina D y la vitamina K hacen que nuestros huesos sean más resistentes a padecer fracturas.

El calcio y su manera de trabajar en nuestro cuerpo

calcio para huesos y dientes sanos

Este mineral es un escudo que protege a nuestros huesos de padecer enfermedades como la osteoporosis, teniendo una gran presencia en nuestro organismo.

Ocupa el 2% de la totalidad del peso corporal, ocupando un kilo con 200 gramos y alojado en su mayoría en los dientes y diferentes huesos.

El calcio es el que tiene mayor presencia en nuestro cuerpo. Ocupa el cuarto lugar de los mayores componentes del cuerpo atrás del agua, las grasas y las proteínas.

En muy poca cantidad la podemos localizar en las células de los músculos, los líquidos intersticiales y a través de la sangre.

Nuestros huesos se fortalecen y desarrollan gracias a 2 minerales que son el fósforo y el calcio, este último se encarga de su formación y protección.

Nuestro organismo debe mantener un correcto equilibrio en cuanto a la cantidad presente del calcio, ya que puede ser dañino tanto un exceso como una deficiencia.

Su principal aporte lo podremos obtener a través de la alimentación y entre los alimentos con mayor presencia de calcio tenemos los alimentos lácteos.

Otras opciones son las hortalizas de hojas verdes oscuras como el brócoli, la espinaca y la acelga, los frutos secos, las anchoas, las sardinas y el tofu.

El tofu es una opción de origen vegetal muy rica en calcio, aunque si se prepara con oxalato de calcio su cantidad será 4 veces mayor que la leche entera de vaca.

Nuestro cuerpo se le puede dificultar absorber el calcio obtenido de los alimentos si este presenta deficiencia de vitamina D, una vida de estrés, el exceso del café y alcohol.

Cuando una persona tiene un consumo elevado de carne, comenzará a experimentar pérdida de calcio a través de la orina desmineralizado la estructura ósea de los huesos.

Tengamos en cuenta que de todo el calcio que se llega a obtener en la alimentación solo un 30% es consumible. Este se debe evitar consumir junto a la fibra.

Problemas en los huesos: la falta de calcio

El calcio es un mineral que se encuentra en constante pérdida diaria en nuestro cuerpo a través de las uñas, el cabello, la orina y nuestra piel.

Este proceso de pérdida no se puede evitar por eso es necesario tenerlo muy presente en nuestra dieta, para así manifestar una deficiencia.

Nuestro cuerpo puede estar falto de calcio si no consumimos la cantidad necesaria o si nuestro cuerpo no lo consume correctamente por ciertas causas.

Entre el grupo de las personas con mayor vulnerabilidad a manifestar deficiencia de calcio tenemos aquellos que presentan intolerancia a la lactosa, las mujeres y los niños.

Gracias a su aporte extra de calcio y magnesio a nuestro cuerpo, NervSoport es un buen suplemento que beneficia a nuestro cuerpo garantizando el aporte de estos minerales.

Las mujeres menopáusicas experimentan cambios importantes en su organismo, lo que las deja muy vulnerables a padecer deficiencia de calcio.

Cuando nuestro cuerpo manifiesta deficiencia de calcio este presenta ciertos síntomas que son fatiga y debilidad física, huesos vulnerables, osteoporosis.

Quebraduras en los huesos, dificultad en el proceso de coagulación, dificultad en la presión y ritmo cardiaco, retraso en el desarrollo y crecimiento en los niños.

Dependiendo la edad, la persona necesita consumir una cantidad necesaria de calcio, esta la podrá obtener consumiendo alimentos lácteos y vegetales verdes.

Con una dieta en donde estos alimentos estén presentes de manera correcta, será más que suficiente para llegar a la cantidad necesaria que nuestro cuerpo necesita.

Consumiendo calcio dependiendo de la edad. ¿Hasta dónde el cuerpo es vulnerable?

Si existen complicaciones en el tema de la deficiencia de calcio en el cuerpo, será necesario pedir intervención médica y el decidirá si consumimos suplementos.

Depende la edad la dosis diaria es distinta. Por ejemplo, los bebés de 0 a 6 meses deben consumir 200 mg, de 7 a 12 meses 260 mg, de 1 a 3 años 700 mg, de 4 a 8 años 1 gramo.

De 9 a 13 años 1300 mg, de 14 a 18 años 1300 mg, las mujeres y los hombres de los 19 a 49 años 1 gramo, después de los 50 años el hombre 1 gramo y la mujer 1200 mg.

La mujer durante su etapa de embarazo y el periodo de lactancia debe consumir 1300 mg de calcio al día, para garantizar una buena salud a ella y al bebé.

El calcio es muy importante para las diferentes etapas de la vida del ser humano, interviene en la formación de los huesos y los dientes del bebé.

Durante la adolescencia, los huesos necesitan del calcio para que estos puedan crecer y aumentar su tamaño.

Cuando el ser humano es adulto la estructura externa de los huesos es más porosa, así que necesita su aporte constante de calcio para mantenerse muy sólido.

A medida que el ser humano envejece se vuelve más vulnerable a que nuestros huesos padece de osteoporosis, sobre todo en las mujeres con más de 50 años.

Teniendo muy en cuenta nuestra dieta y los alimentos que la componen, ellos deben tener presencia del calcio, magnesio, vitamina K y vitamina D.

La combinación de estos nutrientes nos da mayor garantía de que nuestros huesos puedan absorber con mejor facilidad la cantidad de calcio necesaria.

Calcio: ¿Cómo actúa en nuestro cuerpo?

Ya hemos descrito las funciones principales de este mineral en nuestro cuerpo, sin embargo podemos destacar todas sus cualidades en nuestro organismo.

Entre las virtudes que el calcio le puede manifestar a nuestro cuerpo, tenemos los siguientes:

Tiene efectos anticancerígenos: el consumo del calcio nos puede llegar a prevenir del cáncer combatiendo la formación de las células cancerígenas por su aporte celular.

Cuando consumimos el calcio en combinación con la vitamina D nuestro organismo aumenta sus defensas en contra del ataque de cáncer de colon, estómago y mamario.

Fortalece la estructura ósea: este mineral es uno de los protagonistas para que nuestros huesos crezcan y manifiesten una estructura mucho más sólida.

Cuando se combina con el magnesio estamos asegurando una mayor absorción de calcio en nuestros huesos.

Su ingesta con la vitamina K y la vitamina D protege a nuestra estructura ósea a que no sea frágil y vulnerable a padecer fracturas.

El calcio se encarga de formar la presencia de la hidroxiapatita que garantiza la salud y el buen funcionamiento de los huesos.

Disminuye la hipertensión: su trabajo está enfocado en regular y nivelar las funciones de nuestro corazón.

Se encarga de mantener un ritmo más saludable al funcionamiento de nuestro corazón, esto es porque dilata los vasos sanguíneos por donde circula la sangre.

Interviene en la funcionalidad de músculos y nervios: el calcio participa en una buena comunicación entre los impulsos nerviosos y así haya un mejor desempeño.

Viéndose grandemente beneficiado en las actividades musculares y nerviosas que nuestro cuerpo realiza.

NervSoport garantiza una buena participación de los minerales como el calcio y el magnesio en el consumidor, facilitando que nuestros huesos puedan fortalecerse.

Forma un escudo defensivo en contra la osteoporosis: al elevar la resistencia ósea, el calcio evita que nuestros huesos sean vulnerables a la osteoporosis.

Previniendo de esta manera que nuestros huesos manifiesten pérdida de la masa ósea, deterioro en su estructura y ser vulnerable a daños físicos.

Calcio: mineral utilizado para el tratamiento de ciertos males

La cantidad que nuestro cuerpo necesita de calcio para su mantenimiento es de 1200 mg durante el día, esto se puede obtener muy fácil a través de la alimentación.

Cuando nuestro cuerpo se mantiene en buena condición y los niveles de calcio son óptimos, los demás niveles y funciones corporales no se verán afectados.

Por ejemplo, la vitamina D es difícil obtenerla a través de la alimentación y aunque los rayos del sol nos ayudan su aporte no llega a ser suficiente.

Pero si existe un buen funcionamiento y respuesta en los huesos y otros órganos responsables, puede existir un aumento del nivel de esta vitamina.

Si se presentan ciertas complicaciones en los niveles de este mineral en nuestro cuerpo, es bueno acudir a una consulta médica y el decidirá si consumimos suplementos.

Cuando una persona manifiesta problemas de osteoporosis es importante mantener el consumo adecuado de calcio y de vitamina D para evitar el daño óseo.

También se optará por el consumo de tratamientos osteoactivos en base de anabolizantes y anticatabólicos y garantizar una mejor cobertura antifractura.

Para enfrentar con mayor capacidad los efectos de la osteoporosis, es necesario contar con el chequeo de un especialista quien proporcionará de un tratamiento.

Esta medicación estará basada en diferentes suplementos de calcio y vitamina D, así como una dieta enfocada a corregir la deficiencia y la protección de la estructura.

Afortunadamente, los tratamiento desarrollados hoy en día son muy buen visto, ya que evita los diferentes malestares y daños que causa la fragilidad ósea.

Estos tratamientos están enfocados en mantener una buena provisión del calcio y la vitamina D en nuestro cuerpo, asegurando que los huesos absorban la mayor cantidad.

La osteoporosis puede causar que los huesos se fracturen de gravedad por causas como un simple movimiento o una caída leve.

El tratamiento evita estos daños fortaleciendo nuestros huesos y evitando la fragilidad que llega a manifestar la enfermedad llamada osteoporosis.

Calcio: elemento indispensable para el deporte

Mano con pulgar arriba, por alimentos que son ricos en calcio encima de tabla de madera

Este mineral al igual que otros nutrientes son indispensables para que nuestro cuerpo pueda desempeñar una mejor función durante las actividades deportivas.

Las mujeres que realizan disciplinas deportivas necesitan aún más los aportes de este mineral, debido a la gran vulnerabilidad como mujer y sus distintos cambios.

Las mujeres también suspenden el consumo de leche porque en ella hay presencia de grasa y esta puede aumentar su peso corporal, lo mejor es sustituirla por leche de soja.

Lo importante es no dejar de consumir calcio cuando sometemos nuestro cuerpo a distintas disciplinas deportivas, sobre todo si estas son muy intensas.

NervSoport le presta a nuestro cuerpo las herramientas necesarias para que manifieste el mejor desempeño físico gracias a sus componentes nutricionales.

Durante el entrenamiento, nuestros huesos están sometidos a soportar sesiones intensas de actividades físicas y a múltiples impactos, por eso deben ser fortalecidos.

La intensidad física manifiesta sudoración corporal, este proceso hace que nuestro cuerpo pierda cantidades importantes de calcio durante la actividad.

Una mujer deportista debe compensar esta pérdida ingiriendo un suplemento de calcio de 400 mg, 2 veces durante el día.

El objetivo es evitar que nuestro cuerpo carezca de este mineral y sea vulnerable a lesiones, roturas de huesos y a futuro la aparición de osteoporosis.

El deportista debe considerar con suma importancia mantener niveles sanos de calcio, para disfrutar de un cuerpo fuerte, saludable y resistente.

A las personas que no practican deporte de manera continua, es necesario asegurarse de consumir los nutrientes necesarios para conservar nuestra salud.

Siempre se debe acudir a un especialista para que nos dé su visto bueno, si necesitamos consumir suplementos de calcio o no.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *