hipotension, Signos y síntomas de hipotensión. Síntomas de presión arterial baja

Hipotensión tratamiento actual, a tu alcance y efectivo

Hipotensión tratamiento actual, a tu alcance y efectivo

Última actualización: 03-02-2019. Equipo Nutricioni

hipotension, Signos y síntomas de hipotensión. Síntomas de presión arterial baja

Hipotensión tratamiento a base de medicamentos recetados, naturales y caseros todos capaces de nivelar tu presión arterial según tus síntomas.

La hipotensión es uno de los nombres con el que se define la condición de presión arterial baja y cuenta con características bien marcadas para reconocerla.

Pero su característica principal es un descenso en la velocidad del ritmo cardíaco, es decir los latidos del corazón comienzan a experimentar un ritmo más paulatino (lento).

Otras de las características o síntomas que sufren las personas con hipotensión son:

Desmayos.
Mareos.
Visión borrosa.
Confusiones momentáneas
Sensación de debilidad.
Somnolencia.
Pérdida del conocimiento.
Náuseas.

Todos estos síntomas se producen al sufrir de hipotensión porque tanto el corazón, el cerebro y el resto de los órganos del cuerpo humano no reciben la cantidad de sangre necesaria para cumplir sus funciones.

Lo interesante de la hipotensión y lo que a su vez pone en manifiesto que cada ser humano es un mundo distinto.

Es el hecho de lo que para ti sea considerado presión arterial baja para otra persona puede ser un nivel normal y no presenta riesgo.

En cuanto a esto, los médicos especialistas afirman que la presión arterial es considerada baja solo cuando evidencia síntomas y por tanto se debe buscar la evaluación de un médico.

Entre las causas que originan esta condición están, un desajuste en los mecanismos del cuerpo que controlan la presión arterial, impidiendo que estos se comuniquen correctamente y envíen las señales correctas.

También se puede sufrir de presión arterial baja (hipotensión) si en el pasado hubo consumo de drogas, bebidas alcohólicas, abuso de medicamentos analgésicos, diuréticos y otros.

O bien producirse como consecuencia de sufrir arritmias cardiacas, palpitaciones o una descompensación diabética.

Mientras que en algunas personas sufrir de hipertensión no representa un problema para llevar a cabo su vida en otras puede ser potencialmente grave e incluso inducir a la muerte.

Hipotensión mediada o grave ¿con qué síntomas te identificas?

Existen varios tipos de hipotensión que se pueden clasificar según sus características. Lee la siguiente lista e identifica tu tipo:

Hipotensión mediada neuralmente: Esta hipotensión se identifica al existir descensos sumamente notorios de la presión sanguínea, además existe una descoordinación entre el cerebro y el bombeo de sangre del corazón.

Las personas con este tipo de hipotensión suelen tener problemas para mantener durante mucho tiempo una posición vertical.

Es decir, tanto niños como adultos presentan esta hipotensión al haber pasado mucho tiempo de pie y se debe a una falta de envió de señales y comunicación entre el cerebro y el corazón.

Hipotensión grave: Es causada por alguna situación que sea bastante grave o intensa, como por ejemplo un ataque al corazón,una pérdida de sangre, arritmias cardíacas muy habituales, ingesta excesiva de fármacos y otros.

Es necesaria una evaluación completa por parte de un médico para diagnosticar si el paciente presenta sus síntomas característicos.

Los cuales son boca seca, palidez, dolor de cabeza, debilidad o adormecimiento, episodios de confusión, sudoración en las manos o el cuerpo en general, visión borrosa e incluso puede llegar a convulsionar.

Se debe evaluar sus signos vitales, pulso, temperatura corporal, presión arterial y respiración.

Según su nivel de gravedad y los síntomas que presente, el médico definirá si debe estar en observación o no.

Otro tipo de hipotensión aunque poco común es aquella que se da por daños en el sistema nervioso.

Al existir tales daños se ven afectadas las funciones de la digestión, la frecuencia respiratoria, y la presión arterial.

desmayo, Inadecuado dando agua después del desmayo, horizontal.

El "yeyo" que sufres al ponerte de pie se llama hipotensión ortostática

Otro tipo de hipotensión es la ortostática, donde su aparición no se debe únicamente por alguna enfermedad que ya preexiste en el cuerpo y que suele durar unos pocos minutos.

Factores como la deshidratación y pasar de estar acostado a ponerse de pie muy rápidamente, son los que pueden provocar esta baja de tensión.

Esto es, porque al ponernos de pie la gravedad envía la sangre hacia la parte baja del cuerpo, es decir abdomen y piernas, haciendo que disminuya el flujo sanguíneo hacia el corazón y por ende disminuye la presión arterial.

Es común escuchar que algunas personas (mayormente adultos mayores) luego de comer presentan presión arterial baja, es lo que se conoce como hipotensión posprandial y puede inducir a una hipotensión ortostática.

Otra de sus causas de aparición son los problemas endocrinos como son, un nivel bajo de azúcar en la sangre, trastornos de la tiroides e insuficiencia suprarrenal.

Ya que dañan los nervios encargados de equilibrar la presión arterial.
La hipotensión ortostática también llamada hipotensión postural solo se considera grave si en vez de durar unos minutos se prolonga más tiempo.

Si presentas síntomas de la hipotensión como por ejemplo náuseas, desmayos, pérdida del conocimiento, deshidratación o confusión al ponerte de pie.

Acude al médico y descarta la posibilidad de que se trate de un problema más grave.

El último tipo de hipotensión al cual hicimos mención rápidamente en las líneas anteriores es la hipotensión posprandial o presión arterial baja después de comer.

Esta ocurre por un fallo en el aumento de la frecuencia cardíaca lo que impide que los vasos sanguíneos se contraigan y no se mantenga un nivel acorde en la presión arterial.

Para disminuir sus síntomas y evitar que se siga presentando luego de cada comida se recomienda comer porciones pequeñas de comida, especialmente alimentos bajos en hidratos.

Y disminuir la dosis de medicamentos, siempre con supervisión médica.

¡La noticia que esperabas! Tratamientos a tu disposición

Algo que queremos recalcar es que la hipotensión no siempre representa un impedimento para continuar con nuestras vidas.

Si hay un porcentaje que se ve bastante afectado, pero es muy pequeño y a pesar de eso la medicina ha tenido grandes avances.

Así que si estás buscando un tratamiento muy posiblemente te hayas identificado con los tipos de hipotensión que existen o lo hayas identificado en alguien cercano.

Pero tranquilo, si hay solución y lo primordial es mantener la calma y mantenerte motivado, veras que con simples hábitos notaras grandes cambios en tu salud.

Por ejemplo si tu diagnóstico reveló que se trata de una hipotensión ortostática, el médico puede hacer unos cambios en la dosis de los medicamentos recetados para tener mejores resultados.

Si se trata de una hipotensión grave se te serán suministrados sueros o recibir una transfusión de sangre y se te recetará medicinas para que aumente tu presión arterial.

Si por el contrario te has identificado con una hipotensión mediada neuralmente lo que debes hacer es evitar estar de pie durante mucho tiempo.

Puedes usar también medias especiales de compresión para evitar que la sangre se acumule en las partes bajas del cuerpo, bebe abundante líquido y evita los lugares calurosos.

Y si se presentan los síntomas de la hipotensión busca rápidamente un lugar donde puedas recostarte para descansar con los pies elevados más arriba de la altura del corazón.

La gran mayoría de los médicos recomiendan que ante un episodio de presión arterial baja se le suministre a la persona afectada algún dulce o bebida con azúcar.

Pero solo si la persona está consciente, nunca si se encuentra desmayado o inconsciente.

Aumenta tu presión arterial de forma natural con estos alimentos

Existen ciertos alimentos que te ayudarán a equilibrar tu presión y son grandes aliados para que no tengas que volver a sufrir los incómodos síntomas de la hipotensión.

Chocolate: Comenzamos esta lista con una deliciosa opción, los chocolates oscuros con un gran porcentaje de cacao son muy saludables y por su alto contenido en teobromina (sustancia estimulante del sistema nervioso).

Es ideal para subir la presión arterial y mejorar notablemente el flujo sanguíneo.

Así que la próxima vez que salgas no olvides meter un trocito de chocolate en tu bolso.

Bebidas deportivas: Su nombre correcto es el de bebida con electrolitos y poseen un gran número de minerales como el potasio, sodio y magnesio.

Prueba estas bebidas isotónicas y veras que los síntomas como el cansancio, las náuseas y la descomposición física, comienzan a desaparecer.

Café o té: Aunque las bebidas con cafeína no son muy recomendadas para el día a día, en caso de sufrir tensión baja si, por supuesto siempre con mensura.

Frutos secos: Tales como avellanas, almendras, nueces y ciruelas pasas tienen un alto contenido en vitamina B un componente importante para equilibrar la presión y evitar tanto la hipotensión como la hipertensión.

Quesos: Si te llega a bajar la presión verás que comer un cuadrito de queso, te vendrá como anillo al dedo.

Su secreto se debe al porcentaje de sodio que lleva en su interior el cual es muy favorecedor para evitar la presión arterial baja.

Otras opciones parecidas al queso son las aceitunas, pepinillos o algún bocadillo de pavo o pollo.

Regaliz: Sin duda una de las mejores opciones para prevenir los síntomas de la hipotensión.

Lo mejor de esta opción es que puedes consumirla en cualquier opción del año y en múltiples presentaciones, por ejemplo puedes preparar una infusión de regaliz o preparar algún postre.

Medicamentos que nivelan tu presión arterial

Actualmente existen algunos medicamentos formulados a base de los mejores componentes capaces de llevar la presión arterial a un nivel acorde para que no se de la hipotensión.

Sus objetivos son aliviar los síntomas comunes de una baja de tensión y prevenir las náuseas y mareos.

Un ejemplo de ellos es Frambuesa Anticrón un producto formulado principalmente a base de frambuesas rojas capaz de equilibrar la presión arterial y reducir el colesterol malo.

Las frambuesas rojas son una poderosa fuente de antioxidantes, lo que fortalece al sistema inmune contra enfermedades e infecciones, además reduce el riesgo de sufrir ataques cardíacos.

Frambuesa Anticrón también es un gran aliado para tratar enfermedades del riñón, como la insuficiencia renal o la nefritis.

Por si fuera poco consumir habitualmente Frambuesa Anticrón reduce el estrés y la ansiedad, ambos factores desencadenantes de múltiples enfermedades como es la hipotensión.

Junto a una dieta equilibrada Frambuesa Anticrón garantiza el bienestar general, de hecho este producto resalta del resto de medicamentos de venta libre que puedan existir en el mercado por su innovadora y muy acertada fórmula.

Existen otros fármacos como por ejemplo los simpaticomiméticos que son bastante utilizados para tratar la presión arterial baja, su funcionamiento se basa en estimular los latidos del corazón para impulsar el flujo sanguíneo.

El problema con estos es que pueden generar efectos secundarios como taquicardias por lo que no se recomienda su uso en caso de enfermedades cardíacas o similares.

Una tercera opción es la fludrocortisona, la cual es una hormona sintética que aumenta el flujo de sangre y por tanto la presión arterial, usando como mecanismo la disminución de salida de sal y agua presentes en el riñón.

Esta hormona es especialmente recetada para personas con hipotensión ortostática, es decir personas que presentan una baja de tensión al levantarse bruscamente.

Aceite esencial de romero natural con ramitas de romero fresco

Remedios caseros para controlar la hipotensión

Aunque existen fármacos especialmente formulados para tratar la hipotensión, muchos de ellos producen algunos efectos secundarios.

Por eso te recomendamos que antes de usar fármacos, busques opciones más naturales, aquí te dejamos algunas ideas:

Agua con sal: Es súper fácil de hacer, además utilizas dos ingredientes que indudablemente tienes en tu cocina.

Se utiliza sal porque este favorece la retención de líquidos, pero tranquilo no te asustes con esa cualidad, ya que en pequeñas porciones favorece a que la tensión suba y se nivele.

Cafeína: Las bebidas con cafeína harán que tu presión suba de inmediato, puedes beber ya sea café o té, con cualquiera de las dos está bien, y por supuesto recuerda no ver en los excesos.

Cola de león: Este compuesto es ideal para combatir el decaimiento y la fatiga, protege al sistema nervioso y al sistema cardiovascular, además por sus propiedades favorece el flujo sanguíneo y equilibra la presión arterial.

Aceite esencial de romero: Uno de los aceites con mayores beneficios, gracias a su composición, utilizado de forma corporal estimula el sistema nervioso y favorece la circulación en las piernas.

Infusión de jengibre: Para realizarla solo necesitas mezclar un poco de jengibre rallado en una taza de agua y dejar reposar por al menos 10 minutos.

Si tomas esta infusión con regularidad verás grandes mejoras ya que favorece la circulación y previene los coágulos de sangre.

Ginseng: Denominado por muchos como la planta medicinal por excelencia, regula la presión arterial de forma general, es decir impulsa un equilibrio para que no exista hipotensión o hipertensión.

Puedes realizar una infusión de ginseng utilizando su raíz molida y dejándola reposar en una taza de agua caliente por 20 minutos.

¿Cómo ayudar a alguien que sufre hipotensión?

Una pregunta muy interesante de responder, ya que es común que muchas personas se sientan intimidadas o incluso neutralizadas al presenciar a alguien tener una baja de tensión.

Cosa que resulta completamente normal pues nos preguntamos ¿qué hago? ¿si le doy un dulce realmente lo estoy ayudando? ¿se va a morir justo ahora?

Si amigos todas esas preguntas pueden pasar por la mente de una persona que no tiene ni la más mínima idea de que hacer, pero tranquilo existen algunos truquillos que puedes poner en práctica.

Lo primero que debes hacer es mantener a la persona fresca, es decir no permitas que otras personas se aglomeran a su alrededor ya que esto aumentará su temperatura corporal y se le bajara aún más la presión.

Si es necesario desabrocha un poco su ropa ya que la ropa que es muy ajustada obstruye el paso de la circulación sanguínea.

Si la persona que ha sufrido la hipotensión se encuentra desvanecida, acuestalo sobre un mueble o un sofá e intenta subir sus piernas para impulsar que la sangre se desplace más rápido al cerebro.

No intentes que se siente o que recobre fuerzas inmediatamente, lo mejor es se permanezca acostado unos minutos.

Si la persona está inconsciente acuestalo sobre uno de sus costados esto permitirá que no termine asfixiándose con su propia lengua.

Es importante que te asegures que el afectado está respirando, de lo contrario llama a emergencias y mientras estos llegan realiza alguna técnica de reanimación.

Y por supuesto no te olvides de mantener la calma durante toda la situación, esto es fundamental para poder ayudar a la persona en cuestión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *